...

YIYE AVILA. EL FIN SE ACERCA. VIDEO DE YOUTUBE


YIYE AVILA. ELIAS Y LOS BAALES. VIDEO DE YOUTUBE


YIYE AVILA. EL PORUQ CRISTO SANA. VIDEO DE YOUTUBE


YIYE AVILA. EL PARALITICO. VIDEO DE YOUTUBE


YIYE AVILA. EL SACRIFICIO DE LA CRUZ. VIDEO DE YOUTUBE


YIYE AVILA. LA NEGACION DE PEDRO. VIDEO DE YOUTUBE


EL AYUNO. YIYE AVILA. VIDEO DE YOUTUBE


ARMAGEDON. YIYE AVILA. VIDEO DE YOUTUBE


DIFERENCIA ENTRE EL TRIGO Y LA PAJA. YIYE AVILA. VIDEOD E YOUTUBE.


EL RAPTO. YIYE AVILA. VIDEO DE YOUTUBE


VISIONES. YIYE AVILA. VIDEO DE YOUTUBE


Yiye Avila desenmascara a Luis Palau. Video de Youtube


ASESINATO DE CARMEN ILIA. MENSAJE DE YIYE AVILA. VIDEO DE YOUTUBE


COMO SE DEBE AYUNAR PARA CRECER ESPIRITUALMENTE. YIYE AVILA. VIDEO DE YOUTUBE


FUNERAL DEL HERMANO YIYE AVILA. VIDEO DE YOUTUBE


LA EXISTENCIA DEL ALMA. YIYE AVILA. VIDEO DE YOUTUBE


LAS 25 ADEVERTENCIAS DE DIOS. YIYE AVILA. VIDEO DE YOUTUBE


PASOS PARA ORAR EN EL ESPIRITU. YIYE AVILA. VIDEO DE YOUTUBE


HISTORIA DE LOS BAUTISTAS


preparado por: Rev. Jorge L. Cintrón
Pastor Primera Iglesia Bautista
Cayey, Puerto Rico

Históricamente el término bautista se utiliza por primera vez para distinguir un grupo de iglesias en Inglaterra en el siglo XVII. Desde ese momento tenemos una sucesión ininterrumpida de iglesias llamadas bautistas.
Las iglesias bautistas no consideran a ninguna persona como su fundador. La Iglesia Católica Romana considera a Pedro su fundador. La Iglesia Luterana tiene como fundador a Lutero. Juan Calvino es el fundador de la Iglesia Presbiteriana. La Iglesia Anglicana encuentra su origen en el rey Enrique VIII. La Iglesia Metodista tiene como su fundador a Juan Wesley.
El espíritu bautista y los principios bautistas han existido desde la época apostólica. Los “bautistas” han existido desde los comienzos del cristianismo.
A través de la historia de la iglesia siempre han habido grupos que han sostenido prácticas parecidas a las que los bautistas sostienen. En los primeros siglos surgieron los Montanistas (S.II), los Novicianos (S.III), los Donatistas (S.IV), los Paulicianos (S.V). Estos grupos aunque surgieron en épocas diferentes y tenían prácticas diferentes coincidían en varios aspectos. Sostenían que el Nuevo Testamento era su única norma de fe y práctica. Rechazaban el bautismo de infantes. Afirmaban que la membresía de la iglesia era una regenerada. Practicaban el bautismo por inmersión. Posteriormente surgen otros movimientos disidentes en la iglesia -Valdenses, Albigenses, Pobres de Lyon- sosteniendo prácticas parecidas a las bautistas. Durante el periodo de la Reforma Protestante, siglo XVI, surgen grupos que son identificados con el término anabautistas. Este término fue usado indiscriminadamente para nombrar todo grupo que difería de los grupos reconocidos en la Reforma Protestante. Bajo ese término se incluyeron grupos que no tenían nada en común. Los grupos que propiamente eran anabautistas tenían varios conceptos comunes. Entre estos se encontraban; el rechazo del bautismo de infantes, la práctica del bautismo por inmersión, la membresía de la iglesia como una regenerada, La Biblia como única norma de fe y práctica, la libertad de conciencia, y la separación iglesia y estado.
A principios del siglo XVII surge dentro de la Iglesia Anglicana en Inglaterra un movimiento puritano-separatista. Este movimiento afirmaba que la Iglesia Anglicana necesitaba reformas mayores. Señalaba que esa iglesia podía ser reformada por personas cuya lealtad fuera únicamente a la Palabra de Dios. Fue un movimiento espontáneo que surgió debido al énfasis sobre la lectura y el estudio del Nuevo Testamento. Ese esfuerzo reformador fue perseguido por la Iglesia Anglicana. Surgieron pequeñas congregaciones. La persecución fue tal que algunas de esas congregaciones tuvieron que emigrar a Holanda. Es en medio de esta situación que surge el grupo de “peregrinos” del Mayflower que llega a Norte América huyendo de la persecución religiosa.

Roger Williams, un ministro separatista inglés, fundó en 1636 la colonia de Rhode Island. Fundó en Providence, Rhode Island en el año 1639 la primera iglesia bautista en Estados Unidos. Posteriormente las iglesias bautistas comenzaron a desarrollarse libremente en ese país.

La obra misionera moderna comenzó en el año 1793 con William Carey un bautista inglés que se desplazó a India para hacer labor misionera. Adoniram Judson y Luther Rice fueron comisionados para el servicio misionero por varias iglesias de los Estados Unidos en 1812 motivados por la labor de William Carey. En su viaje a India para unirse a la obra de William Carey aceptaron las enseñanzas bíblicas de los bautistas. Esta decisión de Judson y Rice provocó la creación de la CONVENCION MISIONERA GENERAL DE LA DENOMINACION BAUTISTA DE LOS ESTADOS UNIDOS PARA MISIONES EN EL EXTRANJERO. En el año 1817 Joe Mason Peck y James Welch comenzaron un trabajo misionero en Missouri. Otras obras misioneras comenzaron en los Estados Unidos. La necesidad de materiales para esta tarea hizo que surgiera en 1824 la SOCIEDAD DE TRATATADOS DE LOS BAUTISTAS GENERALES. LA SOCIEDAD DE MISIONES DOMESTICAS BAUTISTAS AMERICANAS surgió en 1832 para sostener la obra misionera en los Estados Unidos.

La tensión racial que surgió en los Estados Unidos comenzó a sentirse en estas tres asociaciones bautistas. La esclavitud era considerada mala por la mayoría de los bautistas. Una pequeña minoría de los bautistas estuvo dispuesta a aferrarse a ella. El surgimiento del movimiento abolicionista en el norte de los Estados Unidos provocó que los bautistas de las iglesias del área norte y los bautistas del área sur se fueran distanciando. Había bautistas en funciones de liderato en ambos bandos de la contienda racial. La CONVENCION MISIONERA GENERAL DE LA DENOMINACION BAUTISTA DE LOS ESTADOS UNIDOS PARA MISIONES EN EL EXTRANJERO se había declarado neutral en cuanto a la esclavitud. Luego de una discusión del asunto aprobó la siguiente declaración: “Que al cooperar juntamente como miembros de esta convención en la obra de misiones extranjeras, rechazamos toda sanción, ya expresa o implícita, en favor o en contra de la esclavitud; pero como individuos somos libres para expresar y promover en otra parte nuestras opiniones sobre estos asuntos en una manera y espíritu cristianos.” Posteriormente la Junta Directiva de la convención al responder a unos asuntos relacionados con esta contienda expresó: “Si alguien se ofreciera como misionero, teniendo esclavos, e insistiera retenerlos como de su propiedad, no podríamos nombrarlo. Una cosa es cierta, nunca podremos ser parte en un arreglo que implique la aprobación de la esclavitud.” Un grupo de iglesias del área sur de los Estados Unidos reaccionando a la posición de la Junta Directiva de la CONVENCION MISIONERA GENERAL DE LA DENOMINACION BAUTISTA DE LOS ESTADOS UNIDOS PARA MISIONES EN EL EXTRANJERO organizaron en Augusta, Georgia la CONVENCION BAUTISTA DEL SUR. Después de la Guerra Civil surgieron muchas iglesias bautistas negras en los Estados Unidos. Estas iglesias, viendo la necesidad que tenían de unirse para establecer obra misionera y publicar materiales para su trabajo, formaron la CONVENCION BAUTISTA NACIONAL en 1886. Las otras iglesias que habían formado la CONVENCION MISIONERA GENERAL DE LA DENOMINACION BAUTISTA DE LOS ESTADOS UNIDOS PARA MISIONES EN EL EXTRANJERO, la SOCIEDAD DE TRATATADOS DE LOS BAUTISTAS GENERALES y la SOCIEDAD DE MISIONES DOMESTICAS BAUTISTAS AMERICANAS se unieron en el año 1907 en lo que se conoció como la CONVENCION BAUTISTA DEL NORTE. En el año 1972 se transformó en lo que actualmente se conoce como las IGLESIAS BAUTISTAS AMERICANAS.

Durante los años de 1899 y 1900 llegaron las primeras denominaciones evangélicas a Puerto Rico. Al llegar se dividieron la isla para el trabajo evangelístico. En términos generales los PRESBITERIANOS laborarían en el área oeste; los DISCIPULOS DE CRISTO en el área norte, los grupos que formaron los EVANGELICOS UNIDOS en el área este, y los BAUTISTAS en el área central en una diagonal de San Juan a Ponce. Los primeros misioneros bautistas en nuestro país fueron el Dr. Hugo P. McCormick en el área de Río Piedras, el Dr. A. B. Rudd en el área sur y el Rdo. Edgar L Humphrey en el área central. En el 1902 surgió la ASOCIASION DE IGLESIAS BAUTISTAS DE P.R. como producto de este trabajo misionero.

La primera iglesia bautista en Puerto Rico fue la Primera Iglesia Bautista de Río Piedras fundada en el año 1899. La Primera Iglesia Bautista de Ponce fue la primera congregación en tener su propio templo en el año 1902. La Primera Iglesia Bautista de Caguas fue la primera iglesia que se declaró en sostenimiento propio.

La Primera Iglesia Bautista de Cayey fue fundada el 23 de septiembre de 1902. Siete (7) meses antes, más o menos, habían aparecido por Cayey el Rvdo. Hugo P. McCormick y Don Carmelo Díaz Núñez, dos de los pioneros de la obra bautista en Puerto Rico. La iglesia comenzó con catorce (14) miembros los cuales fueron bautizados en la quebrada que estaba situada detrás del Telégrafo Insular.

Durante sus primeros tres años la iglesia se reunía en las casas de diferentes personas. El 10 de septiembre de 1905 se inaguró el primer templo donde se reunió la iglesia. El mismo fue remodelado y ampliado en el año 1956 e inagurado el 13 de enero de 1957. La iglesia se declaró una de sostenimiento propio el 29 de diciembre de 1935.
En diciembre de 1966 una comisión de las Iglesias Bautistas Americanas hizo, un estudio sobre las perspectivas de desarrollo de la Primera Iglesia Bautista de Cayey. Este estudio se hizo a solicitud de la iglesia. Esa comisión recomendó que se adquiriera un terreno para la construcción de unas nuevas facilidades que estuviese ubicado hacia el este cerca del área que se estaba comenzando a desarrollar. El Rev. César Maurás guió a la iglesia a comprar en el año 1981, 3.64 cuerdas en el sector de Montellano -carretera 14 Km. 72.4- al precio de $130,000.00. El 14 de abril de 2002 se colocó la primera piedra para la contrucción del PABELLÓN DE ORACIÓN. Durante el verano de 2002 se comenzó a construir el PABELLÓN DE ORACIÓN. El 28 noviembre de 2002 se celebró el primer culto en el PABELLÓN DE ORACIÓN -Culto Matutino de Acción de Gracias. La CRUZADA DE SEMANA SANTA del año 2003 se celebró en el PABELLÓN DE ORACION. La iglesia entusiasmada por esa experiencia decidió el 18 de mayo de 2003 trasladar sus actividades regulares al PABELLÓN DE ORACIÓN.

La iglesia ha sido dirigida por alrededor de unos dieciséis (16) pastores. El que más se destaca entre todos es el siempre bien recordado Rvdo. Rafael Landrón y Landrón. El ocupó el pastorado de la iglesia en dos ocasiones. Fueron muchos los logros de Don Rafael Landrón; entre ellos: que la iglesia se declarara una de sostenimiento propio, crecimiento númerico de la congregación, construcción de varias capillas en los barrios, ampliación y remodelación del templo principal. Don Rafael no fue tan solo un gran líder espiritual para su congregación, sino también un reconocido líder en el pueblo de Cayey. Después del Rvdo. Rafael Landrón han pastoreado la congregación: Israel García, Dionisio Crespo, Francisco F. Colón, César Maurás, Armando Hernández, Obdulio Lozada. Además la iglesia ha contado con la labor de varios pastores ayudantes y misioneras. Entre estos Armando Villa Falú, Angel Luis Gutiérrez, Petra A. Urbina, Ana Abigail Bonilla, Yolanda Ortiz, Jessica Torres, Eliécer Sepúlveda, Reinaldo Flores y Mireily Rabelo. Jorge L. Cintrón es el pastor de la iglesia desde 1996.

La ASOCIACION DE IGLESIAS BAUTISTAS DE PUERTO RICO fundada en 1902 se ha desarrollado en lo que se conoce como las IGLESIAS BAUTISTAS DE PUERTO RICO. Son alrededor de 101 iglesias con 25,000 miembros activos aproximadamente. Las IGLESIAS BAUTISTAS DE PUERTO RICO son una de las regiones de las IGLESIAS BAUTISTAS AMERICANAS.

La CONVENCION BAUTISTA DEL SUR inició trabajos en Puerto Rico en el año 1956. El propósito de este trabajo era suplir las necesidades religiosas de los soldados norteamericanos que habían sido destacados en la isla. Luego ampliaron su labor estableciendo iglesias en diferentes pueblos de la isla.

Las IGLESIAS BAUTISTAS AMERICANAS están constituidas por alrededor de 5,800 congregaciones con 1.5 millones de miembros. Son el cuarto grupo más grande dentro del movimiento bautista de los Estados Unidos. La CONVENCION BAUTISTA DEL SUR tiene alrededor de 15 millones de miembros. La CONVENCION BAUTISTA NACIONAL, EEUU, INC tiene alrededor de 7 millones y 3.5 millones la CONVENCION BAUTISTA NACIONAL DE AMERICA. Se estima que hay mas de 32 millones de bautistas en el mundo, sin contar las iglesias bautistas independientes que no están afiliadas a ningún grupo.


HISTORIA DE LA IGLESIA BAUTISTA: ORIGENES DE LOS BAUTISTAS

El vocablo “Bautista”, como un nombre que
describe a un cuerpo de cristianos, se usó por primera vez en idioma inglés en el siglo
XVII. Fue más bien un apodo forjado por sus opositores antes que un nombre creado
por ellos. Los así llamados “bautistas” preferían ser denominados “creyentes
bautizados”, “hermanos cristianos”, “discípulos de Cristo” o “cristianos
neotestamentarios”; ellos creían que reconstruían “la verdadera iglesia de Cristo”.
Bautistas, es un nombre muy inadecuado para la denominación que representa ya que
distorsiona en vez de aclarar la posición eclesiástica de la denominación. ¡La verdad es
que otras denominaciones cristianas ponen más énfasis sobre la importancia del
bautismo que los Bautistas! Sin embargo, con el correr de los años aquellos “creyentes
bautizados” aceptaron finalmente el apodo como nombre.
El origen de nuestra denominación se remonta al siglo XVII en Inglaterra,
como una fase del movimiento separatista que a su vez era hijo de un movimiento más
amplio, el puritanismo. Alrededor de 1633, el bautismo llegó a ser una cuestión
candente entre los puritanos, como resultado del estudio bíblico varios sectores llegaron
a rechazar el bautismo infantil. Este grupo dio un paso más adelante y restauraron el
modo neotestamentario del bautismo, la inmersión, alrededor del año 1641. La
historia de los Bautistas es más que la historia de una denominación dentro del
protestantismo, que surgió del puritanismo inglés, sino también de un movimiento que se
ha caracterizado por un espíritu no conformista. Aunque fue en 1644 cuando fue
publicada la primera “Confesión de fe” de la denominación, el espíritu bautista y los
principios bautistas han existido desde la época apostólica. Por eso, aquellos primeros
bautistas del siglo XVII preferían el nombre de “creyentes neotestamentarios”.
 A partir del siglo XVIII, el nombre “Bautista” comenzó su evolución hacia la
respetabilidad. Debido a la fidelidad de los feligreses, a los frutos de la investigación
histórica, a la práctica consecuente de los principios y al crecimiento grande de las
iglesias, la denominación llamada “Bautista” se cuenta entre las más grandes y evocan
el respeto y la admiración de sectores en el cristianismo.
 Entonces se puede concluir: La Denominación Bautista ha existido desde el
siglo XVII, pero el pueblo Bautista desde los mismos comienzos cristianos. El origen
doctrinal de la denominación se encuentra en los apóstoles. El origen espiritual se ve en
todos aquellos individuos y grupos disidentes que procuraban mantener o restaurar los
principios neotestamentarios, a pesar de la corrupción y de la persecución de la religión
oficial. El origen Histórico de la denominación esta en 1641, relacionado con la revuelta
de los puritanos separatistas ingleses contra la tiranía de una iglesia establecida. Debido
al énfasis sobre la lectura y el estudio del Nuevo Testamento, en gran parte promulgados
por los no conformistas ingleses por muchos años, estos hombres reconocieron la
falsedad de las pretensiones de la iglesia establecida (Anglicana) y aprendieron los
verdaderos principios neotestamentarios. Fue un movimiento espontáneo. Así iniciaron,
clandestinamente a veces, su esfuerzo por restaurar en aquel entonces, el modelo
neotestamentario, separándose de la iglesia Anglicana y fundando sus congregaciones.
De aquel fondo histórico surgió la denominación Bautista. Fue y seguirá siendo nada más que la reaparición de los principios neotestamentarios sobre la pantalla de la
historia.

En Venezuela para principios del 2010 se cuenta con 504 Iglesias Bautistas
agrupadas por la Convención Nacional Bautista de Venezuela (CNBV) la cual coordina los
trabajos y esfuerzos mancomunados de todas las iglesias en busca del bienestar
económico, social y espiritual de nuestro país. La CNBV agrupa las distintas iglesias por
zonas geográficas donde cada estado conforma una Asociación de iglesias dependiente
de la Convención. Nosotros formamos parte de la Asociación de Iglesias Bautistas de la
Región Capital (ASIBARCA) conformada por más de 15 iglesias. Nuestra Convención
esta inscrita en la Alianza Bautista Mundial (ABM), ente que coordina los trabajos
internacionales e ínter convenciones Bautistas con la finalidad de procurar que el mundo
entero conozca de Cristo.
La Obra Bautista en Venezuela:
Fijar un comienzo en la obra bautista venezolana, no es tarea fácil porque nadie –
salvo nuestro Dios omnisciente que está en los cielos acaso lo planificó todo- puede
asegurar, a ciencia cierta, como fue tal inicio. Nos limitaremos a mencionar y comentar
las distintas versiones, de manera que sean nuestros lectores los que tengan el privilegio
de llegar, con la con la ayuda del Espíritu Santo, a sus propias conclusiones.
Algunos- entre ellos, don Ruperto Prato, quien ya esta en la paz del Señor – hacen
coincidir el inicio de la obra bautista venezolana con un incidente que se registro varias
décadas atrás en Guasdualito (para aquel entonces, “Periquera”), en el Alto Apure.
Cuentan que don Ruperto, quien llegó a esa población, proveniente de San Cristóbal,
Edo. Táchira, “buscando oro y camorra” (para usar sus propias palabras), tuvo un
encuentro inexplicable con Dios. Para polemizar con un sacerdote católico-romano que
había errado faltándole el respeto a las damas del lugar, don Ruperto usó una Biblia que
un amigo había tenido por 12 años encerrada en un baúl. Fue tildado de “protestante”
por su antagonista. Luego por invitación de don Ruperto, visitó Guadualito, el Rev. G.A
Holmberg, misionero de la Alianza Evangélica. Otros sucedieron en esta labor de
misiones al hno. Holmberg. Más adelante, cuando se presentó el caso de un bautismo
infantil, don Ruperto polemizó de nuevo, pero esta vez con el misionero evangélico de
turno, pues, según él, mal interpretaba las Escrituras. Como era de esperarse, fue
“insultado con el título “despectivo” de “bautista”. Se cree que fue la primera vez que se
oyó nombrar esta palabra (en forma de título) en Venezuela.
Se sabe, también, que un grupo de jóvenes evangélicos – entre ellos: Julio Moros,
Rafael Urdaneta Mejías y, Principalmente, Domingo S. Bracho V. – Fue a estudiar al
Instituto Bíblico de San José de Costa Rica (hoy Seminario Bíblico Latinoamericano).
Entraron en contacto con jóvenes bautistas puertorriqueños y cubanos, compañeros de
estudio y de éstos recibieron la semilla de la sana doctrina neotestamentaria. Al
regresar Domingo Bracho de Costa Rica, Inició correspondencia con el Dr. J. E. Davis,
para aquel entonces, gerente de la Bautista de Publicaciones de El Paso, Texas. El hno.
Bracho luchó denodadamente para que el Dr. Davis viniese a Venezuela, pero este
esfuerzo se vio frustrado, porque el Señor llamó a éste a sus moras eternas.
Otros aseveran que el hecho que contribuyó positivamente y directamente el inicio
de la obra bautista venezolana, fue la amplia labor de difusión de su literatura que
desempeño la Casa Bautista de Publicaciones de El Paso, Texas. Esta editora de libros,
revistas, material educativo en general, surtía a casi todas las iglesias e instituciones
evangélicas del país. De esta manera, las practicas y doctrinas neotestamentarias fueron
sembradas en varios de los estudiantes del aquel entonces Instituto Bíblico de Maracaibo
(en 1976 Ebenezer de San Cristóbal). Estos jóvenes, bajo el liderazgo de J.J. Corti,
iniciaron una verdadera “revolución” a favor de las practicas y doctrinas “bautistas”
(léase, neotestamentarias). Al graduarse Corti, fue llamado al pastorado de la gran
Iglesia Evangélica “El Salvador” de Maracaibo (donde continuó realizando su “revolución
doctrinaria”), cargo del cual se separó para ir a iniciar la obra bautista en Acarigua, en Julio de 1944, bajo los auspicios de la Asociación de Iglesias Bautistas Independientes
para Evangelización Mundial. Esta organización era representada en Colombia, Venezuela
por la pareja de misioneros, Jaime y Elena Carder. Corti duró poco en Acarigua, pues
apercibió fiebres palúdicas y debió retirarse del lugar para recobrar la salud. Sin
embargo, ya había dejado fundada, la primera iglesia evangélica que llevó el nombre de
“Bautista de Barquisimeto”. Luego siguió la de Guanare, donde se había instalado como
obrero, Antonio Escalona.
Casi simultáneamente, don Antolín Tovar, que estaba frente de una pequeña grey
en San Nicolas, Edo. Portuguesa, al recibir visitas de los obreros, Corti, Núñez, Pérez y
Escalona, observó que sus doctrinas eran neotestamentarias, por lo que pidió lo
bautizaran, junto con todos los miembros de su iglesia.
Instituciones Precursoras:
De esta manera surgió la Asociación Bautista de Portuguesa y Lara. Integrada por
las 4 iglesias antes mencionadas, la Asociación sostenía los obreros, publicaba una
revista – “Luminar”, precursora de nuestro actual vocero denominacional – y adelantaba
obra misionera en todos los campos de Portuguesa. De Acarigua, de donde ya indicamos
anteriormente salió por razones de salud, Corti pasó a pastorear la gran iglesia Bautista
Central de Barranquilla. Esto coincidió con una tremenda crisis económica que
experimentó la Misión del Hno. Carder. La Misión Bautista en Colombia (de J.M.F. de la
Convención Bautista del Sur), por su influencia de Corti y designios del Señor, tornó su
mirada hacia la incipiente obra en nuestra Patria, apoyando económicamente, las 4
iglesias de Portuguesa y Lara. Los “Bautista del Sur” heredaron, pues, las iglesias que
integraban las Asociaciones de Portuguesa y Lara y pronto surgieron dos nuevas iglesias:
La Central de Caracas y la Primera de Maracaibo.
Para 1950, las iglesias bautistas no podían mantenerse aisladas unas de otras. Por
lo tanto, para “Semana Santa” de 1950, por iniciativa del único misionero bautista para
aquel entonces en Venezuela, T. L. Neely, se efectuó en Caracas una “reunión de obreros
laicos”, con el propósito de iniciar una serie que se llevaría a cabo dos veces al año y en
las cuales: “se cambiarían impresiones acerca de lo obra bautista en los diferentes
campos, se dictarían y recibirían cursillos y charlas con temas de interés general para la
mayor capacitación en los principios y organizaciones bautistas y en las doctrinas del
Nuevo Testamento, los cuales los bautistas han abrazado con entera fidelidad”. En la
tercera de estas reuniones (de acercamiento), celebrada en Guanare, Edo. Portuguesa,
surgió la idea de organizar una Convención Nacional. Se nombraron dos comisiones: una
de organización, integrada por: José J. Corti (Presidente) Germán Núñez B. (Secretario),
José M. Requena y Antonio Escalona (Vocales); y la otra para preparar un ante-proyecto
de constitución formada por: Luc Eustache M., J. Ulman Moss y Oscar Galdona. El 8 de
agosto de 1950 se constituyó la Convención en su Primera Asamblea con solo 6 iglesias.
Alcanzó las 46 iglesias afiliadas en 1975, hoy en día, (2008) tenemos un total de 456
iglesias afiliadas a nuestra Convención y aproximadamente 200 misiones.
Fundación de la convención:
“Ambas comisiones realizaron un trabajo digno de todo ecomio, y gracias a él, las
reuniones se llevaron a cabo con un desenvolvimiento excelente. Más parecía una
experimentada convención sesionando, que una en organización”. Así se reseña en el
primer número de “Luminar Bautista”, La Reunión de Organización de la CNBV llevada a
cabo en Acarigua, Edo. Portuguesa, los días 7 al 12 de agosto de 1951.
Una obra netamente nacional (1959- 1964):
Desde enero de 1959 hasta agosto de 1964, la convención Nacional Bautista de
Venezuela se realizó como organización. Desarrolló su propia personalidad. Alcanzó una
gran madurez, auque a un alto costo: El sacrificio de los obreros y su familias y el de
cada miembro de iglesia. Dos aspectos caracterizaron este periodo: la ofensiva en la
enseñanza de la mayordomía cristiana y discusiones con la Misión para reunificar la obra,
sobre bases diferentes de cooperación.El acuerdo previo se logró en una histórica reunión conjunta de la Junta Directiva
de la Convención y el comité Ejecutivo de la Misión, celebrada en octubre de 1963, en
Barquisimeto. Luego fue ratificado por las iglesias y aprobado por unanimidad en la XV
Asamblea, reunida en Valencia.
La escalada extraordinaria de 1964 – 1975:
Se fundó el Seminario Teológico Bautista de Venezuela. Se creo la residencia
Estudiantil Bautista de Guanare. Se instituyo el Fondo de Préstamos par Construcción de
Templos, gracias al cual, hoy en día la mayor parte de las iglesias bautistas tienen local
apropiado para desarrollar su ministerio. Se organizó, asimismo, un fondo de jubilaciones
para lo obreros; un trabajo radial, cuyo alcance trascendió toda Latinoamérica; un
ministerio musical que empezó a producir sus primeros frutos; una verdadera obra de
misiones nacionales; dos campañas evangelizadoras nacionales; y, muy importante un
riguroso desarrollo de talentos juveniles y laicos que se rinden por completo al servicio
del Señor.
En la Asamblea XXV Asamblea, en Maracaibo, agosto de 1975 y en enero de 1976 en
Caracas, (II Reunión Extraordinaria) se reestructuró, organizativamente hablando, La
Convención. Se creó el Instituto de Previsión Social de la Obra Bautista de Portuguesa

Rezos musulmanes antijudíos y anticristianos

En una emisión nacional del sermón del viernes del 19 de octubre de 2012 en el que asistieron el presidente egipcio, Mohamed Morsi y otros funcionarios de alto rango del gobierno en la mezquita de Al-Tanaim en Mersa Matruh, Fatouh Imam Abdul Nabi, líder la Fundación Islámica en Matruh Gobernación, pidió a Alá " tratar duramente a los judíos y los que están aliados con ellos [los cristianos]".

Al final del sermón, el Imam Abdul Nabi rezó: "Alá nuestro,  concédenos la victoria sobre los infieles ... Alá nuestro, trata con dureza a los judíos y a los que están aliados con ellos [los cristianos].. Alá nuestro, Alá nuestro, trata con dureza a los judíos y a los que están aliados con ellos ... Alá nuestro, asusta a sus masas ... Alá nuestro, dispersa su unión ... Alá nuestro, muéstranos tu fuerza sobre ellos, tu grandeza sobre ellos ... Alá nuestro, revélanos tu ira sobre ellos, tú eres el Señor de las criaturas."

Durante esta parte del sermón, el presidente Morsi fue mostrado en la televisión egipcia pronunciando "amén".

¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?

"¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?" Hebreos 2:3

Cuando era solo un chaval, un día en la inmensa biblioteca de mi padre encontré un libro de pinturas donde se representaban escenas del famoso fresco que el genial Miguel Ángel realizó para la Capilla Sixtina en el Vaticano. Entre todas ellas hubo una que llamó de manera particular la atención de mi mente infantil: Representaba a una persona que, siendo arrastrada por diablos al abismo del infierno, reflejaba en su rostro todo el terror y la desesperación de la terrible realidad eterna a la que se enfrentaba tras una vida de rechazo de la salvación que Jesús de Nazaret nos ha ofrecido gratuitamente.

¡Qué terrible realidad a la que se despertarán muchos tras la muerte!: habiendo creído burlarse de Dios, o simplemente vivir una vida de indiferencia religiosa respecto de Él, un día morirán y descubrirán que sus burlas, o sus creencias religiosas particulares, o su desprecio de las cosas que Dios nos ha manifestado por medio de Su Hijo, no les servirán de excusa ya que habrán sido condenados al no creer en el Hijo de Dios: Jesús de Nazaret.

La Biblia nos advierte en varios sitios de manera solemne sobre esta cuestión. Yo mencionaré una que el otro día interpeló mi corazón en mi lectura cotidiana de las Escrituras.

El Salmo 50 habla del juicio de Dios sobre las naciones, y al respecto quisiera llamar su atención sobre algunos aspectos particulares que como cristianos solemos pasar por alto:

Los versículos 1 al 5 hablan de como Dios convoca a toda la Tierra (y deja bien claro que son tanto los justos, Su Pueblo, como los impíos) en el día del Juicio final: "El poderoso Dios, el SEÑOR, ha hablado, y convocado a la tierra, desde el nacimiento del sol hasta su ocaso" (v. 1) y "El convoca a los cielos desde lo alto, y a la tierra, para juzgar a su pueblo" (v. 4)

Posteriormente habla a Su pueblo y le reconviene por causa de una religiosidad vana, de domingo. Habla a un pueblo que solo Le honra de labios y formalmente, sin haberLe entregado sus vidas: "No te reprendo por tus sacrificios, ni por tus holocaustos, que están continuamente delante de mí" (v. 8) y "Ofrece a Dios sacrificio de acción de gracias, y cumple tus votos al Altísimo; e invócame en el día de la angustia; yo te libraré, y tú me honrarás" (v. 14-15).

Inmediatamente después se dirige a cierto tipo de personas que, siendo réprobos e impíos han hablado y obrado en Su Nombre al mismo tiempo que no obedecían a Su Palabra (pecado contra el primer mandamiento), que practicaban el robo (pecado contra el 8º Mandamiento), el adulterio (pecado contra el 7º Mandamiento) el falso testimonio y la crítica contra los Hijos de Dios (pecado contra el 9º Mandamiento): "Pero al impío Dios le dice: ¿Qué derecho tienes tú de hablar de mis estatutos, y de tomar mi pacto en tus labios? Pues tú aborreces la disciplina, y a tus espaldas echas mis palabras. Cuando ves a un ladrón, te complaces con él, y con adúlteros te asocias. Das rienda suelta a tu boca para el mal, y tu lengua trama engaño. Te sientas y hablas contra tu hermano; al hijo de tu propia madre calumnias." (v. 16-20).

¿Aborrece Ud. la disciplina y la corrección? ¿Echa Ud. las palabras de Dios "en saco roto"? ¿Es Ud. ladrón? ¿Se asocia con los adúlteros en sus prácticas o en sus conversaciones y manera de vivir? ¿Da Ud. falso testimonio de otros hermanos?

Y sigo con otros mandamientos:

¿Somos idólatras? ¿Adoramos a esculturas o imágenes? ¿Ponemos nuestra confianza en algo más que Dios? ¿Tomamos a la ligera el Nombre de Dios? ¿Lo ponemos en nuestras bocas y pretendemos hablar de Él como si le conociéramos mientras vivimos como nos da la gana al margen de Sus mandamientos? ¿Guardamos el día de reposo? ¿Nos congregamos en una iglesia con regularidad o somos mariposas espirituales que vamos de flor en flor?, ¿Honramos a nuestros padres? ¿Somos envidiosos y codiciosos? ¿Nos consume la concupiscencia de lo que deseamos y no nos es lícito tener?

Estas personas, nos dice la Biblia, serán condenadas por su falta de temor de Dios y por haber vivido unas vidas "religiosas" (incluya Ud. aquí la suya si quiere) habiendo al mismo tiempo vivido como si Dios no existiese o como si Dios fuese indiferente a su estilo de vida. Son lo que yo definiría como "ateos en la práctica": Pueden creer en Dios y en Su Hijo, e incluso profesar ser cristianos, pero viven en la práctica como consecuentes ateos: "Estas cosas has hecho, y yo he guardado silencio; pensaste que yo era tal como tú; pero te reprenderé, y delante de tus ojos expondré tus delitos" (v. 21)

Y en otro sitio: "Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad" Mateo 7: 22-23

Por eso Dios nos advierte de manera solemne (sigo con el Salmo 50): "Entended ahora esto, los que os olvidáis de Dios, no sea que os despedace, y no haya quien os libre. El que ofrece sacrificio de acción de gracias me honra; y al que ordena bien su camino, le mostraré la salvación de Dios" (v. 22-23)

Y en otro sitio: "No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos" Mateo 7: 21

La salvación es solo por gracia por medio de la fe puesta en Jesucristo. Sin embargo por lo que cuenta la Escritura, ¿no podría ser que muchos que quizá creamos ser salvos nos estemos engañando y no seamos sino unos réprobos que estemos jugando a ser cristianos y estemos tentando a Dios poniendo Su Palabra en nuestras bocas pero apartándola de nuestros corazones?

"Porque como está escrito, el nombre de Dios es blasfemado entre los gentiles por causa de vosotros" Romanos 2:24

Recuerde:

"¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?" Hebreos 2:3

JPV

Los 4 pilares de la Iglesia

LOS CUATRO PILARES DEL CULTO CRISTIANO

En el libro de los Hechos de los apóstoles se nos describe el modo en que se desarrollaba la vida congregacional de los primitivos cristianos:

"Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones" (Hechos 2:48).
Aquí se nos están mencionando los 4 pilares del edificio que se llama iglesia (uso este término aquí refiriéndome a una "denominación" o a una "congregación"):



  1. La doctrina de los apóstoles: Una denominación cristiana por muy antigua que se diga no puede llamarse "apostólica" si no es porque su regla de fe y enseñanza está basada en la "doctrina de los apóstoles". Esa doctrina se haya en los Evangelios. No se basa en tradiciones de hombres sobre formas de orar, vestir, cantar, comer, adorar ni similares. Si su iglesia persevera en la doctrina de los apóstoles contenida en la Biblia, solo entonces es una iglesia apostólica.
  2. La comunión unos con otros: La común unión que tienen los cristianos está basada en el hecho de que todos ellos (los verdaderos cristianos a los cuales Dios conoce) tienen el Espíritu Santo y son discípulos del Cordero. Sin comunión fraternal una iglesia no es iglesia. La comunión no debe confundirse con el insano comadreo o con tomarse confianzas que causan problemas. Debe estar basada en Cristo y en el más absoluto de los respetos unos por otros.
  3. El partimiento del pan: Curioso que lo llamemos así y que luego en una mayoría de congregaciones no se "parta" el pan sino que se den trocitos de pan ya partidos que hacen que no se capte el significado espiritual del partimiento (tras partirlo y comerlo sigue siendo un solo pan en todos nosotros como Cristo es Uno en nosotros). Curioso que siendo un pilar del culto cristiano solo se realice una vez al mes, o incluso una vez al año. La excusa que ponemos: "Para que no se convierta en un ritual...". Podremos entonces preguntarnos: ¿Pero no pasamos la ofrenda cada domingo? ¿No entonamos himnos cada domingo? ¿Esto no se puede convertir asimismo en un "ritual"? Desde mi punto de vista son solo excusas de hombres. La Santa Cena debe centrar el culto cristiano junto a los otros tres pilares mencionados. Debe presentarse Un solo Pan (ácimo: harina, agua, aceite de oliva y sal... sin levadura) que debe ser partido y consumido íntegro por todos los miembros para que no suceda como he visto con gran desagrado y tristeza que luego tiran los restos de esta Cena que llamamos "Santa" a la basura. La copa debe ser Una Copa, no múltiples copas. La Biblia habla de Una Copa. No creo que la Copa de Jesús hizo tomar a sus discípulos les diese "asco" por haber pasado por labios de los demás. Los primeros cristianos la tomaban de vino rebajado con agua, no con mosto (que solo podían tener en épocas de recogida de uvas ya que el resto del año éste fermentaba haciéndose vino de manera natural).
  4. Las Oraciones: Aquí englobo tanto la oración de ruego, como la acción de gracias. Tanto la oración como nosotros la conocemos hoy, como la alabanza por medio de himnos y cánticos. Una iglesia debe orar por las necesidades de sus miembros, de los que predican el Evangelio, del mundo, de los gobernantes de nuestras naciones y de todos aquellos que están en eminencia. Una iglesia debe saber adorar y alabar a Jesús como el Rey que Él es, sin mezclar en su alabanza música mundana. Debemos orar y debemos alabar.
Personalmente creo que sobre estos cuatro pilares debe fundamentarse el culto cristiano, y que gran parte de las demás cosas que hacemos son simples "monsergas".

Dios le bendiga,

El Infierno de Fuego ¿Forma parte de la justicia de Dios?

Breve refutación del tratado de los llamados "Testigos" de Jehová:
"El Infierno de Fuego ¿Forma parte de la justicia de Dios?"
Para comenzar con este folleto, los autodenominados "Testigos" de Jehová usan de argumentos humanos para con una cierta lógica humana, -que no Bíblica ni Divina, por lo que veremos a continuación que dice la Escritura- llevar al confundido lector a la comparación del infierno Bíblico con una sesión de Tortura, y terminar preguntando si esto -la imagen de un "Dios" que "tortura" (según su razonamiento) a las personas, es compatible con un Dios de Amor.
Respuesta: Esto no son más que argumentos humanos y artimañas del engaño en el que los autodenominados "Testigos" de Jehová están sin saberlo sumidos para su perdición. Les podemos preguntar usando esta misma lógica engañadora, que es la que usarían contra los verdaderos creyentes los incrédulos: ¿Es compatible según su razonamiento un "Dios de Amor", con el Jehová que en el Antiguo Testamento mandó acabar con todos los habitantes de Jericó (ver Josué capítulo 6), apedrear hasta morir a las adúlteras, acabar con los perversos pueblos de Canaán, etc.?, ¿Es según su torcida "lógica" un Dios de Amor el que mandó matar a ciertas personas culpables de delitos como profanar el sábado o incluso que derramó anticipadamente su venidero juicio -aquí está la clave para comprender estas cosas- al aniquilar pueblos enteros -niños y ancianos incluidos- en alguna ocasión en el Antiguo Testamento (por no mencionar cosas como el Diluvio, que es un juicio que acabó con la humanidad entera)?.

¿Es lógico -según la "lógica" a la que ellos mismos apelan- estar dispuesto dejar morir a un hijo que aún no puede decidir por negarle una transfusión de sangre como ellos están dispuestos a hacer?

Los autodenominados "Testigos" de Jehová confunden el juicio de Dios sobre el pecado con la venganza, y ponen así al Dios Santo y Justo al mismo nivel de los hombres, blasfemando de esta manera a Dios.

Dios es un justo juez que administra justicia, no es un anciano sádico y vengativo deseoso de la muerte de la gente. Así está escrito:

"El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento" (Jehová hablando por medio del apóstol Pedro en 2 Pedro 3:9)
"¿Acaso quiero yo la muerte del impío? dice Jehová, el Señor. ¿No vivirá, si se aparta de sus malos caminos? Pero si el justo se aparta de su justicia, y comete maldad y actúa conforme a todas las abominaciones que el impío hizo, ¿vivirá él? ¡Ninguna de las justicias que hizo le serán tenidas en cuenta! Por su infidelidad que cometió, por el pecado que cometió, por ello morirá." (Jehová hablando por medio del profeta Ezequiel 18:23-24)
No es Jehová Dios quien manda al impío al infierno, sino que son sus propios pecados, sus propias decisiones, las que le envían al infierno.

"pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios y vuestros pecados han hecho que oculte de vosotros su rostro para no oíros. Porque vuestras manos están sucias de sangre y vuestros dedos de iniquidad; vuestros labios pronuncian mentira
y habla maldad vuestra lengua" 
(Jehová hablando por medio del profeta en Isaías 59:2-3)

Dios como justo juez administra justicia, pero su deseo, como acabamos de leer, es que el impío de aparte del mal camino que le conduce al infierno. De hecho ese lugar de tormento ni siquiera fue creado en un principio para los hombres, sino para el demonio y sus ángeles. Como está escrito:
"Entonces dirá también a los de la izquierda: "Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles, porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; fui forastero, y no me recogisteis; estuve desnudo, y no me vestisteis; enfermo y en la cárcel, y no me visitasteis". Entonces también ellos le responderán diciendo: "Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo o en la cárcel, y no te servimos?". Entonces les responderá diciendo: "De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis". Irán estos al castigo eterno y los justos a la vida eterna.(Jesucristo en Mateo 25:41-46)
¿Es Jesús un mentiroso como pretenden los Russelianos (el fundador de los autodenominados "Testigos" de Jehová se llamaba Russell) cuando dijo:

"
Irán estos al castigo eterno"???

Los "Falsos Testigos de Jehová" en su adulterada Biblia llamada "Traducción del Nuevo Mundo" se atreven a falsear la Escritura en este punto (como en tantísimos otros) traduciendo -para hacerla concordar con sus erróneas teorías- la expresión griega para "Castigo" como "cortamiento". El griego original usa la expresión "Kolasin" que se escribe  
kolasin y que significa literalmente: "Corrección, castigo, abofetear" (Diccionario VOX Manual Griego Español de José María Pavón, Ex-Catedrático de Lengua y Literatura Griegas en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Madrid, Ed. Biblograf S.A. Barcelona 1967) y "Castigo, Pena, Corrección" según el "L'Abrégé du dictionnaire GREC FRANÇAIS" de A. BAILLY (Correspondant de l'institut Professeur au Lycée d'Orléans" éd. HACHETTE, Paris". Caerá sobre estos adulteradores de la Escritura la maldición de los últimos versículos de la Biblia:
"Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro" (Apocalipsis 22:18-19)

Los hombres que hayan decidido por sus acciones malas obedecer al diablo y seguirle, le acompañarán a su destino eterno. Pues el hombre ha sido creado eterno -al contrario de lo que contra la Escritura afirman los autodenominados "Testigos" de Jehová que malinterpretan ciertos pasajes del Antiguo Testamento al enseñar una "aniquilación" de los impíos-, como está escrito:
"Todo lo hizo hermoso en su tiempo, y ha puesto eternidad en el corazón del hombre"(Eclesiastés 3:11)
De las decisiones libres que tomemos en esta vida, dependerá nuestro eterno destino en la que viene. La muerte no es dejar de existir: la muerte es no tener la Vida que está en Cristo, como está escrito:
"Le dijo Jesús: -Yo soy la resurrección y la vidael que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente" (Juan 11:25-26)
Inmediatamente, en este mismo folleto, se atreven a decir que esta enseñanza de la Biblia (y más en particular del propio Señor Jesucristo, que es el que más habla del castigo del infierno en la Biblia) es "una enseñanza ilógica", y que sería una "injusticia" condenar a alguien a eternos sufrimientos por los pecados cometidos durante una vida tan corta.
Respuesta: Como decimos arriba, si es menester recurrir a la "lógica" humana a la que ellos mismos apelan, ¿porqué ellos permiten que un niño inocente pueda morir en horrible sufrimiento y agonía al negarle una transfusión de sangre? ¿Esa interpretación -errónea- que ellos hacen de la Escritura no resulta si cabe más ilógica al condenar a la muerta a un inocente cuando ellos dicen que es "ilógico" que la Biblia enseñe un castigo para los culpables?. Sus propios argumentos humanos caen por su propio peso.

Reflexione el lector.

¿Es el infierno una parábola o una realidad?
Los autodenominados "Testigos" de Jehová dicen que cuando la Biblia -y más en concreto Jesús el Señor- habla del infierno, realmente es una "parábola" o "semejanza" que no habla de cosas reales, sino de manera simbólica. Pero eso es falso: Cuando Jesús da una parábola o una semejanza, la Biblia siempre lo advierte y se guarda en dejarlo claro. Veamos solo algunos ejemplos en la Escritura (animamos al lector a buscar él en su Biblia otros muchos):
"Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar..." (Mateo 13:3)
"Oíd, pues, vosotros la parábola del sembrador..." (Mateo 13:18)
"Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a..." (Mateo 13:24)
"Otra parábola les refirió, diciendo: El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza..." (Mateo 13:31)

"Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer..." (Mateo 13:33)
"Todo esto habló Jesús por parábolas a la gente..." (Mateo 13:34)
"Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo..." (Mateo 13:44)
"También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas..." (Mateo 13:45)
"Asimismo el reino de los cielos es semejante a una red, que echada en el mar, recoge..." (Mateo 13:47)
"Les dijo también una parábola: Nadie corta un pedazo de un vestido nuevo..." (Lucas 5:36)
"Y les decía una parábola: ¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego?..." (Lucas 6:39)
"También les refirió una parábola, diciendo: La heredad de un hombre rico había producido mucho..." (Lucas 12:16)
"y vosotros sed semejantes a hombres que aguardan a que su señor regrese de las bodas..." (Lucas 12:36)
"Dijo también esta parábola: Tenía un hombre una higuera plantada en su viña..." (Lucas 13:6)
Etc, etc, etc...
Pero cuando el Señor habla del infierno, en algún caso incluso al dar la explicación de una parábola, la Palabra de Dios no nos dice nada de que sea una "figura" o "parábola" de la aniquilación que mencionan los autodenominados "Testigos" de Jehová. Veamos lo que dice la Escritura frente a la afirmación de los "Testigos" de Jehová de que el infierno no existe:
"...y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego..." (Jesucristo en Mateo 5:22)
"...mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado alinfierno..." (Jesucristo en Mateo 5:29)
"...temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno..." (Jesucristo en Mateo 10:28)
"...mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno de fuego..." (Jesucristo en Mateo 18:9)
"...Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros...." (Jesucristo en Mateo 23:15)
"...¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?..." (Jesucristo en Mateo 23:33)
"...mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga..." (Marcos 9:43-44)
"...La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno..." (Santiago 3:6)
"...Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio..." (2 de Pedro 2:4)

Etc, etc, etc...
Cuando Jesús contó la historia del rico y Lázaro, no nos dice la Biblia en ningún lado que esto fuese una parábola o una semejanza, como la Palabra de Dios hace siempre que se refiere en esos términos (lo acabamos de demostrar con más de un versículo).

La historia de Lázaro y el hombre rico es una historia que Jesús conocía como cierta dada su naturaleza de Hijo de Dios. No es un cuento para "asustar" a los incautos, o una enseñanza "ilógica" como osan decir los llamados "Testigos" de Jehová. Leamos esta historia:
"Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos" (Jesucristo en Lucas 16:19-31)
Veamos ahora como, por ejemplo de lo que decíamos más arriba, al explicar Jesús una parábola (en este caso la del trigo y la cizaña), al decir lo que ésta quiere significar, habla claramente de un "horno de fuego" o infierno:

"De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego 
(esta es la semejanza o parábola)así será en el fin de este siglo (esta es la explicación real de la semejanza o parábola): Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes. Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír, oiga" (Jesús en Mateo 13:40-43)

Otro ejemplo similar:

"Asimismo el reino de los cielos es semejante a una red, que echada en el mar, recoge de toda clase de peces; y una vez llena, la sacan a la orilla; y sentados, recogen lo bueno en cestas, y lo malo echan fuera 
(Hasta aquí la semejanza o parábola)Así será al fin del siglo:(esta es la interpretación de la semejanza o parábola, esto es, la realidad): saldrán los ángeles, y apartarán a los malos de entre los justos, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes" (Jesús en Mateo 13:47-50)
Otras cosas sobre el Infierno están escritas en Apocalipsis (lit. "Revelación" en griego):
"Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió. Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos" (Apocalipsis 20:9-10)
¿Dónde dice la Biblia que esto es una parábola o una semejanza?
Otro texto:
"Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego" (Apocalipsis 20:11-15)
¿Dónde dice la Biblia que esto es una parábola o una semejanza?
La Biblia, como Palabra infalible del Dios único, nos hace principalmente en boca de Jesús la advertencia de un lugar terrible de tormento al que llamamos "infierno", al que nosotros decidimos ir al rechazar la salvación gratuita que Dios nos da por medio de Su Hijo Jesucristo, cuando vivimos en nuestros propios caminos y con nuestras propias ideas, aún profesando ser creyentes. Los autodenominados "Testigos" de Jehová sin saberlo hacen mentiroso a Jehová -al que dicen servir- en boca Su Hijo de Jesús al decir que eso es mentira. Pero "antes bien sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso" (Romanos 3:4)
¿Quienes se creen los -como vemos mal llamados- "Testigos" de Jehová para decir lo que es lógico o ilógico en la Palabra de Dios? ¿Quienes somos los hombres para decirle a Dios lo que es lógico o ilógico? Cuándo algo no nos conviene o no nos gusta, o puede ser tropiezo para la gente, ¿decimos que es una figura, o una parábola, o una mentira?.

Esta actitud tiene un nombre en la Escritura: Apostasía y herejía. Estoy seguro que los celosos por la Escritura entre los autodenominados "Testigos" de Jehová estarán alerta sobre esto y reflexionarán al respecto.

El Amor de Dios no se muestra en que no haya un infierno. Dios no nos perdonó de cualquier forma: Dios nos perdona -solamente- EN Aquel Cristo castigado en terrible sufrimiento en el Calvario. Dios no nos perdona porque seamos mejores o peores, solo nos perdona EN Cristo, y por esto decimos que Dios es un Dios de Amor: no porque no haya un infierno -que según Jesús si lo hay- sino porque nos ha perdonado castigando por NUESTRA CULPA a Cristo Su Único Hijo.
Jehová Dios, en Su Amor por los hombres ha provisto un medio para que no vayamos al infierno: La muerte y resurrección de Su Hijo Jesucristo que nos ha comprado con Su Santa Sangre. Dios no deja de ser amor porque haya un infierno: Dios es amor porque se entrega a Sí mismo en Cristo para que no vayamos al infierno.
"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios." (Jesucristo en Juan 3:16-18)


Jesucristo ES el SEÑOR.

La Segunda Venida de Jesús

¿ES BÍBLICA LA ENSEÑANZA DE UN “RAPTO” SECRETO Y PRETRIBULACIONAL?

  • Origen de la doctrina del "Rapto" secreto.
  • Señales de la inminente Segunda venida del Señor Jesús.
  • La Biblia lo dice claramente: El arrebatamiento es tras la manifestación del Anticristo.
  • ¿Qué o quién es lo que  "retiene el misterio de la iniquidad"?
  • La "Gran tribulación": ¿Quién pasará por ella?
  • La Segunda Venida del Señor Jesús y el Arrebatamiento de la Iglesia.
"Toda palabra de Dios es limpia; El es escudo a los que en él esperan. No añadas a Sus palabras, para que no te reprenda, y seas hallado mentiroso" (Prov. 30:5-6)
“Y estando Él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿Cuándo serán estas cosas, y que señal habrá de tu venida, y del fin del siglo? (Evangelio de Mateo 24:1)
Con este capítulo del Evangelio de Mateo, comenzamos un estudio sobre una de las cuestiones más controvertidas y que más polémica y especulación han suscitado en estos últimos tiempos de "guerras y rumores de guerras" entre los creyentes en Jesús el Cristo: Hablamos de lo referente a la Segunda Venida de nuestro Señor Jesús, y a la manera en que las cosas se desarrollarán en aquel entonces: en particular a la doctrina del “Arrebatamiento” de la iglesia, los tiempos de la llamada “Gran Tribulación” y a la manifestación del Anticristo.

Especialmente trataremos de exponer, con toda humildad y respeto hacia los que piensan otra cosa, que a nuestro leal saber y entender, la Palabra de Dios NO enseña que se vaya a producir un llamado “Rapto” de la Iglesia de manera secreta al mundo y anterior a la Gran Tribulación de la cual el Señor nos habló (Idea al parecer infiltrada desde el Catolicismo-Romano en el mundo Evangélico en el siglo XIX, como veremos), mientras que creemos que lo que SÍ enseña es que la iglesia pasará por la Gran Tribulación y será arrebatada después cuando el Señor Jesús venga en su Segunda y Gloriosa Venida visible a toda la humanidad. Nuestra posición teológica es Premilenial (creemos en el reinado milenial de Cristo sobre la tierra después de su Segunda Venida), tal y como defendieron losPadres Apostólicos desde el principio del cristianismo, como Papias, La Didaké (Enseñanza de los apóstoles) del s. I o nuestro admirado Ireneo de Lyon en el s. II.

Es por esto que es de vital importancia el llamamiento a estar preparados.

Los discípulos de Jesús, como nos narra el Evangelio, manifestaron sumo interés en que el Maestro les enseñase sobre esta cuestión. Probablemente suponían que el Reino de Dios se iba a manifestar de manera visible en breve. Probablemente pensaban que los principales entre los judíos: los fariseos y los doctores de la Ley, comprenderían que las profecías se estaban cumpliendo en Jesús el Nazareno, de la tribu de Judá, y descendiente del rey David. Seguramente que el pueblo lo aclamaría como rey de Israel y lo sentarían en el trono de su padre David en la ciudad santa de Jerusalén. Los discípulos estaban expectantes con lo que se avecinaba, y no querían dejar de conocer detalle de todas estas cosas.

La respuesta de Jesús, sin embargo, anticipaba acontecimientos menos inmediatos; les habló del Tiempo del Fin, y de su Segunda Venida a la tierra. En otras palabras, los discípulos preguntan a Jesús sobre cuando se “manifestaría como rey de Israel”, pensando en esto como un hecho inmediato, que cambiaría el “sistema de cosas” (ocupación romana, olvido de la Ley de Dios, restauración del viejo reino Davídico, etc.) en el que vivía Israel en aquel entonces.

La respuesta de Jesús, sin embargo, va más allá de la limitada vista de los discípulos, y hace referencia al Tiempo del Fin.

Es mi interés, estimado lector, mostrarte por medio de las Escrituras, el Orden en el que se desarrollarán estos temas según las enseñanzas de Jesús y los Apóstoles, haciendo referencia también, aunque sea de pasada, a que lo que a continuación voy a desarrollar fue la fe y la creencia de la Iglesia Primitiva y lo enseñado por los llamados “Padres Apostólicos”, discípulos directos de los apóstoles en el siglo segundo que nos han dejado escritos: Policarpo (Carta a los Filipenses), Clemente de Roma (Carta a los Corintios) e Ignacio de Antioquia (Epístolas a las siete iglesias), discípulo y conocedor en vida el primero del Apóstol Juan, y los segundos del Apóstol Pablo, que cita a Clemente por nombre en su Epístola a los Romanos. Hacer hincapié en que no debemos confundir a las personas a las que llamamos “Padres Apostólicos”, con los que vulgarmente se denominan “Padres de la Iglesia” o “Doctores de la Iglesia” de fechas muy posteriores (personajes tales como Juan Crisóstomo, Orígenes, Agustín de Hipona, Eusebio de Cesarea, etc), cuando la iglesia ("Católico-Romana-Antigua") ya había perdido en gran manera su pureza doctrinal original, y se había impregnado de la sabiduría y filosofía del mundo griego, y si bien en general no se había aún alejado de manera notable de la doctrina Neotestamentaria, en su espíritu estaba más bien lejos de la Jerusalén de Dios y si cerca de la Roma de este "siglo" que perece.

Recurro a la mención de los “Padres Apostólicos”, ya que estas teorías y enseñanzas a las que hago referencia son modernas y se han comenzado a divulgar en los últimos años (véase el prólogo), de tal manera que se dan por sentadas y como válidas por su supuesta antigüedad e historicidad dentro de la iglesia incluso por pastores y maestros en la enseñanza de la Palabra.

Por poner un ejemplo citaré a Frost en la Teología Sistemática de L. Berkhof: "...es una interpretación moderna -y estoy tentado a decir, una invención moderna-" (énfasis mío) (Teología Sistemática de L. Berkhof, pag. 833-834, ed. Libros Desafío, 1988 Michigan, EEUU). 

Otro ejemplo aún más sorprendente (por no usar la expresión "escandaloso") de esta novedad doctrinal es que en la adaptación al español del archiconocido "Comentario Bíblico de Mattew Henry" de principios del s. XVIII (cuando esta idea aún no se había introducido en la iglesia) traducido y adaptado por Francisco Lacueva, éste (Lacueva) se toma la libertad (sin que el lector poco atento lo advierta) de omitir los comentarios del autor original (que son los que creemos bíblicos y los que siempre ha creído la Iglesia seguidora de la Bíblia en todas las edades) para poner los suyos diciendo en la introducción al libro que "...todo el material, desde aquí hasta el final del comentario al Apocalipsis, es de mi exclusiva responsabilidad" ("Comentario Bíblico de Mattew Henry" adaptado por Francisco Lacueva. Pág. 1915. Ed. CLIE, 1999 Terrassa, España). Está claro que Mattew Henry no enseñó "Ciencia Ficción".

Mencionemos, pues, si bien de manera breve, el testimonio de estos testigos en torno a este interesante tema. Creo mi deber poner mi granito de arena y llevar, cuanto menos, a una reflexión sobre el tema a más de un creyente sincero que ahora, a mi humilde entender, está parcialmente equivocado. Creo firmemente que la Segunda Venida del Señor está cerca, y que debemos estar preparados para los acontecimientos terribles previos a la misma.

He querido exponer la Palabra de modo explícito, dejándola hablar a ella, tratando de no dar mi opinión, no tratando de encajar por fuerza las piezas de un complicado rompecabezas, sino tan solo tratando de poner los versículos en relación unos con otros (al menos esta ha sido mi intención). Cuando leo un estudio bíblico sobre la materia que sea, con argumentos implícitos o suposiciones, o ideas preconcebidas, creo que eso desprestigia a la Palabra. Recordemos a Pablo cuando dijo:

"...para que aprendáis en nosotros a no pensar más allá de lo que está escrito...” (1ª Corintios 4:6)
"entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo" (2ª de Pedro 2:20-21)
Sea pues, la infalible Palabra de Dios la que hable. Este es mi sincero y respetuoso deseo, y que con este estudio, solamente el Nombre del Dios de Israel, y de Su Único Hijo, Jesús: la Palabra hecha hombre entre nosotros, sean glorificados.

En todo caso, a mi humilde parecer, el verdadero cristiano no es el que sabe más de teología o tiene la doctrina ortodoxa al 100%, sino el que conoce a la Persona de Jesús (el Jesús de la Biblia) y vive ese conocimiento en su vida diaria.

"Porque en los últimos días se multiplicarán los falsos profetas y los corruptores, y las ovejas se volverán lobos, y el amor se cambiará en aborrecimiento. Porque cuando aumente la licencia y el libertinaje, se aborrecerán los unos a los otros y se perseguirán y se traicionarán. Y entonces el engañador del mundo aparecerá como hijo de Dios; y hará portentos y señales, y la tierra será entregada a sus manos; y hará cosas inmundas, que nunca se han visto en el mundo desde que empezó. Entonces toda la humanidad creada será probada por fuego y muchos serán escandalizados y perecerán; pero el que persista en su fe será salvo por el que ha sido hecho maldición. Y entonces aparecerán las señales de la verdad; primero la señal de un desgarro en el cielo, luego la señal de la voz de una trompeta, y tercero la resurrección de los muertos; con todo, no de todos, sino como fue dicho: El Señor vendrá y todos sus santos con El. Entonces el mundo verá al Señor que viene en las nubes del cielo" (párrafo final de laDIDAKÉ, o "Enseñanza de los Apóstoles": el documento cristiano más antiguo que se conserva aparte del Nuevo Testamento -Es anterior a algunos Escritos del mismo-)

INTRODUCCIÓN: ¿DE DÓNDE SURGE LA MODERNA ENSEÑANZA DE UN "RAPTO" PRETRIBULACIONAL?

"El juicio", la nueva película cristiana producida por Cloud Ten, está entre las tres películas de más venta en Estados Unidos, seguida por "Gladiator", la película premiada que recibió varias nominaciones durante la pasada premiación de los Oscar. Según una prueba realizada por "Soundscan", dos semanas después de haber salido al mercado, "El juicio" ya ocupaba el primer lugar en ventas en este país. La película, que se produjo con un costo de once millones de dólares, es la cuarta película de una serie basada en el libro de Apocalipsis que ha sido producida por Cloud Ten Pictures. Se trata de la misma empresa que realizó la producción cinematográfica de la conocida (y antigua ) película "Dejados atrás". La trama de "El juicio" es la continuación de los tres films anteriores de la misma saga: "Apocalipsis", "Revelación" y "Tribulación" y que presentan la idea de un “Rapto” secreto y pretribulacional. (Fuente: Mercado Cristiano. Redacción: ICIPRÉS)Creyendo firmemente, a mi leal y humilde entender, que la Palabra de Dios NO enseña en ningún lugar que se producirá un “Rapto” invisible y secreto de la Iglesia antes de la Gran Tribulación, y que  esta enseñanza es perniciosa para la Iglesia actual, debido a que hace que los creyentes no estén velando y orando preparándose para los difíciles tiempos del fin que han de suceder, he creído interesante comenzar por explicar de dónde surge la idea de un “Rapto” secreto antes de la Gran Tribulación, ya que esta idea no tiene lugar en ninguna época de la iglesia antes del siglo XVIII: ni los Padres Apostólicos del S. II, que recibieron sus enseñanzas directamente de los Apóstoles, ni los llamados “Padres de la Iglesia” de siglos posteriores, ni los grandes Reformadores de la Edad Media, enseñaron ni creyeron jamás esta idea de un “Rapto” Pretribulacional y secreto. Antes bien advirtieron de la necesidad de estar preparados para los peligrosos tiempos del fin.

La iglesia nació con tribulación y persecución y acabará sus días en la tierra con tribulación y persecución extrema.

La idea de un “Rapto” secreto y Pretribulacional es de origen Católico-Romano:

“Por lo cual os decimos esto en Palabra del Señor: que nosotros que vivimos, los que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo, con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor” (1ª Tesalonicenses 4: 14-17)
La Santa Palabra de Dios enseña claramente y sin lugar a dudas que al final de los tiempos habrá una resurrección de aquellos que han creído en el Señor Jesucristo y le han recibido en sus corazones haciéndole el Señor y Salvador de sus vidas. Como veremos a continuación, este recoger a los que en aquel tiempo estén vivos en el "Arrebatamiento" de la Iglesia, y a los justos redimidos que murieron en el Señor, por medio de la Resurrección, son dos aspectos de un mismo acontecimiento que la Palabra de Dios llama la Primera Resurrección.

Lo que la enseñanza acerca de un "Rapto secreto" antes de la tribulación ha hecho es separar el Arrebatamiento de la Resurrección de los muertos en el Señor, dos partes del acontecimiento que la Palabra llama la Primera Resurrección (claramente anterior al Milenio), haciendo que la primera parte aparezca sola como el "Rapto" secreto de "cristianos" anterior a la Gran Tribulación.

Usar así las Escrituras, hace realmente que aparezcan "tres venidas" de Jesús: Una hace casi dos mil años, la "segunda" cuando se produzca el llamado "rapto secreto" y la "tercera" cuando Él venga de manera visible a toda la humanidad y cuando "todo ojo le verá".

La Biblia habla solo de dos venidas del Señor. ¿Qué doctrina va a creer Ud.?

Esta manera de entender los versículos sobre la resurrección tuvo su origen a mediados del siglo XVIII. No solo es que este concepto es ajeno a las Escrituras y al pueblo hebreo (en cuya tradición ya desde antes de Jesucristo se habla de estos acontecimientos como la "Angustia de Jacob"), sino que no fue aceptado por ninguno de los primeros llamados "Padres Apostólicos", "Padres de la Iglesia" o "Reformadores de la Iglesia". Ninguno de ellos se suscribió ni enseñó "un Rapto secreto y separado anterior a la tribulación"

Dicha noción del "Rapto anterior a la tribulación" parece ser que comenzó en el año 1747, cuando un sacerdote católico-romano, el jesuita chileno exiliado, llamadoEmanuel Lacunza, escribió un libro (que fue publicado en 1816) en Italia titulado: "La Venida del Mesías en Gloria y Majestad". A fin de dejar espacio para todos los acontecimientos de la Tribulación y evitar que se propagase la idea difundida en el mundo protestante de que la Gran Ramera del Apocalipsis es Roma y el sistema Católico-Romano, llegó a la conclusión, no Escritural, de que debía de haber una separación de tiempo entre el llamamiento de los creyentes y la venida real del Mesías a la tierra.

Esta fue la "joya histórica" que se convirtió en lo que es ahora la -a nuestro humilde juicio- equivocación corrientemente enseñada y más aceptada, en el sentido de que el Señor Jesús viene tres veces. La segunda de manera "secreta" a buscar a Su pueblo y la tercera con Su pueblo.

El jesuita Emanuel Lacunza introdujo estas tres venidas del Mesías en 1747 de la EC. El Todopoderoso Jesucristo habló, por otro lado, de tan solo dos venidas a la tierra. ¿Cuál es la enseñanza que va usted a creer?

DESAFÍO: Lea el lector a los Apóstoles, lea a los "Padres apostólicos" del siglo II (conocedores de los apóstoles), lea toda la literatura Cristiana Primitiva que quiera, lea a los "Padres de la Iglesia", lea las grandes obras de reformadores como Lutero, Calvino y demás, lea las obras de grandes líderes y autores cristianos de los avivamientos de otros siglos (Mattew Henry, Bunyan, etc.) y no encontrará nada anterior a la fecha del siglo XVIII-XIX acerca del llamado "rapto" y de que la iglesia será arrebatada antes de la Gran Tribulación. Me comprometo a publicar en este estudio una corrección al respecto si alguien encontrase algo y me lo demostrase.

Iben Ezra: El "falso judío Jesuita"

El jesuita Lacunza escribió bajo un seudónimo, el de Juan Josafat Ben-Ezra, al parecer deseando infiltrar el protestantismo con su doctrina católico-romana y evitar que se enseñase que la Gran Ramera del Apocalipsis es Roma.

Escribió usando el nombre de Rabí Iben Ezra a fin de hacer creer a los protestantes que era un cristiano hebreo adoptando una "postura judía tradicional". Lamentablemente parte del falso “judaísmo mesiánico” actual, de origen gentil -¿judaizante?-, se aferra también a esta postura como "postura judía" -No así la mayor parte del Judaísmo Mesiánico genuinamente Hebreo-

La publicación de su obra para el público formó parte integrante de su nefasta actividad como jesuita. El conjunto de cuatro volúmenes de Iben Ezra (sé que se pueden encontrar en Internet)  vino a parar a la biblioteca del Arzobispo de Canterbury, y fue el Dr. Maitland, el bibliotecario de la iglesia, que puso en circulación estas obras al mundo de habla inglesa, sin ser consciente de que estaba, en realidad,propagando una invención católico-romana jesuita del siglo XVIII. Este hombre de iglesia pensó que estaba difundiendo la obra de un cristiano hebreo o "judío convertido", cuando de hecho era la obra de una orden jesuita (los jesuítas fueron creados, entre otras cosas, para combatir y destruír el protestantismo).

Los Hermanos de Plymouth muerden el anzuelo.

Parece ser que un joven ministro presbiteriano escocés se sintió tan cautivado por la teoría del "Rapto secreto" de Iben Ezra que tradujo la obra en 1827. 

Este hombre: Edward Irving, basándose en la idea del Rapto anterior a la tribulación propagó estas doctrinas en el medio evangélico de la época. Después, el movimiento de "Los Hermanos" en Irlanda adoptó el error de Iben Ezra y de Irving y adoptaron la enseñanza jesuita del "rapto" secreto anterior a la tribulación. Por medio de los Hermanos estas doctrinas pasaron a John Darby, y de él al resto del protestantismo.

John Darby y la nueva doctrina de las "dispensaciones".

John Darby es reverenciado en los círculos protestantes como el moderno fundador de la teología de las "Dispensaciones" y del Rapto anterior a la tribulación, a pesar de que tomó la idea prestada del jesuita Iben Ezra y de Edward Irving.

Darby se dio cuenta de que durante los siete años de la semana final de Daniel (Daniel 9:27) se tendrán que hacer las ofrendas de la Toráh (Ley Mosaica) en el Templo. Puesto que la Toráh es claramente observada durante este periodo de siete años, Darby llegó a la conclusión de que el cumplimiento de la Toráh se establecería de nuevo al comienzo de la Gran Tribulación.

Esta manera de pensar hizo que Darby separase la historia bíblica y profética en épocas como compartimentos (Dispensaciones). Darby explicó que la época de la Ley o Toráh había finalizado en la cruz y había comenzado a partir de ese momento la época de la gracia de la iglesia, pero vemos en muchos lugares del NT que los Creyentes Judíos de Jerusalén seguían guardando con celo la Ley de Moisés, p.ej. Hch 21:20-25; yendo al Templo a orar Hch 3:1 etc., e incluso ¡¡ofreciendo ofrendas de la Ley en el Templo: Hch 21:26!! y que en el Concilio de Jerusalén lo que se acordó es que los gentiles -no judíos-, al convertirse, no debían hacerlo.

Luego, al comienzo de la Gran Tribulación de los siete años se produciría un retorno a la Ley o Toráh al final de la Era de la Gracia, como Darby lo entendió.

¡Esto creó un problema para la teoría de Darby! ¿Cómo puede volver la Época de la Ley, si la llamada "iglesia" se encuentra aún aquí....? (¡Qué chasco se hubiese llevado si hubiese visto a los cristianos de Jerusalén en el promer siglo y a los judeocristianos Nararenos de siglos posteriores!!!).

Darby consideró la Dispensación de la Ley como la manera que tenía Yahweh de tratar a Israel (es decir,solo los judíos) en la Tribulación, ya que Yahweh  trataría de manera exclusiva con Israel. Así que ¿qué sucede con la llamada "iglesia"? ¡A buen seguro que la iglesia no abandonará la gracia para volver a introducirse en la Ley de Moisés! 

Como resultado de ello, Darby adoptó la idea del Rapto anterior a la tribulación (de Irving y de Iben Ezra). Su idea respecto a la "llamada iglesia" marchándose "antes de la tribulación permitiría a Israel (es decir, a los judíos) volver a entrar de nuevo en la aparente época de (obediencia) a la ley de la Gran Tribulación".

Esta manera de pensar denota lo que creemos un grave desconocimiento de la historia de la Iglesia Primitiva (es propio de una mentalidad sectaria y cerrada -no digo esto particularmente de Darby- rechazar totalmente la historia), y de cómo hubo dos grupos claramente diferenciados en la misma: el uno más numeroso, de Gentiles convertidos al Mesías de Israel (Olivo silvestre injertado en el Olivo natural que es Israel, y por tanto parte del Israel de Dios), y el otro, ese gran ignorado compuesto en su mayoría de Judíos “celosos de la Ley” “Ya ves, hermano, cuántos millares de judíos hay que han creído; y todos son CELOSOS POR LA LEY” (Hechos 21:20) y guardadores de la misma en tanto que judíos físicos “y todos comprenderán que no hay nada de lo que se les informó acerca de ti, sino que tú también andas ordenadamente, guardando la ley” (Hechos 21:24).

Existen numerosos y documentados testimonios históricos que nos hablan de lo que fue de la iglesia íntegramente judía de Jerusalén (no confundir con grupos heterodoxos judeo-cristianos de la época como los Ebionitas), con sus particularidades y costumbres judías, hasta bien entrado el siglo VI (Ver estudios al respecto en esta misma WEB). Hay un solo Israel de Dios, que es lo mismo que la Iglesia, donde los gentiles hemos sido injertados por la gracia de Cristo. La escritura avala esta afirmación:

"Pues si algunas de las ramas fueron desgajadas, y tú, siendo olivo silvestre, has sido injertado en lugar de ellas, y has sido hecho participante de la raíz y de la rica savia del olivo, no te jactes contra las ramas; y si te jactas, sabe que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti" (Romanos 11:17-18)
Y es en este mismo Israel de Dios donde los judíos no creyentes (la mayoría, desgraciadamente, del "Israel físico") serán re-injertados por medio de Yehosua:

"Y aun ellos, si no permanecieren en incredulidad, serán injertados, pues poderoso es Dios para volverlos a injertar. Porque si tú fuiste cortado del que por naturaleza es olivo silvestre, y contra naturaleza fuiste injertado en el buen olivo, ¿cuánto más éstos, que son las ramas naturales, serán injertados en su propio olivo? (Romanos 11:23-24)
Dios solo tiene y tendrá una manera de salvar, ahora y desde siempre: Por Gracia por medio de la fe en Su Hijo Jesucristo o Yehosua el Mesías de Israel.

Los diferentes pactos con los cuales Dios ha tratado con los hombres o pueblos a lo largo de la historia siempre han apuntado a esta gracia salvadora por medio de la sangre de Jesucristo y de su muerte y resurrección corporal.

El resultado de las obras de Darby y un gran número de gráficos ilustrativos es múltiple: Amplia las ideas originales de Irving y de Iben Ezra a un nuevo nivel y posiblemente lo que es mas importante aún: hace que prolifere la idea de la Teología de la Entidad Apartada que es el oxígeno que alimenta la Teología del Reemplazo. Hace que Israel (según su limitado entendimiento, y sólo los judíos) tenga que cargar con todo el peso y recibir el castigo, mientras que la Iglesia se pone en vez de Israel (y éste no existe más) y queda libre de culpa: La idea Antisemita Católico - Romana de siempre: Las bendiciones del Antiguo Testamento se toman de manera figurada para la "Iglesia Cristiana" y cuando hay que recibir "palos" se aplican de manera literal al Israel físico. Señores: ¡O tomamos todo, o no tomamos nada!.

Los "verdaderos cristianos" son "judíos" en su interior, circuncidados y sellados por el Espíritu Santo. La iglesia gentil ha venido a ser parte del "Israel de Dios" y rama de olivo silvestre injertada en el olivo natural que es dicho Israel de Dios. El Israel físico, la nación física de Israel necesita creer en Jesús (Yehoshua) como su Mesías, y ser limpia de sus pecados por medio de su Santa  Sangre derramada en la cruz para ser reinjertados en el Israel de Dios del cual fueron desgajados aún cuando eran (y continúan siendo) ramas naturales.

"Porque si tú fuiste cortado del que por naturaleza es olivo silvestre, y contra naturaleza fuiste injertado en el buen olivo, ¿cuánto más éstos, que son las ramas naturales, serán injertados en su propio olivo? (Romanos 11:24)
Por lo tanto, nos quedamos con los frutos del pretribulacionismo, que es una clase de dogma dispensacionalista, según el cual la Iglesia se va volando al cielo, mientras que el Israel físico judío y en algunos casos (pues desgraciadamente hay teorías para todos los gustos) "cristianos" poco santificados o simpatizantes de la fe cristiana aún no "nacidos de nuevo", se quedan aquí atrapados en la tierra. Una se marcha al ámbito celestial, dejando a la otra en el ámbito terrenal.

Al Sr. Darby se le olvidó que Jeremías 30:7 llama a la Gran Tribulación la "Aflicción de Jacob". Puesto que Israel se compone de ambas casas (Judíos y Gentiles injertados en Israel de Dios) tendrán que experimentar la Gran Tribulación.

Si el Sr. Darby hubiese entendido que los creyentes no judíos son predominantemente los que regresan y han sido rescatados, no hubiera sido tan rápido en hacer que "toda Israel" o "Jacob" pasasen la Gran Tribulación. Solo aquellos que todavía no entienden las dos casas de una sola nación llamada la “ekklesia” de Israel, y que han separado al pueblo de Yahweh en dos entidades diferentes conocidas como la llamada "iglesia" y los judíos creyentes, pueden tener confianza en la doctrina del Rapto anterior a la Tribulación.

"Digo, pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo? En ninguna manera. Porque también yo soy israelita, de la descendencia de Abraham, de la tribu de Benjamín. No ha desechado Dios a su pueblo, al cual desde antes conoció" (Romanos 11:1-2)
Pablo habla aquí de que Dios no ha desechado a Israel porque muchos judíos como él componían la "Iglesia", además de los gentiles "injertados contra natura" en Israel, Olivo Natural.

Para ser salvo un judío debe pasar por arrepentirse de sus pecados y aceptar a Yehosua como su salvador personal y su Mesías. Dios solo salva por medio de la fe puesta en Yehosua (Jesús) el Mesías (Cristo) tanto a judíos como a gentiles, y no hay otra forma de ser salvo...

Parte de los errores de los que creen en un "rapto" secreto y Pretribulacional de la Iglesia surgen de interpretar que Mateo 24 es solo para los judíos. Lo que comentamos arriba: Cuando hay que recibir bendiciones, es para los "cristianos gentiles", cuando hay que recibir palos, para los "judíos inconversos": Idea que pudiera ser herética y antisemita. ¿Dónde dice la Palabra que Mateo 24 sea sólo para judíos?, ¿Y dónde -en qué versículos- el Nuevo Testamento se aplica solo a judíos y solo a gentiles?. ¿No somos acaso los gentiles injertados en Israel y circuncidados en nuestros corazones al aceptar al Dios de Israel como nuestro Dios y al Mesías de Israel como nuestro salvador?.

Ni la mentalidad antisemita Greco-Romana-"Católica" ni la mentalidad antisemita Germano-Anglosajona pueden aceptar esto: Que los gentiles que aceptamos a Jesucristo (Yehosua Mashia) dejamos de ser "gentiles" y pasamos a ser ciudadanía de Israel y descendencia de Abraham, y judíos interiormente.

"Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne; sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios" (Romanos 2:28-29)
Vayamos a Mateo 24:

PRIMERA PARTE: PRINCIPIO DE DOLORES:

"Mirad que nadie os engañe, porque vendrán muchos en mi Nombre, diciendo: “Yo soy el Cristo”; y a muchos engañarán. Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores” (Mateo 24:4-8)
Observemos la continuación del texto arriba citado. El versículo 8 nos dice “Y todo esto será PRINCIPIO DE DOLORES” ¿Qué es “todo esto”? Pues está claro como el agua: lo dicho en los versículos anteriores. Como dice Jesús “es necesario que todo esto acontezca” y continúa “pero aún no es el fin”; vemos una primera fase en los acontecimientos que se avecinan sobre todo el orbe terráqueo, esta fase es lo que Jesús llamó “principio de dolores” y por lo que Él nos enseñó estará caracterizada por lo que yo he dividido en cinco tipos de señales:

Primer tipo de Señal:

Apostasía, Falsas doctrinas, falsas ideas, falsa moral y falsos maestros: “Vendrán muchos en mi Nombre [...] y a muchos engañarán” Ya lo advirtió el apóstol Pablo en sus epístolas a Timoteo, cuando dijo:

“Pero el espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos se apartarán de la fe, prestando atención a espíritus engañosos y a doctrinas de demonios. Con hipocresía hablarán mentira, teniendo cauterizada la conciencia. prohibirán casarse y mandarán abstenerse de los alimentos que Dios creó para que, con acción de gracias, participasen de ellos los que creen y han conocido la verdad” (1ª Timoteo 4:1-3)
“También debes saber esto: que en los últimos días se presentarán tiempos difíciles. Porque habrá hombres amantes de sí mismos y del dinero. Serán vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, envanecidos y amantes de los placeres más que de Dios. Tendrán apariencia de piedad, pero negarán su eficacia. A éstos evita.” (2ª Timoteo 3: 1-6)
“Porque vendrá el tiempo cuando no soportarán la sana doctrina; más bien, teniendo comezón de oír, amontonarán para sí maestros conforme a sus propias pasiones, y a la vez que apartarán sus oídos de la verdad, se volverán a las fábulas.” (2ª de Timoteo 4: 3-4)
Como vemos, la Biblia entre otras cosas, nos anticipa como señales previas a los últimos tiempos, una gran relajación en las costumbres morales de la sociedad, al mismo tiempo que se producirá un gran interés por lo sobrenatural, por la búsqueda de la “verdad” por medio de filosofías y doctrinas extrañas.

Si prácticamente todo lo bueno y justo que tiene nuestra sociedad en el llamado "occidente cristiano", cargada de errores y de contradicciones, pero con grandes logros tanto en lo social como en lo económico y político, es consecuencia de la moral judeocristiana, y de la influencia que los valores del cristianismo de raíz judía ha inculcado en la misma a lo largo de estos últimos dos mil años (personalmente no creo que sea justo decir que la tradición griega haya aportado en este aspecto nada positivo por si misma, y sí cuando ha ido unida a estos valores de los que hablamos); veremos (y podemos ver ya hoy en día), como todos estos valores se cuestionarán y serán sustituidos por una moral ambigua y nihilista, que cuestionará todo lo que la Palabra de Dios tiene por absoluto y bueno.

No tenemos más que ver la imagen que las películas de Hollywood han dado secularmente del cristianismo: Se presenta a los cristianos como personas de doble moral, farisaicas, implacables y retorcidas, p.ej. los clásicos arquetipos “Hollywoodianos” del predicador borracho, el pastor pervertido, de los padres cristianos implacables con sus hijos adolescentes, donde la Biblia siempre aparece en manos de gente de lo más amoral y extraño, etc. Ojalá que el estimado lector cuando vea una película de este tipo sepa distinguir y discernir lo que le estamos aquí advirtiendo.

Es curioso leer como la Organización Mundial de la Salud no considera que el "DIU", la "Píldora anticonceptiva" o la "Píldora del día después" sean métodos abortivos (que lo son): sencillamente dicen (y engañan a las mujeres así) que el hecho de que un óvulo fecundado (un embrión) no se haya implantado en la pared del útero hace que no sea embrión y por ello asesinato destruirlo. Con esta mentira (que ningún cristiano verdadero creería a la luz de lo que Dios Dice en Su Palabra) tratan de apaciguar las conciencias de aquellos que participan en el Holocausto y asesinato de millones y millones de bebés inocentes en el lugar dónde deberían estar más seguros: el vientre de sus madres.

Se considera de fundamentalistas fanáticos el hecho de profesar hoy en día una genuina fe que esté en compromiso y de acuerdo con las enseñanzas de Jesús, con la moral Bíblica, al mismo tiempo que en los medios de comunicación proliferan los videntes, mediums, sanadores de todo tipo y otros similares a los que la sociedad aplaude y escucha.

Filosofías perniciosas y anticristianas como la “Nueva Era”, el espiritismo y otras similares, causan furor entre las capas acomodadas y más cultas de nuestra sociedad. La pornografía se exhibe en los quioscos de prensa como si tal cosa, pervirtiendo a nuestros hijos desde su más tierna infancia. La aberrantehomosexualidad, una de las mayores perversiones y engaños con los que el príncipe de la mentira ha engañado a la humanidad, está de moda, se nos vende (y bombardea) en televisión como algo "progresista" y moralmente aceptable y es "políticamente incorrecto" ponerla en cuestión.

Y todo esto no es más que el principio.

Como cristianos debemos de estar atentos, y no dormir.

Segundo tipo de Señal:

Conflictos bélicos y tensión militar: “Y oiréis de guerras y rumores de guerras”, vemos que no se refiere únicamente al hecho de que vaya a haber conflictos bélicos y guerras “oiréis de guerras”, sino también tensión entre las distintas fuerzas militares, políticas y económicas del mundo, lo que Jesús llamó “rumores de guerras”.

Podríamos objetar a esto que siempre ha habido guerras, e incluso que la misma Europa nunca ha conocido desde el emperador Augusto (la “pax romana”) un tiempo de mayor paz y estabilidad (salvando los recientes conflictos en la antigua Yugoslavia, ciertos países del este, etc.), recordemos ante este pensamiento las advertencias de la Palabra de Dios:

“Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, hermanos, no tenéis necesidad de que os escriba. Porque vosotros mismos sabéis perfectamente bien que el Día del Señor vendrá como ladrón de noche. Cuando digan: "Paz y seguridad", entonces vendrá la destrucción de repente sobre ellos, como vienen los dolores sobre la mujer que da a luz; y de ninguna manera escaparán. Pero vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, como para que aquel Día os sorprenda como un ladrón” (1ª Tesalonicenses 5: 1-4)
En efecto, pensemos sobre que frágil hilo se sustenta la paz del mundo: la disuasión nuclear, intereses económicos y un tercer mundo cada día más pobre, más conflictivo, y más explotado por el rico occidente "cristiano". ¿Podrá durar de esta manera mucho más la “paz”? “Cuando digan: “Paz y seguridad”, entonces vendrá la Destrucción de repente sobre ellos

En efecto, pudiera parecer, como se nos acusa desde los comienzos de la iglesia, que esta es una actitud muy pesimista, incluso catastrofista. Sin embargo los cristianos sabemos que la paz en el mundo no podrá ser de ninguna manera hasta que nuestro Señor Jesucristo vuelva para establecer su Reino de Paz. La verdadera paz que solo Dios puede dar al corazón de los hombres.

Hoy en día herejías manifiestas provenientes en su mayoría del medio carismático (decir otra cosa sería faltar a la verdad) como la “Teología de la Prosperidad” o la “Teología del Bienestar”, o la “Súper-fe” y cosas semejantes, que engañan a miles de creyentes con esta perniciosa seducción, no hacen sino esto:predicar un falso evangelio de paz y seguridad, que no les prepara para los días malos, cuando “vendrá la Destrucción de repente sobre ellos”

Tercer tipo de Señal:

Conflictos étnicos: “Porque se levantará nación contra nación” (En griego la palabra aquí traducida como nación es “Etnon” en el sentido de grupo étnico).

No se hace necesario decir que este tipo de conflictos están a la orden del día alrededor de todo el mundo. Los hombres, carentes de una identidad, se aferran al sentimiento del grupo, del pertenecer a una raza antigua, diferente. ¿Dónde nos han llevado los “nacionalismos” en estos últimos años?, el nazismo fue un movimiento que propugnó la superioridad racial de unos pocos escogidos frente a la muchedumbre, el resultado fueron 50 millones de muertos en la segunda guerra mundial y los campos de concentración. El conflicto Vasco, el Irlandés, la guerra de Yugoslavia, con sus limpiezas étnicas; los diferentes conflictos en los países de la antigua U.R.S.S., el nacionalismo Corso, etc. No son sino caras de la misma moneda.

Los cristianos creemos que Dios nos hizo a todos a Su semejanza, no creó ningún hombre físicamente o psicológicamente igual a otro (a Dios no le gusta la uniformidad ni la monotonía), pero nos hizo a todos iguales en nuestro espíritu, en el “hombre interior”, y nos hace uno por medio de Cristo, como dice el Apóstol:

“Así que, todos sois hijos de Dios por medio de la fe en Cristo Jesús, porque todos los que fuisteis bautizados en Cristo os habéis revestido de Cristo. Ya no hay Judío ni griego, no hay esclavo ni libre, no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. Y ya que sois de Cristo, ciertamente sois descendencia de Abraham, herederos conforme a la promesa”. (Gálatas 3: 26-29)
Un cristiano no necesita la idolatría nacionalista para llenar su corazón y darle una razón de ser o por la cual luchar. Un cristiano necesita a Cristo.

Cuarto tipo de Señal:

Calamidades naturales: “y habrá pestes y hambres, y terremotos en distintos lugares”.

La prestigiosa y mundialmente conocida revista de divulgación científica “National Geographic”, en su edición española, en un artículo sobre cataclismos naturales publicado en Julio de 1998, dice: “Existe un debate sobre por qué parecen estar aumentando los daños causados por catástrofes naturales. –Le puedo mostrar gráficos que indican que los costes de las catástrofes naturales aumentan de manera casi exponencial- dice Chris Tucker, asesor científico del servicio de protección Civil de Canadá-...” (Rodeados de peligros naturales, National Geographic, Ed. Española, nº 1 Vol 3 de Julio de 1998).

Mucho podríamos decir al respecto, pero la Palabra predice que vendrá una época de grandes calamidades naturales, incluso al escribir estas líneas, en el verano de 1998, tres enormes olas gigantes, o “tsunamis” de varias decenas de metros de altura, causaron miles de muertos en las costas de Nueva Guinea:

“Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas. Y en la tierra habrá angustia de las naciones por la confusión ante el rugido del mar y del oleaje”. (Lucas 21:25)
Nosotros en nuestra voluntaria desobediencia a la Palabra de Dios buscaremos nombres y justificaciones para estos cataclismos: “El Niño”, “El agujero en la capa de Ozono”, etc. Pero lo que está escrito se cumplirá:

“Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas. Y en la tierra habrá angustia de las naciones por la confusión ante el rugido del mar y del oleaje. Los hombres se desmayarán a causa del terror y de la expectación de las cosas que sobrevendrán al mundo habitado, porque los poderes de los cielos serán sacudidos”. (Lucas 21: 25-26)
Nota de febrero de 2001: Este mes aparece una noticia en el periódico Español “EL MUNDO” (Se puede consultar en su edición digital www.elmundo.es) con el siguiente titular: “La ONU prevé sequías, inundaciones, hambre y epidemias a causa del cambio climático” (El Mundo, 20-02-2001) donde se habla que este tipo de calamidades se extenderán a lo largo de este siglo (el XXI), según un consejo de más de mil expertos en la materia del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPPC) en un informe para el Programa de desarrollo de la ONU.

Compárese este titular con el versículo: “y habrá pestes y hambres, y terremotos en distintos lugares”. Cuando escribí un primer borrador de este estudio entre 1997 y 1998 hace tres años, no nos imaginábamos ni de lejos que este tipo de noticias se harían tan frecuentes... hace unas semanas leí otro titular en un dominical español que decía: “El Clima se ha vuelto loco”, artículos por todas partes sobre globalización, esfuerzos ecuménicos de Roma para unir bajo su yugo a todas las religiones, conversaciones sobre un posible gobierno mundial, etc. Ni en las especulaciones del cristiano más fundamentalista se podría haber descrito mejor la situación que Jesucristo predijo hace casi 2000 años. En todo caso, una vez más, como en el caso que veremos a continuación: LA BIBLIA NO SE EQUIVOCÓ

Quinto tipo de Señal:

La Señal de Israel. En efecto, la Palabra de Dios concede una importancia capital al pueblo físico de Israel, a la nación judía. 

Durante siglos, en la iglesia, ideas con un fuerte contenido antisemita han sido introducidas como un veneno mortal. De hecho, un buen conocedor de la historia del cristianismo, siendo honesto, advertirá que fue precisamente el olvido de las raíces hebreas de nuestra fe, y su sustitución por ideas y filosofías grecorromanas lo que llevó muy temprano a su decadencia al cristianismo (en el siglo IV, con la conversión del emperador romano Constantino -un furibundo antisemita-, el edicto de Milán y otros acontecimientos, podemos hablar ya de una iglesia con apariencia de vida, pero muerta en su espíritu).

La cristiandad sustituyó al Mesías Yehosua por un “cristo” grecorromano. Más tarde, como consecuencia de las ideas del concilio de Éfeso en el S.V, la joven virgen judía Miriam fue comenzada a ser adorada como María la “Madre de Dios” y “Reina del Cielo”.

Hombres como Eusebio de Cesarea, Agustín de Hipona, Juan Crisóstomo, etc. escribieron cosas que hoy resultarían durísimas contra los judíos (en muchos casos -por ser comedidos- dentro de la sana apologética). Así, la primera iglesia judía, que se salvó de la destrucción de Jerusalén por el emperador Tito al obedecer la advertencia del Señor, fue tenida por "extraña" y heterodoxa por la iglesia católica-antigua y las últimas referencias que tenemos de ella datan del S. V y VI. Parece desaparecer con la aparición del Islam en el siglo VII.

Veamos lo que la Biblia nos dice acerca de Israel y los últimos tiempos:

“Por tanto, los que estaban reunidos le preguntaban diciendo: --Señor, ¿Restituirás el reino a Israel en este tiempo? Él les respondió: --A vosotros no os toca saber ni los tiempos ni las ocasiones que el Padre dispuso por su propia autoridad. Pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo haya venido sobre vosotros, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra”. (Hechos 1: 6-8)

“Cuando veáis a Jerusalén sitiada por ejércitos, sabed entonces que ha llegado su destrucción. Entonces, los que estén en Judea, huyan a los montes; los que estén en medio de la ciudad, salgan; y los que estén en los campos, no entren en ella. Porque éstos son días de venganza, para que se cumplan todas las cosas que están escritas. ¡Ay de las que estén encintas y de las que críen en aquellos días! Porque habrá grande calamidad sobre la tierra e ira sobre este pueblo. Caerán a filo de espada y serán llevados cautivos a todas las naciones. Jerusalén Será pisoteada por los gentiles (Gentiles: en Hebreo “Goym”, esto es, los no judíos, las naciones que no pertenecen a la descendencia física de Israel.) hasta que se cumplan los tiempos de los gentiles. Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas. Y en la tierra habrá angustia de las naciones por la confusión ante el rugido del mar y del oleaje. Los hombres se desmayarán a causa del terror y de la expectación de las cosas que sobrevendrán al mundo habitado, porque los poderes de los cielos serán sacudidos. Entonces verán al Hijo del Hombre viniendo en una nube, con poder y gran gloria. Cuando estas cosas comiencen a suceder, mirad y levantad vuestras cabezas; porque vuestra redención está cerca”. (Lucas 21: 20-28)

"Pregunto pues: ¿Acaso tropezaron (los judíos) para que cayesen? ¡De ninguna manera! Más bien, con la trasgresión de ellos ha venido la salvación a los gentiles, para que ellos sean provocados a celos. Y si su trasgresión es la riqueza del mundo y su fracaso es la riqueza de los gentiles, ¡Cuánto más será la plena restauración de ellos! (...) Porque si la exclusión de ellos resulta en la reconciliación del mundo, ¡qué será su readmisión, sino vida de entre los muertos!”(Romanos 11: 11-12, 15)
“Hermanos, para que no Seáis sabios en vuestro propio parecer, no quiero que ignoréis este misterio: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles. Y Así todo Israel Será salvo, como Está escrito: Vendrá de Sión el libertador; quitará de Jacob la impiedad. Y éste será mi pacto con ellos, cuando yo quite sus pecados”. (Romanos 11: 25-27)
Deducimos pues, de estos textos varias cosas, en primer lugar, Jesús habla de una restauración de Israel en un tiempo lejano “¿Restituirás el reino a Israel en este tiempo? Él les respondió: -A vosotros no os toca saber ni los tiempos ni las ocasiones que el Padre dispuso por su propia autoridad” (démonos cuenta que la Biblia siempre se cumple por un lado de manera literal y por decirlo de algún modo de manera espiritual, por otro. 

Nosotros atendemos aquí al cumplimiento literal de estas profecías), así: “Caerán a filo de espada y serán llevados cautivos a todas las naciones. Jerusalén Será pisoteada por los gentiles hasta que se cumplan los tiempos de los gentiles” Vemos aquí una profecía cumplida casi plenamente, ya que Jesús predijo aproximadamente cuarenta años antes la destrucción del templo de Jerusalén, la ruina de la ciudad y el éxodo o diáspora judía “serán llevados cautivos a todas las naciones”, que como sabemos duró casi 2000 años, hasta que en 1948 la nación física de Israel renació, como más de un “cristiano fundamentalista” había predicho años o siglos antes pese a la burla del mundo.

Vemos que la llegada de los judíos a todas las naciones se realizó al mismo tiempo que llegó el Evangelio a las mismas, mientras tanto, Jerusalén nunca más volvió a estar bajo dominio judío “Jerusalén Será pisoteada por los gentiles hasta que se cumplan los tiempos de los gentiles” hasta 1968 cuando en la llamada “guerra de los seis días” la ciudad vieja de Jerusalén pasó después de tantos siglos a manos judías. Sin embargo la profecía aún no se ha cumplido totalmente, puesto que en el lugar más santo para los judíos, el “Monte del Templo”, aún se alzan dos mezquitas árabes (esto es, “gentiles” y paganas).

Todo esto concuerda con lo dicho por el apóstol Pablo: “ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles. Y Así todo Israel Será salvo, como Está escrito: Vendrá de Sión el libertador”, así como la diáspora y el comienzo de todos los males de la nación judía, transcurrió en paralelo a las ricas bendiciones que la llegada del Evangelio (el genuino, no las grotescas imitaciones que a lo largo de siglos han parecido ser el verdadero Evangelio) trajo a las naciones gentiles, hoy vemos que el mensaje glorioso de Jesús ha sido dado a conocer a prácticamente todos los pueblos o “grupos étnicos” (que es lo que literalmente dice la Biblia) “Y será predicado este Evangelio del Reino en todo el mundo para testimonio a todas las naciones (Lit. “etnias” en el griego original); y entonces vendrá el fin.” (Mateo 24:14), lo que concuerda con lo leído antes en Romanos: “ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles

Vemos pues que ellos, los judíos, han sido endurecidos y desobedientes al Evangelio por un tiempo, para que nosotros, los gentiles, los Goym, pudiéramos conocer al Único Dios verdadero, al Dios de Israel. Cuando todos los grupos étnicos y todas las tribus de la tierra hayan tenido la ocasión de oír el Evangelio de la Salvación por la Gracia de Dios en su Hijo Jesucristo, entonces veremos como la nación de Israel se volverá a Yehosua Mashiah, a su Mesías Yehosua el Judío hijo de la virgen judía Miriam (María la virgen), entonces ¿que podrá ocurrir, sino que hasta los muertos resuciten? “¡qué será su readmisión, sino vida de entre los muertos!

Y como Jesús dijo, “todo esto será principio de dolores”: Concluimos en que no es el fin, pero sí se puede decir que para los conocedores de la Palabra de Dios, la contemplación de estos hechos, será señal de que el fin está próximo.

SEGUNDA PARTE: LA GRAN TRIBULACIÓN:

“Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi Nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Más el que persevere hasta el fin, éste será salvo. Y será predicado este Evangelio del Reino en todo el mundo para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin. Por tanto, cuando veáis la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), entonces, los que estén en Judea huyan a los montes. El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa; y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa. Mas, ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno, ni en día de reposo; porque habrá entonces GRAN TRIBULACIÓN, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. Porque se levantarán falsos cristos y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aún a los escogidos. YA OS LO HE DICHO ANTES .Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis. Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre. Porque donde estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.” (Mateo 24: 9-26)
Jesús advierte seriamente a la cristiandad de principios del Tercer Milenio con estas palabras: “Ya os lo he dicho antes”, de manera que este es un tema que, siendo de vital trascendencia para nosotros, es de nuestra incumbencia investigar y estudiar con cuidado en las Palabras del Maestro.

“Ya os lo he dicho antes”, y sin embargo actualmente, dentro de la iglesia, existen doctrinas que (siempre a nuestro humilde juicio) no enseñan lo mismo que Jesús enseñó sobre el asunto.

Hoy en día muchos creyentes sinceros en Jesús han sido adoctrinados con la idea de que la cristiandad no pasará por el tiempo de la Gran Tribulación, lo cual, por lo que yo entiendo, queriendo ser sincero y libre de prejuicios doctrinales al escudriñar la Palabra, es una idea antibíblica y no Escritural que no se encuentra en la Palabra de Dios.

Se editan películas y novelas en los USA que adoctrinan con estas enseñanzas y otras cosas similares acerca de un “Rapto” secreto. Se enseña, a mi juicio erróneamente, como voy a tratar de demostrar por medio de las Escrituras, que el arrebatamiento de la iglesia sucederá justo antes de la Gran Tribulación, y que tan solo los cristianos fríos o no santificados lo suficiente, así como el pueblo físico de Israel, pasarán por este periodo de prueba. Muchos se basan para afirmar esto en los dos siguientes textos del Apocalipsis:

“Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas [...] Estos son los que han salido de la Gran Tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido con la sangre del cordero” (Apocalipsis 7: 9-14 véase todo el texto)
 Se enseña que puesto que estas gentes de las que habla la escritura “han salido de la Gran Tribulación”, eso quiere decir que no han pasado por ella. Nada más lejos de la realidad: En primer lugar, el texto griego original lee: “...outoi eisin oi ejomenoi ek tes zlupseos tes megales...” (trascripción fonética del griego libre del autor), siendo la palabra que se usa para decir “han salido” la griega “ejomenoi” de “erjomai” Lit. “venir, llegar, marchar, etc.” tal y como se lee, no implica que dichas multitudes no hayan pasado por la Gran Tribulación, al contrario, se dice que “han venido” de la Gran Tribulación (sentido más correcto) en el sentido de que han pasado por ella; la Escritura enseña que será después de haber pasado por ese tiempo, y solo después, que vendrá el arrebatamiento: “Y si aquellos días  no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados” (Mateo 24: 22), esto es: será un tiempo no muy largo (La Biblia habla de este periodo como de 7 años y no estoy seguro de que la iglesia esté presente durante todo ese periodo), donde, como enseña la Escritura, los escogidos de Dios serán probados con la última y extrema prueba.

Hay quien enseña que “los escogidos” son la Nación física de Israel, sin apoyar esto en ninguna base Escritural, y únicamente con la intención de justificar de manera errónea la doctrina de que la iglesia del Señor no pasará por la Gran Tribulación. Véase sobre quienes son los escogidos los siguientes versículos: Rom 8:33, 11:7;Col 3:12; 2ª Tim 2:10; 1ª Pedro 2:9, etc. Los escogidos son los creyentes en el Salvador e Hijo de Dios: Jesús de Nazaret, sean judíos o gentiles. La Palabra no habla de otro tipo de "escogidos".

NOTA: Insisto: No confundir la "Tribulación" o persecución de la iglesia, con los "Juicios" de Dios sobre las naciones impenitentes posteriores a la tribulación y el arrebatamiento cuando la Iglesia ya no esté en la tierra.

¿Sólo los cristianos “tibios” o "poco santificados" pasarán por la Gran tribulación?

Se enseña también por otros maestros, entre las múltiples variaciones que se dan como fruto de este tipo de enseñanza y comprensión de la Palabra, que estos serán el grupo de creyentes que como consecuencia de su falta de santificación hayan quedado en tierra para ser “probados” durante el tiempo de la persecución del anticristo. 

P. Ej. Gordon Lindsay en su libro “La segunda Venida de Cristo” (Ed. Christ For The Nations) dice: "...Frecuentemente se pregunta si los santos pasarán por este periodo de tribulación. Que algunos de los santos estarán en la tierra durante la Gran Tribulación está claro por Apoc. 7:9, 14; 13:7 ¿será esto cierto de todos los santos? Parecería (nótese que no está 100% seguro, por eso dice “parecería”), por Apocalipsis 14:1-5, que algunos de los santos, “primicias para Dios”, ya habrán sido arrebatados de este mundo...". Pues bien, como vemos, aunque para un lector superficial de la Palabra, adoctrinado con estas enseñanzas, “parecería” que pudiera ser así, esto no es lo que la Biblia enseña.

Otro de los textos usados por quienes sostienen la idea de que al menos parte de la cristiandad será arrebatada por el Señor antes de la Gran Tribulación, es el siguiente en Apocalipsis:

“Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran en la tierra” (Apocalipsis 3: 10 del Mensaje a Filadelfia)
En primer lugar no se entiende necesariamente que la aludida “hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero” sea la Gran Tribulación, podría ser el tiempo de los juicios Divinos que tras la Gran Tribulación, como veremos más adelante, y tras el arrebatamiento de la Iglesia, caerán sobre el mundo.

Si consideramos que se trata, como parece más lógico, o al menos yo así lo creo, del tiempo de la Gran Tribulación, aún el texto no implica que la Iglesia no pasará por él. El texto griego con el que el apóstol Juan escribió el Apocalipsis, no lo implica, es más, la preposición griega traducida aquí como “del” Lit. “Ék” en griego, se traduce igualmente como “en”, con lo que el texto podría leerse: “... yo también te guardaré EN la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero...”, lo que concuerda con lo que todos los cristianos sabemos: “Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará Jehová” (Salmo 34:19), y como el mismo Jesús enseñó, si a Él le hicieron lo que le hicieron, a nosotros, que somos sus discípulos, ¿qué no nos harán? Quede ahí este pensamiento.

En todo caso, la idea de que los creyentes no santificados se quedarán atrás y no serán arrebatados en el “rapto secreto” es completamente anti-Escritural, y denota un grave desconocimiento de la doctrina de la justificación por Gracia por medio de la Fe en Jesucristo, así la Biblia dice al respecto de los que han salido de la Gran Tribulación:

“Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero. Por esto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo; y el que está sentado sobre el trono extenderá su tabernáculo sobre ellos” (Apocalipsis 7:14-15)

Vemos que los que han salido de la Gran tribulación son aquellos que “han lavado sus ropas, y las han emblanquecido” ¿Y dónde las han emblanquecido?, ¿acaso ha sido su especial fervor cristiano, o su santidad propia, o sus obras de justicia?, NO: la Palabra de Dios nos dice que lo han hecho “en la sangre del Cordero” y que por ello, y solo por eso y nada más “están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo”. Estimado amigo o hermano, no confíe en nada más que en Cristo para poder escapar del justo Juicio de Dios. No deje que le engañen con patrañas (refiriéndome aquí como patraña a la idea de un "castigo" a modo de "purgatorio" para los cristianos "flojos" o tibios).

“Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi Nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de  muchos se enfriará. Más el que persevere hasta el fin, éste será salvo” (Mateo 24: 9-13)

Así como la Iglesia nació en medio de terroríficas persecuciones por parte de los gentiles del imperio romano, la Iglesia concluirá sus días sobre la tierra en medio de la persecución de ese último y gran imperio del Anticristo. Jesús nos advierte de la necesidad de perseverar y no tropezar en esos días, puesto que la presión tanto física como (a mi parecer) sobre todo psicológica sobre los verdaderos creyentes en Jesús (no será así con los cristianos “nominales”), será tal que muchos apostatarán de la fe (sea lo que sea apostatar), endurecerán sus corazones, y cometerán actos indignos de un cristiano. Pueda el Señor, en su misericordia darnos gracia para soportar esos tiempos y poder mantenernos en pié ante Él en el día de su venida.

“Y será predicado este Evangelio del Reino en todo el mundo para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.” (Mateo 24:14)

Vemos por estas palabras de Jesús que aún en medio de las duras pruebas, la predicación del Evangelio será más efectiva que nunca, o que el Evangelio ya habrá alcanzado al último grupo étnico de la tierra que no lo haya oído. Así como en los dos primeros siglos del cristianismo, pese a las persecuciones, y pese a que bautizarse era en muchas ocasiones la antesala del circo romano y de ser despedazado vivo por las fieras, multitudes se convirtieron a Jesús. La Palabra nos dice que antes del fin (por lo cual “la Gran Tribulación” aún no es el fin) el Evangelio deberá llegar a todos los grupos étnicos de la tierra, “y entonces vendrá el fin”.

“Por tanto, cuando veáis la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), entonces, los que estén en Judea huyan a los montes. El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa; y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa.
Mas, ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno, ni en día de reposo; porque habrá entonces GRAN TRIBULACIÓN, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.

Y si aquellos días  no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados.

Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. Porque se levantarán falsos cristos y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aún a los escogidos. YA OS LO HE DICHO ANTES . Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis” (Mateo 24: 15-26)

Jesús, antes de explicar como será el fin, continúa contando a sus discípulos las cosas que habrán de acontecer durante la Gran Tribulación, por eso dice “Por tanto, cuando veáis...etc.” y nos habla del anticristo como “la abominación desoladora de la que habló el profeta Daniel”. Veamos lo que dice Daniel en su libro a este propósito y a que pasaje de la escritura hace referencia Jesús:

“Y Después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí; y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será con inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones. Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador” (Daniel 9: 26-27)

“...y se enojará contra el pacto santo, y hará según su voluntad; volverá pues, y se entenderá con los que abandonen el santo pacto. Y se levantarán de su parte tropas que profanarán el santuario y la fortaleza, y quitarán el continuo sacrificio, y pondrán la abominación desoladora. Con lisonjas seducirá a los violadores del pacto; mas el pueblo que conoce a su Dios se esforzará y actuará” (Daniel 11: 30-32)

“Y desde el tiempo en que sea quitado el sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días” (Daniel 12:11)

Encontramos en otros pasajes de las escrituras otras referencias al anticristo que nos pueden dar más luz sobre el tiempo de su manifestación sobre la tierra, pero no es este el objeto de este estudio. 

La Biblia lo dice clara y explícitamente: El arrebatamiento es después de la manifestación del Anticristo:


Los creyentes gentiles de Tesalónica estuvieron a punto de ser confundidos con la idea de una venida del Señor Secreta o que incluso ya había acontecido, tal y como dice el Apóstol Pablo: El pasaje más claro donde de manera explícita y sin necesidad de recurrir a artificios, se muestra de manera evidente que la segunda venida de Cristo y el arrebatamiento no serán antes de que el anticristo se manifieste (que como estamos viendo aparecerá durante el tiempo de la Gran Tribulación), está en 2ª de Tesalonicenses:

“Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con El, os rogamos, hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca. Nadie os engañe de ninguna manera; porque no vendrá sin que ANTES venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone a todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios” (2ª Tesalonicenses 2:1-4)

En efecto, más claro no nos lo puede decir la Escritura, y este pasaje concuerda con lo que estamos viendo en las enseñanzas directas de Jesús en Mateo 24. Nos habla el apóstol Pablo que “respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con Él” quedándonos claro que “la venida de nuestro Señor Jesucristo” hace referencia a su Segunda Venida, y que “nuestra reunión con Él” hace referencia a cuando nos reunamos con Él en el Arrebatamiento, como veremos más adelante; pues bien, nos dice que estas dos cosas no sucederán cronológicamente en el tiempo “sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición”, que es el anticristo y que está "archi-claro" que se manifestará como tal durante la Gran Tribulación. No olvidemos que el apóstol Pablo aquí se dirige a creyentes gentiles, de Tesalónica, y no a judíos. La apostasía a la que se refiere aquí, y que como acabamos de demostrar por la Escritura, acontecerá antes del arrebatamiento y antes de la segunda venida de Cristo, es la misma de la que nos habla Jesús que acontecerá durante la “Gran Tribulación” diciendo: “Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán” (Mateo 24:10) Y lo mismo nos dice Daniel sobre este tiempo, como acabamos de ver, “y se entenderá con los que abandonen el santo pacto”, haciendo referencia a los apóstatas de los últimos tiempos, que son descritos por Pablo en su epístola a Timoteo como: “...en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” (1ª Timoteo 4: 1)

¿Qué es lo que retiene el “misterio de la iniquidad” y “será quitado de en medio”?:


Un argumento común, y erróneo a mi juicio como veremos, para hablar de que la iglesia será arrebatada antes de la Gran tribulación y de la llegada del Anticristo (y que evidentemente contradeciría lo que acabamos de ver en 2ª Tesalonicenses 2:1-4) es usar el siguiente versículo (que no es sino continuación de lo que acabamos de leer):

“Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio. Y entonces se manifestará aquel inicuo” (2ª Tes. 2:7-8)

Hay hermanos en Cristo que suponen (entre mil suposiciones más, algunas de lo más disparatado) que lo que “quien al presente lo detiene” esto es, quien evita que “aquel inicuo” (El Anticristo) y el “misterio de la iniquidad” se manifiesten es el Espíritu Santo, que mora en la Iglesia, y que por tanto para que el Espíritu Santo “sea quitado de en medio” la iglesia deberá ser arrebatada antes de la llegada del reino del Anticristo durante los siete años de la Gran Tribulación. Esto, que es una suposición, contradeciría lo que leíamos antes en los versículos 1 al 4 de esta 2ª Epístola a los Tesalonicenses. La Palabra es clara sobre cual es el ministerio del Espíritu Santo (no es el objeto de este sencillo estudio), y entre sus funciones no está (y no recuerdo un solo ejemplo en la Palabra de Dios) el “retener al Anticristo”, de hecho, la Iglesia ha convivido siempre con el mal, y con el espíritu del anticristo, como dice Juan:

“Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo” (1ª de Juan 2:18)

¿Qué es entonces“quien al presente lo detiene”? y de lo que Pablo habla a los creyentes de Tesalónica que “Y ahora vosotros sabéis lo que lo detiene” (2ª Tes. 2:6). La respuesta, a mi entender (no podría afirmarlo al 100% pues solo Dios es sabio), está en la misma Palabra de Dios que ahora nosotros conocemos, como los Tesalonicenses entonces, y se encuentra en el mismo libro de Daniel. Veámoslo:

“En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces” (Daniel 12:1)

La Palabra hebrea que aquí se traduce como “levantará” es la-amod, que significa literalmente: “estar quieto o desistir de cualquier actividad”, esto es, el Arcángel Miguel, el Ángel batallador de Dios, el Guardián de Israel y por ello de la Iglesia gentil (olivo silvestre injertado en el natural que es Israel), “será levantado”, “desistirá de su actividad” guardiana y batalladora y dejará paso, con el consentimiento de Dios, al misterio de la iniquidad. Esto concuerda con lo que nos cuenta el mismo libro de Daniel en el capítulo 11, de cómo Miguel el Arcángel tuvo que ir a luchar contra “el príncipe del reino de Persia” que se oponía al “varón” que hablaba con Daniel. Recordemos que ese demonio llamado “príncipe del reino de Persia” se oponía sabiendo que la liberación del pueblo hebreo de la cautividad de Babilonia vendría dada por los Persas, como nos cuenta el mismo libro de Daniel. Recordemos que Pablo dijo “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:12). Así que la Biblia dice que cuando sea quitado de su puesto Miguel “En aquel tiempo se levantará Miguel..." que guarda y protege al Israel de Dios "...el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo..." entonces vendrá la Tribulación contra la Iglesia (judíos y gentiles que conforman el Israel de Dios) de parte del anticristo: "...y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces”. No he encontrado un versículo en la Biblia que de a entender que “quien al presente lo detiene” sea otra cosa, pero reconozco que pudiera haber otras explicaciones satisfactorias.

La iglesia que nació en un bautismo de la sangre de los miles y miles de mártires en las terribles persecuciones de parte del Imperio Romano, verá finalizar sus días (si lo que decimos aquí es cierto) de la misma manera, en la última y Gran Tribulación.

En los tres primeros siglos de la Iglesia, el bautismo para un cristiano era la antesala del circo romano y de ser devorado por las fieras: Cuando uno tomaba la decisión de seguir a Cristo, sabía que el precio que se pagaba por ello era, en el mejor de los casos la muerte. No había “Teólogos de la Prosperidad” en aquella época.

Los primeros cristianos estaban convencidos de la inminencia del Arrebatamiento precisamente debido a la extrema persecución y tribulación por la que ellos pasaron, así contra los que nos acusan de no tener en cuenta el argumento de la inminencia de Su Venida, expresado por el mismo Jesús:

"Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis" (Mateo 24:42-44)

El mismo Señor advirtió a los creyentes en Su Nombre que cuando viésemos estas cosas (Tribulación, etc.) estuviésemos preparados porque Su Venida y por ello nuestra redención estaría cercana, y esto es lo que llevó a los primeros cristianos a esperar en cualquier momento la Segunda Venida del Señor. No sabemos el día ni la hora de Su Venida, pero si podremos conocer los tiempos por medio de estas señales:

"Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas" (Mateo 24:33)

"Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguios y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca" (Lucas 21:28)

Hoy en día la cristiandad occidental mira hacia si misma en vez de hacia el mundo perdido, engorda en vez de crecer, acumula “grasa del pecado” en vez de “músculo de santidad”, predica la “súper-fe” en vez de la santidad, la contemporización con la filosofía de este mundo en vez de la Palabra de Dios, la “Teología del bienestar” en vez del sufrir por Cristo, a un dios pequeño en vez del Todopoderoso Dios, un dios a nuestro servicio en vez de un Dios al que debemos obediencia y sumisión, esclavo de nuestras “oraciones de fe” o “confesiones positivas”. Seguramente que a todos nos venga bien un poco de persecución para que podamos cumplir lo que dijo el apóstol “Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos” (2ª Cor. 13:5). Oremos a Dios que “seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre” (Lucas 21:36).

Piense Ud. estimado hermano o amigo que mientras Ud. lee estas líneas quizá sentado cómodamente en su casa, en algún lugar del primer mundo, en muchos países hay miles y miles de cristianos que sufren persecución, cárcel, torturas, violaciones de todo tipo y hasta la muerte por su fe en Jesucristo. Ahora mismo hay cristianos en la cárcel condenados a muerte, llenos de moratones y magulladuras de sus torturadores, desposeídos de sus familias, de sus trabajos, sus posesiones, etc. Saque sus conclusiones al respecto.

Concluimos pues, después de analizar de manera rápida estos pasajes de la Palabra de Dios, que se demuestra (a nuestro humilde entender -Solo Dios es Sabio-) en las Escrituras que:

   1.      Habrá un periodo previo a la Segunda Venida de Cristo y al Arrebatamiento llamado “Gran Tribulación” por la Escritura, donde se producirá la “Gran Apostasía” y donde se manifestará el “anticristo” “Entonces os entregarán a tribulación [...] Muchos tropezarán entonces [...] Y muchos falsos profetas se levantarán [...] porque habrá entonces GRAN TRIBULACIÓN, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. Y si aquellos días  no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados [...] Porque se levantarán falsos cristos y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aún a los escogidos. YA OS LO HE DICHO ANTES [...]” (Mateo 24: 9-26)
   2.      Durante la Gran tribulación la Iglesia seguirá en tierra, puesto que aún no habrá tenido lugar el arrebatamiento “Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con Él [...] no vendrá sin que ANTES venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone a todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios” (2ª Tesalonicenses 2:1-4)
   3.      Este tiempo será acortado por causa de “Los escogidos”, en este tiempo el Evangelio habrá llegado a todos los grupos humanos de la tierra “Y será predicado este Evangelio del Reino en todo el mundo para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin [...] Y si aquellos días  no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados”

TERCERA PARTE: LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO Y EL ARREBATAMIENTO DE LA IGLESIA:


Continuemos leyendo lo que nos dice la Escritura sobre los acontecimientos que sucederán a la Gran tribulación:

“E INMEDIATAMENTE DESPUÉS DE LA TRIBULACIÓN DE AQUELLOS DÍAS, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá  la señal del Hijo del Hombre; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro. De la higuera aprended la parábola: cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas” (Mateo 24:29-33)

En efecto; como estamos queriendo demostrar por la Palabra de Dios; INMEDIATAMENTE después de todo lo dicho hasta ahora (lo que Jesús llama “la tribulación de aquellos días” y que no es otra que la Gran tribulación, como el mismo Jesús dijo: “cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá”, sucederán los acontecimientos más grandiosos y terribles que han sucedido desde que el mismo Hijo de Dios se hizo hombre y moró como tal en medio nuestro: como nos enseñan en múltiples lugares las Escrituras, previamente al Día del Señor, “el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas” en otros lugares de las Escrituras nos dicen que además la luna se teñirá de sangre; quizás debido a fenómenos meteorológicos relacionados con la contaminación o los extraordinarios acontecimientos naturales de esos días, su resplandor, antes de desaparecer, nos recuerde al color de la sangre.

Así pues, “aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo”, esto, y lo que vamos a ver a continuación descarta la idea a nuestro juicio no Escritural de que habrá un arrebatamiento invisible de la Iglesia antes de la Segunda Venida de Jesús, que “como el relámpago que sale del Oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre”. Personalmente pienso que debido a esta -a nuestro juicio- errónea enseñanza de un arrebatamiento de la Iglesia invisible y oculto al mundo, muchos creyentes caerán en la trampa de “... si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis”, ya que sobre el arrebatamiento se nos dice por boca del mismo Jesús: “verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro” esto es, su venida será visible “como el relámpago que sale del Oriente y se muestra hasta el occidente” a todas las naciones, que se lamentarán por ello, de no haberle seguido, ya que en ese momento el tiempo de la gracia habrá finalizado para dar paso al tiempo del Juicio. Jesús mismo “enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro”, como nos dice Pablo en Tesalonicenses:

“... también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en Él. Por lo cual os decimos esto en Palabra del Señor: que nosotros que vivimos, los que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo, con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor” (1ª Tesalonicenses 4: 14-17)

Por un lado, el Señor Jesús efectuará su Segunda Venida sobre la tierra. Se manifestará, y los muertos en Cristo se levantarán: esta es la esperanza de tantos creyentes en El que murieron confiando en la resurrección a lo largo de tantos siglos por lo cual dice la Escritura: “... también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en Él”; sonará una gran trompeta, que nos recuerda al cuerno o “Shofar” hebreo que sonaba para reunir a la congregación de Israel en diferentes ocasiones; este toque de trompeta será la señal: “Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta” “Porque el Señor mismo, con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, descenderá del cielo”, entonces, como decimos, los muertos en Cristo resucitarán en primer lugar, y después los cristianos que estén sobre la tierra serán arrebatados: “Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro” y “Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor”. El cómo sucederá este arrebatamiento, nos lo explica de manera detallada el apóstol Pablo en su primera epístola a los Corintios: “He aquí os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados” (1ª Corintios 15: 51-52), vemos como se repite el orden cronológico: 1º sonará la trompeta “se tocará la trompeta”, 2º primeramente resucitarán los muertos en la fe de Cristo “y los muertos serán resucitados incorruptibles”, y tras ello (3º) la iglesia que habrá quedado sobre la tierra será arrebatada tras ser transformada en un cuerpo incorruptible “y nosotros seremos transformados”.

Pese a ser una enseñanza tan clara y explícita lo que las Santas Escrituras nos presentan; de manera complicada y poco entendible a mi juicio, se enseña en determinados círculos cristianos que el arrebatamiento se producirá antes de esta aparición gloriosa y visible de Cristo tras la Gran Tribulación. El porqué se hace esto (que como dije al principio es una idea de muy reciente aparición, desde hace un siglo aproximadamente, y muy difundida hoy en día por y entre el movimiento Pentecostal), yo creo que es en muchos casos debido al poco o nulo conocimiento de la Biblia entre algunos cristianos, que han sido adoctrinados con libros escritos por hombres así como por maestros que en algunos puntos (a mi juicio) están equivocados (sinceros cristianos, pero hombres), y que después al leer estos textos tan claros, lo hacen condicionados y con las “gafas doctrinales” que les fueron puestas (por excelentes maestros de la Escrituras que a mi juicio en este punto capital se equivocan), con lo cual el ciclo se repite.

"Y si alguno se imagina que sabe algo, aún no sabe nada como debe saberlo. Pero si alguno ama a Dios, es conocido por él" (1ª Corintios 8:2-3)

Muy pocos creyentes leen diariamente la Biblia y la escrutan y estudian como se nos enseña en la doctrina de los apóstoles. Sucede así, que después, pese a tratar de demostrar como estamos haciendo aquí lo que creemos la verdad; estos hermanos, en su sinceridad y fidelidad a Cristo, confunden la verdad con una doctrina equivocada, y por celo, se niegan a escudriñar la Palabra con valentía y libres de prejuicios doctrinales.

Hay una anécdota bien conocida que sirve para ilustrar esto de lo que hablamos: En la Edad Media, por causa de las doctrinas de Aristóteles, desde muchos siglos atrás se enseñaba que si dejamos caer al mismo tiempo desde una altura un cuerpo de p.ej. 1 Kg. y otro exactamente igual de 10 Kg., el más pesado llegaría antes a tierra. Pues bien, Galileo Galilei, reunió en Pisa bajo la torre inclinada a los eruditos más sesudos de la época, y para demostrarles que lo que estaban enseñando era falso; subió a los más alto de la torre y dejó caer al mismo tiempo dos esferas iguales, una de un peso y otra de mucho más peso; ambas cayeron delante mismo de los eruditos y al mismo tiempo... sorprendentemente, para sorpresa del mismo Galileo, pese a la prueba, los eruditos ¡¡prefirieron seguir creyendo al "gran Aristóteles" en su error, que al "desconocido y arribista" Galileo!!! Desgraciadamente para la Verdad, así sucede hoy con muchos hermanos, que prefieren seguir creyendo lo que les enseñaron en su denominación cuando se convirtieron, que lo que la Biblia demuestra y enseña con claridad que creemos meridiana.

Otra de las razones fundamentales, a mi parecer, es la confusión que existe en estos hermanos, entre lo que la Biblia enseña y dice que es “La Gran Tribulación” y los Juicios de Dios sobre el mundo de los impíos que hayan quedado sobre la tierra tras el arrebatamiento y que serán previos al Reinado Milenial de Cristo sobre la tierra (en lo cual creemos firme y literalmente, conforme a la Escritura). Por un lado, como acabamos de ver, habrá un tiempo de persecución a los cristianos fieles a Jesucristo, donde incluso algunos serán llevados a la muerte, en este tiempo se levantará el Anticristo, agente del diablo sobre la tierra. Afortunadamente será un tiempo relativamente corto en el tiempo (no es el propósito de este estudio entrar en profundidades exegéticas sobre fechas, tiempos y otros detalles que desviarían la atención del hilo principal del mismo). Por otro lado, se confunde el hecho enseñado por la Escritura de que habrá diferentes premios en el Reino de los Cielos, y “grandes” y “pequeños” en función de nuestro comportamiento en esta vida, con la, a mi juicio errónea enseñanza de algunos -muy difundida entre los carismáticos- que los creyentes “sosos” o no santificados lo suficiente, no serán arrebatados (idea muy difundida como digo en círculos Pentecostales).

La Gran Tribulación finalizará con la aparición visible de Cristo en las nubes, el cual resucitará a los muertos y arrebatará a los suyos “en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor”.

Habiendo quedado (creemos) demostrado por las Escrituras que la Palabra de Dios NO enseña que haya una venida secreta del Señor para arrebatar en un “Rapto” oculto a Su iglesia previo a la Gran Tribulación (lo que daría lugar a tres venidas del Señor, la Biblia solo habla de dos), y que la Iglesia ciertamente SI pasará por la época de la Gran Tribulación, lo único que me queda es recordar las Palabras del Maestro:

“Por tanto, también vosotros estad preparados”

Por último expresar que no he querido herir la "sensibilidad religiosa" de nadie con este estudio. Me considero un "cristiano de base", no un "Maestro de la Escritura". Lo único que he querido es advertir a la cristiandad sobre estas doctrinas falsas infiltradas recientemente en el seno de la iglesia y expresar, para decirlo de manera suave, otro "punto de vista" (que realmente creo que es lo que la Biblia enseña) sobre un asunto de importancia, y si en este empeño he sido o parecido orgulloso o he denigrado a otros que piensan diferente, no era esta ni mi intención ni mi deseo.

“Ya os lo he dicho antes” (Advertencia de Jesús a su Iglesia)
Solo Dios es Sabio.

Dios te bendiga,
J. P. V.

YIYE AVILA. EL FIN SE ACERCA. VIDEO DE YOUTUBE


YIYE AVILA. ELIAS Y LOS BAALES. VIDEO DE YOUTUBE


YIYE AVILA. EL PORUQ CRISTO SANA. VIDEO DE YOUTUBE


YIYE AVILA. EL PARALITICO. VIDEO DE YOUTUBE


YIYE AVILA. EL SACRIFICIO DE LA CRUZ. VIDEO DE YOUTUBE


YIYE AVILA. LA NEGACION DE PEDRO. VIDEO DE YOUTUBE


EL AYUNO. YIYE AVILA. VIDEO DE YOUTUBE


ARMAGEDON. YIYE AVILA. VIDEO DE YOUTUBE


DIFERENCIA ENTRE EL TRIGO Y LA PAJA. YIYE AVILA. VIDEOD E YOUTUBE.


EL RAPTO. YIYE AVILA. VIDEO DE YOUTUBE


VISIONES. YIYE AVILA. VIDEO DE YOUTUBE


Yiye Avila desenmascara a Luis Palau. Video de Youtube


ASESINATO DE CARMEN ILIA. MENSAJE DE YIYE AVILA. VIDEO DE YOUTUBE


COMO SE DEBE AYUNAR PARA CRECER ESPIRITUALMENTE. YIYE AVILA. VIDEO DE YOUTUBE


FUNERAL DEL HERMANO YIYE AVILA. VIDEO DE YOUTUBE


LA EXISTENCIA DEL ALMA. YIYE AVILA. VIDEO DE YOUTUBE


LAS 25 ADEVERTENCIAS DE DIOS. YIYE AVILA. VIDEO DE YOUTUBE


PASOS PARA ORAR EN EL ESPIRITU. YIYE AVILA. VIDEO DE YOUTUBE


HISTORIA DE LOS BAUTISTAS


preparado por: Rev. Jorge L. Cintrón
Pastor Primera Iglesia Bautista
Cayey, Puerto Rico

Históricamente el término bautista se utiliza por primera vez para distinguir un grupo de iglesias en Inglaterra en el siglo XVII. Desde ese momento tenemos una sucesión ininterrumpida de iglesias llamadas bautistas.
Las iglesias bautistas no consideran a ninguna persona como su fundador. La Iglesia Católica Romana considera a Pedro su fundador. La Iglesia Luterana tiene como fundador a Lutero. Juan Calvino es el fundador de la Iglesia Presbiteriana. La Iglesia Anglicana encuentra su origen en el rey Enrique VIII. La Iglesia Metodista tiene como su fundador a Juan Wesley.
El espíritu bautista y los principios bautistas han existido desde la época apostólica. Los “bautistas” han existido desde los comienzos del cristianismo.
A través de la historia de la iglesia siempre han habido grupos que han sostenido prácticas parecidas a las que los bautistas sostienen. En los primeros siglos surgieron los Montanistas (S.II), los Novicianos (S.III), los Donatistas (S.IV), los Paulicianos (S.V). Estos grupos aunque surgieron en épocas diferentes y tenían prácticas diferentes coincidían en varios aspectos. Sostenían que el Nuevo Testamento era su única norma de fe y práctica. Rechazaban el bautismo de infantes. Afirmaban que la membresía de la iglesia era una regenerada. Practicaban el bautismo por inmersión. Posteriormente surgen otros movimientos disidentes en la iglesia -Valdenses, Albigenses, Pobres de Lyon- sosteniendo prácticas parecidas a las bautistas. Durante el periodo de la Reforma Protestante, siglo XVI, surgen grupos que son identificados con el término anabautistas. Este término fue usado indiscriminadamente para nombrar todo grupo que difería de los grupos reconocidos en la Reforma Protestante. Bajo ese término se incluyeron grupos que no tenían nada en común. Los grupos que propiamente eran anabautistas tenían varios conceptos comunes. Entre estos se encontraban; el rechazo del bautismo de infantes, la práctica del bautismo por inmersión, la membresía de la iglesia como una regenerada, La Biblia como única norma de fe y práctica, la libertad de conciencia, y la separación iglesia y estado.
A principios del siglo XVII surge dentro de la Iglesia Anglicana en Inglaterra un movimiento puritano-separatista. Este movimiento afirmaba que la Iglesia Anglicana necesitaba reformas mayores. Señalaba que esa iglesia podía ser reformada por personas cuya lealtad fuera únicamente a la Palabra de Dios. Fue un movimiento espontáneo que surgió debido al énfasis sobre la lectura y el estudio del Nuevo Testamento. Ese esfuerzo reformador fue perseguido por la Iglesia Anglicana. Surgieron pequeñas congregaciones. La persecución fue tal que algunas de esas congregaciones tuvieron que emigrar a Holanda. Es en medio de esta situación que surge el grupo de “peregrinos” del Mayflower que llega a Norte América huyendo de la persecución religiosa.

Roger Williams, un ministro separatista inglés, fundó en 1636 la colonia de Rhode Island. Fundó en Providence, Rhode Island en el año 1639 la primera iglesia bautista en Estados Unidos. Posteriormente las iglesias bautistas comenzaron a desarrollarse libremente en ese país.

La obra misionera moderna comenzó en el año 1793 con William Carey un bautista inglés que se desplazó a India para hacer labor misionera. Adoniram Judson y Luther Rice fueron comisionados para el servicio misionero por varias iglesias de los Estados Unidos en 1812 motivados por la labor de William Carey. En su viaje a India para unirse a la obra de William Carey aceptaron las enseñanzas bíblicas de los bautistas. Esta decisión de Judson y Rice provocó la creación de la CONVENCION MISIONERA GENERAL DE LA DENOMINACION BAUTISTA DE LOS ESTADOS UNIDOS PARA MISIONES EN EL EXTRANJERO. En el año 1817 Joe Mason Peck y James Welch comenzaron un trabajo misionero en Missouri. Otras obras misioneras comenzaron en los Estados Unidos. La necesidad de materiales para esta tarea hizo que surgiera en 1824 la SOCIEDAD DE TRATATADOS DE LOS BAUTISTAS GENERALES. LA SOCIEDAD DE MISIONES DOMESTICAS BAUTISTAS AMERICANAS surgió en 1832 para sostener la obra misionera en los Estados Unidos.

La tensión racial que surgió en los Estados Unidos comenzó a sentirse en estas tres asociaciones bautistas. La esclavitud era considerada mala por la mayoría de los bautistas. Una pequeña minoría de los bautistas estuvo dispuesta a aferrarse a ella. El surgimiento del movimiento abolicionista en el norte de los Estados Unidos provocó que los bautistas de las iglesias del área norte y los bautistas del área sur se fueran distanciando. Había bautistas en funciones de liderato en ambos bandos de la contienda racial. La CONVENCION MISIONERA GENERAL DE LA DENOMINACION BAUTISTA DE LOS ESTADOS UNIDOS PARA MISIONES EN EL EXTRANJERO se había declarado neutral en cuanto a la esclavitud. Luego de una discusión del asunto aprobó la siguiente declaración: “Que al cooperar juntamente como miembros de esta convención en la obra de misiones extranjeras, rechazamos toda sanción, ya expresa o implícita, en favor o en contra de la esclavitud; pero como individuos somos libres para expresar y promover en otra parte nuestras opiniones sobre estos asuntos en una manera y espíritu cristianos.” Posteriormente la Junta Directiva de la convención al responder a unos asuntos relacionados con esta contienda expresó: “Si alguien se ofreciera como misionero, teniendo esclavos, e insistiera retenerlos como de su propiedad, no podríamos nombrarlo. Una cosa es cierta, nunca podremos ser parte en un arreglo que implique la aprobación de la esclavitud.” Un grupo de iglesias del área sur de los Estados Unidos reaccionando a la posición de la Junta Directiva de la CONVENCION MISIONERA GENERAL DE LA DENOMINACION BAUTISTA DE LOS ESTADOS UNIDOS PARA MISIONES EN EL EXTRANJERO organizaron en Augusta, Georgia la CONVENCION BAUTISTA DEL SUR. Después de la Guerra Civil surgieron muchas iglesias bautistas negras en los Estados Unidos. Estas iglesias, viendo la necesidad que tenían de unirse para establecer obra misionera y publicar materiales para su trabajo, formaron la CONVENCION BAUTISTA NACIONAL en 1886. Las otras iglesias que habían formado la CONVENCION MISIONERA GENERAL DE LA DENOMINACION BAUTISTA DE LOS ESTADOS UNIDOS PARA MISIONES EN EL EXTRANJERO, la SOCIEDAD DE TRATATADOS DE LOS BAUTISTAS GENERALES y la SOCIEDAD DE MISIONES DOMESTICAS BAUTISTAS AMERICANAS se unieron en el año 1907 en lo que se conoció como la CONVENCION BAUTISTA DEL NORTE. En el año 1972 se transformó en lo que actualmente se conoce como las IGLESIAS BAUTISTAS AMERICANAS.

Durante los años de 1899 y 1900 llegaron las primeras denominaciones evangélicas a Puerto Rico. Al llegar se dividieron la isla para el trabajo evangelístico. En términos generales los PRESBITERIANOS laborarían en el área oeste; los DISCIPULOS DE CRISTO en el área norte, los grupos que formaron los EVANGELICOS UNIDOS en el área este, y los BAUTISTAS en el área central en una diagonal de San Juan a Ponce. Los primeros misioneros bautistas en nuestro país fueron el Dr. Hugo P. McCormick en el área de Río Piedras, el Dr. A. B. Rudd en el área sur y el Rdo. Edgar L Humphrey en el área central. En el 1902 surgió la ASOCIASION DE IGLESIAS BAUTISTAS DE P.R. como producto de este trabajo misionero.

La primera iglesia bautista en Puerto Rico fue la Primera Iglesia Bautista de Río Piedras fundada en el año 1899. La Primera Iglesia Bautista de Ponce fue la primera congregación en tener su propio templo en el año 1902. La Primera Iglesia Bautista de Caguas fue la primera iglesia que se declaró en sostenimiento propio.

La Primera Iglesia Bautista de Cayey fue fundada el 23 de septiembre de 1902. Siete (7) meses antes, más o menos, habían aparecido por Cayey el Rvdo. Hugo P. McCormick y Don Carmelo Díaz Núñez, dos de los pioneros de la obra bautista en Puerto Rico. La iglesia comenzó con catorce (14) miembros los cuales fueron bautizados en la quebrada que estaba situada detrás del Telégrafo Insular.

Durante sus primeros tres años la iglesia se reunía en las casas de diferentes personas. El 10 de septiembre de 1905 se inaguró el primer templo donde se reunió la iglesia. El mismo fue remodelado y ampliado en el año 1956 e inagurado el 13 de enero de 1957. La iglesia se declaró una de sostenimiento propio el 29 de diciembre de 1935.
En diciembre de 1966 una comisión de las Iglesias Bautistas Americanas hizo, un estudio sobre las perspectivas de desarrollo de la Primera Iglesia Bautista de Cayey. Este estudio se hizo a solicitud de la iglesia. Esa comisión recomendó que se adquiriera un terreno para la construcción de unas nuevas facilidades que estuviese ubicado hacia el este cerca del área que se estaba comenzando a desarrollar. El Rev. César Maurás guió a la iglesia a comprar en el año 1981, 3.64 cuerdas en el sector de Montellano -carretera 14 Km. 72.4- al precio de $130,000.00. El 14 de abril de 2002 se colocó la primera piedra para la contrucción del PABELLÓN DE ORACIÓN. Durante el verano de 2002 se comenzó a construir el PABELLÓN DE ORACIÓN. El 28 noviembre de 2002 se celebró el primer culto en el PABELLÓN DE ORACIÓN -Culto Matutino de Acción de Gracias. La CRUZADA DE SEMANA SANTA del año 2003 se celebró en el PABELLÓN DE ORACION. La iglesia entusiasmada por esa experiencia decidió el 18 de mayo de 2003 trasladar sus actividades regulares al PABELLÓN DE ORACIÓN.

La iglesia ha sido dirigida por alrededor de unos dieciséis (16) pastores. El que más se destaca entre todos es el siempre bien recordado Rvdo. Rafael Landrón y Landrón. El ocupó el pastorado de la iglesia en dos ocasiones. Fueron muchos los logros de Don Rafael Landrón; entre ellos: que la iglesia se declarara una de sostenimiento propio, crecimiento númerico de la congregación, construcción de varias capillas en los barrios, ampliación y remodelación del templo principal. Don Rafael no fue tan solo un gran líder espiritual para su congregación, sino también un reconocido líder en el pueblo de Cayey. Después del Rvdo. Rafael Landrón han pastoreado la congregación: Israel García, Dionisio Crespo, Francisco F. Colón, César Maurás, Armando Hernández, Obdulio Lozada. Además la iglesia ha contado con la labor de varios pastores ayudantes y misioneras. Entre estos Armando Villa Falú, Angel Luis Gutiérrez, Petra A. Urbina, Ana Abigail Bonilla, Yolanda Ortiz, Jessica Torres, Eliécer Sepúlveda, Reinaldo Flores y Mireily Rabelo. Jorge L. Cintrón es el pastor de la iglesia desde 1996.

La ASOCIACION DE IGLESIAS BAUTISTAS DE PUERTO RICO fundada en 1902 se ha desarrollado en lo que se conoce como las IGLESIAS BAUTISTAS DE PUERTO RICO. Son alrededor de 101 iglesias con 25,000 miembros activos aproximadamente. Las IGLESIAS BAUTISTAS DE PUERTO RICO son una de las regiones de las IGLESIAS BAUTISTAS AMERICANAS.

La CONVENCION BAUTISTA DEL SUR inició trabajos en Puerto Rico en el año 1956. El propósito de este trabajo era suplir las necesidades religiosas de los soldados norteamericanos que habían sido destacados en la isla. Luego ampliaron su labor estableciendo iglesias en diferentes pueblos de la isla.

Las IGLESIAS BAUTISTAS AMERICANAS están constituidas por alrededor de 5,800 congregaciones con 1.5 millones de miembros. Son el cuarto grupo más grande dentro del movimiento bautista de los Estados Unidos. La CONVENCION BAUTISTA DEL SUR tiene alrededor de 15 millones de miembros. La CONVENCION BAUTISTA NACIONAL, EEUU, INC tiene alrededor de 7 millones y 3.5 millones la CONVENCION BAUTISTA NACIONAL DE AMERICA. Se estima que hay mas de 32 millones de bautistas en el mundo, sin contar las iglesias bautistas independientes que no están afiliadas a ningún grupo.


HISTORIA DE LA IGLESIA BAUTISTA: ORIGENES DE LOS BAUTISTAS

El vocablo “Bautista”, como un nombre que
describe a un cuerpo de cristianos, se usó por primera vez en idioma inglés en el siglo
XVII. Fue más bien un apodo forjado por sus opositores antes que un nombre creado
por ellos. Los así llamados “bautistas” preferían ser denominados “creyentes
bautizados”, “hermanos cristianos”, “discípulos de Cristo” o “cristianos
neotestamentarios”; ellos creían que reconstruían “la verdadera iglesia de Cristo”.
Bautistas, es un nombre muy inadecuado para la denominación que representa ya que
distorsiona en vez de aclarar la posición eclesiástica de la denominación. ¡La verdad es
que otras denominaciones cristianas ponen más énfasis sobre la importancia del
bautismo que los Bautistas! Sin embargo, con el correr de los años aquellos “creyentes
bautizados” aceptaron finalmente el apodo como nombre.
El origen de nuestra denominación se remonta al siglo XVII en Inglaterra,
como una fase del movimiento separatista que a su vez era hijo de un movimiento más
amplio, el puritanismo. Alrededor de 1633, el bautismo llegó a ser una cuestión
candente entre los puritanos, como resultado del estudio bíblico varios sectores llegaron
a rechazar el bautismo infantil. Este grupo dio un paso más adelante y restauraron el
modo neotestamentario del bautismo, la inmersión, alrededor del año 1641. La
historia de los Bautistas es más que la historia de una denominación dentro del
protestantismo, que surgió del puritanismo inglés, sino también de un movimiento que se
ha caracterizado por un espíritu no conformista. Aunque fue en 1644 cuando fue
publicada la primera “Confesión de fe” de la denominación, el espíritu bautista y los
principios bautistas han existido desde la época apostólica. Por eso, aquellos primeros
bautistas del siglo XVII preferían el nombre de “creyentes neotestamentarios”.
 A partir del siglo XVIII, el nombre “Bautista” comenzó su evolución hacia la
respetabilidad. Debido a la fidelidad de los feligreses, a los frutos de la investigación
histórica, a la práctica consecuente de los principios y al crecimiento grande de las
iglesias, la denominación llamada “Bautista” se cuenta entre las más grandes y evocan
el respeto y la admiración de sectores en el cristianismo.
 Entonces se puede concluir: La Denominación Bautista ha existido desde el
siglo XVII, pero el pueblo Bautista desde los mismos comienzos cristianos. El origen
doctrinal de la denominación se encuentra en los apóstoles. El origen espiritual se ve en
todos aquellos individuos y grupos disidentes que procuraban mantener o restaurar los
principios neotestamentarios, a pesar de la corrupción y de la persecución de la religión
oficial. El origen Histórico de la denominación esta en 1641, relacionado con la revuelta
de los puritanos separatistas ingleses contra la tiranía de una iglesia establecida. Debido
al énfasis sobre la lectura y el estudio del Nuevo Testamento, en gran parte promulgados
por los no conformistas ingleses por muchos años, estos hombres reconocieron la
falsedad de las pretensiones de la iglesia establecida (Anglicana) y aprendieron los
verdaderos principios neotestamentarios. Fue un movimiento espontáneo. Así iniciaron,
clandestinamente a veces, su esfuerzo por restaurar en aquel entonces, el modelo
neotestamentario, separándose de la iglesia Anglicana y fundando sus congregaciones.
De aquel fondo histórico surgió la denominación Bautista. Fue y seguirá siendo nada más que la reaparición de los principios neotestamentarios sobre la pantalla de la
historia.

En Venezuela para principios del 2010 se cuenta con 504 Iglesias Bautistas
agrupadas por la Convención Nacional Bautista de Venezuela (CNBV) la cual coordina los
trabajos y esfuerzos mancomunados de todas las iglesias en busca del bienestar
económico, social y espiritual de nuestro país. La CNBV agrupa las distintas iglesias por
zonas geográficas donde cada estado conforma una Asociación de iglesias dependiente
de la Convención. Nosotros formamos parte de la Asociación de Iglesias Bautistas de la
Región Capital (ASIBARCA) conformada por más de 15 iglesias. Nuestra Convención
esta inscrita en la Alianza Bautista Mundial (ABM), ente que coordina los trabajos
internacionales e ínter convenciones Bautistas con la finalidad de procurar que el mundo
entero conozca de Cristo.
La Obra Bautista en Venezuela:
Fijar un comienzo en la obra bautista venezolana, no es tarea fácil porque nadie –
salvo nuestro Dios omnisciente que está en los cielos acaso lo planificó todo- puede
asegurar, a ciencia cierta, como fue tal inicio. Nos limitaremos a mencionar y comentar
las distintas versiones, de manera que sean nuestros lectores los que tengan el privilegio
de llegar, con la con la ayuda del Espíritu Santo, a sus propias conclusiones.
Algunos- entre ellos, don Ruperto Prato, quien ya esta en la paz del Señor – hacen
coincidir el inicio de la obra bautista venezolana con un incidente que se registro varias
décadas atrás en Guasdualito (para aquel entonces, “Periquera”), en el Alto Apure.
Cuentan que don Ruperto, quien llegó a esa población, proveniente de San Cristóbal,
Edo. Táchira, “buscando oro y camorra” (para usar sus propias palabras), tuvo un
encuentro inexplicable con Dios. Para polemizar con un sacerdote católico-romano que
había errado faltándole el respeto a las damas del lugar, don Ruperto usó una Biblia que
un amigo había tenido por 12 años encerrada en un baúl. Fue tildado de “protestante”
por su antagonista. Luego por invitación de don Ruperto, visitó Guadualito, el Rev. G.A
Holmberg, misionero de la Alianza Evangélica. Otros sucedieron en esta labor de
misiones al hno. Holmberg. Más adelante, cuando se presentó el caso de un bautismo
infantil, don Ruperto polemizó de nuevo, pero esta vez con el misionero evangélico de
turno, pues, según él, mal interpretaba las Escrituras. Como era de esperarse, fue
“insultado con el título “despectivo” de “bautista”. Se cree que fue la primera vez que se
oyó nombrar esta palabra (en forma de título) en Venezuela.
Se sabe, también, que un grupo de jóvenes evangélicos – entre ellos: Julio Moros,
Rafael Urdaneta Mejías y, Principalmente, Domingo S. Bracho V. – Fue a estudiar al
Instituto Bíblico de San José de Costa Rica (hoy Seminario Bíblico Latinoamericano).
Entraron en contacto con jóvenes bautistas puertorriqueños y cubanos, compañeros de
estudio y de éstos recibieron la semilla de la sana doctrina neotestamentaria. Al
regresar Domingo Bracho de Costa Rica, Inició correspondencia con el Dr. J. E. Davis,
para aquel entonces, gerente de la Bautista de Publicaciones de El Paso, Texas. El hno.
Bracho luchó denodadamente para que el Dr. Davis viniese a Venezuela, pero este
esfuerzo se vio frustrado, porque el Señor llamó a éste a sus moras eternas.
Otros aseveran que el hecho que contribuyó positivamente y directamente el inicio
de la obra bautista venezolana, fue la amplia labor de difusión de su literatura que
desempeño la Casa Bautista de Publicaciones de El Paso, Texas. Esta editora de libros,
revistas, material educativo en general, surtía a casi todas las iglesias e instituciones
evangélicas del país. De esta manera, las practicas y doctrinas neotestamentarias fueron
sembradas en varios de los estudiantes del aquel entonces Instituto Bíblico de Maracaibo
(en 1976 Ebenezer de San Cristóbal). Estos jóvenes, bajo el liderazgo de J.J. Corti,
iniciaron una verdadera “revolución” a favor de las practicas y doctrinas “bautistas”
(léase, neotestamentarias). Al graduarse Corti, fue llamado al pastorado de la gran
Iglesia Evangélica “El Salvador” de Maracaibo (donde continuó realizando su “revolución
doctrinaria”), cargo del cual se separó para ir a iniciar la obra bautista en Acarigua, en Julio de 1944, bajo los auspicios de la Asociación de Iglesias Bautistas Independientes
para Evangelización Mundial. Esta organización era representada en Colombia, Venezuela
por la pareja de misioneros, Jaime y Elena Carder. Corti duró poco en Acarigua, pues
apercibió fiebres palúdicas y debió retirarse del lugar para recobrar la salud. Sin
embargo, ya había dejado fundada, la primera iglesia evangélica que llevó el nombre de
“Bautista de Barquisimeto”. Luego siguió la de Guanare, donde se había instalado como
obrero, Antonio Escalona.
Casi simultáneamente, don Antolín Tovar, que estaba frente de una pequeña grey
en San Nicolas, Edo. Portuguesa, al recibir visitas de los obreros, Corti, Núñez, Pérez y
Escalona, observó que sus doctrinas eran neotestamentarias, por lo que pidió lo
bautizaran, junto con todos los miembros de su iglesia.
Instituciones Precursoras:
De esta manera surgió la Asociación Bautista de Portuguesa y Lara. Integrada por
las 4 iglesias antes mencionadas, la Asociación sostenía los obreros, publicaba una
revista – “Luminar”, precursora de nuestro actual vocero denominacional – y adelantaba
obra misionera en todos los campos de Portuguesa. De Acarigua, de donde ya indicamos
anteriormente salió por razones de salud, Corti pasó a pastorear la gran iglesia Bautista
Central de Barranquilla. Esto coincidió con una tremenda crisis económica que
experimentó la Misión del Hno. Carder. La Misión Bautista en Colombia (de J.M.F. de la
Convención Bautista del Sur), por su influencia de Corti y designios del Señor, tornó su
mirada hacia la incipiente obra en nuestra Patria, apoyando económicamente, las 4
iglesias de Portuguesa y Lara. Los “Bautista del Sur” heredaron, pues, las iglesias que
integraban las Asociaciones de Portuguesa y Lara y pronto surgieron dos nuevas iglesias:
La Central de Caracas y la Primera de Maracaibo.
Para 1950, las iglesias bautistas no podían mantenerse aisladas unas de otras. Por
lo tanto, para “Semana Santa” de 1950, por iniciativa del único misionero bautista para
aquel entonces en Venezuela, T. L. Neely, se efectuó en Caracas una “reunión de obreros
laicos”, con el propósito de iniciar una serie que se llevaría a cabo dos veces al año y en
las cuales: “se cambiarían impresiones acerca de lo obra bautista en los diferentes
campos, se dictarían y recibirían cursillos y charlas con temas de interés general para la
mayor capacitación en los principios y organizaciones bautistas y en las doctrinas del
Nuevo Testamento, los cuales los bautistas han abrazado con entera fidelidad”. En la
tercera de estas reuniones (de acercamiento), celebrada en Guanare, Edo. Portuguesa,
surgió la idea de organizar una Convención Nacional. Se nombraron dos comisiones: una
de organización, integrada por: José J. Corti (Presidente) Germán Núñez B. (Secretario),
José M. Requena y Antonio Escalona (Vocales); y la otra para preparar un ante-proyecto
de constitución formada por: Luc Eustache M., J. Ulman Moss y Oscar Galdona. El 8 de
agosto de 1950 se constituyó la Convención en su Primera Asamblea con solo 6 iglesias.
Alcanzó las 46 iglesias afiliadas en 1975, hoy en día, (2008) tenemos un total de 456
iglesias afiliadas a nuestra Convención y aproximadamente 200 misiones.
Fundación de la convención:
“Ambas comisiones realizaron un trabajo digno de todo ecomio, y gracias a él, las
reuniones se llevaron a cabo con un desenvolvimiento excelente. Más parecía una
experimentada convención sesionando, que una en organización”. Así se reseña en el
primer número de “Luminar Bautista”, La Reunión de Organización de la CNBV llevada a
cabo en Acarigua, Edo. Portuguesa, los días 7 al 12 de agosto de 1951.
Una obra netamente nacional (1959- 1964):
Desde enero de 1959 hasta agosto de 1964, la convención Nacional Bautista de
Venezuela se realizó como organización. Desarrolló su propia personalidad. Alcanzó una
gran madurez, auque a un alto costo: El sacrificio de los obreros y su familias y el de
cada miembro de iglesia. Dos aspectos caracterizaron este periodo: la ofensiva en la
enseñanza de la mayordomía cristiana y discusiones con la Misión para reunificar la obra,
sobre bases diferentes de cooperación.El acuerdo previo se logró en una histórica reunión conjunta de la Junta Directiva
de la Convención y el comité Ejecutivo de la Misión, celebrada en octubre de 1963, en
Barquisimeto. Luego fue ratificado por las iglesias y aprobado por unanimidad en la XV
Asamblea, reunida en Valencia.
La escalada extraordinaria de 1964 – 1975:
Se fundó el Seminario Teológico Bautista de Venezuela. Se creo la residencia
Estudiantil Bautista de Guanare. Se instituyo el Fondo de Préstamos par Construcción de
Templos, gracias al cual, hoy en día la mayor parte de las iglesias bautistas tienen local
apropiado para desarrollar su ministerio. Se organizó, asimismo, un fondo de jubilaciones
para lo obreros; un trabajo radial, cuyo alcance trascendió toda Latinoamérica; un
ministerio musical que empezó a producir sus primeros frutos; una verdadera obra de
misiones nacionales; dos campañas evangelizadoras nacionales; y, muy importante un
riguroso desarrollo de talentos juveniles y laicos que se rinden por completo al servicio
del Señor.
En la Asamblea XXV Asamblea, en Maracaibo, agosto de 1975 y en enero de 1976 en
Caracas, (II Reunión Extraordinaria) se reestructuró, organizativamente hablando, La
Convención. Se creó el Instituto de Previsión Social de la Obra Bautista de Portuguesa

Rezos musulmanes antijudíos y anticristianos

En una emisión nacional del sermón del viernes del 19 de octubre de 2012 en el que asistieron el presidente egipcio, Mohamed Morsi y otros funcionarios de alto rango del gobierno en la mezquita de Al-Tanaim en Mersa Matruh, Fatouh Imam Abdul Nabi, líder la Fundación Islámica en Matruh Gobernación, pidió a Alá " tratar duramente a los judíos y los que están aliados con ellos [los cristianos]".

Al final del sermón, el Imam Abdul Nabi rezó: "Alá nuestro,  concédenos la victoria sobre los infieles ... Alá nuestro, trata con dureza a los judíos y a los que están aliados con ellos [los cristianos].. Alá nuestro, Alá nuestro, trata con dureza a los judíos y a los que están aliados con ellos ... Alá nuestro, asusta a sus masas ... Alá nuestro, dispersa su unión ... Alá nuestro, muéstranos tu fuerza sobre ellos, tu grandeza sobre ellos ... Alá nuestro, revélanos tu ira sobre ellos, tú eres el Señor de las criaturas."

Durante esta parte del sermón, el presidente Morsi fue mostrado en la televisión egipcia pronunciando "amén".

¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?

"¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?" Hebreos 2:3

Cuando era solo un chaval, un día en la inmensa biblioteca de mi padre encontré un libro de pinturas donde se representaban escenas del famoso fresco que el genial Miguel Ángel realizó para la Capilla Sixtina en el Vaticano. Entre todas ellas hubo una que llamó de manera particular la atención de mi mente infantil: Representaba a una persona que, siendo arrastrada por diablos al abismo del infierno, reflejaba en su rostro todo el terror y la desesperación de la terrible realidad eterna a la que se enfrentaba tras una vida de rechazo de la salvación que Jesús de Nazaret nos ha ofrecido gratuitamente.

¡Qué terrible realidad a la que se despertarán muchos tras la muerte!: habiendo creído burlarse de Dios, o simplemente vivir una vida de indiferencia religiosa respecto de Él, un día morirán y descubrirán que sus burlas, o sus creencias religiosas particulares, o su desprecio de las cosas que Dios nos ha manifestado por medio de Su Hijo, no les servirán de excusa ya que habrán sido condenados al no creer en el Hijo de Dios: Jesús de Nazaret.

La Biblia nos advierte en varios sitios de manera solemne sobre esta cuestión. Yo mencionaré una que el otro día interpeló mi corazón en mi lectura cotidiana de las Escrituras.

El Salmo 50 habla del juicio de Dios sobre las naciones, y al respecto quisiera llamar su atención sobre algunos aspectos particulares que como cristianos solemos pasar por alto:

Los versículos 1 al 5 hablan de como Dios convoca a toda la Tierra (y deja bien claro que son tanto los justos, Su Pueblo, como los impíos) en el día del Juicio final: "El poderoso Dios, el SEÑOR, ha hablado, y convocado a la tierra, desde el nacimiento del sol hasta su ocaso" (v. 1) y "El convoca a los cielos desde lo alto, y a la tierra, para juzgar a su pueblo" (v. 4)

Posteriormente habla a Su pueblo y le reconviene por causa de una religiosidad vana, de domingo. Habla a un pueblo que solo Le honra de labios y formalmente, sin haberLe entregado sus vidas: "No te reprendo por tus sacrificios, ni por tus holocaustos, que están continuamente delante de mí" (v. 8) y "Ofrece a Dios sacrificio de acción de gracias, y cumple tus votos al Altísimo; e invócame en el día de la angustia; yo te libraré, y tú me honrarás" (v. 14-15).

Inmediatamente después se dirige a cierto tipo de personas que, siendo réprobos e impíos han hablado y obrado en Su Nombre al mismo tiempo que no obedecían a Su Palabra (pecado contra el primer mandamiento), que practicaban el robo (pecado contra el 8º Mandamiento), el adulterio (pecado contra el 7º Mandamiento) el falso testimonio y la crítica contra los Hijos de Dios (pecado contra el 9º Mandamiento): "Pero al impío Dios le dice: ¿Qué derecho tienes tú de hablar de mis estatutos, y de tomar mi pacto en tus labios? Pues tú aborreces la disciplina, y a tus espaldas echas mis palabras. Cuando ves a un ladrón, te complaces con él, y con adúlteros te asocias. Das rienda suelta a tu boca para el mal, y tu lengua trama engaño. Te sientas y hablas contra tu hermano; al hijo de tu propia madre calumnias." (v. 16-20).

¿Aborrece Ud. la disciplina y la corrección? ¿Echa Ud. las palabras de Dios "en saco roto"? ¿Es Ud. ladrón? ¿Se asocia con los adúlteros en sus prácticas o en sus conversaciones y manera de vivir? ¿Da Ud. falso testimonio de otros hermanos?

Y sigo con otros mandamientos:

¿Somos idólatras? ¿Adoramos a esculturas o imágenes? ¿Ponemos nuestra confianza en algo más que Dios? ¿Tomamos a la ligera el Nombre de Dios? ¿Lo ponemos en nuestras bocas y pretendemos hablar de Él como si le conociéramos mientras vivimos como nos da la gana al margen de Sus mandamientos? ¿Guardamos el día de reposo? ¿Nos congregamos en una iglesia con regularidad o somos mariposas espirituales que vamos de flor en flor?, ¿Honramos a nuestros padres? ¿Somos envidiosos y codiciosos? ¿Nos consume la concupiscencia de lo que deseamos y no nos es lícito tener?

Estas personas, nos dice la Biblia, serán condenadas por su falta de temor de Dios y por haber vivido unas vidas "religiosas" (incluya Ud. aquí la suya si quiere) habiendo al mismo tiempo vivido como si Dios no existiese o como si Dios fuese indiferente a su estilo de vida. Son lo que yo definiría como "ateos en la práctica": Pueden creer en Dios y en Su Hijo, e incluso profesar ser cristianos, pero viven en la práctica como consecuentes ateos: "Estas cosas has hecho, y yo he guardado silencio; pensaste que yo era tal como tú; pero te reprenderé, y delante de tus ojos expondré tus delitos" (v. 21)

Y en otro sitio: "Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad" Mateo 7: 22-23

Por eso Dios nos advierte de manera solemne (sigo con el Salmo 50): "Entended ahora esto, los que os olvidáis de Dios, no sea que os despedace, y no haya quien os libre. El que ofrece sacrificio de acción de gracias me honra; y al que ordena bien su camino, le mostraré la salvación de Dios" (v. 22-23)

Y en otro sitio: "No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos" Mateo 7: 21

La salvación es solo por gracia por medio de la fe puesta en Jesucristo. Sin embargo por lo que cuenta la Escritura, ¿no podría ser que muchos que quizá creamos ser salvos nos estemos engañando y no seamos sino unos réprobos que estemos jugando a ser cristianos y estemos tentando a Dios poniendo Su Palabra en nuestras bocas pero apartándola de nuestros corazones?

"Porque como está escrito, el nombre de Dios es blasfemado entre los gentiles por causa de vosotros" Romanos 2:24

Recuerde:

"¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?" Hebreos 2:3

JPV

Los 4 pilares de la Iglesia

LOS CUATRO PILARES DEL CULTO CRISTIANO

En el libro de los Hechos de los apóstoles se nos describe el modo en que se desarrollaba la vida congregacional de los primitivos cristianos:

"Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones" (Hechos 2:48).
Aquí se nos están mencionando los 4 pilares del edificio que se llama iglesia (uso este término aquí refiriéndome a una "denominación" o a una "congregación"):



  1. La doctrina de los apóstoles: Una denominación cristiana por muy antigua que se diga no puede llamarse "apostólica" si no es porque su regla de fe y enseñanza está basada en la "doctrina de los apóstoles". Esa doctrina se haya en los Evangelios. No se basa en tradiciones de hombres sobre formas de orar, vestir, cantar, comer, adorar ni similares. Si su iglesia persevera en la doctrina de los apóstoles contenida en la Biblia, solo entonces es una iglesia apostólica.
  2. La comunión unos con otros: La común unión que tienen los cristianos está basada en el hecho de que todos ellos (los verdaderos cristianos a los cuales Dios conoce) tienen el Espíritu Santo y son discípulos del Cordero. Sin comunión fraternal una iglesia no es iglesia. La comunión no debe confundirse con el insano comadreo o con tomarse confianzas que causan problemas. Debe estar basada en Cristo y en el más absoluto de los respetos unos por otros.
  3. El partimiento del pan: Curioso que lo llamemos así y que luego en una mayoría de congregaciones no se "parta" el pan sino que se den trocitos de pan ya partidos que hacen que no se capte el significado espiritual del partimiento (tras partirlo y comerlo sigue siendo un solo pan en todos nosotros como Cristo es Uno en nosotros). Curioso que siendo un pilar del culto cristiano solo se realice una vez al mes, o incluso una vez al año. La excusa que ponemos: "Para que no se convierta en un ritual...". Podremos entonces preguntarnos: ¿Pero no pasamos la ofrenda cada domingo? ¿No entonamos himnos cada domingo? ¿Esto no se puede convertir asimismo en un "ritual"? Desde mi punto de vista son solo excusas de hombres. La Santa Cena debe centrar el culto cristiano junto a los otros tres pilares mencionados. Debe presentarse Un solo Pan (ácimo: harina, agua, aceite de oliva y sal... sin levadura) que debe ser partido y consumido íntegro por todos los miembros para que no suceda como he visto con gran desagrado y tristeza que luego tiran los restos de esta Cena que llamamos "Santa" a la basura. La copa debe ser Una Copa, no múltiples copas. La Biblia habla de Una Copa. No creo que la Copa de Jesús hizo tomar a sus discípulos les diese "asco" por haber pasado por labios de los demás. Los primeros cristianos la tomaban de vino rebajado con agua, no con mosto (que solo podían tener en épocas de recogida de uvas ya que el resto del año éste fermentaba haciéndose vino de manera natural).
  4. Las Oraciones: Aquí englobo tanto la oración de ruego, como la acción de gracias. Tanto la oración como nosotros la conocemos hoy, como la alabanza por medio de himnos y cánticos. Una iglesia debe orar por las necesidades de sus miembros, de los que predican el Evangelio, del mundo, de los gobernantes de nuestras naciones y de todos aquellos que están en eminencia. Una iglesia debe saber adorar y alabar a Jesús como el Rey que Él es, sin mezclar en su alabanza música mundana. Debemos orar y debemos alabar.
Personalmente creo que sobre estos cuatro pilares debe fundamentarse el culto cristiano, y que gran parte de las demás cosas que hacemos son simples "monsergas".

Dios le bendiga,

El Infierno de Fuego ¿Forma parte de la justicia de Dios?

Breve refutación del tratado de los llamados "Testigos" de Jehová:
"El Infierno de Fuego ¿Forma parte de la justicia de Dios?"
Para comenzar con este folleto, los autodenominados "Testigos" de Jehová usan de argumentos humanos para con una cierta lógica humana, -que no Bíblica ni Divina, por lo que veremos a continuación que dice la Escritura- llevar al confundido lector a la comparación del infierno Bíblico con una sesión de Tortura, y terminar preguntando si esto -la imagen de un "Dios" que "tortura" (según su razonamiento) a las personas, es compatible con un Dios de Amor.
Respuesta: Esto no son más que argumentos humanos y artimañas del engaño en el que los autodenominados "Testigos" de Jehová están sin saberlo sumidos para su perdición. Les podemos preguntar usando esta misma lógica engañadora, que es la que usarían contra los verdaderos creyentes los incrédulos: ¿Es compatible según su razonamiento un "Dios de Amor", con el Jehová que en el Antiguo Testamento mandó acabar con todos los habitantes de Jericó (ver Josué capítulo 6), apedrear hasta morir a las adúlteras, acabar con los perversos pueblos de Canaán, etc.?, ¿Es según su torcida "lógica" un Dios de Amor el que mandó matar a ciertas personas culpables de delitos como profanar el sábado o incluso que derramó anticipadamente su venidero juicio -aquí está la clave para comprender estas cosas- al aniquilar pueblos enteros -niños y ancianos incluidos- en alguna ocasión en el Antiguo Testamento (por no mencionar cosas como el Diluvio, que es un juicio que acabó con la humanidad entera)?.

¿Es lógico -según la "lógica" a la que ellos mismos apelan- estar dispuesto dejar morir a un hijo que aún no puede decidir por negarle una transfusión de sangre como ellos están dispuestos a hacer?

Los autodenominados "Testigos" de Jehová confunden el juicio de Dios sobre el pecado con la venganza, y ponen así al Dios Santo y Justo al mismo nivel de los hombres, blasfemando de esta manera a Dios.

Dios es un justo juez que administra justicia, no es un anciano sádico y vengativo deseoso de la muerte de la gente. Así está escrito:

"El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento" (Jehová hablando por medio del apóstol Pedro en 2 Pedro 3:9)
"¿Acaso quiero yo la muerte del impío? dice Jehová, el Señor. ¿No vivirá, si se aparta de sus malos caminos? Pero si el justo se aparta de su justicia, y comete maldad y actúa conforme a todas las abominaciones que el impío hizo, ¿vivirá él? ¡Ninguna de las justicias que hizo le serán tenidas en cuenta! Por su infidelidad que cometió, por el pecado que cometió, por ello morirá." (Jehová hablando por medio del profeta Ezequiel 18:23-24)
No es Jehová Dios quien manda al impío al infierno, sino que son sus propios pecados, sus propias decisiones, las que le envían al infierno.

"pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios y vuestros pecados han hecho que oculte de vosotros su rostro para no oíros. Porque vuestras manos están sucias de sangre y vuestros dedos de iniquidad; vuestros labios pronuncian mentira
y habla maldad vuestra lengua" 
(Jehová hablando por medio del profeta en Isaías 59:2-3)

Dios como justo juez administra justicia, pero su deseo, como acabamos de leer, es que el impío de aparte del mal camino que le conduce al infierno. De hecho ese lugar de tormento ni siquiera fue creado en un principio para los hombres, sino para el demonio y sus ángeles. Como está escrito:
"Entonces dirá también a los de la izquierda: "Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles, porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; fui forastero, y no me recogisteis; estuve desnudo, y no me vestisteis; enfermo y en la cárcel, y no me visitasteis". Entonces también ellos le responderán diciendo: "Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo o en la cárcel, y no te servimos?". Entonces les responderá diciendo: "De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis". Irán estos al castigo eterno y los justos a la vida eterna.(Jesucristo en Mateo 25:41-46)
¿Es Jesús un mentiroso como pretenden los Russelianos (el fundador de los autodenominados "Testigos" de Jehová se llamaba Russell) cuando dijo:

"
Irán estos al castigo eterno"???

Los "Falsos Testigos de Jehová" en su adulterada Biblia llamada "Traducción del Nuevo Mundo" se atreven a falsear la Escritura en este punto (como en tantísimos otros) traduciendo -para hacerla concordar con sus erróneas teorías- la expresión griega para "Castigo" como "cortamiento". El griego original usa la expresión "Kolasin" que se escribe  
kolasin y que significa literalmente: "Corrección, castigo, abofetear" (Diccionario VOX Manual Griego Español de José María Pavón, Ex-Catedrático de Lengua y Literatura Griegas en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Madrid, Ed. Biblograf S.A. Barcelona 1967) y "Castigo, Pena, Corrección" según el "L'Abrégé du dictionnaire GREC FRANÇAIS" de A. BAILLY (Correspondant de l'institut Professeur au Lycée d'Orléans" éd. HACHETTE, Paris". Caerá sobre estos adulteradores de la Escritura la maldición de los últimos versículos de la Biblia:
"Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro" (Apocalipsis 22:18-19)

Los hombres que hayan decidido por sus acciones malas obedecer al diablo y seguirle, le acompañarán a su destino eterno. Pues el hombre ha sido creado eterno -al contrario de lo que contra la Escritura afirman los autodenominados "Testigos" de Jehová que malinterpretan ciertos pasajes del Antiguo Testamento al enseñar una "aniquilación" de los impíos-, como está escrito:
"Todo lo hizo hermoso en su tiempo, y ha puesto eternidad en el corazón del hombre"(Eclesiastés 3:11)
De las decisiones libres que tomemos en esta vida, dependerá nuestro eterno destino en la que viene. La muerte no es dejar de existir: la muerte es no tener la Vida que está en Cristo, como está escrito:
"Le dijo Jesús: -Yo soy la resurrección y la vidael que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente" (Juan 11:25-26)
Inmediatamente, en este mismo folleto, se atreven a decir que esta enseñanza de la Biblia (y más en particular del propio Señor Jesucristo, que es el que más habla del castigo del infierno en la Biblia) es "una enseñanza ilógica", y que sería una "injusticia" condenar a alguien a eternos sufrimientos por los pecados cometidos durante una vida tan corta.
Respuesta: Como decimos arriba, si es menester recurrir a la "lógica" humana a la que ellos mismos apelan, ¿porqué ellos permiten que un niño inocente pueda morir en horrible sufrimiento y agonía al negarle una transfusión de sangre? ¿Esa interpretación -errónea- que ellos hacen de la Escritura no resulta si cabe más ilógica al condenar a la muerta a un inocente cuando ellos dicen que es "ilógico" que la Biblia enseñe un castigo para los culpables?. Sus propios argumentos humanos caen por su propio peso.

Reflexione el lector.

¿Es el infierno una parábola o una realidad?
Los autodenominados "Testigos" de Jehová dicen que cuando la Biblia -y más en concreto Jesús el Señor- habla del infierno, realmente es una "parábola" o "semejanza" que no habla de cosas reales, sino de manera simbólica. Pero eso es falso: Cuando Jesús da una parábola o una semejanza, la Biblia siempre lo advierte y se guarda en dejarlo claro. Veamos solo algunos ejemplos en la Escritura (animamos al lector a buscar él en su Biblia otros muchos):
"Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar..." (Mateo 13:3)
"Oíd, pues, vosotros la parábola del sembrador..." (Mateo 13:18)
"Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a..." (Mateo 13:24)
"Otra parábola les refirió, diciendo: El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza..." (Mateo 13:31)

"Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer..." (Mateo 13:33)
"Todo esto habló Jesús por parábolas a la gente..." (Mateo 13:34)
"Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo..." (Mateo 13:44)
"También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas..." (Mateo 13:45)
"Asimismo el reino de los cielos es semejante a una red, que echada en el mar, recoge..." (Mateo 13:47)
"Les dijo también una parábola: Nadie corta un pedazo de un vestido nuevo..." (Lucas 5:36)
"Y les decía una parábola: ¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego?..." (Lucas 6:39)
"También les refirió una parábola, diciendo: La heredad de un hombre rico había producido mucho..." (Lucas 12:16)
"y vosotros sed semejantes a hombres que aguardan a que su señor regrese de las bodas..." (Lucas 12:36)
"Dijo también esta parábola: Tenía un hombre una higuera plantada en su viña..." (Lucas 13:6)
Etc, etc, etc...
Pero cuando el Señor habla del infierno, en algún caso incluso al dar la explicación de una parábola, la Palabra de Dios no nos dice nada de que sea una "figura" o "parábola" de la aniquilación que mencionan los autodenominados "Testigos" de Jehová. Veamos lo que dice la Escritura frente a la afirmación de los "Testigos" de Jehová de que el infierno no existe:
"...y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego..." (Jesucristo en Mateo 5:22)
"...mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado alinfierno..." (Jesucristo en Mateo 5:29)
"...temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno..." (Jesucristo en Mateo 10:28)
"...mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno de fuego..." (Jesucristo en Mateo 18:9)
"...Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros...." (Jesucristo en Mateo 23:15)
"...¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?..." (Jesucristo en Mateo 23:33)
"...mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga..." (Marcos 9:43-44)
"...La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno..." (Santiago 3:6)
"...Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio..." (2 de Pedro 2:4)

Etc, etc, etc...
Cuando Jesús contó la historia del rico y Lázaro, no nos dice la Biblia en ningún lado que esto fuese una parábola o una semejanza, como la Palabra de Dios hace siempre que se refiere en esos términos (lo acabamos de demostrar con más de un versículo).

La historia de Lázaro y el hombre rico es una historia que Jesús conocía como cierta dada su naturaleza de Hijo de Dios. No es un cuento para "asustar" a los incautos, o una enseñanza "ilógica" como osan decir los llamados "Testigos" de Jehová. Leamos esta historia:
"Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos" (Jesucristo en Lucas 16:19-31)
Veamos ahora como, por ejemplo de lo que decíamos más arriba, al explicar Jesús una parábola (en este caso la del trigo y la cizaña), al decir lo que ésta quiere significar, habla claramente de un "horno de fuego" o infierno:

"De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego 
(esta es la semejanza o parábola)así será en el fin de este siglo (esta es la explicación real de la semejanza o parábola): Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes. Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír, oiga" (Jesús en Mateo 13:40-43)

Otro ejemplo similar:

"Asimismo el reino de los cielos es semejante a una red, que echada en el mar, recoge de toda clase de peces; y una vez llena, la sacan a la orilla; y sentados, recogen lo bueno en cestas, y lo malo echan fuera 
(Hasta aquí la semejanza o parábola)Así será al fin del siglo:(esta es la interpretación de la semejanza o parábola, esto es, la realidad): saldrán los ángeles, y apartarán a los malos de entre los justos, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes" (Jesús en Mateo 13:47-50)
Otras cosas sobre el Infierno están escritas en Apocalipsis (lit. "Revelación" en griego):
"Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió. Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos" (Apocalipsis 20:9-10)
¿Dónde dice la Biblia que esto es una parábola o una semejanza?
Otro texto:
"Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego" (Apocalipsis 20:11-15)
¿Dónde dice la Biblia que esto es una parábola o una semejanza?
La Biblia, como Palabra infalible del Dios único, nos hace principalmente en boca de Jesús la advertencia de un lugar terrible de tormento al que llamamos "infierno", al que nosotros decidimos ir al rechazar la salvación gratuita que Dios nos da por medio de Su Hijo Jesucristo, cuando vivimos en nuestros propios caminos y con nuestras propias ideas, aún profesando ser creyentes. Los autodenominados "Testigos" de Jehová sin saberlo hacen mentiroso a Jehová -al que dicen servir- en boca Su Hijo de Jesús al decir que eso es mentira. Pero "antes bien sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso" (Romanos 3:4)
¿Quienes se creen los -como vemos mal llamados- "Testigos" de Jehová para decir lo que es lógico o ilógico en la Palabra de Dios? ¿Quienes somos los hombres para decirle a Dios lo que es lógico o ilógico? Cuándo algo no nos conviene o no nos gusta, o puede ser tropiezo para la gente, ¿decimos que es una figura, o una parábola, o una mentira?.

Esta actitud tiene un nombre en la Escritura: Apostasía y herejía. Estoy seguro que los celosos por la Escritura entre los autodenominados "Testigos" de Jehová estarán alerta sobre esto y reflexionarán al respecto.

El Amor de Dios no se muestra en que no haya un infierno. Dios no nos perdonó de cualquier forma: Dios nos perdona -solamente- EN Aquel Cristo castigado en terrible sufrimiento en el Calvario. Dios no nos perdona porque seamos mejores o peores, solo nos perdona EN Cristo, y por esto decimos que Dios es un Dios de Amor: no porque no haya un infierno -que según Jesús si lo hay- sino porque nos ha perdonado castigando por NUESTRA CULPA a Cristo Su Único Hijo.
Jehová Dios, en Su Amor por los hombres ha provisto un medio para que no vayamos al infierno: La muerte y resurrección de Su Hijo Jesucristo que nos ha comprado con Su Santa Sangre. Dios no deja de ser amor porque haya un infierno: Dios es amor porque se entrega a Sí mismo en Cristo para que no vayamos al infierno.
"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios." (Jesucristo en Juan 3:16-18)


Jesucristo ES el SEÑOR.

La Segunda Venida de Jesús

¿ES BÍBLICA LA ENSEÑANZA DE UN “RAPTO” SECRETO Y PRETRIBULACIONAL?

  • Origen de la doctrina del "Rapto" secreto.
  • Señales de la inminente Segunda venida del Señor Jesús.
  • La Biblia lo dice claramente: El arrebatamiento es tras la manifestación del Anticristo.
  • ¿Qué o quién es lo que  "retiene el misterio de la iniquidad"?
  • La "Gran tribulación": ¿Quién pasará por ella?
  • La Segunda Venida del Señor Jesús y el Arrebatamiento de la Iglesia.
"Toda palabra de Dios es limpia; El es escudo a los que en él esperan. No añadas a Sus palabras, para que no te reprenda, y seas hallado mentiroso" (Prov. 30:5-6)
“Y estando Él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿Cuándo serán estas cosas, y que señal habrá de tu venida, y del fin del siglo? (Evangelio de Mateo 24:1)
Con este capítulo del Evangelio de Mateo, comenzamos un estudio sobre una de las cuestiones más controvertidas y que más polémica y especulación han suscitado en estos últimos tiempos de "guerras y rumores de guerras" entre los creyentes en Jesús el Cristo: Hablamos de lo referente a la Segunda Venida de nuestro Señor Jesús, y a la manera en que las cosas se desarrollarán en aquel entonces: en particular a la doctrina del “Arrebatamiento” de la iglesia, los tiempos de la llamada “Gran Tribulación” y a la manifestación del Anticristo.

Especialmente trataremos de exponer, con toda humildad y respeto hacia los que piensan otra cosa, que a nuestro leal saber y entender, la Palabra de Dios NO enseña que se vaya a producir un llamado “Rapto” de la Iglesia de manera secreta al mundo y anterior a la Gran Tribulación de la cual el Señor nos habló (Idea al parecer infiltrada desde el Catolicismo-Romano en el mundo Evangélico en el siglo XIX, como veremos), mientras que creemos que lo que SÍ enseña es que la iglesia pasará por la Gran Tribulación y será arrebatada después cuando el Señor Jesús venga en su Segunda y Gloriosa Venida visible a toda la humanidad. Nuestra posición teológica es Premilenial (creemos en el reinado milenial de Cristo sobre la tierra después de su Segunda Venida), tal y como defendieron losPadres Apostólicos desde el principio del cristianismo, como Papias, La Didaké (Enseñanza de los apóstoles) del s. I o nuestro admirado Ireneo de Lyon en el s. II.

Es por esto que es de vital importancia el llamamiento a estar preparados.

Los discípulos de Jesús, como nos narra el Evangelio, manifestaron sumo interés en que el Maestro les enseñase sobre esta cuestión. Probablemente suponían que el Reino de Dios se iba a manifestar de manera visible en breve. Probablemente pensaban que los principales entre los judíos: los fariseos y los doctores de la Ley, comprenderían que las profecías se estaban cumpliendo en Jesús el Nazareno, de la tribu de Judá, y descendiente del rey David. Seguramente que el pueblo lo aclamaría como rey de Israel y lo sentarían en el trono de su padre David en la ciudad santa de Jerusalén. Los discípulos estaban expectantes con lo que se avecinaba, y no querían dejar de conocer detalle de todas estas cosas.

La respuesta de Jesús, sin embargo, anticipaba acontecimientos menos inmediatos; les habló del Tiempo del Fin, y de su Segunda Venida a la tierra. En otras palabras, los discípulos preguntan a Jesús sobre cuando se “manifestaría como rey de Israel”, pensando en esto como un hecho inmediato, que cambiaría el “sistema de cosas” (ocupación romana, olvido de la Ley de Dios, restauración del viejo reino Davídico, etc.) en el que vivía Israel en aquel entonces.

La respuesta de Jesús, sin embargo, va más allá de la limitada vista de los discípulos, y hace referencia al Tiempo del Fin.

Es mi interés, estimado lector, mostrarte por medio de las Escrituras, el Orden en el que se desarrollarán estos temas según las enseñanzas de Jesús y los Apóstoles, haciendo referencia también, aunque sea de pasada, a que lo que a continuación voy a desarrollar fue la fe y la creencia de la Iglesia Primitiva y lo enseñado por los llamados “Padres Apostólicos”, discípulos directos de los apóstoles en el siglo segundo que nos han dejado escritos: Policarpo (Carta a los Filipenses), Clemente de Roma (Carta a los Corintios) e Ignacio de Antioquia (Epístolas a las siete iglesias), discípulo y conocedor en vida el primero del Apóstol Juan, y los segundos del Apóstol Pablo, que cita a Clemente por nombre en su Epístola a los Romanos. Hacer hincapié en que no debemos confundir a las personas a las que llamamos “Padres Apostólicos”, con los que vulgarmente se denominan “Padres de la Iglesia” o “Doctores de la Iglesia” de fechas muy posteriores (personajes tales como Juan Crisóstomo, Orígenes, Agustín de Hipona, Eusebio de Cesarea, etc), cuando la iglesia ("Católico-Romana-Antigua") ya había perdido en gran manera su pureza doctrinal original, y se había impregnado de la sabiduría y filosofía del mundo griego, y si bien en general no se había aún alejado de manera notable de la doctrina Neotestamentaria, en su espíritu estaba más bien lejos de la Jerusalén de Dios y si cerca de la Roma de este "siglo" que perece.

Recurro a la mención de los “Padres Apostólicos”, ya que estas teorías y enseñanzas a las que hago referencia son modernas y se han comenzado a divulgar en los últimos años (véase el prólogo), de tal manera que se dan por sentadas y como válidas por su supuesta antigüedad e historicidad dentro de la iglesia incluso por pastores y maestros en la enseñanza de la Palabra.

Por poner un ejemplo citaré a Frost en la Teología Sistemática de L. Berkhof: "...es una interpretación moderna -y estoy tentado a decir, una invención moderna-" (énfasis mío) (Teología Sistemática de L. Berkhof, pag. 833-834, ed. Libros Desafío, 1988 Michigan, EEUU). 

Otro ejemplo aún más sorprendente (por no usar la expresión "escandaloso") de esta novedad doctrinal es que en la adaptación al español del archiconocido "Comentario Bíblico de Mattew Henry" de principios del s. XVIII (cuando esta idea aún no se había introducido en la iglesia) traducido y adaptado por Francisco Lacueva, éste (Lacueva) se toma la libertad (sin que el lector poco atento lo advierta) de omitir los comentarios del autor original (que son los que creemos bíblicos y los que siempre ha creído la Iglesia seguidora de la Bíblia en todas las edades) para poner los suyos diciendo en la introducción al libro que "...todo el material, desde aquí hasta el final del comentario al Apocalipsis, es de mi exclusiva responsabilidad" ("Comentario Bíblico de Mattew Henry" adaptado por Francisco Lacueva. Pág. 1915. Ed. CLIE, 1999 Terrassa, España). Está claro que Mattew Henry no enseñó "Ciencia Ficción".

Mencionemos, pues, si bien de manera breve, el testimonio de estos testigos en torno a este interesante tema. Creo mi deber poner mi granito de arena y llevar, cuanto menos, a una reflexión sobre el tema a más de un creyente sincero que ahora, a mi humilde entender, está parcialmente equivocado. Creo firmemente que la Segunda Venida del Señor está cerca, y que debemos estar preparados para los acontecimientos terribles previos a la misma.

He querido exponer la Palabra de modo explícito, dejándola hablar a ella, tratando de no dar mi opinión, no tratando de encajar por fuerza las piezas de un complicado rompecabezas, sino tan solo tratando de poner los versículos en relación unos con otros (al menos esta ha sido mi intención). Cuando leo un estudio bíblico sobre la materia que sea, con argumentos implícitos o suposiciones, o ideas preconcebidas, creo que eso desprestigia a la Palabra. Recordemos a Pablo cuando dijo:

"...para que aprendáis en nosotros a no pensar más allá de lo que está escrito...” (1ª Corintios 4:6)
"entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo" (2ª de Pedro 2:20-21)
Sea pues, la infalible Palabra de Dios la que hable. Este es mi sincero y respetuoso deseo, y que con este estudio, solamente el Nombre del Dios de Israel, y de Su Único Hijo, Jesús: la Palabra hecha hombre entre nosotros, sean glorificados.

En todo caso, a mi humilde parecer, el verdadero cristiano no es el que sabe más de teología o tiene la doctrina ortodoxa al 100%, sino el que conoce a la Persona de Jesús (el Jesús de la Biblia) y vive ese conocimiento en su vida diaria.

"Porque en los últimos días se multiplicarán los falsos profetas y los corruptores, y las ovejas se volverán lobos, y el amor se cambiará en aborrecimiento. Porque cuando aumente la licencia y el libertinaje, se aborrecerán los unos a los otros y se perseguirán y se traicionarán. Y entonces el engañador del mundo aparecerá como hijo de Dios; y hará portentos y señales, y la tierra será entregada a sus manos; y hará cosas inmundas, que nunca se han visto en el mundo desde que empezó. Entonces toda la humanidad creada será probada por fuego y muchos serán escandalizados y perecerán; pero el que persista en su fe será salvo por el que ha sido hecho maldición. Y entonces aparecerán las señales de la verdad; primero la señal de un desgarro en el cielo, luego la señal de la voz de una trompeta, y tercero la resurrección de los muertos; con todo, no de todos, sino como fue dicho: El Señor vendrá y todos sus santos con El. Entonces el mundo verá al Señor que viene en las nubes del cielo" (párrafo final de laDIDAKÉ, o "Enseñanza de los Apóstoles": el documento cristiano más antiguo que se conserva aparte del Nuevo Testamento -Es anterior a algunos Escritos del mismo-)

INTRODUCCIÓN: ¿DE DÓNDE SURGE LA MODERNA ENSEÑANZA DE UN "RAPTO" PRETRIBULACIONAL?

"El juicio", la nueva película cristiana producida por Cloud Ten, está entre las tres películas de más venta en Estados Unidos, seguida por "Gladiator", la película premiada que recibió varias nominaciones durante la pasada premiación de los Oscar. Según una prueba realizada por "Soundscan", dos semanas después de haber salido al mercado, "El juicio" ya ocupaba el primer lugar en ventas en este país. La película, que se produjo con un costo de once millones de dólares, es la cuarta película de una serie basada en el libro de Apocalipsis que ha sido producida por Cloud Ten Pictures. Se trata de la misma empresa que realizó la producción cinematográfica de la conocida (y antigua ) película "Dejados atrás". La trama de "El juicio" es la continuación de los tres films anteriores de la misma saga: "Apocalipsis", "Revelación" y "Tribulación" y que presentan la idea de un “Rapto” secreto y pretribulacional. (Fuente: Mercado Cristiano. Redacción: ICIPRÉS)Creyendo firmemente, a mi leal y humilde entender, que la Palabra de Dios NO enseña en ningún lugar que se producirá un “Rapto” invisible y secreto de la Iglesia antes de la Gran Tribulación, y que  esta enseñanza es perniciosa para la Iglesia actual, debido a que hace que los creyentes no estén velando y orando preparándose para los difíciles tiempos del fin que han de suceder, he creído interesante comenzar por explicar de dónde surge la idea de un “Rapto” secreto antes de la Gran Tribulación, ya que esta idea no tiene lugar en ninguna época de la iglesia antes del siglo XVIII: ni los Padres Apostólicos del S. II, que recibieron sus enseñanzas directamente de los Apóstoles, ni los llamados “Padres de la Iglesia” de siglos posteriores, ni los grandes Reformadores de la Edad Media, enseñaron ni creyeron jamás esta idea de un “Rapto” Pretribulacional y secreto. Antes bien advirtieron de la necesidad de estar preparados para los peligrosos tiempos del fin.

La iglesia nació con tribulación y persecución y acabará sus días en la tierra con tribulación y persecución extrema.

La idea de un “Rapto” secreto y Pretribulacional es de origen Católico-Romano:

“Por lo cual os decimos esto en Palabra del Señor: que nosotros que vivimos, los que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo, con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor” (1ª Tesalonicenses 4: 14-17)
La Santa Palabra de Dios enseña claramente y sin lugar a dudas que al final de los tiempos habrá una resurrección de aquellos que han creído en el Señor Jesucristo y le han recibido en sus corazones haciéndole el Señor y Salvador de sus vidas. Como veremos a continuación, este recoger a los que en aquel tiempo estén vivos en el "Arrebatamiento" de la Iglesia, y a los justos redimidos que murieron en el Señor, por medio de la Resurrección, son dos aspectos de un mismo acontecimiento que la Palabra de Dios llama la Primera Resurrección.

Lo que la enseñanza acerca de un "Rapto secreto" antes de la tribulación ha hecho es separar el Arrebatamiento de la Resurrección de los muertos en el Señor, dos partes del acontecimiento que la Palabra llama la Primera Resurrección (claramente anterior al Milenio), haciendo que la primera parte aparezca sola como el "Rapto" secreto de "cristianos" anterior a la Gran Tribulación.

Usar así las Escrituras, hace realmente que aparezcan "tres venidas" de Jesús: Una hace casi dos mil años, la "segunda" cuando se produzca el llamado "rapto secreto" y la "tercera" cuando Él venga de manera visible a toda la humanidad y cuando "todo ojo le verá".

La Biblia habla solo de dos venidas del Señor. ¿Qué doctrina va a creer Ud.?

Esta manera de entender los versículos sobre la resurrección tuvo su origen a mediados del siglo XVIII. No solo es que este concepto es ajeno a las Escrituras y al pueblo hebreo (en cuya tradición ya desde antes de Jesucristo se habla de estos acontecimientos como la "Angustia de Jacob"), sino que no fue aceptado por ninguno de los primeros llamados "Padres Apostólicos", "Padres de la Iglesia" o "Reformadores de la Iglesia". Ninguno de ellos se suscribió ni enseñó "un Rapto secreto y separado anterior a la tribulación"

Dicha noción del "Rapto anterior a la tribulación" parece ser que comenzó en el año 1747, cuando un sacerdote católico-romano, el jesuita chileno exiliado, llamadoEmanuel Lacunza, escribió un libro (que fue publicado en 1816) en Italia titulado: "La Venida del Mesías en Gloria y Majestad". A fin de dejar espacio para todos los acontecimientos de la Tribulación y evitar que se propagase la idea difundida en el mundo protestante de que la Gran Ramera del Apocalipsis es Roma y el sistema Católico-Romano, llegó a la conclusión, no Escritural, de que debía de haber una separación de tiempo entre el llamamiento de los creyentes y la venida real del Mesías a la tierra.

Esta fue la "joya histórica" que se convirtió en lo que es ahora la -a nuestro humilde juicio- equivocación corrientemente enseñada y más aceptada, en el sentido de que el Señor Jesús viene tres veces. La segunda de manera "secreta" a buscar a Su pueblo y la tercera con Su pueblo.

El jesuita Emanuel Lacunza introdujo estas tres venidas del Mesías en 1747 de la EC. El Todopoderoso Jesucristo habló, por otro lado, de tan solo dos venidas a la tierra. ¿Cuál es la enseñanza que va usted a creer?

DESAFÍO: Lea el lector a los Apóstoles, lea a los "Padres apostólicos" del siglo II (conocedores de los apóstoles), lea toda la literatura Cristiana Primitiva que quiera, lea a los "Padres de la Iglesia", lea las grandes obras de reformadores como Lutero, Calvino y demás, lea las obras de grandes líderes y autores cristianos de los avivamientos de otros siglos (Mattew Henry, Bunyan, etc.) y no encontrará nada anterior a la fecha del siglo XVIII-XIX acerca del llamado "rapto" y de que la iglesia será arrebatada antes de la Gran Tribulación. Me comprometo a publicar en este estudio una corrección al respecto si alguien encontrase algo y me lo demostrase.

Iben Ezra: El "falso judío Jesuita"

El jesuita Lacunza escribió bajo un seudónimo, el de Juan Josafat Ben-Ezra, al parecer deseando infiltrar el protestantismo con su doctrina católico-romana y evitar que se enseñase que la Gran Ramera del Apocalipsis es Roma.

Escribió usando el nombre de Rabí Iben Ezra a fin de hacer creer a los protestantes que era un cristiano hebreo adoptando una "postura judía tradicional". Lamentablemente parte del falso “judaísmo mesiánico” actual, de origen gentil -¿judaizante?-, se aferra también a esta postura como "postura judía" -No así la mayor parte del Judaísmo Mesiánico genuinamente Hebreo-

La publicación de su obra para el público formó parte integrante de su nefasta actividad como jesuita. El conjunto de cuatro volúmenes de Iben Ezra (sé que se pueden encontrar en Internet)  vino a parar a la biblioteca del Arzobispo de Canterbury, y fue el Dr. Maitland, el bibliotecario de la iglesia, que puso en circulación estas obras al mundo de habla inglesa, sin ser consciente de que estaba, en realidad,propagando una invención católico-romana jesuita del siglo XVIII. Este hombre de iglesia pensó que estaba difundiendo la obra de un cristiano hebreo o "judío convertido", cuando de hecho era la obra de una orden jesuita (los jesuítas fueron creados, entre otras cosas, para combatir y destruír el protestantismo).

Los Hermanos de Plymouth muerden el anzuelo.

Parece ser que un joven ministro presbiteriano escocés se sintió tan cautivado por la teoría del "Rapto secreto" de Iben Ezra que tradujo la obra en 1827. 

Este hombre: Edward Irving, basándose en la idea del Rapto anterior a la tribulación propagó estas doctrinas en el medio evangélico de la época. Después, el movimiento de "Los Hermanos" en Irlanda adoptó el error de Iben Ezra y de Irving y adoptaron la enseñanza jesuita del "rapto" secreto anterior a la tribulación. Por medio de los Hermanos estas doctrinas pasaron a John Darby, y de él al resto del protestantismo.

John Darby y la nueva doctrina de las "dispensaciones".

John Darby es reverenciado en los círculos protestantes como el moderno fundador de la teología de las "Dispensaciones" y del Rapto anterior a la tribulación, a pesar de que tomó la idea prestada del jesuita Iben Ezra y de Edward Irving.

Darby se dio cuenta de que durante los siete años de la semana final de Daniel (Daniel 9:27) se tendrán que hacer las ofrendas de la Toráh (Ley Mosaica) en el Templo. Puesto que la Toráh es claramente observada durante este periodo de siete años, Darby llegó a la conclusión de que el cumplimiento de la Toráh se establecería de nuevo al comienzo de la Gran Tribulación.

Esta manera de pensar hizo que Darby separase la historia bíblica y profética en épocas como compartimentos (Dispensaciones). Darby explicó que la época de la Ley o Toráh había finalizado en la cruz y había comenzado a partir de ese momento la época de la gracia de la iglesia, pero vemos en muchos lugares del NT que los Creyentes Judíos de Jerusalén seguían guardando con celo la Ley de Moisés, p.ej. Hch 21:20-25; yendo al Templo a orar Hch 3:1 etc., e incluso ¡¡ofreciendo ofrendas de la Ley en el Templo: Hch 21:26!! y que en el Concilio de Jerusalén lo que se acordó es que los gentiles -no judíos-, al convertirse, no debían hacerlo.

Luego, al comienzo de la Gran Tribulación de los siete años se produciría un retorno a la Ley o Toráh al final de la Era de la Gracia, como Darby lo entendió.

¡Esto creó un problema para la teoría de Darby! ¿Cómo puede volver la Época de la Ley, si la llamada "iglesia" se encuentra aún aquí....? (¡Qué chasco se hubiese llevado si hubiese visto a los cristianos de Jerusalén en el promer siglo y a los judeocristianos Nararenos de siglos posteriores!!!).

Darby consideró la Dispensación de la Ley como la manera que tenía Yahweh de tratar a Israel (es decir,solo los judíos) en la Tribulación, ya que Yahweh  trataría de manera exclusiva con Israel. Así que ¿qué sucede con la llamada "iglesia"? ¡A buen seguro que la iglesia no abandonará la gracia para volver a introducirse en la Ley de Moisés! 

Como resultado de ello, Darby adoptó la idea del Rapto anterior a la tribulación (de Irving y de Iben Ezra). Su idea respecto a la "llamada iglesia" marchándose "antes de la tribulación permitiría a Israel (es decir, a los judíos) volver a entrar de nuevo en la aparente época de (obediencia) a la ley de la Gran Tribulación".

Esta manera de pensar denota lo que creemos un grave desconocimiento de la historia de la Iglesia Primitiva (es propio de una mentalidad sectaria y cerrada -no digo esto particularmente de Darby- rechazar totalmente la historia), y de cómo hubo dos grupos claramente diferenciados en la misma: el uno más numeroso, de Gentiles convertidos al Mesías de Israel (Olivo silvestre injertado en el Olivo natural que es Israel, y por tanto parte del Israel de Dios), y el otro, ese gran ignorado compuesto en su mayoría de Judíos “celosos de la Ley” “Ya ves, hermano, cuántos millares de judíos hay que han creído; y todos son CELOSOS POR LA LEY” (Hechos 21:20) y guardadores de la misma en tanto que judíos físicos “y todos comprenderán que no hay nada de lo que se les informó acerca de ti, sino que tú también andas ordenadamente, guardando la ley” (Hechos 21:24).

Existen numerosos y documentados testimonios históricos que nos hablan de lo que fue de la iglesia íntegramente judía de Jerusalén (no confundir con grupos heterodoxos judeo-cristianos de la época como los Ebionitas), con sus particularidades y costumbres judías, hasta bien entrado el siglo VI (Ver estudios al respecto en esta misma WEB). Hay un solo Israel de Dios, que es lo mismo que la Iglesia, donde los gentiles hemos sido injertados por la gracia de Cristo. La escritura avala esta afirmación:

"Pues si algunas de las ramas fueron desgajadas, y tú, siendo olivo silvestre, has sido injertado en lugar de ellas, y has sido hecho participante de la raíz y de la rica savia del olivo, no te jactes contra las ramas; y si te jactas, sabe que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti" (Romanos 11:17-18)
Y es en este mismo Israel de Dios donde los judíos no creyentes (la mayoría, desgraciadamente, del "Israel físico") serán re-injertados por medio de Yehosua:

"Y aun ellos, si no permanecieren en incredulidad, serán injertados, pues poderoso es Dios para volverlos a injertar. Porque si tú fuiste cortado del que por naturaleza es olivo silvestre, y contra naturaleza fuiste injertado en el buen olivo, ¿cuánto más éstos, que son las ramas naturales, serán injertados en su propio olivo? (Romanos 11:23-24)
Dios solo tiene y tendrá una manera de salvar, ahora y desde siempre: Por Gracia por medio de la fe en Su Hijo Jesucristo o Yehosua el Mesías de Israel.

Los diferentes pactos con los cuales Dios ha tratado con los hombres o pueblos a lo largo de la historia siempre han apuntado a esta gracia salvadora por medio de la sangre de Jesucristo y de su muerte y resurrección corporal.

El resultado de las obras de Darby y un gran número de gráficos ilustrativos es múltiple: Amplia las ideas originales de Irving y de Iben Ezra a un nuevo nivel y posiblemente lo que es mas importante aún: hace que prolifere la idea de la Teología de la Entidad Apartada que es el oxígeno que alimenta la Teología del Reemplazo. Hace que Israel (según su limitado entendimiento, y sólo los judíos) tenga que cargar con todo el peso y recibir el castigo, mientras que la Iglesia se pone en vez de Israel (y éste no existe más) y queda libre de culpa: La idea Antisemita Católico - Romana de siempre: Las bendiciones del Antiguo Testamento se toman de manera figurada para la "Iglesia Cristiana" y cuando hay que recibir "palos" se aplican de manera literal al Israel físico. Señores: ¡O tomamos todo, o no tomamos nada!.

Los "verdaderos cristianos" son "judíos" en su interior, circuncidados y sellados por el Espíritu Santo. La iglesia gentil ha venido a ser parte del "Israel de Dios" y rama de olivo silvestre injertada en el olivo natural que es dicho Israel de Dios. El Israel físico, la nación física de Israel necesita creer en Jesús (Yehoshua) como su Mesías, y ser limpia de sus pecados por medio de su Santa  Sangre derramada en la cruz para ser reinjertados en el Israel de Dios del cual fueron desgajados aún cuando eran (y continúan siendo) ramas naturales.

"Porque si tú fuiste cortado del que por naturaleza es olivo silvestre, y contra naturaleza fuiste injertado en el buen olivo, ¿cuánto más éstos, que son las ramas naturales, serán injertados en su propio olivo? (Romanos 11:24)
Por lo tanto, nos quedamos con los frutos del pretribulacionismo, que es una clase de dogma dispensacionalista, según el cual la Iglesia se va volando al cielo, mientras que el Israel físico judío y en algunos casos (pues desgraciadamente hay teorías para todos los gustos) "cristianos" poco santificados o simpatizantes de la fe cristiana aún no "nacidos de nuevo", se quedan aquí atrapados en la tierra. Una se marcha al ámbito celestial, dejando a la otra en el ámbito terrenal.

Al Sr. Darby se le olvidó que Jeremías 30:7 llama a la Gran Tribulación la "Aflicción de Jacob". Puesto que Israel se compone de ambas casas (Judíos y Gentiles injertados en Israel de Dios) tendrán que experimentar la Gran Tribulación.

Si el Sr. Darby hubiese entendido que los creyentes no judíos son predominantemente los que regresan y han sido rescatados, no hubiera sido tan rápido en hacer que "toda Israel" o "Jacob" pasasen la Gran Tribulación. Solo aquellos que todavía no entienden las dos casas de una sola nación llamada la “ekklesia” de Israel, y que han separado al pueblo de Yahweh en dos entidades diferentes conocidas como la llamada "iglesia" y los judíos creyentes, pueden tener confianza en la doctrina del Rapto anterior a la Tribulación.

"Digo, pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo? En ninguna manera. Porque también yo soy israelita, de la descendencia de Abraham, de la tribu de Benjamín. No ha desechado Dios a su pueblo, al cual desde antes conoció" (Romanos 11:1-2)
Pablo habla aquí de que Dios no ha desechado a Israel porque muchos judíos como él componían la "Iglesia", además de los gentiles "injertados contra natura" en Israel, Olivo Natural.

Para ser salvo un judío debe pasar por arrepentirse de sus pecados y aceptar a Yehosua como su salvador personal y su Mesías. Dios solo salva por medio de la fe puesta en Yehosua (Jesús) el Mesías (Cristo) tanto a judíos como a gentiles, y no hay otra forma de ser salvo...

Parte de los errores de los que creen en un "rapto" secreto y Pretribulacional de la Iglesia surgen de interpretar que Mateo 24 es solo para los judíos. Lo que comentamos arriba: Cuando hay que recibir bendiciones, es para los "cristianos gentiles", cuando hay que recibir palos, para los "judíos inconversos": Idea que pudiera ser herética y antisemita. ¿Dónde dice la Palabra que Mateo 24 sea sólo para judíos?, ¿Y dónde -en qué versículos- el Nuevo Testamento se aplica solo a judíos y solo a gentiles?. ¿No somos acaso los gentiles injertados en Israel y circuncidados en nuestros corazones al aceptar al Dios de Israel como nuestro Dios y al Mesías de Israel como nuestro salvador?.

Ni la mentalidad antisemita Greco-Romana-"Católica" ni la mentalidad antisemita Germano-Anglosajona pueden aceptar esto: Que los gentiles que aceptamos a Jesucristo (Yehosua Mashia) dejamos de ser "gentiles" y pasamos a ser ciudadanía de Israel y descendencia de Abraham, y judíos interiormente.

"Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne; sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios" (Romanos 2:28-29)
Vayamos a Mateo 24:

PRIMERA PARTE: PRINCIPIO DE DOLORES:

"Mirad que nadie os engañe, porque vendrán muchos en mi Nombre, diciendo: “Yo soy el Cristo”; y a muchos engañarán. Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores” (Mateo 24:4-8)
Observemos la continuación del texto arriba citado. El versículo 8 nos dice “Y todo esto será PRINCIPIO DE DOLORES” ¿Qué es “todo esto”? Pues está claro como el agua: lo dicho en los versículos anteriores. Como dice Jesús “es necesario que todo esto acontezca” y continúa “pero aún no es el fin”; vemos una primera fase en los acontecimientos que se avecinan sobre todo el orbe terráqueo, esta fase es lo que Jesús llamó “principio de dolores” y por lo que Él nos enseñó estará caracterizada por lo que yo he dividido en cinco tipos de señales:

Primer tipo de Señal:

Apostasía, Falsas doctrinas, falsas ideas, falsa moral y falsos maestros: “Vendrán muchos en mi Nombre [...] y a muchos engañarán” Ya lo advirtió el apóstol Pablo en sus epístolas a Timoteo, cuando dijo:

“Pero el espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos se apartarán de la fe, prestando atención a espíritus engañosos y a doctrinas de demonios. Con hipocresía hablarán mentira, teniendo cauterizada la conciencia. prohibirán casarse y mandarán abstenerse de los alimentos que Dios creó para que, con acción de gracias, participasen de ellos los que creen y han conocido la verdad” (1ª Timoteo 4:1-3)
“También debes saber esto: que en los últimos días se presentarán tiempos difíciles. Porque habrá hombres amantes de sí mismos y del dinero. Serán vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, envanecidos y amantes de los placeres más que de Dios. Tendrán apariencia de piedad, pero negarán su eficacia. A éstos evita.” (2ª Timoteo 3: 1-6)
“Porque vendrá el tiempo cuando no soportarán la sana doctrina; más bien, teniendo comezón de oír, amontonarán para sí maestros conforme a sus propias pasiones, y a la vez que apartarán sus oídos de la verdad, se volverán a las fábulas.” (2ª de Timoteo 4: 3-4)
Como vemos, la Biblia entre otras cosas, nos anticipa como señales previas a los últimos tiempos, una gran relajación en las costumbres morales de la sociedad, al mismo tiempo que se producirá un gran interés por lo sobrenatural, por la búsqueda de la “verdad” por medio de filosofías y doctrinas extrañas.

Si prácticamente todo lo bueno y justo que tiene nuestra sociedad en el llamado "occidente cristiano", cargada de errores y de contradicciones, pero con grandes logros tanto en lo social como en lo económico y político, es consecuencia de la moral judeocristiana, y de la influencia que los valores del cristianismo de raíz judía ha inculcado en la misma a lo largo de estos últimos dos mil años (personalmente no creo que sea justo decir que la tradición griega haya aportado en este aspecto nada positivo por si misma, y sí cuando ha ido unida a estos valores de los que hablamos); veremos (y podemos ver ya hoy en día), como todos estos valores se cuestionarán y serán sustituidos por una moral ambigua y nihilista, que cuestionará todo lo que la Palabra de Dios tiene por absoluto y bueno.

No tenemos más que ver la imagen que las películas de Hollywood han dado secularmente del cristianismo: Se presenta a los cristianos como personas de doble moral, farisaicas, implacables y retorcidas, p.ej. los clásicos arquetipos “Hollywoodianos” del predicador borracho, el pastor pervertido, de los padres cristianos implacables con sus hijos adolescentes, donde la Biblia siempre aparece en manos de gente de lo más amoral y extraño, etc. Ojalá que el estimado lector cuando vea una película de este tipo sepa distinguir y discernir lo que le estamos aquí advirtiendo.

Es curioso leer como la Organización Mundial de la Salud no considera que el "DIU", la "Píldora anticonceptiva" o la "Píldora del día después" sean métodos abortivos (que lo son): sencillamente dicen (y engañan a las mujeres así) que el hecho de que un óvulo fecundado (un embrión) no se haya implantado en la pared del útero hace que no sea embrión y por ello asesinato destruirlo. Con esta mentira (que ningún cristiano verdadero creería a la luz de lo que Dios Dice en Su Palabra) tratan de apaciguar las conciencias de aquellos que participan en el Holocausto y asesinato de millones y millones de bebés inocentes en el lugar dónde deberían estar más seguros: el vientre de sus madres.

Se considera de fundamentalistas fanáticos el hecho de profesar hoy en día una genuina fe que esté en compromiso y de acuerdo con las enseñanzas de Jesús, con la moral Bíblica, al mismo tiempo que en los medios de comunicación proliferan los videntes, mediums, sanadores de todo tipo y otros similares a los que la sociedad aplaude y escucha.

Filosofías perniciosas y anticristianas como la “Nueva Era”, el espiritismo y otras similares, causan furor entre las capas acomodadas y más cultas de nuestra sociedad. La pornografía se exhibe en los quioscos de prensa como si tal cosa, pervirtiendo a nuestros hijos desde su más tierna infancia. La aberrantehomosexualidad, una de las mayores perversiones y engaños con los que el príncipe de la mentira ha engañado a la humanidad, está de moda, se nos vende (y bombardea) en televisión como algo "progresista" y moralmente aceptable y es "políticamente incorrecto" ponerla en cuestión.

Y todo esto no es más que el principio.

Como cristianos debemos de estar atentos, y no dormir.

Segundo tipo de Señal:

Conflictos bélicos y tensión militar: “Y oiréis de guerras y rumores de guerras”, vemos que no se refiere únicamente al hecho de que vaya a haber conflictos bélicos y guerras “oiréis de guerras”, sino también tensión entre las distintas fuerzas militares, políticas y económicas del mundo, lo que Jesús llamó “rumores de guerras”.

Podríamos objetar a esto que siempre ha habido guerras, e incluso que la misma Europa nunca ha conocido desde el emperador Augusto (la “pax romana”) un tiempo de mayor paz y estabilidad (salvando los recientes conflictos en la antigua Yugoslavia, ciertos países del este, etc.), recordemos ante este pensamiento las advertencias de la Palabra de Dios:

“Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, hermanos, no tenéis necesidad de que os escriba. Porque vosotros mismos sabéis perfectamente bien que el Día del Señor vendrá como ladrón de noche. Cuando digan: "Paz y seguridad", entonces vendrá la destrucción de repente sobre ellos, como vienen los dolores sobre la mujer que da a luz; y de ninguna manera escaparán. Pero vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, como para que aquel Día os sorprenda como un ladrón” (1ª Tesalonicenses 5: 1-4)
En efecto, pensemos sobre que frágil hilo se sustenta la paz del mundo: la disuasión nuclear, intereses económicos y un tercer mundo cada día más pobre, más conflictivo, y más explotado por el rico occidente "cristiano". ¿Podrá durar de esta manera mucho más la “paz”? “Cuando digan: “Paz y seguridad”, entonces vendrá la Destrucción de repente sobre ellos

En efecto, pudiera parecer, como se nos acusa desde los comienzos de la iglesia, que esta es una actitud muy pesimista, incluso catastrofista. Sin embargo los cristianos sabemos que la paz en el mundo no podrá ser de ninguna manera hasta que nuestro Señor Jesucristo vuelva para establecer su Reino de Paz. La verdadera paz que solo Dios puede dar al corazón de los hombres.

Hoy en día herejías manifiestas provenientes en su mayoría del medio carismático (decir otra cosa sería faltar a la verdad) como la “Teología de la Prosperidad” o la “Teología del Bienestar”, o la “Súper-fe” y cosas semejantes, que engañan a miles de creyentes con esta perniciosa seducción, no hacen sino esto:predicar un falso evangelio de paz y seguridad, que no les prepara para los días malos, cuando “vendrá la Destrucción de repente sobre ellos”

Tercer tipo de Señal:

Conflictos étnicos: “Porque se levantará nación contra nación” (En griego la palabra aquí traducida como nación es “Etnon” en el sentido de grupo étnico).

No se hace necesario decir que este tipo de conflictos están a la orden del día alrededor de todo el mundo. Los hombres, carentes de una identidad, se aferran al sentimiento del grupo, del pertenecer a una raza antigua, diferente. ¿Dónde nos han llevado los “nacionalismos” en estos últimos años?, el nazismo fue un movimiento que propugnó la superioridad racial de unos pocos escogidos frente a la muchedumbre, el resultado fueron 50 millones de muertos en la segunda guerra mundial y los campos de concentración. El conflicto Vasco, el Irlandés, la guerra de Yugoslavia, con sus limpiezas étnicas; los diferentes conflictos en los países de la antigua U.R.S.S., el nacionalismo Corso, etc. No son sino caras de la misma moneda.

Los cristianos creemos que Dios nos hizo a todos a Su semejanza, no creó ningún hombre físicamente o psicológicamente igual a otro (a Dios no le gusta la uniformidad ni la monotonía), pero nos hizo a todos iguales en nuestro espíritu, en el “hombre interior”, y nos hace uno por medio de Cristo, como dice el Apóstol:

“Así que, todos sois hijos de Dios por medio de la fe en Cristo Jesús, porque todos los que fuisteis bautizados en Cristo os habéis revestido de Cristo. Ya no hay Judío ni griego, no hay esclavo ni libre, no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. Y ya que sois de Cristo, ciertamente sois descendencia de Abraham, herederos conforme a la promesa”. (Gálatas 3: 26-29)
Un cristiano no necesita la idolatría nacionalista para llenar su corazón y darle una razón de ser o por la cual luchar. Un cristiano necesita a Cristo.

Cuarto tipo de Señal:

Calamidades naturales: “y habrá pestes y hambres, y terremotos en distintos lugares”.

La prestigiosa y mundialmente conocida revista de divulgación científica “National Geographic”, en su edición española, en un artículo sobre cataclismos naturales publicado en Julio de 1998, dice: “Existe un debate sobre por qué parecen estar aumentando los daños causados por catástrofes naturales. –Le puedo mostrar gráficos que indican que los costes de las catástrofes naturales aumentan de manera casi exponencial- dice Chris Tucker, asesor científico del servicio de protección Civil de Canadá-...” (Rodeados de peligros naturales, National Geographic, Ed. Española, nº 1 Vol 3 de Julio de 1998).

Mucho podríamos decir al respecto, pero la Palabra predice que vendrá una época de grandes calamidades naturales, incluso al escribir estas líneas, en el verano de 1998, tres enormes olas gigantes, o “tsunamis” de varias decenas de metros de altura, causaron miles de muertos en las costas de Nueva Guinea:

“Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas. Y en la tierra habrá angustia de las naciones por la confusión ante el rugido del mar y del oleaje”. (Lucas 21:25)
Nosotros en nuestra voluntaria desobediencia a la Palabra de Dios buscaremos nombres y justificaciones para estos cataclismos: “El Niño”, “El agujero en la capa de Ozono”, etc. Pero lo que está escrito se cumplirá:

“Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas. Y en la tierra habrá angustia de las naciones por la confusión ante el rugido del mar y del oleaje. Los hombres se desmayarán a causa del terror y de la expectación de las cosas que sobrevendrán al mundo habitado, porque los poderes de los cielos serán sacudidos”. (Lucas 21: 25-26)
Nota de febrero de 2001: Este mes aparece una noticia en el periódico Español “EL MUNDO” (Se puede consultar en su edición digital www.elmundo.es) con el siguiente titular: “La ONU prevé sequías, inundaciones, hambre y epidemias a causa del cambio climático” (El Mundo, 20-02-2001) donde se habla que este tipo de calamidades se extenderán a lo largo de este siglo (el XXI), según un consejo de más de mil expertos en la materia del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPPC) en un informe para el Programa de desarrollo de la ONU.

Compárese este titular con el versículo: “y habrá pestes y hambres, y terremotos en distintos lugares”. Cuando escribí un primer borrador de este estudio entre 1997 y 1998 hace tres años, no nos imaginábamos ni de lejos que este tipo de noticias se harían tan frecuentes... hace unas semanas leí otro titular en un dominical español que decía: “El Clima se ha vuelto loco”, artículos por todas partes sobre globalización, esfuerzos ecuménicos de Roma para unir bajo su yugo a todas las religiones, conversaciones sobre un posible gobierno mundial, etc. Ni en las especulaciones del cristiano más fundamentalista se podría haber descrito mejor la situación que Jesucristo predijo hace casi 2000 años. En todo caso, una vez más, como en el caso que veremos a continuación: LA BIBLIA NO SE EQUIVOCÓ

Quinto tipo de Señal:

La Señal de Israel. En efecto, la Palabra de Dios concede una importancia capital al pueblo físico de Israel, a la nación judía. 

Durante siglos, en la iglesia, ideas con un fuerte contenido antisemita han sido introducidas como un veneno mortal. De hecho, un buen conocedor de la historia del cristianismo, siendo honesto, advertirá que fue precisamente el olvido de las raíces hebreas de nuestra fe, y su sustitución por ideas y filosofías grecorromanas lo que llevó muy temprano a su decadencia al cristianismo (en el siglo IV, con la conversión del emperador romano Constantino -un furibundo antisemita-, el edicto de Milán y otros acontecimientos, podemos hablar ya de una iglesia con apariencia de vida, pero muerta en su espíritu).

La cristiandad sustituyó al Mesías Yehosua por un “cristo” grecorromano. Más tarde, como consecuencia de las ideas del concilio de Éfeso en el S.V, la joven virgen judía Miriam fue comenzada a ser adorada como María la “Madre de Dios” y “Reina del Cielo”.

Hombres como Eusebio de Cesarea, Agustín de Hipona, Juan Crisóstomo, etc. escribieron cosas que hoy resultarían durísimas contra los judíos (en muchos casos -por ser comedidos- dentro de la sana apologética). Así, la primera iglesia judía, que se salvó de la destrucción de Jerusalén por el emperador Tito al obedecer la advertencia del Señor, fue tenida por "extraña" y heterodoxa por la iglesia católica-antigua y las últimas referencias que tenemos de ella datan del S. V y VI. Parece desaparecer con la aparición del Islam en el siglo VII.

Veamos lo que la Biblia nos dice acerca de Israel y los últimos tiempos:

“Por tanto, los que estaban reunidos le preguntaban diciendo: --Señor, ¿Restituirás el reino a Israel en este tiempo? Él les respondió: --A vosotros no os toca saber ni los tiempos ni las ocasiones que el Padre dispuso por su propia autoridad. Pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo haya venido sobre vosotros, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra”. (Hechos 1: 6-8)

“Cuando veáis a Jerusalén sitiada por ejércitos, sabed entonces que ha llegado su destrucción. Entonces, los que estén en Judea, huyan a los montes; los que estén en medio de la ciudad, salgan; y los que estén en los campos, no entren en ella. Porque éstos son días de venganza, para que se cumplan todas las cosas que están escritas. ¡Ay de las que estén encintas y de las que críen en aquellos días! Porque habrá grande calamidad sobre la tierra e ira sobre este pueblo. Caerán a filo de espada y serán llevados cautivos a todas las naciones. Jerusalén Será pisoteada por los gentiles (Gentiles: en Hebreo “Goym”, esto es, los no judíos, las naciones que no pertenecen a la descendencia física de Israel.) hasta que se cumplan los tiempos de los gentiles. Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas. Y en la tierra habrá angustia de las naciones por la confusión ante el rugido del mar y del oleaje. Los hombres se desmayarán a causa del terror y de la expectación de las cosas que sobrevendrán al mundo habitado, porque los poderes de los cielos serán sacudidos. Entonces verán al Hijo del Hombre viniendo en una nube, con poder y gran gloria. Cuando estas cosas comiencen a suceder, mirad y levantad vuestras cabezas; porque vuestra redención está cerca”. (Lucas 21: 20-28)

"Pregunto pues: ¿Acaso tropezaron (los judíos) para que cayesen? ¡De ninguna manera! Más bien, con la trasgresión de ellos ha venido la salvación a los gentiles, para que ellos sean provocados a celos. Y si su trasgresión es la riqueza del mundo y su fracaso es la riqueza de los gentiles, ¡Cuánto más será la plena restauración de ellos! (...) Porque si la exclusión de ellos resulta en la reconciliación del mundo, ¡qué será su readmisión, sino vida de entre los muertos!”(Romanos 11: 11-12, 15)
“Hermanos, para que no Seáis sabios en vuestro propio parecer, no quiero que ignoréis este misterio: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles. Y Así todo Israel Será salvo, como Está escrito: Vendrá de Sión el libertador; quitará de Jacob la impiedad. Y éste será mi pacto con ellos, cuando yo quite sus pecados”. (Romanos 11: 25-27)
Deducimos pues, de estos textos varias cosas, en primer lugar, Jesús habla de una restauración de Israel en un tiempo lejano “¿Restituirás el reino a Israel en este tiempo? Él les respondió: -A vosotros no os toca saber ni los tiempos ni las ocasiones que el Padre dispuso por su propia autoridad” (démonos cuenta que la Biblia siempre se cumple por un lado de manera literal y por decirlo de algún modo de manera espiritual, por otro. 

Nosotros atendemos aquí al cumplimiento literal de estas profecías), así: “Caerán a filo de espada y serán llevados cautivos a todas las naciones. Jerusalén Será pisoteada por los gentiles hasta que se cumplan los tiempos de los gentiles” Vemos aquí una profecía cumplida casi plenamente, ya que Jesús predijo aproximadamente cuarenta años antes la destrucción del templo de Jerusalén, la ruina de la ciudad y el éxodo o diáspora judía “serán llevados cautivos a todas las naciones”, que como sabemos duró casi 2000 años, hasta que en 1948 la nación física de Israel renació, como más de un “cristiano fundamentalista” había predicho años o siglos antes pese a la burla del mundo.

Vemos que la llegada de los judíos a todas las naciones se realizó al mismo tiempo que llegó el Evangelio a las mismas, mientras tanto, Jerusalén nunca más volvió a estar bajo dominio judío “Jerusalén Será pisoteada por los gentiles hasta que se cumplan los tiempos de los gentiles” hasta 1968 cuando en la llamada “guerra de los seis días” la ciudad vieja de Jerusalén pasó después de tantos siglos a manos judías. Sin embargo la profecía aún no se ha cumplido totalmente, puesto que en el lugar más santo para los judíos, el “Monte del Templo”, aún se alzan dos mezquitas árabes (esto es, “gentiles” y paganas).

Todo esto concuerda con lo dicho por el apóstol Pablo: “ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles. Y Así todo Israel Será salvo, como Está escrito: Vendrá de Sión el libertador”, así como la diáspora y el comienzo de todos los males de la nación judía, transcurrió en paralelo a las ricas bendiciones que la llegada del Evangelio (el genuino, no las grotescas imitaciones que a lo largo de siglos han parecido ser el verdadero Evangelio) trajo a las naciones gentiles, hoy vemos que el mensaje glorioso de Jesús ha sido dado a conocer a prácticamente todos los pueblos o “grupos étnicos” (que es lo que literalmente dice la Biblia) “Y será predicado este Evangelio del Reino en todo el mundo para testimonio a todas las naciones (Lit. “etnias” en el griego original); y entonces vendrá el fin.” (Mateo 24:14), lo que concuerda con lo leído antes en Romanos: “ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles

Vemos pues que ellos, los judíos, han sido endurecidos y desobedientes al Evangelio por un tiempo, para que nosotros, los gentiles, los Goym, pudiéramos conocer al Único Dios verdadero, al Dios de Israel. Cuando todos los grupos étnicos y todas las tribus de la tierra hayan tenido la ocasión de oír el Evangelio de la Salvación por la Gracia de Dios en su Hijo Jesucristo, entonces veremos como la nación de Israel se volverá a Yehosua Mashiah, a su Mesías Yehosua el Judío hijo de la virgen judía Miriam (María la virgen), entonces ¿que podrá ocurrir, sino que hasta los muertos resuciten? “¡qué será su readmisión, sino vida de entre los muertos!

Y como Jesús dijo, “todo esto será principio de dolores”: Concluimos en que no es el fin, pero sí se puede decir que para los conocedores de la Palabra de Dios, la contemplación de estos hechos, será señal de que el fin está próximo.

SEGUNDA PARTE: LA GRAN TRIBULACIÓN:

“Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi Nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Más el que persevere hasta el fin, éste será salvo. Y será predicado este Evangelio del Reino en todo el mundo para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin. Por tanto, cuando veáis la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), entonces, los que estén en Judea huyan a los montes. El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa; y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa. Mas, ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno, ni en día de reposo; porque habrá entonces GRAN TRIBULACIÓN, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. Porque se levantarán falsos cristos y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aún a los escogidos. YA OS LO HE DICHO ANTES .Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis. Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre. Porque donde estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.” (Mateo 24: 9-26)
Jesús advierte seriamente a la cristiandad de principios del Tercer Milenio con estas palabras: “Ya os lo he dicho antes”, de manera que este es un tema que, siendo de vital trascendencia para nosotros, es de nuestra incumbencia investigar y estudiar con cuidado en las Palabras del Maestro.

“Ya os lo he dicho antes”, y sin embargo actualmente, dentro de la iglesia, existen doctrinas que (siempre a nuestro humilde juicio) no enseñan lo mismo que Jesús enseñó sobre el asunto.

Hoy en día muchos creyentes sinceros en Jesús han sido adoctrinados con la idea de que la cristiandad no pasará por el tiempo de la Gran Tribulación, lo cual, por lo que yo entiendo, queriendo ser sincero y libre de prejuicios doctrinales al escudriñar la Palabra, es una idea antibíblica y no Escritural que no se encuentra en la Palabra de Dios.

Se editan películas y novelas en los USA que adoctrinan con estas enseñanzas y otras cosas similares acerca de un “Rapto” secreto. Se enseña, a mi juicio erróneamente, como voy a tratar de demostrar por medio de las Escrituras, que el arrebatamiento de la iglesia sucederá justo antes de la Gran Tribulación, y que tan solo los cristianos fríos o no santificados lo suficiente, así como el pueblo físico de Israel, pasarán por este periodo de prueba. Muchos se basan para afirmar esto en los dos siguientes textos del Apocalipsis:

“Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas [...] Estos son los que han salido de la Gran Tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido con la sangre del cordero” (Apocalipsis 7: 9-14 véase todo el texto)
 Se enseña que puesto que estas gentes de las que habla la escritura “han salido de la Gran Tribulación”, eso quiere decir que no han pasado por ella. Nada más lejos de la realidad: En primer lugar, el texto griego original lee: “...outoi eisin oi ejomenoi ek tes zlupseos tes megales...” (trascripción fonética del griego libre del autor), siendo la palabra que se usa para decir “han salido” la griega “ejomenoi” de “erjomai” Lit. “venir, llegar, marchar, etc.” tal y como se lee, no implica que dichas multitudes no hayan pasado por la Gran Tribulación, al contrario, se dice que “han venido” de la Gran Tribulación (sentido más correcto) en el sentido de que han pasado por ella; la Escritura enseña que será después de haber pasado por ese tiempo, y solo después, que vendrá el arrebatamiento: “Y si aquellos días  no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados” (Mateo 24: 22), esto es: será un tiempo no muy largo (La Biblia habla de este periodo como de 7 años y no estoy seguro de que la iglesia esté presente durante todo ese periodo), donde, como enseña la Escritura, los escogidos de Dios serán probados con la última y extrema prueba.

Hay quien enseña que “los escogidos” son la Nación física de Israel, sin apoyar esto en ninguna base Escritural, y únicamente con la intención de justificar de manera errónea la doctrina de que la iglesia del Señor no pasará por la Gran Tribulación. Véase sobre quienes son los escogidos los siguientes versículos: Rom 8:33, 11:7;Col 3:12; 2ª Tim 2:10; 1ª Pedro 2:9, etc. Los escogidos son los creyentes en el Salvador e Hijo de Dios: Jesús de Nazaret, sean judíos o gentiles. La Palabra no habla de otro tipo de "escogidos".

NOTA: Insisto: No confundir la "Tribulación" o persecución de la iglesia, con los "Juicios" de Dios sobre las naciones impenitentes posteriores a la tribulación y el arrebatamiento cuando la Iglesia ya no esté en la tierra.

¿Sólo los cristianos “tibios” o "poco santificados" pasarán por la Gran tribulación?

Se enseña también por otros maestros, entre las múltiples variaciones que se dan como fruto de este tipo de enseñanza y comprensión de la Palabra, que estos serán el grupo de creyentes que como consecuencia de su falta de santificación hayan quedado en tierra para ser “probados” durante el tiempo de la persecución del anticristo. 

P. Ej. Gordon Lindsay en su libro “La segunda Venida de Cristo” (Ed. Christ For The Nations) dice: "...Frecuentemente se pregunta si los santos pasarán por este periodo de tribulación. Que algunos de los santos estarán en la tierra durante la Gran Tribulación está claro por Apoc. 7:9, 14; 13:7 ¿será esto cierto de todos los santos? Parecería (nótese que no está 100% seguro, por eso dice “parecería”), por Apocalipsis 14:1-5, que algunos de los santos, “primicias para Dios”, ya habrán sido arrebatados de este mundo...". Pues bien, como vemos, aunque para un lector superficial de la Palabra, adoctrinado con estas enseñanzas, “parecería” que pudiera ser así, esto no es lo que la Biblia enseña.

Otro de los textos usados por quienes sostienen la idea de que al menos parte de la cristiandad será arrebatada por el Señor antes de la Gran Tribulación, es el siguiente en Apocalipsis:

“Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran en la tierra” (Apocalipsis 3: 10 del Mensaje a Filadelfia)
En primer lugar no se entiende necesariamente que la aludida “hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero” sea la Gran Tribulación, podría ser el tiempo de los juicios Divinos que tras la Gran Tribulación, como veremos más adelante, y tras el arrebatamiento de la Iglesia, caerán sobre el mundo.

Si consideramos que se trata, como parece más lógico, o al menos yo así lo creo, del tiempo de la Gran Tribulación, aún el texto no implica que la Iglesia no pasará por él. El texto griego con el que el apóstol Juan escribió el Apocalipsis, no lo implica, es más, la preposición griega traducida aquí como “del” Lit. “Ék” en griego, se traduce igualmente como “en”, con lo que el texto podría leerse: “... yo también te guardaré EN la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero...”, lo que concuerda con lo que todos los cristianos sabemos: “Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará Jehová” (Salmo 34:19), y como el mismo Jesús enseñó, si a Él le hicieron lo que le hicieron, a nosotros, que somos sus discípulos, ¿qué no nos harán? Quede ahí este pensamiento.

En todo caso, la idea de que los creyentes no santificados se quedarán atrás y no serán arrebatados en el “rapto secreto” es completamente anti-Escritural, y denota un grave desconocimiento de la doctrina de la justificación por Gracia por medio de la Fe en Jesucristo, así la Biblia dice al respecto de los que han salido de la Gran Tribulación:

“Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero. Por esto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo; y el que está sentado sobre el trono extenderá su tabernáculo sobre ellos” (Apocalipsis 7:14-15)

Vemos que los que han salido de la Gran tribulación son aquellos que “han lavado sus ropas, y las han emblanquecido” ¿Y dónde las han emblanquecido?, ¿acaso ha sido su especial fervor cristiano, o su santidad propia, o sus obras de justicia?, NO: la Palabra de Dios nos dice que lo han hecho “en la sangre del Cordero” y que por ello, y solo por eso y nada más “están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo”. Estimado amigo o hermano, no confíe en nada más que en Cristo para poder escapar del justo Juicio de Dios. No deje que le engañen con patrañas (refiriéndome aquí como patraña a la idea de un "castigo" a modo de "purgatorio" para los cristianos "flojos" o tibios).

“Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi Nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de  muchos se enfriará. Más el que persevere hasta el fin, éste será salvo” (Mateo 24: 9-13)

Así como la Iglesia nació en medio de terroríficas persecuciones por parte de los gentiles del imperio romano, la Iglesia concluirá sus días sobre la tierra en medio de la persecución de ese último y gran imperio del Anticristo. Jesús nos advierte de la necesidad de perseverar y no tropezar en esos días, puesto que la presión tanto física como (a mi parecer) sobre todo psicológica sobre los verdaderos creyentes en Jesús (no será así con los cristianos “nominales”), será tal que muchos apostatarán de la fe (sea lo que sea apostatar), endurecerán sus corazones, y cometerán actos indignos de un cristiano. Pueda el Señor, en su misericordia darnos gracia para soportar esos tiempos y poder mantenernos en pié ante Él en el día de su venida.

“Y será predicado este Evangelio del Reino en todo el mundo para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.” (Mateo 24:14)

Vemos por estas palabras de Jesús que aún en medio de las duras pruebas, la predicación del Evangelio será más efectiva que nunca, o que el Evangelio ya habrá alcanzado al último grupo étnico de la tierra que no lo haya oído. Así como en los dos primeros siglos del cristianismo, pese a las persecuciones, y pese a que bautizarse era en muchas ocasiones la antesala del circo romano y de ser despedazado vivo por las fieras, multitudes se convirtieron a Jesús. La Palabra nos dice que antes del fin (por lo cual “la Gran Tribulación” aún no es el fin) el Evangelio deberá llegar a todos los grupos étnicos de la tierra, “y entonces vendrá el fin”.

“Por tanto, cuando veáis la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), entonces, los que estén en Judea huyan a los montes. El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa; y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa.
Mas, ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno, ni en día de reposo; porque habrá entonces GRAN TRIBULACIÓN, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.

Y si aquellos días  no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados.

Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. Porque se levantarán falsos cristos y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aún a los escogidos. YA OS LO HE DICHO ANTES . Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis” (Mateo 24: 15-26)

Jesús, antes de explicar como será el fin, continúa contando a sus discípulos las cosas que habrán de acontecer durante la Gran Tribulación, por eso dice “Por tanto, cuando veáis...etc.” y nos habla del anticristo como “la abominación desoladora de la que habló el profeta Daniel”. Veamos lo que dice Daniel en su libro a este propósito y a que pasaje de la escritura hace referencia Jesús:

“Y Después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí; y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será con inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones. Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador” (Daniel 9: 26-27)

“...y se enojará contra el pacto santo, y hará según su voluntad; volverá pues, y se entenderá con los que abandonen el santo pacto. Y se levantarán de su parte tropas que profanarán el santuario y la fortaleza, y quitarán el continuo sacrificio, y pondrán la abominación desoladora. Con lisonjas seducirá a los violadores del pacto; mas el pueblo que conoce a su Dios se esforzará y actuará” (Daniel 11: 30-32)

“Y desde el tiempo en que sea quitado el sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días” (Daniel 12:11)

Encontramos en otros pasajes de las escrituras otras referencias al anticristo que nos pueden dar más luz sobre el tiempo de su manifestación sobre la tierra, pero no es este el objeto de este estudio. 

La Biblia lo dice clara y explícitamente: El arrebatamiento es después de la manifestación del Anticristo:


Los creyentes gentiles de Tesalónica estuvieron a punto de ser confundidos con la idea de una venida del Señor Secreta o que incluso ya había acontecido, tal y como dice el Apóstol Pablo: El pasaje más claro donde de manera explícita y sin necesidad de recurrir a artificios, se muestra de manera evidente que la segunda venida de Cristo y el arrebatamiento no serán antes de que el anticristo se manifieste (que como estamos viendo aparecerá durante el tiempo de la Gran Tribulación), está en 2ª de Tesalonicenses:

“Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con El, os rogamos, hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca. Nadie os engañe de ninguna manera; porque no vendrá sin que ANTES venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone a todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios” (2ª Tesalonicenses 2:1-4)

En efecto, más claro no nos lo puede decir la Escritura, y este pasaje concuerda con lo que estamos viendo en las enseñanzas directas de Jesús en Mateo 24. Nos habla el apóstol Pablo que “respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con Él” quedándonos claro que “la venida de nuestro Señor Jesucristo” hace referencia a su Segunda Venida, y que “nuestra reunión con Él” hace referencia a cuando nos reunamos con Él en el Arrebatamiento, como veremos más adelante; pues bien, nos dice que estas dos cosas no sucederán cronológicamente en el tiempo “sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición”, que es el anticristo y que está "archi-claro" que se manifestará como tal durante la Gran Tribulación. No olvidemos que el apóstol Pablo aquí se dirige a creyentes gentiles, de Tesalónica, y no a judíos. La apostasía a la que se refiere aquí, y que como acabamos de demostrar por la Escritura, acontecerá antes del arrebatamiento y antes de la segunda venida de Cristo, es la misma de la que nos habla Jesús que acontecerá durante la “Gran Tribulación” diciendo: “Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán” (Mateo 24:10) Y lo mismo nos dice Daniel sobre este tiempo, como acabamos de ver, “y se entenderá con los que abandonen el santo pacto”, haciendo referencia a los apóstatas de los últimos tiempos, que son descritos por Pablo en su epístola a Timoteo como: “...en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” (1ª Timoteo 4: 1)

¿Qué es lo que retiene el “misterio de la iniquidad” y “será quitado de en medio”?:


Un argumento común, y erróneo a mi juicio como veremos, para hablar de que la iglesia será arrebatada antes de la Gran tribulación y de la llegada del Anticristo (y que evidentemente contradeciría lo que acabamos de ver en 2ª Tesalonicenses 2:1-4) es usar el siguiente versículo (que no es sino continuación de lo que acabamos de leer):

“Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio. Y entonces se manifestará aquel inicuo” (2ª Tes. 2:7-8)

Hay hermanos en Cristo que suponen (entre mil suposiciones más, algunas de lo más disparatado) que lo que “quien al presente lo detiene” esto es, quien evita que “aquel inicuo” (El Anticristo) y el “misterio de la iniquidad” se manifiesten es el Espíritu Santo, que mora en la Iglesia, y que por tanto para que el Espíritu Santo “sea quitado de en medio” la iglesia deberá ser arrebatada antes de la llegada del reino del Anticristo durante los siete años de la Gran Tribulación. Esto, que es una suposición, contradeciría lo que leíamos antes en los versículos 1 al 4 de esta 2ª Epístola a los Tesalonicenses. La Palabra es clara sobre cual es el ministerio del Espíritu Santo (no es el objeto de este sencillo estudio), y entre sus funciones no está (y no recuerdo un solo ejemplo en la Palabra de Dios) el “retener al Anticristo”, de hecho, la Iglesia ha convivido siempre con el mal, y con el espíritu del anticristo, como dice Juan:

“Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo” (1ª de Juan 2:18)

¿Qué es entonces“quien al presente lo detiene”? y de lo que Pablo habla a los creyentes de Tesalónica que “Y ahora vosotros sabéis lo que lo detiene” (2ª Tes. 2:6). La respuesta, a mi entender (no podría afirmarlo al 100% pues solo Dios es sabio), está en la misma Palabra de Dios que ahora nosotros conocemos, como los Tesalonicenses entonces, y se encuentra en el mismo libro de Daniel. Veámoslo:

“En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces” (Daniel 12:1)

La Palabra hebrea que aquí se traduce como “levantará” es la-amod, que significa literalmente: “estar quieto o desistir de cualquier actividad”, esto es, el Arcángel Miguel, el Ángel batallador de Dios, el Guardián de Israel y por ello de la Iglesia gentil (olivo silvestre injertado en el natural que es Israel), “será levantado”, “desistirá de su actividad” guardiana y batalladora y dejará paso, con el consentimiento de Dios, al misterio de la iniquidad. Esto concuerda con lo que nos cuenta el mismo libro de Daniel en el capítulo 11, de cómo Miguel el Arcángel tuvo que ir a luchar contra “el príncipe del reino de Persia” que se oponía al “varón” que hablaba con Daniel. Recordemos que ese demonio llamado “príncipe del reino de Persia” se oponía sabiendo que la liberación del pueblo hebreo de la cautividad de Babilonia vendría dada por los Persas, como nos cuenta el mismo libro de Daniel. Recordemos que Pablo dijo “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:12). Así que la Biblia dice que cuando sea quitado de su puesto Miguel “En aquel tiempo se levantará Miguel..." que guarda y protege al Israel de Dios "...el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo..." entonces vendrá la Tribulación contra la Iglesia (judíos y gentiles que conforman el Israel de Dios) de parte del anticristo: "...y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces”. No he encontrado un versículo en la Biblia que de a entender que “quien al presente lo detiene” sea otra cosa, pero reconozco que pudiera haber otras explicaciones satisfactorias.

La iglesia que nació en un bautismo de la sangre de los miles y miles de mártires en las terribles persecuciones de parte del Imperio Romano, verá finalizar sus días (si lo que decimos aquí es cierto) de la misma manera, en la última y Gran Tribulación.

En los tres primeros siglos de la Iglesia, el bautismo para un cristiano era la antesala del circo romano y de ser devorado por las fieras: Cuando uno tomaba la decisión de seguir a Cristo, sabía que el precio que se pagaba por ello era, en el mejor de los casos la muerte. No había “Teólogos de la Prosperidad” en aquella época.

Los primeros cristianos estaban convencidos de la inminencia del Arrebatamiento precisamente debido a la extrema persecución y tribulación por la que ellos pasaron, así contra los que nos acusan de no tener en cuenta el argumento de la inminencia de Su Venida, expresado por el mismo Jesús:

"Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis" (Mateo 24:42-44)

El mismo Señor advirtió a los creyentes en Su Nombre que cuando viésemos estas cosas (Tribulación, etc.) estuviésemos preparados porque Su Venida y por ello nuestra redención estaría cercana, y esto es lo que llevó a los primeros cristianos a esperar en cualquier momento la Segunda Venida del Señor. No sabemos el día ni la hora de Su Venida, pero si podremos conocer los tiempos por medio de estas señales:

"Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas" (Mateo 24:33)

"Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguios y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca" (Lucas 21:28)

Hoy en día la cristiandad occidental mira hacia si misma en vez de hacia el mundo perdido, engorda en vez de crecer, acumula “grasa del pecado” en vez de “músculo de santidad”, predica la “súper-fe” en vez de la santidad, la contemporización con la filosofía de este mundo en vez de la Palabra de Dios, la “Teología del bienestar” en vez del sufrir por Cristo, a un dios pequeño en vez del Todopoderoso Dios, un dios a nuestro servicio en vez de un Dios al que debemos obediencia y sumisión, esclavo de nuestras “oraciones de fe” o “confesiones positivas”. Seguramente que a todos nos venga bien un poco de persecución para que podamos cumplir lo que dijo el apóstol “Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos” (2ª Cor. 13:5). Oremos a Dios que “seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre” (Lucas 21:36).

Piense Ud. estimado hermano o amigo que mientras Ud. lee estas líneas quizá sentado cómodamente en su casa, en algún lugar del primer mundo, en muchos países hay miles y miles de cristianos que sufren persecución, cárcel, torturas, violaciones de todo tipo y hasta la muerte por su fe en Jesucristo. Ahora mismo hay cristianos en la cárcel condenados a muerte, llenos de moratones y magulladuras de sus torturadores, desposeídos de sus familias, de sus trabajos, sus posesiones, etc. Saque sus conclusiones al respecto.

Concluimos pues, después de analizar de manera rápida estos pasajes de la Palabra de Dios, que se demuestra (a nuestro humilde entender -Solo Dios es Sabio-) en las Escrituras que:

   1.      Habrá un periodo previo a la Segunda Venida de Cristo y al Arrebatamiento llamado “Gran Tribulación” por la Escritura, donde se producirá la “Gran Apostasía” y donde se manifestará el “anticristo” “Entonces os entregarán a tribulación [...] Muchos tropezarán entonces [...] Y muchos falsos profetas se levantarán [...] porque habrá entonces GRAN TRIBULACIÓN, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. Y si aquellos días  no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados [...] Porque se levantarán falsos cristos y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aún a los escogidos. YA OS LO HE DICHO ANTES [...]” (Mateo 24: 9-26)
   2.      Durante la Gran tribulación la Iglesia seguirá en tierra, puesto que aún no habrá tenido lugar el arrebatamiento “Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con Él [...] no vendrá sin que ANTES venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone a todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios” (2ª Tesalonicenses 2:1-4)
   3.      Este tiempo será acortado por causa de “Los escogidos”, en este tiempo el Evangelio habrá llegado a todos los grupos humanos de la tierra “Y será predicado este Evangelio del Reino en todo el mundo para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin [...] Y si aquellos días  no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados”

TERCERA PARTE: LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO Y EL ARREBATAMIENTO DE LA IGLESIA:


Continuemos leyendo lo que nos dice la Escritura sobre los acontecimientos que sucederán a la Gran tribulación:

“E INMEDIATAMENTE DESPUÉS DE LA TRIBULACIÓN DE AQUELLOS DÍAS, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá  la señal del Hijo del Hombre; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro. De la higuera aprended la parábola: cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas” (Mateo 24:29-33)

En efecto; como estamos queriendo demostrar por la Palabra de Dios; INMEDIATAMENTE después de todo lo dicho hasta ahora (lo que Jesús llama “la tribulación de aquellos días” y que no es otra que la Gran tribulación, como el mismo Jesús dijo: “cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá”, sucederán los acontecimientos más grandiosos y terribles que han sucedido desde que el mismo Hijo de Dios se hizo hombre y moró como tal en medio nuestro: como nos enseñan en múltiples lugares las Escrituras, previamente al Día del Señor, “el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas” en otros lugares de las Escrituras nos dicen que además la luna se teñirá de sangre; quizás debido a fenómenos meteorológicos relacionados con la contaminación o los extraordinarios acontecimientos naturales de esos días, su resplandor, antes de desaparecer, nos recuerde al color de la sangre.

Así pues, “aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo”, esto, y lo que vamos a ver a continuación descarta la idea a nuestro juicio no Escritural de que habrá un arrebatamiento invisible de la Iglesia antes de la Segunda Venida de Jesús, que “como el relámpago que sale del Oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre”. Personalmente pienso que debido a esta -a nuestro juicio- errónea enseñanza de un arrebatamiento de la Iglesia invisible y oculto al mundo, muchos creyentes caerán en la trampa de “... si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis”, ya que sobre el arrebatamiento se nos dice por boca del mismo Jesús: “verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro” esto es, su venida será visible “como el relámpago que sale del Oriente y se muestra hasta el occidente” a todas las naciones, que se lamentarán por ello, de no haberle seguido, ya que en ese momento el tiempo de la gracia habrá finalizado para dar paso al tiempo del Juicio. Jesús mismo “enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro”, como nos dice Pablo en Tesalonicenses:

“... también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en Él. Por lo cual os decimos esto en Palabra del Señor: que nosotros que vivimos, los que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo, con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor” (1ª Tesalonicenses 4: 14-17)

Por un lado, el Señor Jesús efectuará su Segunda Venida sobre la tierra. Se manifestará, y los muertos en Cristo se levantarán: esta es la esperanza de tantos creyentes en El que murieron confiando en la resurrección a lo largo de tantos siglos por lo cual dice la Escritura: “... también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en Él”; sonará una gran trompeta, que nos recuerda al cuerno o “Shofar” hebreo que sonaba para reunir a la congregación de Israel en diferentes ocasiones; este toque de trompeta será la señal: “Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta” “Porque el Señor mismo, con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, descenderá del cielo”, entonces, como decimos, los muertos en Cristo resucitarán en primer lugar, y después los cristianos que estén sobre la tierra serán arrebatados: “Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro” y “Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor”. El cómo sucederá este arrebatamiento, nos lo explica de manera detallada el apóstol Pablo en su primera epístola a los Corintios: “He aquí os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados” (1ª Corintios 15: 51-52), vemos como se repite el orden cronológico: 1º sonará la trompeta “se tocará la trompeta”, 2º primeramente resucitarán los muertos en la fe de Cristo “y los muertos serán resucitados incorruptibles”, y tras ello (3º) la iglesia que habrá quedado sobre la tierra será arrebatada tras ser transformada en un cuerpo incorruptible “y nosotros seremos transformados”.

Pese a ser una enseñanza tan clara y explícita lo que las Santas Escrituras nos presentan; de manera complicada y poco entendible a mi juicio, se enseña en determinados círculos cristianos que el arrebatamiento se producirá antes de esta aparición gloriosa y visible de Cristo tras la Gran Tribulación. El porqué se hace esto (que como dije al principio es una idea de muy reciente aparición, desde hace un siglo aproximadamente, y muy difundida hoy en día por y entre el movimiento Pentecostal), yo creo que es en muchos casos debido al poco o nulo conocimiento de la Biblia entre algunos cristianos, que han sido adoctrinados con libros escritos por hombres así como por maestros que en algunos puntos (a mi juicio) están equivocados (sinceros cristianos, pero hombres), y que después al leer estos textos tan claros, lo hacen condicionados y con las “gafas doctrinales” que les fueron puestas (por excelentes maestros de la Escrituras que a mi juicio en este punto capital se equivocan), con lo cual el ciclo se repite.

"Y si alguno se imagina que sabe algo, aún no sabe nada como debe saberlo. Pero si alguno ama a Dios, es conocido por él" (1ª Corintios 8:2-3)

Muy pocos creyentes leen diariamente la Biblia y la escrutan y estudian como se nos enseña en la doctrina de los apóstoles. Sucede así, que después, pese a tratar de demostrar como estamos haciendo aquí lo que creemos la verdad; estos hermanos, en su sinceridad y fidelidad a Cristo, confunden la verdad con una doctrina equivocada, y por celo, se niegan a escudriñar la Palabra con valentía y libres de prejuicios doctrinales.

Hay una anécdota bien conocida que sirve para ilustrar esto de lo que hablamos: En la Edad Media, por causa de las doctrinas de Aristóteles, desde muchos siglos atrás se enseñaba que si dejamos caer al mismo tiempo desde una altura un cuerpo de p.ej. 1 Kg. y otro exactamente igual de 10 Kg., el más pesado llegaría antes a tierra. Pues bien, Galileo Galilei, reunió en Pisa bajo la torre inclinada a los eruditos más sesudos de la época, y para demostrarles que lo que estaban enseñando era falso; subió a los más alto de la torre y dejó caer al mismo tiempo dos esferas iguales, una de un peso y otra de mucho más peso; ambas cayeron delante mismo de los eruditos y al mismo tiempo... sorprendentemente, para sorpresa del mismo Galileo, pese a la prueba, los eruditos ¡¡prefirieron seguir creyendo al "gran Aristóteles" en su error, que al "desconocido y arribista" Galileo!!! Desgraciadamente para la Verdad, así sucede hoy con muchos hermanos, que prefieren seguir creyendo lo que les enseñaron en su denominación cuando se convirtieron, que lo que la Biblia demuestra y enseña con claridad que creemos meridiana.

Otra de las razones fundamentales, a mi parecer, es la confusión que existe en estos hermanos, entre lo que la Biblia enseña y dice que es “La Gran Tribulación” y los Juicios de Dios sobre el mundo de los impíos que hayan quedado sobre la tierra tras el arrebatamiento y que serán previos al Reinado Milenial de Cristo sobre la tierra (en lo cual creemos firme y literalmente, conforme a la Escritura). Por un lado, como acabamos de ver, habrá un tiempo de persecución a los cristianos fieles a Jesucristo, donde incluso algunos serán llevados a la muerte, en este tiempo se levantará el Anticristo, agente del diablo sobre la tierra. Afortunadamente será un tiempo relativamente corto en el tiempo (no es el propósito de este estudio entrar en profundidades exegéticas sobre fechas, tiempos y otros detalles que desviarían la atención del hilo principal del mismo). Por otro lado, se confunde el hecho enseñado por la Escritura de que habrá diferentes premios en el Reino de los Cielos, y “grandes” y “pequeños” en función de nuestro comportamiento en esta vida, con la, a mi juicio errónea enseñanza de algunos -muy difundida entre los carismáticos- que los creyentes “sosos” o no santificados lo suficiente, no serán arrebatados (idea muy difundida como digo en círculos Pentecostales).

La Gran Tribulación finalizará con la aparición visible de Cristo en las nubes, el cual resucitará a los muertos y arrebatará a los suyos “en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor”.

Habiendo quedado (creemos) demostrado por las Escrituras que la Palabra de Dios NO enseña que haya una venida secreta del Señor para arrebatar en un “Rapto” oculto a Su iglesia previo a la Gran Tribulación (lo que daría lugar a tres venidas del Señor, la Biblia solo habla de dos), y que la Iglesia ciertamente SI pasará por la época de la Gran Tribulación, lo único que me queda es recordar las Palabras del Maestro:

“Por tanto, también vosotros estad preparados”

Por último expresar que no he querido herir la "sensibilidad religiosa" de nadie con este estudio. Me considero un "cristiano de base", no un "Maestro de la Escritura". Lo único que he querido es advertir a la cristiandad sobre estas doctrinas falsas infiltradas recientemente en el seno de la iglesia y expresar, para decirlo de manera suave, otro "punto de vista" (que realmente creo que es lo que la Biblia enseña) sobre un asunto de importancia, y si en este empeño he sido o parecido orgulloso o he denigrado a otros que piensan diferente, no era esta ni mi intención ni mi deseo.

“Ya os lo he dicho antes” (Advertencia de Jesús a su Iglesia)
Solo Dios es Sabio.

Dios te bendiga,
J. P. V.

TAGS

666 Aborto ACTUALIDAD africa ALELUYA ALEMANIA anticristo APOCALIPSIS APOSTASIA Argentina Arqueologia ARREBATAMIENTO ASAMBLEAS DE DIOS Ateismo Avivamiento BAUTISTAS Benny Hinn BIBLIA Billy Graham binladen Biografia de Luis Jordan BIOGRAFÍAS BIOGRAFÍAS DE GRANDES CRISTIANOS Bolivia Brasil Calvino Canada CANAIMA CARACAS Carlos Jimenes chile China CIELO CIENCIA CINE COCA COLA colombia CONVERCION corea del norte Corrupcion Creacion CREACONISMO Creciendo en Gracia CUBA Culto a la muerte Danny Berrios DANTE GEBEL DAVID DIAMON David Wilkerson DEPORTES DIEZMOS DIVORCIO DOCTRINA DOLAR DROGAS Ecuador ecumenismo EGIPTO El Salvador EMIGRACION EMISORA EVANGELICA EPIDEMIA ES ESPAÑA ESPIRITU SANTO ESTADO ISLAMICO Estados ESTADOS UNIDOS ESTUDIO ESTUDIOS BIBLICOS europa eutanasia EVANGELISMO EVANGELISTA: JOHN SOTO. EXPOLIT extremismo religioso Facebook FALCON Falsas doctrinas FAMILIA Felix Llera. fema FEMA EN USA FERNANDO CLAURE Fernel Monroy francia Franklin Graham G12 GAZA genocidio gripe porcina GUATEMALA GUAYANA Haiti Halloween Hamas Hambre Herejía HISTORIA homosexualismo honduras HOTELES idolatria IGLESIA IGLESIA BAUTISTA Iglesia Católica IGLESIA DE DIOS INDONESIA INDUSTRIA infidelidad Inglaterra INMIGRACION internet Iran ISLAM Israel italia JAIME PUERTAS JESUS JORGE RASHSKE Justicia KAKA LA BIBLIA LA IGLESIA METODISTA LA IGLESIA PRESBITERIANA LA VENIDA DE CRISTO Lilly Goodman LOS MENONITAS Luis Jordan Luis Palau Luna luteranos LUTERO LUZ DEL MINDO LUZ DEL MUNDO PERU YOUTUBE Maranatha MARCAS MARCIANO DURAN MARCOS WITT MATRIMONIO MEDIO ORIENTE MENSAJES MEXICO Michael Jackson Microchip MISIONES MONEDA UNICA MUNDIAL MORMONES MOVIMIENTO MISIONERO MUNDIAL MUERTE MUNDO CURIOSO Muro de Berlin MUSICA MUSICA CRISTIANA narcotrafico NEGOCIOS nicaragua Nicky Cruz NOEMI AVILA NOTICIAS Noticias Alfa y Omega NUEVO ORDEN MUNDIAL Obama Obama e Israel OBESIDAD OCULTISMO ONU Oracion OVNIS Padre Alberto Palestina PANAMA PAPA paraguay PAREJA PASTOR pastores PENTECOSTALISMO persecusion PERU PORNOGRAFIA PREMIOS ARPA Profecia PUERTO RICO racismo Radio cristiana Reforma religion RELIGIONES REPUBLICA DOMINICANA Restauracion Rick Warren Roberto Moll RUMBO A SODOMA rumores de guerra Rusia SALTO ANGEL SALUD SALVACION SANDY OTAÑO SANIDAD SANTERIA Santo Domingo SATANISMO SECTAS Y HEREJIAS sexo sida Siria SODOMA Y GOMORRA SURAFRICA TABACO tecnologia Templo Judio Tercer templo Tercera guerra Mundial TERREMOTOS TERRORISMO Testigos de Jehova Tiempo Final Tommy Moya TRIBULACION TURISMO TV CRISTIANA UNIÓN EUROPEA Uruguay USA VATICANO Venezuela Venida de Cristo Verichip 666 Vida Cristiana VIDEOS VIOLENCIA Wayne Simien Wilmer Liendo YIYE AVILA Yiye Avile YOUTUBE YOUYUBE YURI