...

Mostrando entradas con la etiqueta Avivamiento. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Avivamiento. Mostrar todas las entradas

Fallece Steve Hill, líder destacado del “avivamiento de Pensacola”

TRAS UNA DURA BATALLA CONTRA EL CÁNCER


20140310-2c
Steve Hill | FOTO: ARCHIVO (+ampliar)
(Redacción, 10/03/2014) Conocido como “el evangelista del Avivamiento en Brownsville” en Pensacola, Florida, el evangelista y pastor Steve Hill falleció este domingo 9 de  marzo, según informa CharismaNews.com.
"Hoy, 09 de marzo Steve cruzó la línea de meta. Steve vivió cada día con la eternidad a la vista, hoy por fin la vio con sus propios ojos. La Iglesia ha perdido un general en la fe, el cielo se ha ganado un santo ", se lee en un post en su página de Facebook ministerio . "Por favor, recuerde a Jeri Ryan, Shelby, Kelsey y la familia en sus oraciones”.

El fuego se apaga...


Hill pasó a la eternidad a la edad de 60 años, tras una larga batalla contra el melanoma, el tipo más peligroso de cáncer de piel y la principal causa de muerte entre las enfermedades de piel.
"Un gran guerrero ha caído", dice Billy Wilson, presidente de la Universidad Oral Roberts. "Uno de los grandes evangelizadores de nuestra generación está de pie en la presencia de Dios en la actualidad. Mi corazón llora por nosotros, sin embargo, mi corazón se regocija por Steve (...). He perdido un amigo, un animador y un compañero obrero en Cristo. Te queremos Steve".
DE LAS DROGAS Y LA DELINCUENCIA AL MINISTERIO CRISTIANO
Tras su dramática conversión al evangelio y haber ser liberado de su adicción a las drogas, el alcohol y una vida de delincuencia, en el año 1975 Hill, discípulo aventajado del célebre David Wilkerson, consagró su vida a difundir el evangelio de Jesucristo en todo el mundo.
20140310-2b
Hill fue fotografiado por la policía en 1973 y 1975 antes de convertirse al evangelio
Su pasión por ayudar a los que sufren y su búsqueda de un avivamiento auténtico inspirado por Dios continuó intensificándose después de años de trabajo misionero, el establecimiento de iglesias y campañas de evangelización.
CINCO AÑOS DE AVIVAMIENTO
De 1995 a 2000, Hill se desempeñó como evangelista del Avivamiento de Brownsville. Más de 4 millones de personas de más de 150 países atravesaron las puertas de la Iglesia de las Asambleas de Dios en  Brownsville, para asistir a las reuniones.
“Durante los cinco años de avivamiento espiritual, cientos de miles de personas lloraron en el altar de la iglesia, se arrepintieron de sus estilos de vida pecaminosos, y dieron sus vidas a Jesús. Muchas vidas cambiaron drásticamente; se restauraron matrimonios y las adicciones se vencieron ante una clara presentación del evangelio de Jesucristo”, informa CN.
Después de Brownsville, Hill y su equipo de evangelización continuaron realizando campañas en estadios de todo el mundo.
Hill también fundó y sirvió como pastor principal, junto con su esposa Jeri, en la Iglesia Mundial Heartland, en el área de Dallas-Fort Worth.  Hill fundó la Escuela de Ministerio Heartland, un seminario presencial orientado a “ganar almas”, así como ProdigalsOnly.com, un sitio web que anima a las personas a volver a Dios.
EL FUEGO SE APAGA...
El avivamiento de Brownsville siempre tuvo detractores, fundamentalmente entre los sectores eclesiales “no pentecostales” que cuestionaban la veracidad de las señales y milagros, ridiculizaban algunas “manifestaciones” que se producían durante las largas reuniones --como la llamada “risa santa” o “bendición de Toronto” (y algunas otras más extrañas, como la “imitación de sonidos de animales”, etc.)—, y acusaban al pastor de la iglesia, John Kilpatrick de “falso profeta”.
20140310-2
Fachada de la iglesia de las Asambleas de Dios en Brownsville, Pensacola (Florida)
Pese a ello, la iglesia de Brownsville siguió siendo un referente y un centro de peregrinación mundial durante algunos años, para cientos de miles de creyentes de los cinco continentes, muchos de ellos pastores y líderes, que acudían para ver y recibir “la unción” del despertar espiritual de Pensacola.
Diez años más tarde, sin embargo, el fuego parecía haberse apagado. Apenas unos pocos centenares de personas acudían a los servicios religiosos y la iglesia cargaba con una deuda millonaria por la construcción de un edificio que no podía llenar. La Escuela de Ministerios pasó de tener 1200 alumnos, a tan solo 120.
J. Lee Grady –un creyente afín al movimiento que no pone en duda la autenticidad de lo ocurrido en los primeros años-- reflexionando sobre este declive en un artículo publicado en Charisma Magazine, se preguntaba “¿Qué ha pasado con el fuego de Brownsville?” y barajaba la posibilidad de problemas en el liderazgo.
“Me pregunto por qué la iglesia que acogió a cientos de miles de visitantes se ha reducido a unos pocos cientos de miembros, y ahora debe millones de dólares para un edificio que no pueden llenar”, dice Grady. “Estoy luchando para entender por qué tantas personas que alguna vez fueron parte de la iglesia Brownsville ahora sienten heridos y traicionados. Me pregunto si los líderes de este movimiento manejado mal la unción de la presencia de Dios como Uza hizo cuando el arca de Dios casi derribó en el suelo” (ver 2 Sam. 6:6-8).
“No es ningún secreto que las relaciones entre los diversos líderes de la iglesia Brownsville fueron tensas hasta el punto de ruptura”, dice Grady. “Michael Brown, una vez que el líder de la Escuela de Avivamiento y Ministerio de Brownsville (BRSM), fue despedido en 2000 y luego comenzó su propio centro de formación que finalmente se mudó a Carolina del Norte”.
“El pastor de la iglesia durante el avivamiento, John Kilpatrick, renunció en 2003y le dijo a los feligreses que planeaba quedarse en la iglesia en un papel apostólico. Kilpatrick presentó a Randy Feldschau como el nuevo pastor. Pero entonces, un par de años después, Kilpatrick conmocionó a la congregación al comenzar una nueva iglesia en Daphne, Alabama, a 50 millas al oeste de Pensacola”.
A su vez, “Feldschau dimitió al poco tiempo y se mudó a Texas, y la asistencia de Brownsville descendió por debajo de 400 personas. Un ex miembro del personal me dijo que un gran grupo de miembros de Brownsville hoy asisten a una iglesia bautista del sur de la ciudad, mientras que muchos otros no van a ninguna parte”, lamenta Grady. “Yo no puedo ser el juez de lo que trajo la muerte de Brownsville”, concluye, “Pero tenemos que enfrentar los hechos y aprender algunas lecciones, o vamos a repetir el escenario de la próxima vez”.
Con el fallecimiento, ayer, de Steve Hills, una de las más encendidas antorchas del movimiento, probablemente se haya escrito el punto final del que ya pasará a la historia como “el avivamiento de Brownsville”.
Fuente: CharismaNews.com, CBN.com | Traducido y editado por Actualidad Evangélica

El Avivamiento de Almolonga

"Pero ellos insistían diciendo: Él alborota al pueblo, enseñando por toda Judea, comenzando desde Galilea hasta aquí"- Lucas 23:5.

Toda la noche me la pasé pensando en la visita que hice a Almolonga en mayo del 2002. Me pareció que el Espíritu Santo me indicaba que les compartiera este testimonio.Almolonga (Quetzaltenango) en un poblado indígena de unos 25,000 habitantes de Guatemala. Veinticinco años atrás el poblado era un desastre, el robo, el pillaje, la brujería, la hechicería, el alcoholismo, el desempleo, el adulterio, los asesinatos eran el modus vivendi de la localidad.



Para ver más gráficamente el asunto, te diré que un pueblito tan pequeño había 34 bares y 2 cárceles. La tierra era seca e improductiva. Pero un día el Espíritu Santo visitó a un borracho de la comunidad, un indiecito espiritista, alcohólico, desempleado, que no sabía leer ni escribir y que apenas mide unos cinco pies de estatura llamado Mariano Riscaché. El Espíritu Santo le dijo a Mariano que lo necesitaba para sanar aquella tierra y traer el más grande avivamiento que aquella tierra vería jamás.

Mariano Riscaché y su esposa
Mariano obedeció al Espíritu Santo, se convirtió a Jesucristo, y dejó el alcohol y comenzó a aprender a leer y a escribir para poder leer la Biblia. Comenzó a reunirse en su casa con su esposa y otra pareja amiga para estudiar la Palabra. Comenzaron a ayunar y a orar y los milagros comenzaron a suceder. Gente comenzó a llegar al grupo, Dios comenzó a salvar y a libertar; los demonios no se sujetaban frente a la oración del grupo. Como ello comenzaron a predicar en contra de la brujería, el espiritismo y la hechicería, los brujos del poblado planificaron matar a Mariano y a su esposa. Los envenenaron, estuvieron tres días agonizando, pero el grupo de hermanos siguió orando, reclamando vida para ellos y Dios contestó la oración. Cuando los brujos vieron que su brujería no había podido matar a Mariano, supieron que el dios que Mariano predicaba era más poderoso que sus demonios.

Poco a poco todos se fueron convirtiendo. Con todo, la pobreza en el poblado era tremenda, Mariano comenzó a orar y el Espíritu Santo comenzó a darle sabiduría para instruir a los nuevos convertidos acerca de sus finanzas. Comenzaron a cultivar la tierra, y Dios comenzó a hacer milagros de multiplicación. Yo vi las zanahorias y las mazorcas de maíz que se producen en ese lugar, increíblemente grandes. Antes del avivamiento ellos sacaban del poblado un camión de cosecha al mes, y el maíz y los vegetales eran comprados como mercancía de tercera porque eran muy pequeños y secos.

"Jesús es el señor de Almolonga"
Pero cuando yo los visité en el 2002, vi camiones y camiones que sacaban cosecha de los sembradíos diariamente. El pastor Mariano nos dijo que sacaban unos 40 camiones llenos de cosechas a la semana y que en el 1999 habían vendido unos tres millones de dólares. La mayoría de los bares del poblado cerraron, y la cárcel también fue cerrada; no había clientes para ella. Era emocionante pasar por las calles del poblado, todas las casitas estaban pintadas de colores vivos, brillantes; las indiecitas caminaban con rapidez por las calles con trajes de colores vivos también y sombreros.

En la madrugada se reúnen en la plaza para tomar los autobuses que los llevaban a los sembradíos y en las tardes los regresan. Los negocios del poblado y los autobuses y camiones tienen letreros con nombres evangélicos y frases sugestivas como: Ebenezer, Juan 3:16, Jesucristo es mi Señor. Jesús me salvó; etc. Cuando fui a Almolonga, el pastor Mariano nos llevó a una localidad donde estaba construyendo un enorme colegio para los hijos de los indiecitos del pueblo.

Las estadísticas dicen que todavía hoy, 25 años después de haber comenzado el avivamiento, ocho de cada 10 almonoguenses son cristianos evangélicos. Sencillo, el Evangelio de Jesucristo funciona, trae libertad, salvación, sanidad y prosperidad en todas las áreas. Dios está esperando que nosotros le creamos y nos levantemos a revolucionar el mundo como lo hicieron Pedro, Juan y Pablo.

El asunto no es si el Espíritu Santo lo puede volver hacer; el asunto es si puede encontrar a alguien que le crea y se deje usar. ¿Crees que te pueda preguntar a ti o estás muy ocupado? ¿Crees que te pueden acusar de estar alborotando al pueblo con tus enseñanzas como acusaron a Jesús? Se supone que eso hagamos… alborotar, estremecer a nuestra sociedad y cultura… Ese es el Gran Mandamiento… ¡Ups!


Autor: Apostol Griselle M. Trujillo
Titulo Original: Alborotando al pueblo
24 Agosto 2009 - 7:22

EL AVIVAMIENTO EN GALES

EL AVIVAMIENTO EN GALES 
Por Fernando Sosa
Despertar que sacudió una nación en el albor de un nuevo siglo
Evan Roberts fue uno de los jóvenes escogidos por el Espíritu Santo para ser un canal de bendición y avivamiento sobre Gales, un pequeño principado de las Islas Británicas, y así conmocionar al mundo de su tiempo.
Una de las cosas que más me ha maravillado de este avivamiento iniciado en 1904 es que fue con jóvenes y niños, tal vez el de más edad entre todos era el propio Evan Roberts, de solo 26 años.
Cuando tenía 13 años empezó a ir a las reuniones de oración, y por trece años no se perdió ni una de ellas, hasta que el Señor lo visitó.
Dios le dio visiones y sueños. Uno de ellos era que 100.000 personas se volverían al Señor Jesús en arrepentimiento. En otra ocasión vería la boca del infierno tragando a miles, por lo cual oró al Señor pidiendo que por un año tapara la boca del infierno. Por los registros históricos tan impactantes en ese año, creo que Dios se lo concedió. Pero lo mejor de esto fue la visita que el Señor Jesús le hizo en varias noches: la gente veía luz en su rostro y temblor en su cuerpo por esta visitación.
Según puedo analizar, Evan Roberts concibió del Espíritu Santo. Tuvo tal conocimiento de la Tercera Persona de la Trinidad que grandes personajes de su tiempo viajaban para verlo y oírlo predicar. No había ninguna organización: simplemente había dirección del Espíritu. Parecía que Él había venido sobre Gales y había tomado el control de ese país. Las reuniones duraban cuatro o cinco horas. La presencia de Dios era sublime y los grupos de oración estaban llenos, así como las iglesias.
Lo extraordinario es que las cantinas cerraban por falta de clientes, quienes, arrepentidos de sus pecados, ya no asistían. Las cárceles quedaban sin presos porque no había delincuentes durante esos dos años que duró el avivamiento. Los estadios de fútbol quedaban vacíos porque los deportistas estaban predicando de Jesucristo en algún barrio. Algunos llamaron a este avivamiento «el Pentecostés más grande que Pentecostés».
Los artistas y músicos famosos estaban entre el pueblo, entonando himnos. Sencillamente, los cielos se habían abierto para esa nación y eran, prácticamente, los ríos del trono de Dios fluyendo sobre la gente de Gales.
Dan Roberts, hermano de Evan, tenía solo 20 años, así como Sidney Evans, amigo de ellos -quien a la postre fue su cuñado al casarse con su hermana Mary. Mary formaba parte del grupo de «cantoras», las que tenían entre 18 y 22 años, usadas grandemente en cánticos nuevos e instantáneos, del Espíritu.
EMBAJADORES:JOVENES Y NIÑOS
En este avivamiento grandes cantidades de jóvenes fueron atraídos por el Espíritu Santo a los pies de Jesucristo. Lo extraordinario es que casi inmediatamente salieron por todas partes enviados a predicar acerca del Reino de Dios. No tuvieron que esperar grandes instrucciones durante dos o cuatro años de formación en un instituto bíblico. El Espíritu Santo los redarguiría, los llenaría de Cristo, pondría fuego en ellos y los capacitaría, dándoles autoridad para tomar la generación de su tiempo. Miles de ellos salieron testificando por todos los rincones, acerca de la gloria de Dios. Fueron valientes y audaces como ninguna otra generación.
Lo tremendo de este avivamiento, a diferencia de otros, es que no sólo alcanzó a los jóvenes y adolescentes sino que los niños fueron usados grandemente por el Señor: se los podía encontrar en la calle, en grupos, compartiendo el Evangelio, o en grupos de oración, postrados en intercesión, gritando: "¡envía al Espíritu Santo, por amor a Jesús¡" Los jóvenes entre 16 y 18 años que predicaban por todo el país enfatizaban la vida en el Espíritu y la santidad.
Los periódicos locales anunciaban que toda la comarca parecía estar bajo una fuerza espiritual extraña, y que no había indicios de que esta la soltara.
Creo que en este avivamiento galés el Espíritu Santo liberó una de las mayores demostraciones de poder que jamás país alguno haya experimentado. Se decía que cuando alguien entraba a Gales y daba su primer paso sobre esa tierra, sentía algo extraño y diferente que no podía explicar.
TAN SOLO UN MINERO
Evan Roberts, joven minero con escasa educación, nació el 8 de junio de 1878 en una casa pequeña y modesta, la misma que el siglo siguiente estaría siendo visitada por miles de turistas y cristianos fervientes, quienes, curiosos, querían ver dónde los cielos fueron abiertos algún día y por si, tal vez, pudieran probar un poco del cielo que empezó en esa humilde casa.
Una de las características de Evan Roberts es que aceptó apasionadamente al Señor Jesús desde muy chico. Su único deseo era servirle y predicar: esto parecía consumirlo. Por años buscó una relación íntima y profunda con el Señor, orando fielmente por una visitación del Espíritu de Dios.
¿Cómo comenzó? Los historiadores lo definen como "La gran reunión de Blaenanerch". Fue el jueves 29 de septiembre de 1904, cuando diecinueve jóvenes y Evan Roberts asistieron a la reunión. Caminando hacia ella, empezaron a cantar: "Está viniendo, está viniendo el poder del Espíritu Santo. Lo recibo, lo recibo, es el poder del Espíritu Santo."
Estando en la reunión, Evan Roberts empezó a sentir dolores de parto. En ese momento el Espíritu Santo le habló, diciéndole: "Esto es lo que necesitas." Inmediatamente, él gritó: "¿Doblégame, oh Señor!"
Después de pasar un tiempo en la reunión, el Espíritu Santo le dijo que lo hiciera públicamente. Con lágrimas sobre sus ojos y mejillas, Evan empezó a gritar: "¡Doblégame! ¡Doblégame...! ¡Dobléganos!"
En ese momento el Espíritu Santo intervino sobre él de una forma tan penetrante que desde esa noche la cruz y la salvación de las almas serían el principal enfoque del avivamiento.
Después de esto, en una noche tuvo una visión de todo Gales siendo levantado al Cielo. Entonces, comentando a su amigo Sidney, dijo:
«Vamos a ver el avivamiento más poderoso que Gales
haya conocido, y el Espíritu Santo está por venir ahora.
Debemos estar listos; debemos ir por todo el país, predicando.
Entonces, en ese momento le dijo, gritando:
"¡¿Puedes creer que Dios puede darnos 100.000 almas ahora?!"»
Evan fue usado para empezar uno de los movimientos más grandes de Dios de todos los tiempo. Él caminó con la visión aun cuando le dijeron que era un loco y un necio, pero no perdió la oportunidad de ver "el Avivamiento de Gales".
El motor que impulsó este avivamiento no fue una doctrina o una organización o personalidad humana, sino el Espíritu Santo, moviendo sus poderosas alas y excitando su nidada en Gales.
MANIFESTACIONES
¿Qué manifestaciones del Espíritu Santo hubo en este avivamiento?
* Gritaron en agonía.
* Hubo arrepentimiento profundo.
* Lloraron con remordimiento.
* Hubo gozo del Espíritu Santo en ellos.
* La gente estaba en éxtasis por la cercanía de Dios.
* Los servicios de oración estaban llenos de gente desde las primeras horas de la mañana, por no poder dormir por la presencia de Dios sobre ellos.
* La gente gritó: «¡Estoy muriendo!», por el peso del Calvario sobre el alma.
* Había entusiasmo desbordado.
* La oración y al alabanza continuaban por horas, prologándose hasta la mañana siguiente.
* La nube de gloria reposaba sobre las reuniones. La gente que venía de lugares lejanos no quería regresar, por la gloria de Dios que estaba ahí. Los comercios de alimentos se vaciaban porque la gente que había venido de largas distancias determinaban que no volvería a sus hogares: sentía la Gloria de Dios y no la iba a dejar.
* Hubo una explosión de adoración, oración y alabanza, alcanzando cimas espirituales increíbles.
* La gente comenzó a profetizar.
* El alcoholismo fue dejado; las bebidas quedaron en las tabernas sin ser tocadas cuando la convicción y el temor de Dios venía sobre ellos.
* Ola tras ola del Espíritu Santo afectó a la sociedad; el tema de la gente era Dios. Las apuestas en los juegos y la obsesión por ellos prácticamente desaparecieron. En esta visitación parecía que nadie le interesaba las distracciones del deporte o entretenimientos de su tiempo, porque la gente ahora estaba apasionada por el Señor. Dicen los historiadores que, al parecer, la nación hubiera sido convertida en un día, y no sólo convertida sino transformada. Las cartas que se enviaban unos a otros parecía que llevaban la misma presencia del Señor: cuando eran leídas por inconversos, estos se salvaban y empezaba un mover del Espíritu Santo también en ellos.
* La gente caía al piso, tocada por el Espíritu Santo.
* A la gente le temblaba todo el cuerpo por la presencia de la gloria de Dios.
* Todos los esquemas y patrones puestos por el hombre en la iglesia fueron derribados; asimismo, todos los principios de crecimiento de la iglesia fueron borrados por la presencia del Espíritu Santo.
* La santidad y la obediencia fueron enfatizados, deseando siempre levantar y darle gloria al nombre de Jesús.
* Había impulsos del Espíritu Santo, haciendo que, a una, miles de personas se levantaran al unísono para adorar espontáneamente con cánticos nuevos. Había ocasiones en que la gloria de Dios brillaba con tanta intensidad sobre el púlpito que los predicadores huían de él o caían vencidos totalmente. Otros no soportaban el resplandor de la gloria de Dios que venía sobre las reuniones.
* Habiendo muchos grupos de oración o de estudio en diferentes partes de la ciudad, la gente salía al mismo tiempo para cantar o entonar alabanzas, como si fuera dirigida por un director invisible, hasta la madrugada.
* Los periódicos, en lugar de sacar escritos de casos malos, empezaron a relatar lo que ocurría en las reuniones.
* La multitud caía simultáneamente de rodillas para estar así por un lapso de dos horas.
* En algunos lugares, los ministros de capillas intercambiaban púlpitos con la idea de romper el denominacionalismo.
* La influencia del Espíritu era a veces tan poderosa que hombres fuertes palidecían y temblaban. Había efectos tan abrumadores sobre hombres y mujeres que a veces se deshacían en profundo llanto y sollozo. A veces, pecadores tremendos caían golpeándose el pecho.
* Había gente que expresaba: "La gente se ha vuelto loca por la religión."
* Había espontaneidad en todo, así como un "desorden" divino.
* Las reuniones políticas fueron pospuestas, porque los miembros del parlamento estaban en las reuniones de avivamiento.
* Las compañías teatrales desistieron de ir a Gales porque ya nadie asistía a sus espectáculos.
* En sólo dos meses se reportaron 60.000 nuevos convertidos. Esta noticia salió en los periódicos.
* Los convertidos a Cristo caían al suelo, atormentados con tal desesperación que pedían a gritos la misericordia de Dios, como si tuvieran un dolor físico.
* Cuando la gente quería retirarse de las reuniones, a las 2:00-3:00 de la mañana, los nuevos convertidos no podían irse porque continuaban cantando, orando y a veces riendo incontrolablemente, hasta que las reuniones de oracion se extendían hasta el amanecer.
UNA IGLESIA BAJA DE GRADOS
Al escribir esto de Gales me emociono mucho, porque pienso que en estos últimos años hemos saboreado parte de lo que aquí describo. ¿Cuál ha sido la diferencia en nuestro tiempo de visitación del Espíritu Santo en nosotros? La diferencia radica en que Gales supo, admitió y creyó que era el tiempo de su visitación; entonces los galeses la recibieron.
Hoy tenemos manifestaciones fuertes del Espíritu Santo pero no las creemos, ni las admitimos. Creo que el Espíritu Santo tiene aún mucho trabajo por delante.
Cada vez que leo la historia del avivamiento en Gales, mi espíritu dice: "Sí, Señor; viene este tiempo en que tú intervendrás, pasando por encima de todo patrón o estructura y solo tú puedes cambiar la sociedad y el corazón del hombre."
He tenido el privilegio de poder ver algunas manifestaciones del Espíritu Santo en este tiempo, las que se asemejan a lo acontecido en Gales, y me atrevo a decir que la máxima opositora del mover del Espíritu Santo es la gente cristiana. No tanto el inconverso, porque cuando este cae al piso, tocado por el poder del Espíritu Santo que lo redarguye y lo trae a los pies de Cristo, se levanta con un tremendo gozo de Dios. Me ha tocado ver gente que viene a Cristo y, junto con eso, recibe el gozo del Señor o el vino del Espíritu Santo, cayendo fulminada o con gran llanto y compungida con gran quebranto.
He podido observar la gloria de Dios manifestada en nuestras reuniones y oír que en muchas partes está sucediendo y brotando este mover del Espíritu Santo más rápido de lo que había pensado. Asimismo, he visto congregaciones hermosas en Puerto Rico, Estados Unidos, Costa Rica, Argentina y Canadá, mientras escucho que en diferentes partes del mundo está sucediendo lo mismo.
Este mover del Espíritu Santo no es exclusivo de ningún hombre, En el avivamiento galés Evan Roberts fue usado grandemente por Dios. Él fue un pionero, punta de lanza para su generación; pero en ese tiempo muchos otros corrieron de un lado a otro, llevando ese fuego de avivamiento, aunque cuando Evan Roberts se escondió, el fuego se apagó. Esto quiere decir que los hombres siervos de Dios que Él utiliza en un principio son importantes para seguir manteniendo la flama y avivarla aun más. No quiere decir que el Espíritu Santo se detuvo, aunque ciertamente sí lo hizo en Gales, pero brotó en 1906 en la Calle Azuza, en Los Angeles, California, EE.UU., a través de James Seymore, Grank Bartíeman y Smale, en una pequeña sesión de gente de color. Ellos mismos referían continuamente su entusiasmo a Evan Roberts, cuando perseguían la llenura del Espíritu Santo, hasta el grado de repartir 5000 folletos en Los Angeles, titulado El avivamiento en Gales.
Pienso que la temperatura espiritual del siglo XX se inició y se elevó en Gales con Evan Roberts, aumentándose aun más en Azuza, y yendo por todo el mundo hasta el día de hoy.
Al finalizar este siglo y comenzar inclusive un nuevo milenio, creo que la Iglesia, en su toda generalidad, está otra vez "baja de grados", espiritualmente hablando, con un poco de fuego por allí y otro por allá. ¡Qué bueno que el Espíritu Santo está poniendo más fuego cada año que pasa! Según creo, a principios del siglo XXI Dios conmoverá otra vez no sólo una parte de la Tierra con su Espíritu, sino que todo el Planeta conocerá de un derramamiento sin precedentes del Espíritu Santo.
¡DOBLEGANOS, SEÑOR!
Tengo 42 años al momento de escribir esto y 20 sirviendo a Dios, pero una de las cosas que le he pedido al Señor, y que es la que me apasiona, es que quiero ver aun más allá de lo que hoy he visto. Anhelo disfrutar más de sus manifestaciones y de la gloria de su presencia.
En verdad, me siento privilegiado de poder ver hoy su mover; y aunque ha sido grande y sorprendente, sé que va a ser mayor en los años por venir.
«Porque así dice Jehová del los ejércitos: De aquí a poco
yo haré temblar los cielos y la tierra, el mar y la tierra seca:
y haré temblar a todas las naciones y vendrá el Deseado de
todas las naciones: y llenaré de gloria esta casa, ha dicho
Jehová de los ejércitos.»

-Hageo 2.6,7
Querido amigo, este mover sobrenatural de Dios está aquí ahora. No es que Dios no lo pueda hacer más adelante, pero pudiera ser que te pase por encima o que esta ola te golpee y salgas revolcado por ella, haciéndote ella misma alejar.
Hoy el Espíritu Santo nos está dando más sensibilidad, más discernimiento a su mover, para que cuando Él realice algún movimiento, inmediatamente lo podamos captar y meternos en su río.
Si te dijera que algunas de estas manifestaciones que tuvieron en Gales y en otros avivamientos han estado sucediendo entre nosotros, ¿lo creerías? No te conformes con leerlos en algún libro o aun en la misma Palabra de Dios. Pídele a Dios: "Yo lo quiero también."
Cuando Evan Roberts gritó con dolores de parto: «¡Doblégame!», en ese momento dio a luz uno de los avivamientos más extraordinarios que hayan existido, por el que toda una sociedad fue cambiada. Los fraudes desaparecieron, las personas que debían pagaron sus deudas, el comercio empezó a sanarse, las cárceles estaban vacías, asimismo las tabernas y los espectáculos, los negocios empezaron a ser honestos, los traficantes del vicio se convertían o tenían que dejarlo, porque ya no era negocio.
¡Cómo le pido al Señor que nos permita ver a nuestra sociedad tranformada, a nuestro país doblegado ante el poder de su Espíritu!
El Espíritu sólo puede dar a luz lo del Espíritu, y hoy está sucediendo. Muchos Rroberts» se levantarán con dolores de parto, dando a luz las cosas del Espíritu.

MARIA B. WOODWORTH - ETTER LOS DOLOROSOS COMIENZOS


María nació el 22 de Julio de 1844 in New Lisbon, Ohio. Fue la cuarta hija de unos granjeros, Samuel y Matilda Underwood, y de niña padeció la angustia de tener un padre alcohólico y un hogar sin Cristo.

Cuando María tenía diez años de edad, su padre se convirtió, y empezó a asistir a la Iglesia y a orar por su familia. A los trece años de edad María fue a la Iglesia y se conmovió cuando escuchó el mensaje de salvación. Desde ese entonces, ella escuchó el llamado de Dios para servir como predicadora del mensaje de salvación, pero se convenció a sí misma que esto no podía ser, a menos que se convirtiera en la esposa de un misionero, porque en esa época las mujeres solas no podían predicar y ni siquiera podían votar. Hoy sabemos que ese fue su primer gran error, porque Dios siempre pasará por encima de todas las circunstancias para cumplir Su propósito en aquellos a quienes Él mismo ha llamado.

María no pudo continuar sus estudios porque su padre murió y ella tuvo que trabajar para aportar al sostenimiento de la familia, y en medio de su tribulación conoció al joven soldado John Woodworth, quien regresaba de la guerra civil norteamericana. Aún sin ser cristiano, María se casó con él y trabajaron juntos en la granja en medio de penurias y dificultades. Tuvo seis hijos y murieron cinco de ellos, lo cual trajo mucho dolor a su vida. Solamente sobrevivió su hija Lizzie.

En medio de esta vida, Maria recordaba su llamado a servir al Señor y cada vez lo veía más lejos de la realidad, como un sueño imposible de cumplir, porque su esposo se resistía y rechazaba lo relacionado con el llamado de ella y vivía muy amargado. También tenía oposición en la Iglesia en que se congregaba, porque allí no aceptaban mujeres en el púlpito.

A pesar de la vida miserable que estaba viviendo, en la que nada de lo que hacía prosperaba, María nunca renegó de Dios, ni levantó su voz contra el Altísimo, sino que empezó a estudiar con hambre y sed la Palabra de Dios, y descubrió que el Señor sí usa a las mujeres en Su obra. Especialmente se sintió impactada por la profecía de Joel, Capítulo 2, al ver que Dios usará tanto a hombres como mujeres, a jóvenes, a niños y también a los ancianos.
  
2. EL MINISTERIO
María se dio cuenta que ya no podía seguir inventando excusas para huir del llamado de Dios. Empezó a tener visiones y a sentir dolor por las almas que se perdían en el Infierno. Ella decía que en cada visión que Dios le daba, aprendía tanto de la Biblia como si hubiera pasado muchos años de enseñanza en el Seminario Bíblico.

Dios le dio visiones en las que Jesús le decía: “Ve y yo iré contigo”. También le prometió en una visión que cuando ella predicara, las personas caerían. Todo esto la llevó a rendirse finalmente ante el llamado de Dios y le pidió que la ungiera con el Espíritu Santo. Este fue el punto decisivo para iniciar su ministerio.

Cuando ella le pidió a Dios el bautismo del Espíritu Santo inmediatamente lo recibió como “fuego líquido”, según sus propias palabras, y ese fuego siempre la acompañó por el resto de su vida.

La primera reunión evangelística que dirigió fue en su propia casa, con sus familiares, y desde ese momento se hizo evidente el poder de Dios sobre su vida a través de las señales y prodigios que fueron siempre las marcas de su ministerio. Luego, empezó a predicar más allá de su propia comunidad, empezó a hacer Campañas Evangelísticas y los Pastores de muchos lugares la invitaban porque querían que la predicación de ella avivara sus Iglesias.

Dios le prometió que cuando ella abriera su boca para predicar, Él la llenaría con Sus palabras. Esta promesa se cumplió literalmente: en sus reuniones muchas personas no podían soportar el poder del Espíritu Santo y la convicción de pecado y salían corriendo, gritando, porque querían recibir a Cristo en sus corazones. Ella disfrutaba de una profunda comunión con Dios, y esa vida de intensa oración se reflejaba en sus servicios.

El ministerio de María Woodworth creció aceleradamente, miles de personas venían a sus Campañas Evangelísticas y cada vez crecía más la unción. Empezaron a suceder increíbles sanidades en su ministerio; la gente caía al piso bajo el poder de Dios: María quedaba quieta por varias horas mientras tenía poderosas visiones de Dios; a veces se sacudía, temblaba y rodaba por el piso, como resultado de la fuerza incontenible del poder de Dios que se manifestaba sobre ella. Hablaba en lenguas, algo que no se veía en su generación, y ministraba a sus oyentes el Bautismo del Espíritu Santo, dieciocho años antes del inicio del Movimiento Pentecostal. Por todo esto, a Maria Woodworth se le conoce como la “Precursora del Movimiento Pentecostal”.

Muchas personas eran salvas en sus reuniones, inclusive líderes y ministros de las diferentes Iglesias; otras personas eran sanadas milagrosamente; otras caían como muertas al suelo y allí duraban horas; algunas personas tenían visiones que transformaban para siempre sus vidas y sus familias.

3. VENCIENDO LA OPOSICIÓN
Debido al gran impacto de su ministerio, y a las manifestaciones emocionales que se veían en sus cultos, muchos detractores empezaron a ridiculizarla, pero ella no se defendía sino que continuaba con más fuerza haciendo lo que Dios la había llamado a hacer. En su concepto, las manifestaciones del Espíritu Santo no eran nada nuevo, sino algo que la Iglesia de Jesucristo había perdido durante mucho tiempo. Y respecto de los detractores decía: “Cuando las personas no comprenden, persiguen”. Como resultado de la persecución, su ministerio creció mucho más. Llegó a predicar en reuniones de más de 25.000 personas y ¡SIN MICROFONO! .

Pero el enemigo siguió atacando y golpeó con fuerza en su propio hogar: su marido le era infiel y eso salió a la luz pública durante una Cruzada que María realizaba en Oakland, California. Ella decidió abandonarlo y se divorciaron en Enero de 1891; un año después él se casó de nuevo y comenzó a calumniar publicamente el ministerio de esta sierva de Dios, pero casi inmediatamente murió de fiebre tifoidea (en junio de 1892). Una gran muestra del carácter verdaderamente cristiano de Maria Woodworth se evidencia en el hecho que, a pesar de la tormentosa relación con su ex – esposo, ella asistió al funeral y oró en el servicio.

Otro hecho que fue muy controvertido en su ministerio fue cuando en 1890, profetizó que la Costa Oeste de los Estados Unidos sería destruida por una gran catástrofe. Muchos Pastores y Ministros estaban a favor de ella y otros en contra. Los periódicos sensacionalistas publicaban todos los días diferentes versiones y muchas mentiras, lo cual instigó a personas violentas que eran miembros de pandillas y empezaron a atacar sus servicios de milagros en Oakland. Sin embargo, a pesar de toda la burla y el rechazo, su palabra profética se cumplió en 1906 cuando la ciudad de San Francisco sufrió el más grande y terrible terremoto que ha afectado la Costa Oeste en toda su historia.

4. TIEMPOS DE REFRIGERIO
Diez años después de su divorcio, conoció a quien se convertiría en su esposo, Samuel Etter, un cristiano fiel, lleno del Espíritu Santo, con quien se casó en 1902. Con este hombre de Dios, Maria disfrutó la felicidad de un matrimonio cristiano, recibiendo de él todo el apoyo que necesitaba para el ministerio y el amor y cuidado que nunca había tenido. Samuel Etter murió doce años después de su matrimonio.

 

Después de cuarenta y cinco años de ministerio predicando en Campañas itinerantes por todos los Estados Unidos, Dios le dijo que abriera una sede permanente en Indianapolis y ella construyó el templo, que fue llamado Tabernáculo, al lado de su casa. Este templofue inaugurado en mayo de 1918 y en él ministraría Maria Woodworth los últimos seis años de su vida.

En sus últimos días la llevaban de su casa al Tabernáculo, sentada en una gran silla de madera. Ella oraba e imponía las manos sobre los enfermos y éstos se sanaban. Algunos sanaban con su sola presencia. Ella decía que predicaría hasta el final de sus días porque “Es mejor gastarse por Jesús que herrumbrarse”.

A mediados de 1924 murió su hija Lizzie y, a pesar del dolor y de su salud deteriorada, María dirigió el funeral. Con este triste episodio, María Woodworth terminó de enterrar a toda su familia y poco tiempo después, cuando ya había cumplido ochenta años, ella misma partió con el Señor a su hogar en el cielo.

Hoy es considerada por muchos cristianos como la más grande mujer Evangelista en la historia de la Iglesia.
"Ora como si Dios hiciera todo el trabajo,
pero trabaja como si todo dependiera de Ti".

Aimee Semple McPherson UNA NIÑITA MUY ESPECIAL


 

Aimee Elizabeth Kennedy nació el 9 de Octubre de 1890 en una pequeña granja cerca de Ingersoll, Ontario, Canadá. Nació en un hogar cristiano, fue la hija única de James Kennedy, director del coro de la Iglesia Metodista local, y de Minnie Kennedy, directora de la Escuela Dominical del Ejército de Salvación. Desde muy pequeña dio muestras de un claro liderazgo entre sus compañeros de escuela, y a los 13 años ya se había convertido en una oradora muy popular de los diferentes eventos de la Iglesia y de la ciudad. Muchas personas venían de otros pueblos a escuchar a la “niñita con el don especial”.

En su adolescencia empezó a estudiar la teoría de Darwin, que ya se enseñaba en los cursos de secundaria, y comenzó a debatir con todos los Pastores y Evangelistas que venían a su Iglesia, sin que nadie pudiera vencerla en su argumentación. A pesar de sus aparentes victorias, Aimee se sentía triste porque llegó a la conclusión que la fe no tenía sentido y que la religión solo era un conjunto de costumbres y rituales. Entonces clamó al Señor: “Si hay un Dios, revélate a mí”.

Al día siguiente vio un cartel que anunciaba un servicio pentecostal llamado “Campaña del Espíritu Santo” a cargo del Evangelista irlandés Robert Semple. Por curiosidad asistió esa noche y durante el servicio de Avivamiento, el mensaje de arrepentimiento que compartía el Evangelista penetró profundamente en su corazón. Cuando el Evangelista empezó a predicar sobre el Bautismo del Espíritu Santo y oró en lenguas, Aimee se perturbó de tal manera que salió corriendo de la reunión.

Por tres días ella luchó con la convicción que el Espíritu Santo estaba grabando en su corazón, hasta no pudo más y levantó sus manos al cielo diciendo: “Señor, ten misericordia de mí que soy pecadora”. En ese momento fue consciente del poder de la sangre de Jesús, su carga fue inmediatamente quitada y la gloria del Señor llenó su corazón. Ella había nacido otra vez.

EL LLAMADO Y EL TIEMPO DIFÍCIL

Aimee siguió asistiendo a los servicios de Avivamiento y recibió el Bautismo del Espíritu Santo y comenzó a alabar y glorificar a Dios en otras lenguas. Ella describió este suceso así: "Cada momento podía sentirme más y más cerca en Su presencia… Soy solamente una muchacha de la escuela, vivo en una granja canadiense, pero me entrego completamente a Ti para que me uses".

Con el Bautismo del Espíritu Santo vinieron un amor y una compasión para las almas que derritieron su corazón con el anhelo de servir a Cristo. Ese deseo concordaba perfectamente con el trabajo evangelistico de Robert Semple, quien pocos meses después le pidió que se casara con él, a lo que ella respondió rápidamente "Sí."

En 1910, después de dos años de casados y antes que Aimee hubiera cumplido veinte años, ella y su esposo emprendieron un viaje misionero a China. Aimee viajó embarazada. Debido a kas condiciones insalubres que tuvieron que soportar durante el viaje y en el lugar en el que vivían, Robert y Aimee enfermaron de malaria. El estado de salud de Robert llegó a ser muy grave y murió tan solo tres meses después de llegar a China.

UNA NUEVA OPORTUNIDAD

Aimee regresó a los Estados Unidos cuando su hija Roberta cumplió 1 mes de nacida, y un año después se casó con Harold McPherson, un hombre de negocios, con el cual tuvo a su hijo Rolf. Ella intentó llevar una vida de hogar normal, pero el llamado al ministerio seguía vivo en su corazón y su salud se deterioró mucho durante los siguientes tres años. Finalmente fue deshauciada por los médicos pero ella oía la voz de Dios que le decía: “Haz obra de evangelista. ¿Irás?”. Aimee le respondió: “Sí Señor”, y sus dolores desaparecieron. Dos semanas después había recuperado sus fuerzas y estaba completamente sana.

Harold deseaba una esposa que atendiera los niños y la casa, pero ella sabía que tenía que cumplir su voto. Aimee se fue con sus hijos a la casa de sus padres en Toronto-Canadá, dejó los niños al cuidado de la abuela Minnie y dio inicio al Ministerio al que Dios la había llamado. Un tiempo después Harold intentó unirse al ministerio, pero no se pudo adaptar a los servicios itinerantes y a la falta de futuro que él veía en ese tipo de vida. Finalmente, Harold solicitó el divorcio, se volvió a casar y llevó la vida normal que él anhelaba.

Aimee realizaba los servicios de Avivamiento bajo una carpa, viajando de ciudad en ciudad por todos los Estados Unidos y el Señor convirtió las predicaciones en servicios de milagros. Las multitudes se congregaban donde estuviera Aimee, primero por la novedad de escuchar a una mujer predicadora que hablaba de Jesús en una forma muy tierna, y también porque veían la unción que fluía en su ministerio. La abuela Minnie se unió al ministerio y empezó a llevar los niños a los servicios de Avivamiento.

En 1918, Dios la llamó a predicar a la ciudad de Los Ángeles, que se convirtió en el sitio base de su ministerio evangelístico. Por varios años, ella continuó viajando hasta conseguir el dinero para la construcción del Angelus Temple, cuya dedicación se llevó a cabo el 1º de Enero de 1923. Este templo, con capacidad para 5.300 personas se llenaba totalmente en los tres servicios diarios, siete días a la semana (al principio Aimee predicaba en cada servicio). Tenía una torre de oración en la que había intercesores 24 horas al día, un coro de cien voces y una banda de música de 36 personas. En 1923 también abrió el Instituo Bíblico Faro del Evangelismo Cuadrangular Internacional para entrenar y enviar evangelistas a todo el mundo; y en 1927 fundó la Iglesia del Evangelio Cuadrangular Internacional (Jesús el Salvador, Jesús el Sanador, Jesús bautiza en el Espíritu Santo, y Jesús el Rey que viene), la cual es una de las ramas más distinguidas del Pentecostalismo, se ha extendido en todos los continentes y se mantiene fiel a su misión de evangelizar el mundo.

Aimee daba la bienvenida a todos en una época de terrible segregación en el sur de los Estados Unidos. Invitaba a todos a sus reuniones, predicaba en los barrios pobres de las ciudades, pasó por encima de las barreras raciales y en muchos de sus servicios se convertían hasta miembros del Klu Klux Klan. También ayudó a muchos de los ministerios hispános que comenzaron en Los Ángeles, y era muy especial con el pueblo gitano. Durante la Gran Depresión ayudó a más de un millón de personas empobrecidas en grado sumo.

TIEMPOS DE CRECIMIENTO

Mientras celebraba una reunión del Avivamiento en San Francisco en abril de 1922, Aimee sintió el llamado a ser la primera mujer que predicara en la radio. Compró una emisora de radio y fue la primera mujer en obtener una licencia de radio y fue autorizada para operar la estación KFSG. Esta es la más antigua estación cristiana del mundo. Su voz se volvió famosa alrededor en Los Angeles, en los Estados Unidos y por todo el mundo.

Era conocida dentro y fuera de la Iglesia. En cada ciudad asistían a sus servicios los líderes locales y los pastores de iglesias locales de cada denominación. El Angelus Temple participaba en los desfiles de las ciudades, e incluso rivalizó con Hollywood en cuanto a publicidad del ministerio. Esto atrajo multitudes de personas que de otra forma no hubieran entrado a una Iglesia a escuchar el mensaje de salvación.

Ella creyó que debía ulizar los medios masivos de comunicación, y aprovechar cada oportunidad para presentar el Evangelio a tanta gente como le fuera posible. Fue una mujer en un mundo dominado por los hombres pero nunca dejó que esto la detuviera, porque tenía la certeza que Dios la llamó a ganar almas para Él. Decía que el amor por las almas es un fuego que quema los huesos, y que mientras tuviera vida, la dedicaría a cumplir esta Gran Comisión.

Fue conocida cariñosamente como la hermana McPherson. Tenía muchos seguidores, pero también tenía detractores que suscitaban contiendas por la ropa que ella usaba para predicar, el maquillaje, las joyas, por su oratoria, y por sus entradas dramáticas y originales. Por ejemplo, en un sermón sobre Jonás hizo construir una ballena gigante; en otra ocasión cuando iba a celebrar un servicio de Avivamiento para los Policías de la ciudad, llegó vestida de policía y manejando una motocicleta de policía.

Aimee escribió numerosos libros, más de 180 canciones, siete óperas sagradas y trece dramas-oratorios. Su vida y su obra permanecen a través del tiempo, y los frutos de su ministerio dan fe de la poderosa unción del Espíritu Santo que reposó sobre ella (“Por sus frutos los conoceréis…” Mateo 7:16). Smith Wigglesworth dijo que la más grande unción del Espíritu Santo que él había sentido siempre había sido en las reuniones de Aimee Semple McPherson.

La hermana McPherson partió con el Señor, el 27 de septiembre de 1944, cuando se preparaba para la ceremonia de dedicación de una Iglesia en Oakland, California. A su funeral asistieron miles de personas. Los servicios conmemorativos fueron llevados a cabo en su cumpleaños, el 9 de octubre, en el Angelus Temple, y al cementerio solo alcanzaron a entrar 2000 personas aproximadamente (de las cuales 1700 eran Pastores que habían sido ordenados por ella).

LA HABITACIÓN SECRETA DE LA FAMILIA TEN BOOM

 
En absoluto silencio y en una completa oscuridad, seis personas, cuatro de ellas judías, permanecían encerradas en una minúscula habitación secreta. No había espacio para moverse, dos podían sentarse mientras que cuatro permanecían de pie. La Gestapo las buscaba por toda la casa, sabía que estaban escondidas en algún rincón, pero le era imposible descubrirlo: una falsa pared y un armario ocultaba el minúsculo habitáculo que los propietarios de la vivienda, la famila ten Boom, habían creado para salvar la vida de aquellas personas y la de cientos de judíos perseguidos y desesperados.


La familia ten Boom en 1902

La familia ten Boom estaba integrada por los padres, Casper y Cor; cuatro hijos, Betsie, Willem, Nollie y Corrie; y tres tías, Jan, Bep y Anna. Durante la ocupación nazi de Holanda, los ten Boom, ocultaron en su hogar, conocido como Béjé (en la calle Barteljorisstraat, nº 19, en el centro de Haarlem, Holanda), a numerosos judíos y a otras personas que temían ser obligadas a trabajar para los nazis.


Los cuatro hermanos de izquierda a derecha: Betsie, Willem, Nollie y Corrie


Casper era un relojero de gran prestigio en Haarlem. Durante el Holocausto, sus hijos ya eran mayores y su mujer había fallecido. Betsi y Corrie no se habían casado y vivían en el hogar familiar. En 1922, Corrie se convirtió en la primera mujer con licencia de relojero en los Países Bajos. Willem se había graduado en la escuela de teología y se había interesado enormemente por el problema del antisemitismo. En 1927, escribió un artículo sobre este tema. Nollie era maestra, estaba casada y tenía seis hijos.



Taller de relojería de los ten Boom. Casper, al fondo, rodeado de sus empleados

Los nazis ocuparon Haarlem aplicando unas estrictas normas de control de la población. A los ciudadanos no se les permitía abandonar sus hogares después del toque de queda, que pasó de las 9:00 a las 6:00 horas pm. El himno nacional holandés, “Wilhemus”, fue prohibido. La Gestapo reclutaba a todos los hombres de edades comprendidas entre los 17 y 30 para que trabajasen en fábricas o en el ejército. Los holandeses también conocían la persecución de los judíos y su reclusión en campos de concentración. La familia ten Boom sabía muy bien cuál sería su suerte si desafiaban a los nazis ayudando a judíos o a miembros de la Resistencia pero creyeron que era su deber hacerlo.


El Béjé, el hogar de la familia ten Boom. En la planta baja se encontraba la relojería y en la alta, la vivienda


Los cuatro hermanos ten Boom

En mayo de 1942, una mujer judía, elegantemente vestida y con una maleta en la mano, llamó a la puerta del hogar de los ten Boom. Muy nerviosa, le explicó a la familia que su marido había sido detenido varios meses antes y que su hijo había logrado huir. Los nazis la buscaban y tenía mucho miedo de regresar a su casa. Sabía que ellos habían ayudado a otra familia judía, los Weils, y se preguntaba si podría permanecer con ellos un tiempo.

Casper acogió a esta mujer y continuó ofreciendo su hogar como un lugar seguro hasta que los refugiados pudieran salir del país. Estas personas podían permanecer unos días o, incluso, meses en la casa de los ten Boom. Pero era necesario construir un escondite en el que pudieran ocultarse en caso de que los nazis vigilasen el barrio. En el dormitorio de Corrie se levantó una pared falsa de ladrillos que ocultaba una pequeña habitación. A este espacio se accedía a través de un estrecho pasadizo, que se hizo en la parte inferior de un armario, levantando un falso panel. Se colocaba una cesta con ropa de cama para llenar ese lugar y se cerraba la puerta del armario. Desde el exterior, era casi imposible descubrir el acceso a la habitación secreta.




En la imagen superior, la familia ten Boom aparece junto a algunos de los refugiados que vivieron en su hogar. Corrie es la segunda desde la izquierda en la fila superior; Casper se encuentra en frente de Corrie; Betsie está a la derecha, en la fila superior. La fotografía pertenece a Hans Poley, que sobrevivió al Holocausto (está en frente de Betsie).


La familia logró, después de numerosas prácticas, que las personas que escondiesen en su casa se introdujeran en la habitación oculta en sólo 70 segundos, después de que sonase la alarma. Durante ese tiempo, no sólo tenían que arrastrarse hasta el refugio, también debían ocultar cualquier objeto que los delatase, por ejemplo, colchones, almohadas y mantas, si era de noche, o vasos, platos y otros utensilios, si estaban comiendo.




En las imágenes superiores aparece la sala de estar, que era llamada la “habitación de la liberación”. Era el único lugar de la casa lo suficientemente grande como para que cupiesen todos. Las personas que vivían en la clandestinidad compartían con los miembros de la familia las diferentes tareas del hogar. Todos intentaban colaborar y apoyarse en aquella situación tan difícil.

En la casa había varias habitaciones que podían ocupar los refugiados, aunque no sobraba el espacio era posible adaptarse pero los alimentos sí eran un problema. Los no-judíos holandeses habían recibido una tarjeta de racionamiento con la que podían adquirir bonos semanales para comprar alimentos. Estos alimentos eran escasos de modo que era necesario acceder a más tarjetas de racionamiento. Corrie conocía muy bien a muchas familias de Haarlem, gracias a sus obras de caridad. Recordó que una pareja tenía una hija con discapacidad que ella había ayudado. El padre era un funcionario que estaba por entonces a cargo de la oficina de las tarjetas de racionamiento. Una noche, Corrie se presentó en la casa de este funcionario sin previo aviso. Él parecía saber cuál era el motivo. Cuando le preguntó cuántas tarjetas de racionamiento necesitaba, Corrie, que había ido a por cinco, sorprendentemente, se atrevió a pedirle cien.

La Gestapo, con la ayuda de un delator, detuvo a seis miembros de la familia el 28 de febrero de 1944 en torno a 12:30. Un individuo llamó a la puerta de los ten Boom pidiendo ayuda. Habían detenido a su mujer por ocultar a judíos y necesitaba dinero para sobornar a la policía y lograr su liberación. Corrie y Betsie no lo habían visto nunca y presentían que aquel individuo no era sincero pero ¿y si era cierto lo que decía? Después de un momento de duda, decidieron ayudarlo. Realmente, el hombre era un espía y, en unos minutos, oficiales nazis invadieron la casa. Sabían que algo comprometedor encontrarían en ella. Pero, además, Betsi tuvo un descuido que confirmó las sospechas. Los ten Boom colocaban en una ventana un signo para que las personas que necesitasen refugiarse en su casa supiesen que no había peligro y que era un buen momento. Si la situación cambiaba, el signo era retirado. Un miembro de la Gestapo, que vigilaba la casa desde el exterior, vio como Betsie retiró la señal de la ventana en el momento en que los oficiales allanaban la vivienda. Los alemanes, al descubrir que aquel símbolo era una señal de aviso, lo volvieron a colocar en su lugar y detuvieron a los que fueron llegando después, creyendo que la casa era segura. Unas treinta personas fueron detenidas y llevadas a prisión.


Sin embargo, las personas que se encontraban refugiadas en el hogar de los ten Boom sí pudieron ponerse a salvo. En aquel momento se encontraban en la casa cuatro judíos (dos hombres y dos mujeres) y dos trabajadores del metro, que lograron esconderse rápidamente en la habitación secreta. La señora más mayor, Mary Italle, tenía asma y tuvo muchas dificultades para acceder a la habitación secreta. Corrie la ayudó y cerró el panel del armario sólo unos segundos antes de que un policía nazi apareciese en su habitación. Los refugiados permanecieron en este pequeño espacio dos días y medio, sin comer ni beber.

Corrie y Betsy fueron interrogadas por miembros de la Gestapo, que les preguntaron una y otra vez dónde escondían a los judíos. Aunque fueron brutalmente golpeadas, las dos mujeres se negaron a hablar.

La Gestapo comenzó a inspeccionar la casa minuciosamente pero no encontró la habitación secreta. Los alemanes localizaron un lugar en la escalera en el que se escondían las tarjetas de racionamiento y los pasaportes falsos.

La familia ten Boom fue inmediatamente detenida. Un oficial se apiadó de Casper, que tenía 84 años, y le ofreció dejarlo libre si le aseguraba que no iba a causar más problemas en el futuro. Casper contestó que no podía prometérselo, de modo que también se lo llevaron.

Dos días después, un agente de la policía holandesa se puso al servicio de los alemanes que estaban vigilando la casa. Pero, en realidad, este individuo era miembro de la Resistencia y había acudido para intentar liberar a los refugiados. Encontró una oportunidad para sacarlos a través de los tejados de los vecinos, que colaboraron para que pudieran escapar. También el agente de policía tuvo que desaparecer para evitar el castigo de la Gestapo.

Por ayudar a los judíos la familia ten Boom fue enviada a diferentes cárceles y campos de concentración. La policía nazi subió a todos los detenidos en furgonetas y los llevó a la cárcel de la ciudad, una antiguo gimnasio. Después fueron enviados a la prisión de Scheveningen. Corrie y Betsie fueron separadas de su padre y ya no volvieron a verlo nunca más. Corrie tenía la gripe, por lo que fue puesta en régimen de aislamiento.

En prisión, Corrie llegó a enterarse de que su padre falleció a los diez días de su detención. También su hermano Willem, el hijo de éste, Christiaan, de 24 años, y otros miembros de su familia murieron como consecuencia de su encarcelamiento, pero de estas tristes noticias se enteraría mucho después.

Cuando se restableció de su enfermedad, Corrie asistió a su primera audiencia. El oficial Rhams llegó a apreciar a esta valerosa mujer y a tener cierta complicidad con ella. Le gustaba escuchar detalles de su vida familiar y, según afirmó la propia Corrie, las conversaciones que mantuvieron los dos trajeron algo de felicidad en aquella etapa tan dura de su vida.

Pero esta felicidad duró poco tiempo. Corrie, Betsie y otras reclusas fueron trasladadas a Vught, un campo de concentración en Holanda. Las condiciones eran terribles, mucho más severas que en el de Scheveningen. Si alguna norma se infringía, todo el campamento era castigado. A veces, los prisioneros eran enviados a un armario donde permanecían encerrados con las manos atadas por encima de sus cabezas.

Después de unos meses en Vught, que parecieron una eternidad, Betsie, Corrie y otros prisioneros fueron trasladados, de nuevo, a otro campamento. Esta vez, a la tierra más temida: Alemania.

Tras cuatro largos días de viaje, los prisioneros llegaron a Ravensbrück, próximo a Berlín, el lugar más horrible en el que Betsie y Corrie habían estado. Al menos en Vught y Scheveningen, los presos eran llamados por sus nombres pero en Ravensbrück sólo eran un número.

Las condiciones de vida en este campo de concentración eran inhumanas. Al parecer, más de 90.000 mujeres y niños perecieron en Ravensbrück. Betsie, cuya salud nunca había sido buena, pronto cayó enferma. Corrie suplicó a uno de los trabajadores de la cárcel que llevaran a su hermana al hospital, pero se aquel individuo se negó a hacerlo. Durante la enfermedad de Betsie, las hermanas planearon que dedicarían su vida a ayudar a las personas que sobrevivieran a los campos de concentración a superar las terribles secuelas físicas y psicológicas. Corrie escuchaba emocionada a Betsie, quería hacer realidad este sueño pero era consciente de que su hermana no estaría ya a su lado.

Finalmente, Betsie fue llevada al hospital pero era demasiado tarde. Corrie descubrió, días después, en la parte trasera del hospital varios cadáveres hacinados, uno de ellos era el de su hermana.

Sólo unos pocos días más tarde, llamaron a Corrie por su nombre. A ella le sorprendió porque estaba acostumbrada a ser sólo el prisionero 66730. Debía permanecer en el hospital por un tiempo y después quedaría libre. Como consecuencia de un error administrativo, Corrie logró sobrevivir. Existía una lista con las mujeres, mayores de 50 años, que debían ser exterminadas. Corrie, que ya tenía 53, no figuraba en esa lista, de modo que no fue conducida a la cámara de gas, en la que murieron las miles de mujeres que aparecían en la lista. Fue puesta en libertad el 25 de diciembre de 1944



Corrie ten Boom

Después de su liberación, Corrie realizó el sueño que quiso compartir con ella su hermana. Creó un campamento al que podían acudir las víctimas del nazismo. También escribió un best-seller titulado El escondite, en el que narraba las duras experiencias que vivieron los miembros de su familia durante la guerra.

Corrie murió el 15 de abril de 1983, con 91 años.

En la actualidad, la casa de los ten Boom se ha convertido en un Museo y son muchas las personas que han visitado esta residencia, que se encuentra exactamente igual que en la época de la ocupación nazi. Un gran agujero en la falsa pared ha dejado al descubierto la habitación secreta y los visitantes pueden, durante los momentos que permanecen en ella, imaginar el horror que vivieron aquellas seis víctimas del Holocausto que permanecieron más de dos días hacinadas en un pequeño espacio, angustiadas, sin poder hablar y en la más completa oscuridad.
Mostrando entradas con la etiqueta Avivamiento. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Avivamiento. Mostrar todas las entradas

Fallece Steve Hill, líder destacado del “avivamiento de Pensacola”

TRAS UNA DURA BATALLA CONTRA EL CÁNCER


20140310-2c
Steve Hill | FOTO: ARCHIVO (+ampliar)
(Redacción, 10/03/2014) Conocido como “el evangelista del Avivamiento en Brownsville” en Pensacola, Florida, el evangelista y pastor Steve Hill falleció este domingo 9 de  marzo, según informa CharismaNews.com.
"Hoy, 09 de marzo Steve cruzó la línea de meta. Steve vivió cada día con la eternidad a la vista, hoy por fin la vio con sus propios ojos. La Iglesia ha perdido un general en la fe, el cielo se ha ganado un santo ", se lee en un post en su página de Facebook ministerio . "Por favor, recuerde a Jeri Ryan, Shelby, Kelsey y la familia en sus oraciones”.

El fuego se apaga...


Hill pasó a la eternidad a la edad de 60 años, tras una larga batalla contra el melanoma, el tipo más peligroso de cáncer de piel y la principal causa de muerte entre las enfermedades de piel.
"Un gran guerrero ha caído", dice Billy Wilson, presidente de la Universidad Oral Roberts. "Uno de los grandes evangelizadores de nuestra generación está de pie en la presencia de Dios en la actualidad. Mi corazón llora por nosotros, sin embargo, mi corazón se regocija por Steve (...). He perdido un amigo, un animador y un compañero obrero en Cristo. Te queremos Steve".
DE LAS DROGAS Y LA DELINCUENCIA AL MINISTERIO CRISTIANO
Tras su dramática conversión al evangelio y haber ser liberado de su adicción a las drogas, el alcohol y una vida de delincuencia, en el año 1975 Hill, discípulo aventajado del célebre David Wilkerson, consagró su vida a difundir el evangelio de Jesucristo en todo el mundo.
20140310-2b
Hill fue fotografiado por la policía en 1973 y 1975 antes de convertirse al evangelio
Su pasión por ayudar a los que sufren y su búsqueda de un avivamiento auténtico inspirado por Dios continuó intensificándose después de años de trabajo misionero, el establecimiento de iglesias y campañas de evangelización.
CINCO AÑOS DE AVIVAMIENTO
De 1995 a 2000, Hill se desempeñó como evangelista del Avivamiento de Brownsville. Más de 4 millones de personas de más de 150 países atravesaron las puertas de la Iglesia de las Asambleas de Dios en  Brownsville, para asistir a las reuniones.
“Durante los cinco años de avivamiento espiritual, cientos de miles de personas lloraron en el altar de la iglesia, se arrepintieron de sus estilos de vida pecaminosos, y dieron sus vidas a Jesús. Muchas vidas cambiaron drásticamente; se restauraron matrimonios y las adicciones se vencieron ante una clara presentación del evangelio de Jesucristo”, informa CN.
Después de Brownsville, Hill y su equipo de evangelización continuaron realizando campañas en estadios de todo el mundo.
Hill también fundó y sirvió como pastor principal, junto con su esposa Jeri, en la Iglesia Mundial Heartland, en el área de Dallas-Fort Worth.  Hill fundó la Escuela de Ministerio Heartland, un seminario presencial orientado a “ganar almas”, así como ProdigalsOnly.com, un sitio web que anima a las personas a volver a Dios.
EL FUEGO SE APAGA...
El avivamiento de Brownsville siempre tuvo detractores, fundamentalmente entre los sectores eclesiales “no pentecostales” que cuestionaban la veracidad de las señales y milagros, ridiculizaban algunas “manifestaciones” que se producían durante las largas reuniones --como la llamada “risa santa” o “bendición de Toronto” (y algunas otras más extrañas, como la “imitación de sonidos de animales”, etc.)—, y acusaban al pastor de la iglesia, John Kilpatrick de “falso profeta”.
20140310-2
Fachada de la iglesia de las Asambleas de Dios en Brownsville, Pensacola (Florida)
Pese a ello, la iglesia de Brownsville siguió siendo un referente y un centro de peregrinación mundial durante algunos años, para cientos de miles de creyentes de los cinco continentes, muchos de ellos pastores y líderes, que acudían para ver y recibir “la unción” del despertar espiritual de Pensacola.
Diez años más tarde, sin embargo, el fuego parecía haberse apagado. Apenas unos pocos centenares de personas acudían a los servicios religiosos y la iglesia cargaba con una deuda millonaria por la construcción de un edificio que no podía llenar. La Escuela de Ministerios pasó de tener 1200 alumnos, a tan solo 120.
J. Lee Grady –un creyente afín al movimiento que no pone en duda la autenticidad de lo ocurrido en los primeros años-- reflexionando sobre este declive en un artículo publicado en Charisma Magazine, se preguntaba “¿Qué ha pasado con el fuego de Brownsville?” y barajaba la posibilidad de problemas en el liderazgo.
“Me pregunto por qué la iglesia que acogió a cientos de miles de visitantes se ha reducido a unos pocos cientos de miembros, y ahora debe millones de dólares para un edificio que no pueden llenar”, dice Grady. “Estoy luchando para entender por qué tantas personas que alguna vez fueron parte de la iglesia Brownsville ahora sienten heridos y traicionados. Me pregunto si los líderes de este movimiento manejado mal la unción de la presencia de Dios como Uza hizo cuando el arca de Dios casi derribó en el suelo” (ver 2 Sam. 6:6-8).
“No es ningún secreto que las relaciones entre los diversos líderes de la iglesia Brownsville fueron tensas hasta el punto de ruptura”, dice Grady. “Michael Brown, una vez que el líder de la Escuela de Avivamiento y Ministerio de Brownsville (BRSM), fue despedido en 2000 y luego comenzó su propio centro de formación que finalmente se mudó a Carolina del Norte”.
“El pastor de la iglesia durante el avivamiento, John Kilpatrick, renunció en 2003y le dijo a los feligreses que planeaba quedarse en la iglesia en un papel apostólico. Kilpatrick presentó a Randy Feldschau como el nuevo pastor. Pero entonces, un par de años después, Kilpatrick conmocionó a la congregación al comenzar una nueva iglesia en Daphne, Alabama, a 50 millas al oeste de Pensacola”.
A su vez, “Feldschau dimitió al poco tiempo y se mudó a Texas, y la asistencia de Brownsville descendió por debajo de 400 personas. Un ex miembro del personal me dijo que un gran grupo de miembros de Brownsville hoy asisten a una iglesia bautista del sur de la ciudad, mientras que muchos otros no van a ninguna parte”, lamenta Grady. “Yo no puedo ser el juez de lo que trajo la muerte de Brownsville”, concluye, “Pero tenemos que enfrentar los hechos y aprender algunas lecciones, o vamos a repetir el escenario de la próxima vez”.
Con el fallecimiento, ayer, de Steve Hills, una de las más encendidas antorchas del movimiento, probablemente se haya escrito el punto final del que ya pasará a la historia como “el avivamiento de Brownsville”.
Fuente: CharismaNews.com, CBN.com | Traducido y editado por Actualidad Evangélica

El Avivamiento de Almolonga

"Pero ellos insistían diciendo: Él alborota al pueblo, enseñando por toda Judea, comenzando desde Galilea hasta aquí"- Lucas 23:5.

Toda la noche me la pasé pensando en la visita que hice a Almolonga en mayo del 2002. Me pareció que el Espíritu Santo me indicaba que les compartiera este testimonio.Almolonga (Quetzaltenango) en un poblado indígena de unos 25,000 habitantes de Guatemala. Veinticinco años atrás el poblado era un desastre, el robo, el pillaje, la brujería, la hechicería, el alcoholismo, el desempleo, el adulterio, los asesinatos eran el modus vivendi de la localidad.



Para ver más gráficamente el asunto, te diré que un pueblito tan pequeño había 34 bares y 2 cárceles. La tierra era seca e improductiva. Pero un día el Espíritu Santo visitó a un borracho de la comunidad, un indiecito espiritista, alcohólico, desempleado, que no sabía leer ni escribir y que apenas mide unos cinco pies de estatura llamado Mariano Riscaché. El Espíritu Santo le dijo a Mariano que lo necesitaba para sanar aquella tierra y traer el más grande avivamiento que aquella tierra vería jamás.

Mariano Riscaché y su esposa
Mariano obedeció al Espíritu Santo, se convirtió a Jesucristo, y dejó el alcohol y comenzó a aprender a leer y a escribir para poder leer la Biblia. Comenzó a reunirse en su casa con su esposa y otra pareja amiga para estudiar la Palabra. Comenzaron a ayunar y a orar y los milagros comenzaron a suceder. Gente comenzó a llegar al grupo, Dios comenzó a salvar y a libertar; los demonios no se sujetaban frente a la oración del grupo. Como ello comenzaron a predicar en contra de la brujería, el espiritismo y la hechicería, los brujos del poblado planificaron matar a Mariano y a su esposa. Los envenenaron, estuvieron tres días agonizando, pero el grupo de hermanos siguió orando, reclamando vida para ellos y Dios contestó la oración. Cuando los brujos vieron que su brujería no había podido matar a Mariano, supieron que el dios que Mariano predicaba era más poderoso que sus demonios.

Poco a poco todos se fueron convirtiendo. Con todo, la pobreza en el poblado era tremenda, Mariano comenzó a orar y el Espíritu Santo comenzó a darle sabiduría para instruir a los nuevos convertidos acerca de sus finanzas. Comenzaron a cultivar la tierra, y Dios comenzó a hacer milagros de multiplicación. Yo vi las zanahorias y las mazorcas de maíz que se producen en ese lugar, increíblemente grandes. Antes del avivamiento ellos sacaban del poblado un camión de cosecha al mes, y el maíz y los vegetales eran comprados como mercancía de tercera porque eran muy pequeños y secos.

"Jesús es el señor de Almolonga"
Pero cuando yo los visité en el 2002, vi camiones y camiones que sacaban cosecha de los sembradíos diariamente. El pastor Mariano nos dijo que sacaban unos 40 camiones llenos de cosechas a la semana y que en el 1999 habían vendido unos tres millones de dólares. La mayoría de los bares del poblado cerraron, y la cárcel también fue cerrada; no había clientes para ella. Era emocionante pasar por las calles del poblado, todas las casitas estaban pintadas de colores vivos, brillantes; las indiecitas caminaban con rapidez por las calles con trajes de colores vivos también y sombreros.

En la madrugada se reúnen en la plaza para tomar los autobuses que los llevaban a los sembradíos y en las tardes los regresan. Los negocios del poblado y los autobuses y camiones tienen letreros con nombres evangélicos y frases sugestivas como: Ebenezer, Juan 3:16, Jesucristo es mi Señor. Jesús me salvó; etc. Cuando fui a Almolonga, el pastor Mariano nos llevó a una localidad donde estaba construyendo un enorme colegio para los hijos de los indiecitos del pueblo.

Las estadísticas dicen que todavía hoy, 25 años después de haber comenzado el avivamiento, ocho de cada 10 almonoguenses son cristianos evangélicos. Sencillo, el Evangelio de Jesucristo funciona, trae libertad, salvación, sanidad y prosperidad en todas las áreas. Dios está esperando que nosotros le creamos y nos levantemos a revolucionar el mundo como lo hicieron Pedro, Juan y Pablo.

El asunto no es si el Espíritu Santo lo puede volver hacer; el asunto es si puede encontrar a alguien que le crea y se deje usar. ¿Crees que te pueda preguntar a ti o estás muy ocupado? ¿Crees que te pueden acusar de estar alborotando al pueblo con tus enseñanzas como acusaron a Jesús? Se supone que eso hagamos… alborotar, estremecer a nuestra sociedad y cultura… Ese es el Gran Mandamiento… ¡Ups!


Autor: Apostol Griselle M. Trujillo
Titulo Original: Alborotando al pueblo
24 Agosto 2009 - 7:22

EL AVIVAMIENTO EN GALES

EL AVIVAMIENTO EN GALES 
Por Fernando Sosa
Despertar que sacudió una nación en el albor de un nuevo siglo
Evan Roberts fue uno de los jóvenes escogidos por el Espíritu Santo para ser un canal de bendición y avivamiento sobre Gales, un pequeño principado de las Islas Británicas, y así conmocionar al mundo de su tiempo.
Una de las cosas que más me ha maravillado de este avivamiento iniciado en 1904 es que fue con jóvenes y niños, tal vez el de más edad entre todos era el propio Evan Roberts, de solo 26 años.
Cuando tenía 13 años empezó a ir a las reuniones de oración, y por trece años no se perdió ni una de ellas, hasta que el Señor lo visitó.
Dios le dio visiones y sueños. Uno de ellos era que 100.000 personas se volverían al Señor Jesús en arrepentimiento. En otra ocasión vería la boca del infierno tragando a miles, por lo cual oró al Señor pidiendo que por un año tapara la boca del infierno. Por los registros históricos tan impactantes en ese año, creo que Dios se lo concedió. Pero lo mejor de esto fue la visita que el Señor Jesús le hizo en varias noches: la gente veía luz en su rostro y temblor en su cuerpo por esta visitación.
Según puedo analizar, Evan Roberts concibió del Espíritu Santo. Tuvo tal conocimiento de la Tercera Persona de la Trinidad que grandes personajes de su tiempo viajaban para verlo y oírlo predicar. No había ninguna organización: simplemente había dirección del Espíritu. Parecía que Él había venido sobre Gales y había tomado el control de ese país. Las reuniones duraban cuatro o cinco horas. La presencia de Dios era sublime y los grupos de oración estaban llenos, así como las iglesias.
Lo extraordinario es que las cantinas cerraban por falta de clientes, quienes, arrepentidos de sus pecados, ya no asistían. Las cárceles quedaban sin presos porque no había delincuentes durante esos dos años que duró el avivamiento. Los estadios de fútbol quedaban vacíos porque los deportistas estaban predicando de Jesucristo en algún barrio. Algunos llamaron a este avivamiento «el Pentecostés más grande que Pentecostés».
Los artistas y músicos famosos estaban entre el pueblo, entonando himnos. Sencillamente, los cielos se habían abierto para esa nación y eran, prácticamente, los ríos del trono de Dios fluyendo sobre la gente de Gales.
Dan Roberts, hermano de Evan, tenía solo 20 años, así como Sidney Evans, amigo de ellos -quien a la postre fue su cuñado al casarse con su hermana Mary. Mary formaba parte del grupo de «cantoras», las que tenían entre 18 y 22 años, usadas grandemente en cánticos nuevos e instantáneos, del Espíritu.
EMBAJADORES:JOVENES Y NIÑOS
En este avivamiento grandes cantidades de jóvenes fueron atraídos por el Espíritu Santo a los pies de Jesucristo. Lo extraordinario es que casi inmediatamente salieron por todas partes enviados a predicar acerca del Reino de Dios. No tuvieron que esperar grandes instrucciones durante dos o cuatro años de formación en un instituto bíblico. El Espíritu Santo los redarguiría, los llenaría de Cristo, pondría fuego en ellos y los capacitaría, dándoles autoridad para tomar la generación de su tiempo. Miles de ellos salieron testificando por todos los rincones, acerca de la gloria de Dios. Fueron valientes y audaces como ninguna otra generación.
Lo tremendo de este avivamiento, a diferencia de otros, es que no sólo alcanzó a los jóvenes y adolescentes sino que los niños fueron usados grandemente por el Señor: se los podía encontrar en la calle, en grupos, compartiendo el Evangelio, o en grupos de oración, postrados en intercesión, gritando: "¡envía al Espíritu Santo, por amor a Jesús¡" Los jóvenes entre 16 y 18 años que predicaban por todo el país enfatizaban la vida en el Espíritu y la santidad.
Los periódicos locales anunciaban que toda la comarca parecía estar bajo una fuerza espiritual extraña, y que no había indicios de que esta la soltara.
Creo que en este avivamiento galés el Espíritu Santo liberó una de las mayores demostraciones de poder que jamás país alguno haya experimentado. Se decía que cuando alguien entraba a Gales y daba su primer paso sobre esa tierra, sentía algo extraño y diferente que no podía explicar.
TAN SOLO UN MINERO
Evan Roberts, joven minero con escasa educación, nació el 8 de junio de 1878 en una casa pequeña y modesta, la misma que el siglo siguiente estaría siendo visitada por miles de turistas y cristianos fervientes, quienes, curiosos, querían ver dónde los cielos fueron abiertos algún día y por si, tal vez, pudieran probar un poco del cielo que empezó en esa humilde casa.
Una de las características de Evan Roberts es que aceptó apasionadamente al Señor Jesús desde muy chico. Su único deseo era servirle y predicar: esto parecía consumirlo. Por años buscó una relación íntima y profunda con el Señor, orando fielmente por una visitación del Espíritu de Dios.
¿Cómo comenzó? Los historiadores lo definen como "La gran reunión de Blaenanerch". Fue el jueves 29 de septiembre de 1904, cuando diecinueve jóvenes y Evan Roberts asistieron a la reunión. Caminando hacia ella, empezaron a cantar: "Está viniendo, está viniendo el poder del Espíritu Santo. Lo recibo, lo recibo, es el poder del Espíritu Santo."
Estando en la reunión, Evan Roberts empezó a sentir dolores de parto. En ese momento el Espíritu Santo le habló, diciéndole: "Esto es lo que necesitas." Inmediatamente, él gritó: "¿Doblégame, oh Señor!"
Después de pasar un tiempo en la reunión, el Espíritu Santo le dijo que lo hiciera públicamente. Con lágrimas sobre sus ojos y mejillas, Evan empezó a gritar: "¡Doblégame! ¡Doblégame...! ¡Dobléganos!"
En ese momento el Espíritu Santo intervino sobre él de una forma tan penetrante que desde esa noche la cruz y la salvación de las almas serían el principal enfoque del avivamiento.
Después de esto, en una noche tuvo una visión de todo Gales siendo levantado al Cielo. Entonces, comentando a su amigo Sidney, dijo:
«Vamos a ver el avivamiento más poderoso que Gales
haya conocido, y el Espíritu Santo está por venir ahora.
Debemos estar listos; debemos ir por todo el país, predicando.
Entonces, en ese momento le dijo, gritando:
"¡¿Puedes creer que Dios puede darnos 100.000 almas ahora?!"»
Evan fue usado para empezar uno de los movimientos más grandes de Dios de todos los tiempo. Él caminó con la visión aun cuando le dijeron que era un loco y un necio, pero no perdió la oportunidad de ver "el Avivamiento de Gales".
El motor que impulsó este avivamiento no fue una doctrina o una organización o personalidad humana, sino el Espíritu Santo, moviendo sus poderosas alas y excitando su nidada en Gales.
MANIFESTACIONES
¿Qué manifestaciones del Espíritu Santo hubo en este avivamiento?
* Gritaron en agonía.
* Hubo arrepentimiento profundo.
* Lloraron con remordimiento.
* Hubo gozo del Espíritu Santo en ellos.
* La gente estaba en éxtasis por la cercanía de Dios.
* Los servicios de oración estaban llenos de gente desde las primeras horas de la mañana, por no poder dormir por la presencia de Dios sobre ellos.
* La gente gritó: «¡Estoy muriendo!», por el peso del Calvario sobre el alma.
* Había entusiasmo desbordado.
* La oración y al alabanza continuaban por horas, prologándose hasta la mañana siguiente.
* La nube de gloria reposaba sobre las reuniones. La gente que venía de lugares lejanos no quería regresar, por la gloria de Dios que estaba ahí. Los comercios de alimentos se vaciaban porque la gente que había venido de largas distancias determinaban que no volvería a sus hogares: sentía la Gloria de Dios y no la iba a dejar.
* Hubo una explosión de adoración, oración y alabanza, alcanzando cimas espirituales increíbles.
* La gente comenzó a profetizar.
* El alcoholismo fue dejado; las bebidas quedaron en las tabernas sin ser tocadas cuando la convicción y el temor de Dios venía sobre ellos.
* Ola tras ola del Espíritu Santo afectó a la sociedad; el tema de la gente era Dios. Las apuestas en los juegos y la obsesión por ellos prácticamente desaparecieron. En esta visitación parecía que nadie le interesaba las distracciones del deporte o entretenimientos de su tiempo, porque la gente ahora estaba apasionada por el Señor. Dicen los historiadores que, al parecer, la nación hubiera sido convertida en un día, y no sólo convertida sino transformada. Las cartas que se enviaban unos a otros parecía que llevaban la misma presencia del Señor: cuando eran leídas por inconversos, estos se salvaban y empezaba un mover del Espíritu Santo también en ellos.
* La gente caía al piso, tocada por el Espíritu Santo.
* A la gente le temblaba todo el cuerpo por la presencia de la gloria de Dios.
* Todos los esquemas y patrones puestos por el hombre en la iglesia fueron derribados; asimismo, todos los principios de crecimiento de la iglesia fueron borrados por la presencia del Espíritu Santo.
* La santidad y la obediencia fueron enfatizados, deseando siempre levantar y darle gloria al nombre de Jesús.
* Había impulsos del Espíritu Santo, haciendo que, a una, miles de personas se levantaran al unísono para adorar espontáneamente con cánticos nuevos. Había ocasiones en que la gloria de Dios brillaba con tanta intensidad sobre el púlpito que los predicadores huían de él o caían vencidos totalmente. Otros no soportaban el resplandor de la gloria de Dios que venía sobre las reuniones.
* Habiendo muchos grupos de oración o de estudio en diferentes partes de la ciudad, la gente salía al mismo tiempo para cantar o entonar alabanzas, como si fuera dirigida por un director invisible, hasta la madrugada.
* Los periódicos, en lugar de sacar escritos de casos malos, empezaron a relatar lo que ocurría en las reuniones.
* La multitud caía simultáneamente de rodillas para estar así por un lapso de dos horas.
* En algunos lugares, los ministros de capillas intercambiaban púlpitos con la idea de romper el denominacionalismo.
* La influencia del Espíritu era a veces tan poderosa que hombres fuertes palidecían y temblaban. Había efectos tan abrumadores sobre hombres y mujeres que a veces se deshacían en profundo llanto y sollozo. A veces, pecadores tremendos caían golpeándose el pecho.
* Había gente que expresaba: "La gente se ha vuelto loca por la religión."
* Había espontaneidad en todo, así como un "desorden" divino.
* Las reuniones políticas fueron pospuestas, porque los miembros del parlamento estaban en las reuniones de avivamiento.
* Las compañías teatrales desistieron de ir a Gales porque ya nadie asistía a sus espectáculos.
* En sólo dos meses se reportaron 60.000 nuevos convertidos. Esta noticia salió en los periódicos.
* Los convertidos a Cristo caían al suelo, atormentados con tal desesperación que pedían a gritos la misericordia de Dios, como si tuvieran un dolor físico.
* Cuando la gente quería retirarse de las reuniones, a las 2:00-3:00 de la mañana, los nuevos convertidos no podían irse porque continuaban cantando, orando y a veces riendo incontrolablemente, hasta que las reuniones de oracion se extendían hasta el amanecer.
UNA IGLESIA BAJA DE GRADOS
Al escribir esto de Gales me emociono mucho, porque pienso que en estos últimos años hemos saboreado parte de lo que aquí describo. ¿Cuál ha sido la diferencia en nuestro tiempo de visitación del Espíritu Santo en nosotros? La diferencia radica en que Gales supo, admitió y creyó que era el tiempo de su visitación; entonces los galeses la recibieron.
Hoy tenemos manifestaciones fuertes del Espíritu Santo pero no las creemos, ni las admitimos. Creo que el Espíritu Santo tiene aún mucho trabajo por delante.
Cada vez que leo la historia del avivamiento en Gales, mi espíritu dice: "Sí, Señor; viene este tiempo en que tú intervendrás, pasando por encima de todo patrón o estructura y solo tú puedes cambiar la sociedad y el corazón del hombre."
He tenido el privilegio de poder ver algunas manifestaciones del Espíritu Santo en este tiempo, las que se asemejan a lo acontecido en Gales, y me atrevo a decir que la máxima opositora del mover del Espíritu Santo es la gente cristiana. No tanto el inconverso, porque cuando este cae al piso, tocado por el poder del Espíritu Santo que lo redarguye y lo trae a los pies de Cristo, se levanta con un tremendo gozo de Dios. Me ha tocado ver gente que viene a Cristo y, junto con eso, recibe el gozo del Señor o el vino del Espíritu Santo, cayendo fulminada o con gran llanto y compungida con gran quebranto.
He podido observar la gloria de Dios manifestada en nuestras reuniones y oír que en muchas partes está sucediendo y brotando este mover del Espíritu Santo más rápido de lo que había pensado. Asimismo, he visto congregaciones hermosas en Puerto Rico, Estados Unidos, Costa Rica, Argentina y Canadá, mientras escucho que en diferentes partes del mundo está sucediendo lo mismo.
Este mover del Espíritu Santo no es exclusivo de ningún hombre, En el avivamiento galés Evan Roberts fue usado grandemente por Dios. Él fue un pionero, punta de lanza para su generación; pero en ese tiempo muchos otros corrieron de un lado a otro, llevando ese fuego de avivamiento, aunque cuando Evan Roberts se escondió, el fuego se apagó. Esto quiere decir que los hombres siervos de Dios que Él utiliza en un principio son importantes para seguir manteniendo la flama y avivarla aun más. No quiere decir que el Espíritu Santo se detuvo, aunque ciertamente sí lo hizo en Gales, pero brotó en 1906 en la Calle Azuza, en Los Angeles, California, EE.UU., a través de James Seymore, Grank Bartíeman y Smale, en una pequeña sesión de gente de color. Ellos mismos referían continuamente su entusiasmo a Evan Roberts, cuando perseguían la llenura del Espíritu Santo, hasta el grado de repartir 5000 folletos en Los Angeles, titulado El avivamiento en Gales.
Pienso que la temperatura espiritual del siglo XX se inició y se elevó en Gales con Evan Roberts, aumentándose aun más en Azuza, y yendo por todo el mundo hasta el día de hoy.
Al finalizar este siglo y comenzar inclusive un nuevo milenio, creo que la Iglesia, en su toda generalidad, está otra vez "baja de grados", espiritualmente hablando, con un poco de fuego por allí y otro por allá. ¡Qué bueno que el Espíritu Santo está poniendo más fuego cada año que pasa! Según creo, a principios del siglo XXI Dios conmoverá otra vez no sólo una parte de la Tierra con su Espíritu, sino que todo el Planeta conocerá de un derramamiento sin precedentes del Espíritu Santo.
¡DOBLEGANOS, SEÑOR!
Tengo 42 años al momento de escribir esto y 20 sirviendo a Dios, pero una de las cosas que le he pedido al Señor, y que es la que me apasiona, es que quiero ver aun más allá de lo que hoy he visto. Anhelo disfrutar más de sus manifestaciones y de la gloria de su presencia.
En verdad, me siento privilegiado de poder ver hoy su mover; y aunque ha sido grande y sorprendente, sé que va a ser mayor en los años por venir.
«Porque así dice Jehová del los ejércitos: De aquí a poco
yo haré temblar los cielos y la tierra, el mar y la tierra seca:
y haré temblar a todas las naciones y vendrá el Deseado de
todas las naciones: y llenaré de gloria esta casa, ha dicho
Jehová de los ejércitos.»

-Hageo 2.6,7
Querido amigo, este mover sobrenatural de Dios está aquí ahora. No es que Dios no lo pueda hacer más adelante, pero pudiera ser que te pase por encima o que esta ola te golpee y salgas revolcado por ella, haciéndote ella misma alejar.
Hoy el Espíritu Santo nos está dando más sensibilidad, más discernimiento a su mover, para que cuando Él realice algún movimiento, inmediatamente lo podamos captar y meternos en su río.
Si te dijera que algunas de estas manifestaciones que tuvieron en Gales y en otros avivamientos han estado sucediendo entre nosotros, ¿lo creerías? No te conformes con leerlos en algún libro o aun en la misma Palabra de Dios. Pídele a Dios: "Yo lo quiero también."
Cuando Evan Roberts gritó con dolores de parto: «¡Doblégame!», en ese momento dio a luz uno de los avivamientos más extraordinarios que hayan existido, por el que toda una sociedad fue cambiada. Los fraudes desaparecieron, las personas que debían pagaron sus deudas, el comercio empezó a sanarse, las cárceles estaban vacías, asimismo las tabernas y los espectáculos, los negocios empezaron a ser honestos, los traficantes del vicio se convertían o tenían que dejarlo, porque ya no era negocio.
¡Cómo le pido al Señor que nos permita ver a nuestra sociedad tranformada, a nuestro país doblegado ante el poder de su Espíritu!
El Espíritu sólo puede dar a luz lo del Espíritu, y hoy está sucediendo. Muchos Rroberts» se levantarán con dolores de parto, dando a luz las cosas del Espíritu.

MARIA B. WOODWORTH - ETTER LOS DOLOROSOS COMIENZOS


María nació el 22 de Julio de 1844 in New Lisbon, Ohio. Fue la cuarta hija de unos granjeros, Samuel y Matilda Underwood, y de niña padeció la angustia de tener un padre alcohólico y un hogar sin Cristo.

Cuando María tenía diez años de edad, su padre se convirtió, y empezó a asistir a la Iglesia y a orar por su familia. A los trece años de edad María fue a la Iglesia y se conmovió cuando escuchó el mensaje de salvación. Desde ese entonces, ella escuchó el llamado de Dios para servir como predicadora del mensaje de salvación, pero se convenció a sí misma que esto no podía ser, a menos que se convirtiera en la esposa de un misionero, porque en esa época las mujeres solas no podían predicar y ni siquiera podían votar. Hoy sabemos que ese fue su primer gran error, porque Dios siempre pasará por encima de todas las circunstancias para cumplir Su propósito en aquellos a quienes Él mismo ha llamado.

María no pudo continuar sus estudios porque su padre murió y ella tuvo que trabajar para aportar al sostenimiento de la familia, y en medio de su tribulación conoció al joven soldado John Woodworth, quien regresaba de la guerra civil norteamericana. Aún sin ser cristiano, María se casó con él y trabajaron juntos en la granja en medio de penurias y dificultades. Tuvo seis hijos y murieron cinco de ellos, lo cual trajo mucho dolor a su vida. Solamente sobrevivió su hija Lizzie.

En medio de esta vida, Maria recordaba su llamado a servir al Señor y cada vez lo veía más lejos de la realidad, como un sueño imposible de cumplir, porque su esposo se resistía y rechazaba lo relacionado con el llamado de ella y vivía muy amargado. También tenía oposición en la Iglesia en que se congregaba, porque allí no aceptaban mujeres en el púlpito.

A pesar de la vida miserable que estaba viviendo, en la que nada de lo que hacía prosperaba, María nunca renegó de Dios, ni levantó su voz contra el Altísimo, sino que empezó a estudiar con hambre y sed la Palabra de Dios, y descubrió que el Señor sí usa a las mujeres en Su obra. Especialmente se sintió impactada por la profecía de Joel, Capítulo 2, al ver que Dios usará tanto a hombres como mujeres, a jóvenes, a niños y también a los ancianos.
  
2. EL MINISTERIO
María se dio cuenta que ya no podía seguir inventando excusas para huir del llamado de Dios. Empezó a tener visiones y a sentir dolor por las almas que se perdían en el Infierno. Ella decía que en cada visión que Dios le daba, aprendía tanto de la Biblia como si hubiera pasado muchos años de enseñanza en el Seminario Bíblico.

Dios le dio visiones en las que Jesús le decía: “Ve y yo iré contigo”. También le prometió en una visión que cuando ella predicara, las personas caerían. Todo esto la llevó a rendirse finalmente ante el llamado de Dios y le pidió que la ungiera con el Espíritu Santo. Este fue el punto decisivo para iniciar su ministerio.

Cuando ella le pidió a Dios el bautismo del Espíritu Santo inmediatamente lo recibió como “fuego líquido”, según sus propias palabras, y ese fuego siempre la acompañó por el resto de su vida.

La primera reunión evangelística que dirigió fue en su propia casa, con sus familiares, y desde ese momento se hizo evidente el poder de Dios sobre su vida a través de las señales y prodigios que fueron siempre las marcas de su ministerio. Luego, empezó a predicar más allá de su propia comunidad, empezó a hacer Campañas Evangelísticas y los Pastores de muchos lugares la invitaban porque querían que la predicación de ella avivara sus Iglesias.

Dios le prometió que cuando ella abriera su boca para predicar, Él la llenaría con Sus palabras. Esta promesa se cumplió literalmente: en sus reuniones muchas personas no podían soportar el poder del Espíritu Santo y la convicción de pecado y salían corriendo, gritando, porque querían recibir a Cristo en sus corazones. Ella disfrutaba de una profunda comunión con Dios, y esa vida de intensa oración se reflejaba en sus servicios.

El ministerio de María Woodworth creció aceleradamente, miles de personas venían a sus Campañas Evangelísticas y cada vez crecía más la unción. Empezaron a suceder increíbles sanidades en su ministerio; la gente caía al piso bajo el poder de Dios: María quedaba quieta por varias horas mientras tenía poderosas visiones de Dios; a veces se sacudía, temblaba y rodaba por el piso, como resultado de la fuerza incontenible del poder de Dios que se manifestaba sobre ella. Hablaba en lenguas, algo que no se veía en su generación, y ministraba a sus oyentes el Bautismo del Espíritu Santo, dieciocho años antes del inicio del Movimiento Pentecostal. Por todo esto, a Maria Woodworth se le conoce como la “Precursora del Movimiento Pentecostal”.

Muchas personas eran salvas en sus reuniones, inclusive líderes y ministros de las diferentes Iglesias; otras personas eran sanadas milagrosamente; otras caían como muertas al suelo y allí duraban horas; algunas personas tenían visiones que transformaban para siempre sus vidas y sus familias.

3. VENCIENDO LA OPOSICIÓN
Debido al gran impacto de su ministerio, y a las manifestaciones emocionales que se veían en sus cultos, muchos detractores empezaron a ridiculizarla, pero ella no se defendía sino que continuaba con más fuerza haciendo lo que Dios la había llamado a hacer. En su concepto, las manifestaciones del Espíritu Santo no eran nada nuevo, sino algo que la Iglesia de Jesucristo había perdido durante mucho tiempo. Y respecto de los detractores decía: “Cuando las personas no comprenden, persiguen”. Como resultado de la persecución, su ministerio creció mucho más. Llegó a predicar en reuniones de más de 25.000 personas y ¡SIN MICROFONO! .

Pero el enemigo siguió atacando y golpeó con fuerza en su propio hogar: su marido le era infiel y eso salió a la luz pública durante una Cruzada que María realizaba en Oakland, California. Ella decidió abandonarlo y se divorciaron en Enero de 1891; un año después él se casó de nuevo y comenzó a calumniar publicamente el ministerio de esta sierva de Dios, pero casi inmediatamente murió de fiebre tifoidea (en junio de 1892). Una gran muestra del carácter verdaderamente cristiano de Maria Woodworth se evidencia en el hecho que, a pesar de la tormentosa relación con su ex – esposo, ella asistió al funeral y oró en el servicio.

Otro hecho que fue muy controvertido en su ministerio fue cuando en 1890, profetizó que la Costa Oeste de los Estados Unidos sería destruida por una gran catástrofe. Muchos Pastores y Ministros estaban a favor de ella y otros en contra. Los periódicos sensacionalistas publicaban todos los días diferentes versiones y muchas mentiras, lo cual instigó a personas violentas que eran miembros de pandillas y empezaron a atacar sus servicios de milagros en Oakland. Sin embargo, a pesar de toda la burla y el rechazo, su palabra profética se cumplió en 1906 cuando la ciudad de San Francisco sufrió el más grande y terrible terremoto que ha afectado la Costa Oeste en toda su historia.

4. TIEMPOS DE REFRIGERIO
Diez años después de su divorcio, conoció a quien se convertiría en su esposo, Samuel Etter, un cristiano fiel, lleno del Espíritu Santo, con quien se casó en 1902. Con este hombre de Dios, Maria disfrutó la felicidad de un matrimonio cristiano, recibiendo de él todo el apoyo que necesitaba para el ministerio y el amor y cuidado que nunca había tenido. Samuel Etter murió doce años después de su matrimonio.

 

Después de cuarenta y cinco años de ministerio predicando en Campañas itinerantes por todos los Estados Unidos, Dios le dijo que abriera una sede permanente en Indianapolis y ella construyó el templo, que fue llamado Tabernáculo, al lado de su casa. Este templofue inaugurado en mayo de 1918 y en él ministraría Maria Woodworth los últimos seis años de su vida.

En sus últimos días la llevaban de su casa al Tabernáculo, sentada en una gran silla de madera. Ella oraba e imponía las manos sobre los enfermos y éstos se sanaban. Algunos sanaban con su sola presencia. Ella decía que predicaría hasta el final de sus días porque “Es mejor gastarse por Jesús que herrumbrarse”.

A mediados de 1924 murió su hija Lizzie y, a pesar del dolor y de su salud deteriorada, María dirigió el funeral. Con este triste episodio, María Woodworth terminó de enterrar a toda su familia y poco tiempo después, cuando ya había cumplido ochenta años, ella misma partió con el Señor a su hogar en el cielo.

Hoy es considerada por muchos cristianos como la más grande mujer Evangelista en la historia de la Iglesia.
"Ora como si Dios hiciera todo el trabajo,
pero trabaja como si todo dependiera de Ti".

Aimee Semple McPherson UNA NIÑITA MUY ESPECIAL


 

Aimee Elizabeth Kennedy nació el 9 de Octubre de 1890 en una pequeña granja cerca de Ingersoll, Ontario, Canadá. Nació en un hogar cristiano, fue la hija única de James Kennedy, director del coro de la Iglesia Metodista local, y de Minnie Kennedy, directora de la Escuela Dominical del Ejército de Salvación. Desde muy pequeña dio muestras de un claro liderazgo entre sus compañeros de escuela, y a los 13 años ya se había convertido en una oradora muy popular de los diferentes eventos de la Iglesia y de la ciudad. Muchas personas venían de otros pueblos a escuchar a la “niñita con el don especial”.

En su adolescencia empezó a estudiar la teoría de Darwin, que ya se enseñaba en los cursos de secundaria, y comenzó a debatir con todos los Pastores y Evangelistas que venían a su Iglesia, sin que nadie pudiera vencerla en su argumentación. A pesar de sus aparentes victorias, Aimee se sentía triste porque llegó a la conclusión que la fe no tenía sentido y que la religión solo era un conjunto de costumbres y rituales. Entonces clamó al Señor: “Si hay un Dios, revélate a mí”.

Al día siguiente vio un cartel que anunciaba un servicio pentecostal llamado “Campaña del Espíritu Santo” a cargo del Evangelista irlandés Robert Semple. Por curiosidad asistió esa noche y durante el servicio de Avivamiento, el mensaje de arrepentimiento que compartía el Evangelista penetró profundamente en su corazón. Cuando el Evangelista empezó a predicar sobre el Bautismo del Espíritu Santo y oró en lenguas, Aimee se perturbó de tal manera que salió corriendo de la reunión.

Por tres días ella luchó con la convicción que el Espíritu Santo estaba grabando en su corazón, hasta no pudo más y levantó sus manos al cielo diciendo: “Señor, ten misericordia de mí que soy pecadora”. En ese momento fue consciente del poder de la sangre de Jesús, su carga fue inmediatamente quitada y la gloria del Señor llenó su corazón. Ella había nacido otra vez.

EL LLAMADO Y EL TIEMPO DIFÍCIL

Aimee siguió asistiendo a los servicios de Avivamiento y recibió el Bautismo del Espíritu Santo y comenzó a alabar y glorificar a Dios en otras lenguas. Ella describió este suceso así: "Cada momento podía sentirme más y más cerca en Su presencia… Soy solamente una muchacha de la escuela, vivo en una granja canadiense, pero me entrego completamente a Ti para que me uses".

Con el Bautismo del Espíritu Santo vinieron un amor y una compasión para las almas que derritieron su corazón con el anhelo de servir a Cristo. Ese deseo concordaba perfectamente con el trabajo evangelistico de Robert Semple, quien pocos meses después le pidió que se casara con él, a lo que ella respondió rápidamente "Sí."

En 1910, después de dos años de casados y antes que Aimee hubiera cumplido veinte años, ella y su esposo emprendieron un viaje misionero a China. Aimee viajó embarazada. Debido a kas condiciones insalubres que tuvieron que soportar durante el viaje y en el lugar en el que vivían, Robert y Aimee enfermaron de malaria. El estado de salud de Robert llegó a ser muy grave y murió tan solo tres meses después de llegar a China.

UNA NUEVA OPORTUNIDAD

Aimee regresó a los Estados Unidos cuando su hija Roberta cumplió 1 mes de nacida, y un año después se casó con Harold McPherson, un hombre de negocios, con el cual tuvo a su hijo Rolf. Ella intentó llevar una vida de hogar normal, pero el llamado al ministerio seguía vivo en su corazón y su salud se deterioró mucho durante los siguientes tres años. Finalmente fue deshauciada por los médicos pero ella oía la voz de Dios que le decía: “Haz obra de evangelista. ¿Irás?”. Aimee le respondió: “Sí Señor”, y sus dolores desaparecieron. Dos semanas después había recuperado sus fuerzas y estaba completamente sana.

Harold deseaba una esposa que atendiera los niños y la casa, pero ella sabía que tenía que cumplir su voto. Aimee se fue con sus hijos a la casa de sus padres en Toronto-Canadá, dejó los niños al cuidado de la abuela Minnie y dio inicio al Ministerio al que Dios la había llamado. Un tiempo después Harold intentó unirse al ministerio, pero no se pudo adaptar a los servicios itinerantes y a la falta de futuro que él veía en ese tipo de vida. Finalmente, Harold solicitó el divorcio, se volvió a casar y llevó la vida normal que él anhelaba.

Aimee realizaba los servicios de Avivamiento bajo una carpa, viajando de ciudad en ciudad por todos los Estados Unidos y el Señor convirtió las predicaciones en servicios de milagros. Las multitudes se congregaban donde estuviera Aimee, primero por la novedad de escuchar a una mujer predicadora que hablaba de Jesús en una forma muy tierna, y también porque veían la unción que fluía en su ministerio. La abuela Minnie se unió al ministerio y empezó a llevar los niños a los servicios de Avivamiento.

En 1918, Dios la llamó a predicar a la ciudad de Los Ángeles, que se convirtió en el sitio base de su ministerio evangelístico. Por varios años, ella continuó viajando hasta conseguir el dinero para la construcción del Angelus Temple, cuya dedicación se llevó a cabo el 1º de Enero de 1923. Este templo, con capacidad para 5.300 personas se llenaba totalmente en los tres servicios diarios, siete días a la semana (al principio Aimee predicaba en cada servicio). Tenía una torre de oración en la que había intercesores 24 horas al día, un coro de cien voces y una banda de música de 36 personas. En 1923 también abrió el Instituo Bíblico Faro del Evangelismo Cuadrangular Internacional para entrenar y enviar evangelistas a todo el mundo; y en 1927 fundó la Iglesia del Evangelio Cuadrangular Internacional (Jesús el Salvador, Jesús el Sanador, Jesús bautiza en el Espíritu Santo, y Jesús el Rey que viene), la cual es una de las ramas más distinguidas del Pentecostalismo, se ha extendido en todos los continentes y se mantiene fiel a su misión de evangelizar el mundo.

Aimee daba la bienvenida a todos en una época de terrible segregación en el sur de los Estados Unidos. Invitaba a todos a sus reuniones, predicaba en los barrios pobres de las ciudades, pasó por encima de las barreras raciales y en muchos de sus servicios se convertían hasta miembros del Klu Klux Klan. También ayudó a muchos de los ministerios hispános que comenzaron en Los Ángeles, y era muy especial con el pueblo gitano. Durante la Gran Depresión ayudó a más de un millón de personas empobrecidas en grado sumo.

TIEMPOS DE CRECIMIENTO

Mientras celebraba una reunión del Avivamiento en San Francisco en abril de 1922, Aimee sintió el llamado a ser la primera mujer que predicara en la radio. Compró una emisora de radio y fue la primera mujer en obtener una licencia de radio y fue autorizada para operar la estación KFSG. Esta es la más antigua estación cristiana del mundo. Su voz se volvió famosa alrededor en Los Angeles, en los Estados Unidos y por todo el mundo.

Era conocida dentro y fuera de la Iglesia. En cada ciudad asistían a sus servicios los líderes locales y los pastores de iglesias locales de cada denominación. El Angelus Temple participaba en los desfiles de las ciudades, e incluso rivalizó con Hollywood en cuanto a publicidad del ministerio. Esto atrajo multitudes de personas que de otra forma no hubieran entrado a una Iglesia a escuchar el mensaje de salvación.

Ella creyó que debía ulizar los medios masivos de comunicación, y aprovechar cada oportunidad para presentar el Evangelio a tanta gente como le fuera posible. Fue una mujer en un mundo dominado por los hombres pero nunca dejó que esto la detuviera, porque tenía la certeza que Dios la llamó a ganar almas para Él. Decía que el amor por las almas es un fuego que quema los huesos, y que mientras tuviera vida, la dedicaría a cumplir esta Gran Comisión.

Fue conocida cariñosamente como la hermana McPherson. Tenía muchos seguidores, pero también tenía detractores que suscitaban contiendas por la ropa que ella usaba para predicar, el maquillaje, las joyas, por su oratoria, y por sus entradas dramáticas y originales. Por ejemplo, en un sermón sobre Jonás hizo construir una ballena gigante; en otra ocasión cuando iba a celebrar un servicio de Avivamiento para los Policías de la ciudad, llegó vestida de policía y manejando una motocicleta de policía.

Aimee escribió numerosos libros, más de 180 canciones, siete óperas sagradas y trece dramas-oratorios. Su vida y su obra permanecen a través del tiempo, y los frutos de su ministerio dan fe de la poderosa unción del Espíritu Santo que reposó sobre ella (“Por sus frutos los conoceréis…” Mateo 7:16). Smith Wigglesworth dijo que la más grande unción del Espíritu Santo que él había sentido siempre había sido en las reuniones de Aimee Semple McPherson.

La hermana McPherson partió con el Señor, el 27 de septiembre de 1944, cuando se preparaba para la ceremonia de dedicación de una Iglesia en Oakland, California. A su funeral asistieron miles de personas. Los servicios conmemorativos fueron llevados a cabo en su cumpleaños, el 9 de octubre, en el Angelus Temple, y al cementerio solo alcanzaron a entrar 2000 personas aproximadamente (de las cuales 1700 eran Pastores que habían sido ordenados por ella).

LA HABITACIÓN SECRETA DE LA FAMILIA TEN BOOM

 
En absoluto silencio y en una completa oscuridad, seis personas, cuatro de ellas judías, permanecían encerradas en una minúscula habitación secreta. No había espacio para moverse, dos podían sentarse mientras que cuatro permanecían de pie. La Gestapo las buscaba por toda la casa, sabía que estaban escondidas en algún rincón, pero le era imposible descubrirlo: una falsa pared y un armario ocultaba el minúsculo habitáculo que los propietarios de la vivienda, la famila ten Boom, habían creado para salvar la vida de aquellas personas y la de cientos de judíos perseguidos y desesperados.


La familia ten Boom en 1902

La familia ten Boom estaba integrada por los padres, Casper y Cor; cuatro hijos, Betsie, Willem, Nollie y Corrie; y tres tías, Jan, Bep y Anna. Durante la ocupación nazi de Holanda, los ten Boom, ocultaron en su hogar, conocido como Béjé (en la calle Barteljorisstraat, nº 19, en el centro de Haarlem, Holanda), a numerosos judíos y a otras personas que temían ser obligadas a trabajar para los nazis.


Los cuatro hermanos de izquierda a derecha: Betsie, Willem, Nollie y Corrie


Casper era un relojero de gran prestigio en Haarlem. Durante el Holocausto, sus hijos ya eran mayores y su mujer había fallecido. Betsi y Corrie no se habían casado y vivían en el hogar familiar. En 1922, Corrie se convirtió en la primera mujer con licencia de relojero en los Países Bajos. Willem se había graduado en la escuela de teología y se había interesado enormemente por el problema del antisemitismo. En 1927, escribió un artículo sobre este tema. Nollie era maestra, estaba casada y tenía seis hijos.



Taller de relojería de los ten Boom. Casper, al fondo, rodeado de sus empleados

Los nazis ocuparon Haarlem aplicando unas estrictas normas de control de la población. A los ciudadanos no se les permitía abandonar sus hogares después del toque de queda, que pasó de las 9:00 a las 6:00 horas pm. El himno nacional holandés, “Wilhemus”, fue prohibido. La Gestapo reclutaba a todos los hombres de edades comprendidas entre los 17 y 30 para que trabajasen en fábricas o en el ejército. Los holandeses también conocían la persecución de los judíos y su reclusión en campos de concentración. La familia ten Boom sabía muy bien cuál sería su suerte si desafiaban a los nazis ayudando a judíos o a miembros de la Resistencia pero creyeron que era su deber hacerlo.


El Béjé, el hogar de la familia ten Boom. En la planta baja se encontraba la relojería y en la alta, la vivienda


Los cuatro hermanos ten Boom

En mayo de 1942, una mujer judía, elegantemente vestida y con una maleta en la mano, llamó a la puerta del hogar de los ten Boom. Muy nerviosa, le explicó a la familia que su marido había sido detenido varios meses antes y que su hijo había logrado huir. Los nazis la buscaban y tenía mucho miedo de regresar a su casa. Sabía que ellos habían ayudado a otra familia judía, los Weils, y se preguntaba si podría permanecer con ellos un tiempo.

Casper acogió a esta mujer y continuó ofreciendo su hogar como un lugar seguro hasta que los refugiados pudieran salir del país. Estas personas podían permanecer unos días o, incluso, meses en la casa de los ten Boom. Pero era necesario construir un escondite en el que pudieran ocultarse en caso de que los nazis vigilasen el barrio. En el dormitorio de Corrie se levantó una pared falsa de ladrillos que ocultaba una pequeña habitación. A este espacio se accedía a través de un estrecho pasadizo, que se hizo en la parte inferior de un armario, levantando un falso panel. Se colocaba una cesta con ropa de cama para llenar ese lugar y se cerraba la puerta del armario. Desde el exterior, era casi imposible descubrir el acceso a la habitación secreta.




En la imagen superior, la familia ten Boom aparece junto a algunos de los refugiados que vivieron en su hogar. Corrie es la segunda desde la izquierda en la fila superior; Casper se encuentra en frente de Corrie; Betsie está a la derecha, en la fila superior. La fotografía pertenece a Hans Poley, que sobrevivió al Holocausto (está en frente de Betsie).


La familia logró, después de numerosas prácticas, que las personas que escondiesen en su casa se introdujeran en la habitación oculta en sólo 70 segundos, después de que sonase la alarma. Durante ese tiempo, no sólo tenían que arrastrarse hasta el refugio, también debían ocultar cualquier objeto que los delatase, por ejemplo, colchones, almohadas y mantas, si era de noche, o vasos, platos y otros utensilios, si estaban comiendo.




En las imágenes superiores aparece la sala de estar, que era llamada la “habitación de la liberación”. Era el único lugar de la casa lo suficientemente grande como para que cupiesen todos. Las personas que vivían en la clandestinidad compartían con los miembros de la familia las diferentes tareas del hogar. Todos intentaban colaborar y apoyarse en aquella situación tan difícil.

En la casa había varias habitaciones que podían ocupar los refugiados, aunque no sobraba el espacio era posible adaptarse pero los alimentos sí eran un problema. Los no-judíos holandeses habían recibido una tarjeta de racionamiento con la que podían adquirir bonos semanales para comprar alimentos. Estos alimentos eran escasos de modo que era necesario acceder a más tarjetas de racionamiento. Corrie conocía muy bien a muchas familias de Haarlem, gracias a sus obras de caridad. Recordó que una pareja tenía una hija con discapacidad que ella había ayudado. El padre era un funcionario que estaba por entonces a cargo de la oficina de las tarjetas de racionamiento. Una noche, Corrie se presentó en la casa de este funcionario sin previo aviso. Él parecía saber cuál era el motivo. Cuando le preguntó cuántas tarjetas de racionamiento necesitaba, Corrie, que había ido a por cinco, sorprendentemente, se atrevió a pedirle cien.

La Gestapo, con la ayuda de un delator, detuvo a seis miembros de la familia el 28 de febrero de 1944 en torno a 12:30. Un individuo llamó a la puerta de los ten Boom pidiendo ayuda. Habían detenido a su mujer por ocultar a judíos y necesitaba dinero para sobornar a la policía y lograr su liberación. Corrie y Betsie no lo habían visto nunca y presentían que aquel individuo no era sincero pero ¿y si era cierto lo que decía? Después de un momento de duda, decidieron ayudarlo. Realmente, el hombre era un espía y, en unos minutos, oficiales nazis invadieron la casa. Sabían que algo comprometedor encontrarían en ella. Pero, además, Betsi tuvo un descuido que confirmó las sospechas. Los ten Boom colocaban en una ventana un signo para que las personas que necesitasen refugiarse en su casa supiesen que no había peligro y que era un buen momento. Si la situación cambiaba, el signo era retirado. Un miembro de la Gestapo, que vigilaba la casa desde el exterior, vio como Betsie retiró la señal de la ventana en el momento en que los oficiales allanaban la vivienda. Los alemanes, al descubrir que aquel símbolo era una señal de aviso, lo volvieron a colocar en su lugar y detuvieron a los que fueron llegando después, creyendo que la casa era segura. Unas treinta personas fueron detenidas y llevadas a prisión.


Sin embargo, las personas que se encontraban refugiadas en el hogar de los ten Boom sí pudieron ponerse a salvo. En aquel momento se encontraban en la casa cuatro judíos (dos hombres y dos mujeres) y dos trabajadores del metro, que lograron esconderse rápidamente en la habitación secreta. La señora más mayor, Mary Italle, tenía asma y tuvo muchas dificultades para acceder a la habitación secreta. Corrie la ayudó y cerró el panel del armario sólo unos segundos antes de que un policía nazi apareciese en su habitación. Los refugiados permanecieron en este pequeño espacio dos días y medio, sin comer ni beber.

Corrie y Betsy fueron interrogadas por miembros de la Gestapo, que les preguntaron una y otra vez dónde escondían a los judíos. Aunque fueron brutalmente golpeadas, las dos mujeres se negaron a hablar.

La Gestapo comenzó a inspeccionar la casa minuciosamente pero no encontró la habitación secreta. Los alemanes localizaron un lugar en la escalera en el que se escondían las tarjetas de racionamiento y los pasaportes falsos.

La familia ten Boom fue inmediatamente detenida. Un oficial se apiadó de Casper, que tenía 84 años, y le ofreció dejarlo libre si le aseguraba que no iba a causar más problemas en el futuro. Casper contestó que no podía prometérselo, de modo que también se lo llevaron.

Dos días después, un agente de la policía holandesa se puso al servicio de los alemanes que estaban vigilando la casa. Pero, en realidad, este individuo era miembro de la Resistencia y había acudido para intentar liberar a los refugiados. Encontró una oportunidad para sacarlos a través de los tejados de los vecinos, que colaboraron para que pudieran escapar. También el agente de policía tuvo que desaparecer para evitar el castigo de la Gestapo.

Por ayudar a los judíos la familia ten Boom fue enviada a diferentes cárceles y campos de concentración. La policía nazi subió a todos los detenidos en furgonetas y los llevó a la cárcel de la ciudad, una antiguo gimnasio. Después fueron enviados a la prisión de Scheveningen. Corrie y Betsie fueron separadas de su padre y ya no volvieron a verlo nunca más. Corrie tenía la gripe, por lo que fue puesta en régimen de aislamiento.

En prisión, Corrie llegó a enterarse de que su padre falleció a los diez días de su detención. También su hermano Willem, el hijo de éste, Christiaan, de 24 años, y otros miembros de su familia murieron como consecuencia de su encarcelamiento, pero de estas tristes noticias se enteraría mucho después.

Cuando se restableció de su enfermedad, Corrie asistió a su primera audiencia. El oficial Rhams llegó a apreciar a esta valerosa mujer y a tener cierta complicidad con ella. Le gustaba escuchar detalles de su vida familiar y, según afirmó la propia Corrie, las conversaciones que mantuvieron los dos trajeron algo de felicidad en aquella etapa tan dura de su vida.

Pero esta felicidad duró poco tiempo. Corrie, Betsie y otras reclusas fueron trasladadas a Vught, un campo de concentración en Holanda. Las condiciones eran terribles, mucho más severas que en el de Scheveningen. Si alguna norma se infringía, todo el campamento era castigado. A veces, los prisioneros eran enviados a un armario donde permanecían encerrados con las manos atadas por encima de sus cabezas.

Después de unos meses en Vught, que parecieron una eternidad, Betsie, Corrie y otros prisioneros fueron trasladados, de nuevo, a otro campamento. Esta vez, a la tierra más temida: Alemania.

Tras cuatro largos días de viaje, los prisioneros llegaron a Ravensbrück, próximo a Berlín, el lugar más horrible en el que Betsie y Corrie habían estado. Al menos en Vught y Scheveningen, los presos eran llamados por sus nombres pero en Ravensbrück sólo eran un número.

Las condiciones de vida en este campo de concentración eran inhumanas. Al parecer, más de 90.000 mujeres y niños perecieron en Ravensbrück. Betsie, cuya salud nunca había sido buena, pronto cayó enferma. Corrie suplicó a uno de los trabajadores de la cárcel que llevaran a su hermana al hospital, pero se aquel individuo se negó a hacerlo. Durante la enfermedad de Betsie, las hermanas planearon que dedicarían su vida a ayudar a las personas que sobrevivieran a los campos de concentración a superar las terribles secuelas físicas y psicológicas. Corrie escuchaba emocionada a Betsie, quería hacer realidad este sueño pero era consciente de que su hermana no estaría ya a su lado.

Finalmente, Betsie fue llevada al hospital pero era demasiado tarde. Corrie descubrió, días después, en la parte trasera del hospital varios cadáveres hacinados, uno de ellos era el de su hermana.

Sólo unos pocos días más tarde, llamaron a Corrie por su nombre. A ella le sorprendió porque estaba acostumbrada a ser sólo el prisionero 66730. Debía permanecer en el hospital por un tiempo y después quedaría libre. Como consecuencia de un error administrativo, Corrie logró sobrevivir. Existía una lista con las mujeres, mayores de 50 años, que debían ser exterminadas. Corrie, que ya tenía 53, no figuraba en esa lista, de modo que no fue conducida a la cámara de gas, en la que murieron las miles de mujeres que aparecían en la lista. Fue puesta en libertad el 25 de diciembre de 1944



Corrie ten Boom

Después de su liberación, Corrie realizó el sueño que quiso compartir con ella su hermana. Creó un campamento al que podían acudir las víctimas del nazismo. También escribió un best-seller titulado El escondite, en el que narraba las duras experiencias que vivieron los miembros de su familia durante la guerra.

Corrie murió el 15 de abril de 1983, con 91 años.

En la actualidad, la casa de los ten Boom se ha convertido en un Museo y son muchas las personas que han visitado esta residencia, que se encuentra exactamente igual que en la época de la ocupación nazi. Un gran agujero en la falsa pared ha dejado al descubierto la habitación secreta y los visitantes pueden, durante los momentos que permanecen en ella, imaginar el horror que vivieron aquellas seis víctimas del Holocausto que permanecieron más de dos días hacinadas en un pequeño espacio, angustiadas, sin poder hablar y en la más completa oscuridad.

TAGS

666 Aborto ACTUALIDAD africa ALELUYA ALEMANIA anticristo APOCALIPSIS APOSTASIA Argentina Arqueologia ARREBATAMIENTO ASAMBLEAS DE DIOS Ateismo Avivamiento BAUTISTAS Benny Hinn BIBLIA Billy Graham binladen Biografia de Luis Jordan BIOGRAFÍAS BIOGRAFÍAS DE GRANDES CRISTIANOS Bolivia Brasil Calvino Canada CANAIMA CARACAS Carlos Jimenes chile China CIELO CIENCIA CINE COCA COLA colombia CONVERCION corea del norte Corrupcion Creacion CREACONISMO Creciendo en Gracia CUBA Culto a la muerte Danny Berrios DANTE GEBEL DAVID DIAMON David Wilkerson DEPORTES DIEZMOS DIVORCIO DOCTRINA DOLAR DROGAS Ecuador ecumenismo EGIPTO El Salvador EMIGRACION EMISORA EVANGELICA EPIDEMIA ES ESPAÑA ESPIRITU SANTO ESTADO ISLAMICO Estados ESTADOS UNIDOS ESTUDIO ESTUDIOS BIBLICOS europa eutanasia EVANGELISMO EVANGELISTA: JOHN SOTO. EXPOLIT extremismo religioso Facebook FALCON Falsas doctrinas FAMILIA Felix Llera. fema FEMA EN USA FERNANDO CLAURE Fernel Monroy francia Franklin Graham G12 GAZA genocidio gripe porcina GUATEMALA GUAYANA Haiti Halloween Hamas Hambre Herejía HISTORIA homosexualismo honduras HOTELES idolatria IGLESIA IGLESIA BAUTISTA Iglesia Católica IGLESIA DE DIOS INDONESIA INDUSTRIA infidelidad Inglaterra INMIGRACION internet Iran ISLAM Israel italia JAIME PUERTAS JESUS JORGE RASHSKE Justicia KAKA LA BIBLIA LA IGLESIA METODISTA LA IGLESIA PRESBITERIANA LA VENIDA DE CRISTO Lilly Goodman LOS MENONITAS Luis Jordan Luis Palau Luna luteranos LUTERO LUZ DEL MINDO LUZ DEL MUNDO PERU YOUTUBE Maranatha MARCAS MARCIANO DURAN MARCOS WITT MATRIMONIO MEDIO ORIENTE MENSAJES MEXICO Michael Jackson Microchip MISIONES MONEDA UNICA MUNDIAL MORMONES MOVIMIENTO MISIONERO MUNDIAL MUERTE MUNDO CURIOSO Muro de Berlin MUSICA MUSICA CRISTIANA narcotrafico NEGOCIOS nicaragua Nicky Cruz NOEMI AVILA NOTICIAS Noticias Alfa y Omega NUEVO ORDEN MUNDIAL Obama Obama e Israel OBESIDAD OCULTISMO ONU Oracion OVNIS Padre Alberto Palestina PANAMA PAPA paraguay PAREJA PASTOR pastores PENTECOSTALISMO persecusion PERU PORNOGRAFIA PREMIOS ARPA Profecia PUERTO RICO racismo Radio cristiana Reforma religion RELIGIONES REPUBLICA DOMINICANA Restauracion Rick Warren Roberto Moll RUMBO A SODOMA rumores de guerra Rusia SALTO ANGEL SALUD SALVACION SANDY OTAÑO SANIDAD SANTERIA Santo Domingo SATANISMO SECTAS Y HEREJIAS sexo sida Siria SODOMA Y GOMORRA SURAFRICA TABACO tecnologia Templo Judio Tercer templo Tercera guerra Mundial TERREMOTOS TERRORISMO Testigos de Jehova Tiempo Final Tommy Moya TRIBULACION TURISMO TV CRISTIANA UNIÓN EUROPEA Uruguay USA VATICANO Venezuela Venida de Cristo Verichip 666 Vida Cristiana VIDEOS VIOLENCIA Wayne Simien Wilmer Liendo YIYE AVILA Yiye Avile YOUTUBE YOUYUBE YURI