...

Mostrando entradas con la etiqueta Iglesia Católica. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Iglesia Católica. Mostrar todas las entradas

Alianza Bautista Mundial apoya oficialmente al Papa Francisco

La Alianza Bautista Mundial (ABM), -42 millones de Bautistas en 227 organizaciones miembros en 121 países- ha celebrado la elección de nuevo Papa de la Iglesia Católica y en un comunicado oficial ha expresado su apoyo hacia el Pontífice.
John Upton, presidente de la ABM expresó que “la Alianza Bautista Mundial celebra con la Iglesia Católica el anuncio de Jorge Mario Bergoglio, como el Papa Francisco.

El gecretario general de ABM, Neville Callam, señaló que el Papa Francisco es una “contribución positiva a la realización de la visión de que la iglesia refleje la gran oración sacerdotal del Señor”.
El proceso de discernimiento en oración de la Iglesia Católica en la selección del Papa ha sido un consuelo para todos nosotros”, dijo Upton. “El Papa Francisco tendrá nuestras oraciones al comienzo de su responsabilidades”.
Upton, representará a la Alianza Bautista Mundial durante la inauguración del Papa Francisco el 19 de marzo en el Vaticano.

Papa Francisco busca en documentos secretos del Holocausto si el Papa Pío XII guardó silencio

Antes de visitar Israel, un viaje previsto para mayo, el Papa Francisco, anunció que autorizó la apertura de los archivos secretos sobre el Holocausto.
El nuevo líder dice la Iglesia Católica “no debe temer a la verdad” aunque la revelación de estos documentos puede mostrar las relaciones entre el Papa Pío XII (1939-1958) y el nazismo.
La apertura de los archivos, que son secretos desde 1939, depende del Pontífice, quien puede autorizar su consulta, lo que hasta ahora no había sido hecho al parecer por respeto a aquellas personas que aún viven y por el elevado número de documentos a clasificar.

Según el diario español El País los documentos contienen acusaciones hechas contra el Papa Pío XII. Los cargos dicen que el líder católico de la época decidió permanecer en silencio ante el asesinato de judíos durante la Segunda Guerra Mundial.
Cuando Jorge Mario Bergoglio era todavía arzobispo en Buenos Aires, Argentina, él escribió un libro con el rabino Skorka y tuvo que responder a la pregunta acerca de este tema y dijo que si en estos archivos encontraban algo que comprometiese a la Iglesia, sería necesario reconocer el error y pedir disculpas.
“Es posible que anuncie su apertura pronto”, dijeron fuentes de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que precisaron que la documentación está computarizada, lista para ser consultada por historiadores y expertos, como exige el Vaticano.
Sin embargo, algunas fuentes del Vaticano garantizan que la figura del Papa Pío XII no fue tan terrible como parece. En 2009 la Iglesia llegó proclamarlo como “venerable”, el primer paso antes de la beatificación fue la comunidad judía que se manifestó en contra.

Papa Francisco: “La desunión entre católicos y evangélicos es obra del diablo”

Papa Francisco ha dicho que es el mismo diablo es el causante de que los evangélicos, católicos y otras denominaciones estén divididas. Él rechazó la idea de que es una herejía creer que todos los cristianos sean uno.
“La división es la obra del “Padre de las Mentiras”, el Padre de la discordia”, que hace todo lo posible para mantenernos divididos”, dijo Francisco en un mensaje en vídeo tras una reunión patrocinada por el Movimiento Juan 17, según Catholic Herald.

“Siento que al decir esto puede sonar controvertido, o incluso herético, tal vez”, agregó. “Pero hay alguien que “sabe” que, a pesar de nuestras diferencias, somos uno. Es él quien nos está persiguiendo. Es él quien está persiguiendo a los cristianos de hoy”, resaltó el Papa.
Francisco añadió que el diablo “sabe que los cristianos son discípulos de Cristo, que son uno, ¡que son hermanos! No le importa si son evangélicos, ortodoxos, luteranos, católicos o apostólicos… no le importa, porque son cristianos”.
El líder de la Iglesia Católica Romana insistió en que “la división es una herida en el cuerpo de la iglesia de Cristo.
Y no queremos que esta herida se mantenga abierta”, dijo, instando a los cristianos a buscar la unidad juntos y orar unos por otros.
El video fue compartido por el Movimiento Juan 17 en Phoenix, inspirada en el pasaje de la Biblia en el que Jesús ora por la unidad de sus discípulos.
El Movimiento dice en su web oficial que su visión es que los cristianos respondan a la oración final de Jesús.
“En la víspera de su muerte, Él declaró: “Padre, que pueden todos creer en mí y ser uno para que el mundo sepa que me enviaste”. Este último motivo se erige como la dirección estratégica de mayor autoridad para los seguidores de Jesús”, dijo el Movimiento.
“Al responder, la iglesia en toda su rica diversidad, va a surgir como el atractivo de la ciudad en una colina, demostrando potentemente la autenticidad de las afirmaciones de Jesús”.
Francisco ha hecho el llamado a la unidad cristiana a una de las principales misiones de su papado, y ha extendido la mano a los cristianos de diferentes denominaciones en varias ocasiones.
En julio 2014 se convirtió en el primer Papa en hacer una visita oficial a una iglesia pentecostal, cuando habló en la Iglesia Evangélica de la Reconciliación en la sureña ciudad de Caserta, Italia.
“Alguien va a estar sorprendido: ‘¿El Papa fue a visitar a los evangélicos?’, Pero fue a ver a sus hermanos”, dijo el Papa a los 350 fieles que estaban presentes en la iglesia, y ofreció sus disculpas por la persecución que sufrieron los pentecostales en manos de la Iglesia Católica Romana.

Israel decepcionado porque Vaticano reconoció el “Estado de Palestina”

Está previsto que el Papa Francisco reciba este sábado 16 de mayo en audiencia privada en El Vaticano al presidente de la Autoridad Nacional de Palestina, Mahmud Abbas, un día antes de la canonización de dos monjas palestinas.
El Gobierno de Israel se decepcionó por la decisión de El Vaticano de reconocer el «Estado de Palestina» en un acuerdo sobre «aspectos esenciales de la vida y la actividad de la Iglesia Católica en Palestina» que se firmará próximamente.
Fuentes del Ministerio de Exteriores de Israel citadas por el diario israelí «The Jerusalem Post» han afirmado que la decisión de El Vaticano «aleja al liderazgo palestino de volver a las relaciones bilaterales directas».

Horas antes, el subsecretario vaticano para las Relaciones con los Estados, monseñor Antoine Camilleri, indicó en una entrevista con el diario oficial de El Vaticano, el «Osservatore romano», que «sería positivo que el acuerdo ayudara a que los palestinos vieran establecido y reconocido un Estado de Palestina independiente, soberano y democrático que viva en paz con Israel y sus vecinos».
Asimismo, afirmó que esta firma «puede animar a la comunidad internacional, especialmente a las partes interesadas, a llevar a cabo una acción más incisiva para contribuir al restablecimiento de una paz duradera y a la solución de los dos estados». «Esta sería una bella contribución para la paz y la estabilidad en una región tanto tiempo afligida por los conflictos», subrayó.
Está previsto que el Papa Francisco reciba este sábado 16 de mayo en audiencia privada en El Vaticano al presidente de la Autoridad Nacional de Palestina, Mahmud Abbas, un día antes de la canonización de dos monjas palestinas.
EFE: El papa Benedicto XVI recibió en 2012 al presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás
Fuente: ABC

Celebran misa para católicos homosexuales en Inglaterra

Celebran misa para católicos homosexuales en Inglaterra
LONDRES.- Un cardenal celebró una misa católica de "bienvenida" para feligreses homosexuales, siendo este la primera vez que se realiza una ceremonia de este tipo en Londres.

El Cardenal Vincent Nichols, ofició la misa durante su visita pastoral a la parroquia ubicada en el centro de la ciudad, donde se prohibió cualquier tipo de registro del evento, como tomar fotografías o grabar, según dicen, para respetar la privacidad de la ocasión, publica el sitio Catholic Herald.

A raíz de los comentarios disconformes con esta actividad, un portavoz del cardenal aclaró que la misa no era específicamente "para los católicos homosexuales", sino para todos los feligreses.

"En nuestra primera lectura de esta tarde, hemos oído estos audaces palabras de San Pedro: "Dios no tiene favoritos, pero cualquier persona que teme a Dios y hace lo que es correcto es aceptable a Dios"", dijo Nichols.

A raíz de una decisión anterior por el cardenal Nichols, el Consejo Pastoral Católica de LGBT de Westminster, trasladó sus reuniones de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y de San Gregorio en el Soho de Londres a la Iglesia de los Jesuitas de la Inmaculada Concepción en marzo de 2013.AcontecerCristiano.Net

Obispo colombiano defiende la homosexualidad: Jesús nunca dijo, ¡machitos los quiero!

monsenor_juan_vicente_cordoba_colombia_14may2015Bogotá, 14 may (EFE).- El obispo de la localidad bogotana de Fontibón, monseñor Juan Vicente Córdoba, encendió hoy una gran polémica en Colombia al defender abiertamente la homosexualidad y asegurar: “no sabemos si alguno de los discípulos (de Cristo) era ‘mariconcito’”.

Esta declaración, acompañada de otras similares, todas ellas en defensa de la comunidad LGTBI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales), las ofreció durante un foro celebrado en la Universidad de los Andes, en Bogotá, sobre la adopción y matrimonio entre parejas del mismo sexo, y que posteriormente fueron replicadas por televisiones y emisoras de radio colombianas.
“Estas no son batallas de penes o vaginas” y “no sabemos si alguno de los discípulos era “mariconcito” o si Magdalena era lesbiana, pero parece que no porque bastantes pasaron por sus piernas”, manifestó.
Defendió que las conductas discriminatorias no son propias de la religión católica porque, recordó, en la Biblia no se recogen frases que en Colombia usualmente se usan para atacar a personas homosexuales.
“Jesús nunca les dijo (a las mujeres): ‘¡brutas, qué impresión!’, tampoco (a los hombres): ‘¡machitos, los quiero!”, expresó en tono jocoso el religioso, quien preside la Comisión de Promoción y Defensa de la Vida, una de las que integran la Conferencia Episcopal.
El obispo dejó claro que la homosexualidad “no es pecado” y remarcó: “un homosexual puede ser santo, un heterosexual puede ser santo o no santo”.
Frente a estas opiniones, un portavoz de la Conferencia Episcopal reconoció a Efe que están “extrañados” por lo sucedido y que, por ahora, no habían logrado ponerse en contacto con monseñor Córdoba.
La misma fuente agregó que una vez se aclaren los hechos esperan emitir un comunicado oficial, en el que también prevén incluir la posición de la Conferencia Episcopal frente a la adopción y el matrimonio homosexual.
En Colombia el matrimonio homosexual se encuentra en un vacío legal, ya que el Congreso aún no ha legislado sobre el matrimonio igualitario tal y como le encomendó la Corte Constitucional en 2011, cuando dio dos años de plazo a los congresistas para abordar este asunto.
En cuanto a la adopción por parte de parejas del mismo sexo, el caso está en manos de la Corte Constitucional, que dirime en estos momentos una ponencia que podría dar luz verde a esta posibilidad. EFE

Papa Francisco ora por la unidad con cien pastores evangélicos en el Vaticano

Papa Francisco ora por la unidad con cien pastores evangélicos en el Vaticano
El Papa Francisco se reunió en el Vaticano con cien pastores pentecostales, encabezados por el pastor italiano Giovanni Traettino, quienes oraron juntos por la unidad.

La Oficina de Información del Vaticano, informó que el encuentro se realizó en forma privada a pedido de los pastores pentecostales, "porsimpatía y aprecio que le tienen al Papa", según informa Vatican Radio.

Los pastores que asistieron al encuentro con el Papa, procedían de diversos lugares del mundo. El pastor Traettino solicitó la reunión, "que se caracterizó por el espíritu de oración por la unidad".

El Papa estuvo acompañado por el cardenal Kurt Koch, presidente del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos, comprometido en construir el diálogo entre cristianos de otras denominaciones fuera de la Comunión con la Iglesia de Roma.

Cuando el Papa Francisco visitó Caserta, en el sur de Italia, el pasado 28 de julio de 2014, pidió disculpas por las persecuciones durante la época del fascismo contra los pentecostales, en las que, reconoció,participaron algunos católicos.

Después de esa visita, el Papa volvió a la ciudad ya mencionada para mantener un encuentro privado con el pastor evangélico, Giovanni Traettino, amigo personal que ya conocía desde que era arzobispo de Buenos Aires; allí saludó a la comunidad protestante en la Iglesia Pentecostal de la Reconciliación.

La visita del grupo pentecostal podría ser un intercambio de cortesía al Papa, quien fue el primer Pontífice en salir del Vaticano para encontrar la Comunidad de la Iglesia Evangélica Pentecostal.AcontecerCristiano.Net

Camino al Anticristo: El Vaticano aboga por un gobierno mundial

vaticano-720x400
El Pontificio Consejo de la Justicia y de la Paz apuntó que la propuesta difundida el lunes no sede ser vista como un documento papal.
Entre sus responsabilidades estaría promover sistemas monetarios basados en mercados libres
CIUDAD DEL VATICANO – El Vaticano propuso el establecimiento de un gobierno mundial capaz de coordinar acciones políticas consensuadas como alternativa para estabilizar la economía, en plena crisis a causa de los excesos del neoliberalismo.
Estas declaraciones fueron incluidas en una nota oficial del Pontificio Consejo de la Justicia y de la Paz titulada “Por una reforma del sistema financiero y monetario internacional en la prospectiva de una autoridad pública de competencia universal”.
El texto -difundido en italiano, francés, español e inglés- destacó la necesidad del establecer una “autoridad política mundial” que supere las lógicas reduccionistas de los actuales mecanismos de coordinación como el Grupo de los Ocho (G-8) o el Grupo de los Veinte (G-20), vistos más como “clubes de amigos”.
Urge una reforma
La Santa Sede se pronunció a favor del establecimiento de impuestos a las transacciones financieras, conocidos coloquialmente como “tasas Robin Hood”, y aprobó la recapitalización de los bancos incluso con capitales públicos, condicionados siempre a “prácticas virtuosas”.
Además constató la exigencia de un organismo que desarrolle las funciones de una especie de “banco central mundial” que regule el flujo y el sistema de los intercambios monetarios, con el mismo criterio que los bancos centrales nacionales.
En un libreto de 40 páginas el organismo vaticano dejó en claro la necesidad de reformar las actuales instituciones internacionales, desde la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hasta el Fondo Monetario Internacional.
Bien común universal
“Resulta cada vez más evidente la creciente interdependencia entre los Estados y las regiones del mundo, y la necesidad de respuestas, no sólo sectoriales y aisladas, sino sistemáticas e integradas, orientadas hacia el bien común universal”, indicó.
“Si no se sigue ese camino, también el derecho internacional, no obstante los grandes progresos alcanzados en los diversos campos, correría el riesgo de estar condicionado por los equilibrios de poder entre los más fuertes”, agregó.
Según la propuesta dicha autoridad pública debería tener las estructuras adecuadas para convertirse en un contrapeso al egoísmo que promueven mercados financieros de carácter prevalentemente especulativo, perjudiciales para la “economía real”, especialmente de los países más débiles.
Mercados libres
Entre sus responsabilidades estaría la de promover sistemas monetarios basados en mercados libres y estables que promuevan al desarrollo sostenible, el progreso social de todos, se inspiren en los valores de la caridad y de la verdad.
“Una autoridad con un horizonte planetario, que no puede ser impuesta por la fuerza, sino que debería ser la expresión de un acuerdo libre y compartido, más allá de las exigencias permanentes e históricas del bien común mundial, y no fruto de coerciones o de violencias”, dijo.
“La autoridad mundial debería, pues, involucrar coherentemente a todos los pueblos en una colaboración a la que están llamados a contribuir con el patrimonio de sus propias virtudes y civilizaciones”, añadió.
Elegido por consenso
La nota, que no debe ser considerada como un “documento papal” sino sólo como la contribución de un organismo vaticano, precisó que ese nuevo gobierno debe ser resultado de un consenso que involucre a todas las naciones de la tierra.
Estableció que se trataría de una institución “súper partes”, es decir ubicada por encima de toda visión parcial y de todo bien particular, en vistas a la realización del bien común.
Advirtió que sus decisiones no podrán ser el resultado del pre-poder de los países más desarrollados sobre los países más débiles, deberán responder al interés de todos y no sólo en ventaja de algunos grupos privados o gobiernos nacionales.
Al amparo de la ONU
El documento indicó a las mismas Naciones Unidas, en razón de la amplitud mundial de sus responsabilidades, como el punto de referencia para el “largo camino” que requerirá la constitución de dicha autoridad.
“En un mundo en vías de una rápida globalización, remitirse a una Autoridad mundial llega a ser el único horizonte compatible con las nuevas realidades de nuestro tiempo y con las necesidades de la especie humana”, apuntó.
“No ha de ser olvidado, sin embargo, que este paso, dada la naturaleza herida de los seres humanos, no se realizará sin angustias y sufrimientos”, constató.

¿Iglesia Cristiana? SEMEJANZAS ENTRE LA IGLESIA CATOLICA ROMANA Y LA RELIGION PAGANA

A continuación veamos GRANDES SEMEJANZAS entre la religión Babilónica (religión pagana dirigida hacia Satanás) y la religión Católica:



Semiramis la reina del cielo era virgen, y a ella había que orar e adorar y por medio de ella vinó la salvación----- La iglesia católica romana tiene Virgen María, quien es la reina del cielo, a quien hay que orar e adorar, y quien es la mediadora entre un católico y Jesús.
 

En la religión de Babel habia el culto de la Madre y el Niño, representado en las pinturas e imágenes como un infante o niño en brazos de su madre. En torno a la cabeza de la madre se ponia la luna y a la cabeza del niño una aureola ----- La iglesia católica tiene la estatua de María, donde María tiene en sus brazos el Niño Jesús.
 
 En la religión de Babel se confesaba los pecados en secreto para los sacerdotes -----La iglesia católica romana tiene el confesionario, donde el sacerdote declara los pecados perdonados a la persona.


En la religión de Babel también se recibió la limpieza de sus pecados y la nueva vida (renacimiento) por medio de rociar el agua ----- En la iglesia católica romana también la salvación se ha vinculado al sacramento del Bautismo de agua.
 

 
En la religión de Babel se usaba rosarios ----- En la iglesia católica romana se los usa también.


En la religión de Babel el 25 de diciembre era el cumpleaños de dios muerto -----La iglesia católica romana estableció el 25 de diciembre como fecha del nacimiento de Jesús. La verdadera fecha del nacimiento de Jesús fue el cambio de septiembre/octubre. 

 
En la religión de Babel había un consejo de los sacerdotes, liderado por el sumo sacerdote ----- En la iglesia católica romana el papa lidera a los cardinales. 


En la religión de Babel los sacerdotes no podían casarse, fue prohibido para ellos -----Los sacerdotes de la iglesia católica de Roma no pueden casarse, han hecho la promesa del celibato. 

 
En la religión de Babel se adoraba a las estatuas e imágenes de los dioses falsos ----- En la iglesia católica romana se adora la estatua de María y las imágenes de los santos. 



COMO VEMOS SATANÁS SIGUE ACTUANDO DE LA MISMA MANERA, PERO LO GRAVE ES QUE AHORA ESTÁ RELIGION SE LA CONSIDERA CRISTIANA. ENGAÑANDO DE ESTA FORMA AMILLONES DE PERSONAS QUE DE MUY BUENA FE DEPOSITAN SU CONFIANZA EN ELLA.

Testimonio de Aníbal Pereira Dos Reis, ex Sacerdote Católico Romano

Si hubiera permanecido en el catolicismo romano no hubiera encontrado a Jesús
Aníbal Pereira Dos Reis

Nací en San Joaquín de Barra, en el estado San Pablo en Brasil el 9 de marzo de 1924, en una familia profundamente arraigada en el catolicismo. Mi padre era portugués y para no ser una excepción a la regla, se había adherido a los admiradores de la Señora de Fátima, la suerte y el buen vino. Mi madre era de origen italiano y se jactaba del trono dorado del papa en la península italiana.

Desde mi temprana edad, el padre de mi madre, muy devoto en las prácticas religiosas, solía llevarme a los solemnes ritos católicos de la Iglesia Madre.

Antes de los siete años, ya asistía regularmente a la parroquia para la instrucción en el catecismo. En una oportunidad un sacerdote obeso nos habló, lleno de energía y vivacidad, acerca del infierno. Nos mostró el peligro, pero no nos dio ni siquiera una mínima clave de cómo salvarnos de ese peligro.

El día de la Primera Comunión
Hice la primera comunión el 1 de mayo de 1932. Me movían los más puros sentimientos. Sin embargo un incidente ensombreció la solemne atmósfera de esa hora. "Toad", uno de nuestros compañeros comenzó a gritar cuando el sacerdote le puso la hostia en la lengua: "¡La hostia se ha pegado, Padre!" El sacerdote se acercó rápidamente al nervioso niño y le ordenó que se callara y que no sacara la hostia del "cielo de la boca" con los dedos. Tocar la hostia con los dedos era sacrilegio. Después de salir de la iglesia, los niños y niñas se volvieron al compañero en cuestión con fuertes recriminaciones, diciéndole que había mostrado una falta total de respeto por el santo Señor.

En 1936 mi familia se mudó a Orlandia, una localidad vecina, para que mis hermanos y yo pudiéramos asistir a la escuela secundaria. Mi padre quería darles a sus hijos la oportunidad de estudiar, cosa que él no había tenido.

Pero desde mi infancia me había quedado un serio problema, era la salvación eterna de mi alma. Solía pensar constantemente en ello. Tem­blando de miedo, recordaba las palabras del sacerdote cuando nos preparábamos para la primera comunión. Nos había informado de todos los actos piadosos recomendados por un sacerdote español muy estricto. Se había despertado en mí desde muy niño, un gran deseo de servir a Dios. Al no conocer otra forma, me hice sacerdote.

El seminario y la ordenación
Me las arreglé para entrar al seminario a los diecisiete años. No era un buen ambiente. Nunca he estado en un lugar tan denigrante. Me entregué a estudiar intensamente todas las asignaturas. Sin embargo mi insatisfacción continuaba.

Fui ordenado sacerdote el 8 de diciembre de 1949 en la ciudad de Montes Claros, en el norte de Minas Gerais. El obispo diocesano me confirió la responsabilidad de organizar y dirigir el Círculo de Obreros. En verdad, esta responsabilidad cumplía con mis aspiraciones. Encontré que la práctica de la asistencia social era un alivio para mi ansiedad espiritual. Era intensamente activo, obtuve la simpatía de la gente trabajadora de toda la región y muchas alabanzas de las autoridades eclesiásticas.

Un sacerdote en el trabajo social
A comienzos de 1952, el obispo de Montes Claros fue transferido por el papa a Recife, como arzobispo. Fui incluido en ese cambio y me mudé a Recife.

En esa capital se me entregó la misión de restaurar una Compañía de Caridad. Una red de orfanatos y centros de educación católica que habían sufrido una crisis financiera en esa región. Trabajé duro, con la meta de reconstruir la imagen pública de esa institución. Cargaba con una.pesada responsabilidad. Después de poco más de dos años de trabajo, los problemas financieros de la institución se resolvieron. Los orfanatos y hogares recibieron mayor número de niños y ancianos. Los educadores se actualizaron. La prensa usó mi nombre en varias oportunidades, cosa que sirvió para protegerme.

No tengo paz frente a Dios
A pesar de esas victorias humanas y del aplauso de los admiradores, nunca sentí paz en mi alma. Ni la total dedicación a mis obligaciones en la caridad, ni la aprobación de las autoridades eclesiásticas eran una respuesta a mis tormentos espirituales. Deseaba ardientemente tener la seguridad de mi salvación, y nadie podía darme esa seguridad.

En 1960 me transfirieron a Guaratingueta en el interior del estado de San Pablo, una localidad próxima a Aparecida del Norte. Me alegró el cambio principalmente porque estaría con el "santo patrono del Brasil". Por otra parte, era la primera vez que estaría involucrado en una tarea relacionada con la gestión social. Siempre había estado preocupado por la obra social. Se suponía que debía encontrar en mis obligaciones como sacerdote la respuesta a mi ansiedad espiritual. Pero no era así.

El trabajo en la parroquia
Organicé una nueva parroquia en el distrito de Pedregulho en Guaratingueta. Trabajé duro. La construcción de una casa parroquial, un salón parroquial y tres iglesias en el plazo de tres años fueron pruebas de mi dedicación. Incluso en esta cumbre de mi vida, con una larga lista de servicios a favor del catolicismo, todavía no tenía seguridad de mi salvación.

Mi padre había muerto de cáncer pulmonar en octubre de 1956. Pasé un año entero rezando misas por el alma de mi padre. En ese tiempo toda la familia rezaba misas por él. Ni siquiera la misa católica romana, con toda su pretensión de valor infinito nos dio la seguridad de la salvación de mi padre.

Solía suplicar por esa seguridad para mí también. Pero ni siquiera el trabajo social en progreso, ni la construcción de las iglesias, ni las ceremonias que conducía, ni el ciego sometimiento a las autoridades eclesiásticas, ni el catolicismo romano estaban dándome la respuesta que necesitaba.

El odio por los evangélicos
Con mi espíritu de rigurosa sujeción a las doctrinas católicas, sentía verdadero odio por los evangélicos, a quienes me refería en las predicaciones como "cabras", mientras que los católicos eran los "cor­deros de Dios".

Hay un hecho que prueba mi tendencia antiprotestante. En oportunidad del día de Todos los Santos, en el cementerio del distrito de Pedregulho, los creyentes bíblicos estaban llevando adelante su tarea de distribuir tratados y extractos bíblicos. Con la intención de "dar gloria a Dios" (ese es el lema jesuita) y de defender a la "Santa Madre de la Iglesia Católica" resolví dañar su obra. Reuní a los niños de mi iglesia y los dividí en grupos para que estuvieran hora tras hora dentro del cementerio. La idea era recibir la literatura y destruirla en las velas encendidas detrás del funerario.

Sin embargo, a la noche, cuando hube terminado esta despiadada destrucción del material evangélico, entré en mi biblioteca para buscar algún libro que me entretuviera. Por la maravillosa gracia de Dios, me topé con la Biblia (traducida por Matos Soares).

Abrí el inspirado volumen. Leí el capítulo once del Evangelio de Juan. Sentí que me llegaba cierto alivio para mi aflicción. Sentí que una energía transformaba mi depresión espiritual. Seguí leyendo cada vez con mayor interés. Constantemente pensaba en ese capítulo.

Un comienzo en el estudio bíblico
Lentamente comencé a sentir un nuevo horizonte en mi alma. Decidí estudiar la Biblia libre de preconceptos. Sin la interferencia de nadie y solamente por medio de la Divina Gracia. Pasmado, descubrí que podemos tener absoluta y permanente certeza de ir al cielo si aceptamos cl plan de Dios.

Sin embargo seguí resistiéndome. Mi alma se había conformado al modelo de la práctica católica romana.

Hablo con mi obispo
Una cosa tenía clara,  cuando hablara con mi obispo, quería ser sincero. Él se sintió confundido con mis preguntas. En definitiva me dijo que yo estaba en Aparecida para ocuparme de la construcción de la Basíli­ca. Mis preocupaciones se convirtieron en la compra de cemento, ladrillos y herramientas. Oraba a nuestra Señora de Aparecida.

El punto crítico de Dios en mi vida
Por ese tiempo los creyentes evangélicos estaban distribuyendo folletos en Guaratingueta. Uno de ellos trataba, sobre la idolatría católica, la adoración de imágenes, etc. Para responder a todas esas afirmaciones, decidí dar una explicación de esas doctrinas desde el púlpito, decir que la adoración a las imágenes no estaba prohibida por Dios. Tomé mi Biblia, comencé la explicación leyendo el capítulo 20 de Éxodo. Salteé los versículos 4 y 5 para no dar "municiones a mis enemigos". Cuando bajé del púlpito, me sentía totalmente avergonzado de mí mismo. Decidí hacer una sincera comparación entre las doctrinas católicas y la Biblia. Entonces pude comprobar el abismo infinito que las separaba.

Comienzo a utilizar las normas bíblicas
En enero de 1963 recibí una invitación para ser sacerdote en la ciudad de Orlandia, donde había pasado mi adolescencia. Estaba encantado de volver a donde tenía tantos amigos.

Sin embargo, esa alegría no era suficiente como para borrar mi ansiedad espiritual. Me dediqué completamente al trabajo en la parroquia católica, llena de todas las deficiencias de una vieja parroquia con sus tradiciones rústicas. A pesar de la oposición de un grupo de mujeres descontentas pero piadosas, me las arreglé para desarrollar un trabajo espléndido donde todo encajaba bien, en lo posible, con las normas de la Biblia. Limpié la iglesia, retirando todos los ídolos. Mis predicaciones eran bíblicas. Mis programas diarios en la radio consistían en un sencillo comentario de la Palabra de Dios. Muchos himnos religiosos que cantábamos en los servicios eran canciones cristianas.

Además me ocurrió algo interesante, mi antiguo odio a los evangélicos se había convertido en temor. Quería hablar con un pastor, pero no tenía el valor de hacerlo. Estando en Guaratingueta decidí ir a San Pa­blo con la única intención de resolver esa situación. Al descender del colectivo en la estación, fui al correo para enviar un telegrama. En la calle del Correo había justo en ese momento un evangélico predicando. Al ver mi sotana, me desafió señalándome con el dedo y exponiéndome con sus duras palabras. Él no sabía lo que estaba ocurriendo en mi alma, y no podía adivinar el propósito de mi visita a Paulicea. Como resultado de este incidente, quedé más convencido todavía de que un pastor evangélico podría liberarme de todos mis problemas. Me volví inmediatamente a casa.

Un siervo de Dios me ayuda
En 1964 llegué cerca del fin. Ya no podía contener esa situación. En noviembre fui a Santos. Ya había trazado un plan. Vistiendo ropa civil, asistí al servicio del domingo de la Primera Iglesia Bautista y por increíble que parezca, el párrafo de la Biblia usado como base para el sermón fue justamente el capítulo once del Evangelio de Juan.

Al día siguiente pude acercarme al pastor Eliseu Ximenes. Este siervo de Dios me respondió de una manera tan amable que pronto me sentí cautivado y liberado de mi anterior prejuicio. Comenzamos a proyectar mi partida del catolicismo romano. Era apenas una partida formal, porque ya la venía realizando desde hacía mucho tiempo.

Fe en el Salvador suficiente
El 12 de mayo de 1965, con la especial protección de Dios, logré desenredarme totalmente de la iglesia romana. El 13 de junio fui bautizado en la Primera Iglesia Bautista de Santos, testificando públicamente del cumplimiento de mi fe en mi único y suficiente Salvador, Jesucristo.

Además de traerme a su Reino, Dios puso en mi corazón la tarea de predicar las Sagradas Escrituras, y dediqué íntegramente mi vida a este ministerio. Recientemente ha bendecido la obra de este humilde siervo suyo dándome la alegría de ver a cientos de almas venir al Señor Jesucristo.

En mis sermones insisto en el Plan de Dios para la salvación solo por medio de Jesucristo. Cada vez que predico puedo sentir una "comunión" más íntima con él.

Nunca antes había sentido tanto gozo espiritual como ahora. Tengo la paz total en mi corazón, porque tengo la certeza de mi salvación eterna. Mi alma ha sido purificada por la sangre redentora de Jesucristo, a quien sea la gloria por toda la eternidad.

Según el Papa sólo la Iglesia Católica puede interpretar las Escrituras

Durante su intervención en el Comité de la Biblia -desde el Vaticano-, que tuvo lugar el pasado viernes (12), el Papa Francisco, rechazó la interpretación subjetiva de la Biblia y dijo que sólo la Iglesia está autorizada para interpretar las Escrituras correctamente.
“El Consejo ha recordado con gran claridad: todo lo que se relaciona con la forma de interpretar las Escrituras que queda sometido al juicio de la Iglesia, que lleva a cabo su comisión y el ministerio divino de conservar e interpretar la palabra de Dios”, dice Francisco.
La posición del Papa evoca la “interpretación medieval”, que muchos papas aplicaron a las Escrituras como lo hizo en una ocasión Inocencio III quien escribió al patriarca griego de Constantinopla en estos términos: «Cristo ha dado el gobierno de todo el mundo a los papas» y, como evidencia conclusiva, añadió: «Pedro en cierta ocasión anduvo sobre las aguas las cuales representaban a las naciones y por lo tanto de ahí se colige que sus sucesores tenemos derecho a gobernar todo el mundo, lo cual incluye las sedes de los patriarcas griegos».
La “interpretación o exégesis medieval”, fue refutada por primera vez por el gran reformador protestante Martín Lutero quien dijo: “La Escritura es su propio intérprete, y no necesita de una autoridad superior a ella”.
Esta es una de las pocas veces que el Papa cita el Concilio Vaticano II (1962 – 1965) y la Constitución del “Dei Verbum” para hablar sobre el papel de la Iglesia.
“La Sagrada Tradición transmite la Palabra de Dios totalmente (….) Por lo tanto, la Iglesia recibe su certeza de todo lo revelado no sólo en las Sagradas Escrituras. Una como la otra debe ser aceptada y venerada con sentimientos similares de compasión y respeto”.
Esta es la tradición que afirma que la interpretación de la Biblia no debe hacerse sólo de manera intelectual, y debe ser enfrentada e insertada dentro de la tradición de la Iglesia Católica, según el Papa.
La posición medieval de Francisco, es posible que desagrade a los católicos contestatarios y protestantes que defienden el derecho a la libre interpretación de las Escrituras. Lo que el Papa no puede aceptar.
“La insuficiencia de cualquier interpretación sugestiva, o simplemente limitada a un análisis es incapaz de captar el sentido global que se ha construido hace siglos por la tradición de todo el pueblo de Dios”.

¿Es verdad que Cristo hace todo lo que dice María?


por Juan Valles | 

¿Nunca le han dicho que si le pide a la virgen puede obtener con más efectividad que si le pide a Cristo? Esto pudiera parecernos una locura teológica, pero es lo que se enseña en el catolicismo. La idea es que sólo la virgen, la madre del Señor puede apaciguar el ánimo del Salvador, por lo que ella puede mediar entre nosotros y Cristo. Se enseña desde el catolicismo que nadie desprecia una súplica de su madre, y mucho menos Jesucristo.

Para ello hay un pasaje bandera de la Escritura, desde donde basan esta doctrina. En el evangelio de Juan las bodas de Caná sirvieron para mostrar la primera señal milagrosa de Jesucristo. El pasaje dice:
"Al tercer día se hicieron unas bodas en Caná de Galilea; y estaba allí la madre de Jesús. Y fueron también invitados a las bodas Jesús y sus discípulos. Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino. Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora. Su madre dijo a los que servían: Haced todo lo que os dijere. Y estaban allí seis tinajas de piedra para agua, conforme al rito de la purificación de los judíos, en cada una de las cuales cabían dos o tres cántaros. Jesús les dijo: Llenad estas tinajas de agua. Y las llenaron hasta arriba. Entonces les dijo: Sacad ahora, y llevadlo al maestresala. Y se lo llevaron. Cuando el maestresala probó el agua hecha vino, sin saber él de dónde era, aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua, llamó al esposo, y le dijo: Todo hombre sirve primero el buen vino, y cuando ya han bebido mucho, entonces el inferior; mas tú has reservado el buen vino hasta ahora. Este principio de señales hizo Jesús en Caná de Galilea, y manifestó su gloria; y sus discípulos creyeron en él." (Juan 2:1-11, RV60).

Este pasaje es clave para el catolicismo, ya que este dogma tan importante depende de este fragmento de la Escritura, así como de un enorme apego sentimental hacia la virgen María. De tanto apego, es notorio que la iglesia católica se ha desviado de la objetividad de las Escrituras en pos de la subjetividad de la Tradición, basada en interpretaciones de hombres falibles.

Alfonso de Ligorio (quien fue canonizado como "santo" por el papa Gregorio XIV en 1839 y fue declarado "Doctor" de la Iglesia Católica por el papa Pío IX) en su libro Las Glorias de María, llega a decir frases tan encendidas como éstas:
«Hay cosas que se piden a Cristo y no se reciben, pero si se piden a María son otorgadas.» 

También llegó a decir:
«Si mi Redentor me rechaza, me arrojaré a los pies de María.» «¡Señora nuestra, en el Cielo no tenemos otro abogado que tú!»

En un libro de Francisco Lacueva (Curso de Formación Teológica Evangélica, tomo 8: Catolicismo Romano) se nos narra una leyenda que Ligorio cita, llamada las Florecillas de San Francisco, según la cual el hermano León vio una escala roja para subir al Cielo, con Cristo arriba, por la cual muchos frailes trepaban sin éxito. Vio entonces otraa escala blanca, con la Virgen arriba, por la cual se subía fácilmente, pues Marta conducía de la mano a sus devotos para que escalasen sin dificultad el Cielo. Esto da por sentado que el catolicismo prefiere ir a María que ir ante Jesús, sin importar que la Biblia otorgue la exclusividad de la mediación a Jesucristo.

¿Obedeció Jesús a María?

Pero un análisis del texto en cuestión nos puede dar otra enseñanza. El texto dice "Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino. Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora."

Observe que María se da cuenta del problema que enfrentan los novios: se acabó el vino, y acude a Jesús. William Hendriksen agrega que "María no era, probablemente, una de las personas invitadas sino más bien una de las que ayudaban a servir en la boda. Esto podría explicar por qué sabía ella que se había acabado el vino." 

Así que María observó que se acabó el vino, y lo comunicó a Jesús. ¿De que forma lo comunicó? ¿Cree usted que le dio un mandato o le hizo una solicitud? Puede que a nuestros ojos la expresión "¿qué tienes conmigo, mujer?" suene muy descortés, pero es una forma común y familiar de hablar. Aquí lo importante es lo que quiere comunicar el Salvador, lo cual dista de la interpretación de otros. Básicamente Jesús pregunta a María qué vínculo tiene ella en su misión, "¿qué tienes conmigo...?", ¿por qué te entrometes...? ¿qué te importa a ti...? Luego viene la razón de Jesús de hablar a María: "Aún no ha venido mi hora". Aquí hay que considerar que Jesús hace un reclamo sobre su independencia, donde María no debe tener injerencia. Por supuesto, el católico no entenderá esta conclusión. Hendriksen comenta:
"Ella creía que era su deber indicarle a su hijo que tenía que hacer algo para remediar la escasez de vino. Jesús le contestó: “Mujer, ¿qué tienes tú que hacer conmigo? Aún no ha venido mi hora”. Jesús sabía que todas sus acciones habían sido predeterminadas en cuanto al momento exacto de su cumplimiento. María se dio cuenta de que aunque esta respuesta tenía la forma de una suave (incluso misericordiosa) reprensión, contenía, también, una promesa..."

De igual manera piensa James G. McCarthy en su libro El Evangelio según Roma, al decir
El Señor quería que María entendiera que en su misión divina Él no estaba sometido a sus solicitudes. Jesús había venido a hacer la voluntad de su Padre celestial, no de su madre terrenal. Habiendo aclarado esto, el Señor magnánimamente y con un mínimo de fanfarria, proveyó vino para los invitados.  

Raymond Edward Brow presenta un comentario que no podemos pasar por alto En su libro El Evangelio según Juan: I-XII sugiere que el
"¿Qué a ti y a mí?" parece significar "Esto no es asunto nuestro"; en consecuencia, algunos sugieren que Jesús trata de decir a María que aquello no le importa a él ni a ella. Sin embargo, el hecho de que se refiera luego a "mi hora" indicaría que niega únicamente que le importa a él.

El Comentario Bíblico Mundo Hispano, escrito por Rubén O. Zorzoli, destaca:
Quizá María pensaba que las relaciones íntimas de madre-a-hijo que había gozado con Jesús en el hogar en Nazaret todavía estaban en pie. Con esta pregunta, Jesús quería aclarar a su madre que, a partir de ese momento, y en el cumplimiento de su misión, tendría que obedecer la voluntad de su Padre celestial (ver Luc 2:49) por encima de la de su madre. Todavía no ha llegado mi hora daría la idea de que se negaba a "tomar cartas" en el asunto.

Nuevamente me permito un comentario de William Hendriksen:
Así pues, ella esperaba un milagro, porque sabía mejor que nadie quién era él realmente. Sin embargo, todavía no se daba cuenta que la relación de madre a hijo tenía que ser sustituida por la de creyente a Salvador. Ella creía que era su deber indicarle a su hijo que tenía que hacer algo para remediar la escasez de vino. Jesús le contestó: “Mujer, ¿qué tienes tú que hacer conmigo? Aún no ha venido mi hora”. Jesús sabía que todas sus acciones habían sido predeterminadas en cuanto al momento exacto de su cumplimiento. María se dio cuenta de que aunque esta respuesta tenía la forma de una suave (incluso misericordiosa) reprensión, contenía, también, una promesa, y por ello dijo a los sirvientes (διάκονοι: ayudantes; en sentido técnico, como en Fil. 1:1, adquirió el significado de diácono): “Haced todo lo que os dijere”, sugerencia que indudablemente era necesario hacer.

Finalmente, en Respuestas a Preguntas Que Hacen los Católicos, Tony Coffey añade:
Pero el análisis sencillo del acontecimiento y del contexto no apoya la afirmación católica. En la boda, María dijo a Jesús que el anfitrión se había quedado sin vino. ¿Le sorprendió esta información? ¿Le había dicho algo que Él no supiera? ¡No! Él es Dios el Hijo y lo sabe todo. ¿Por qué se lo dijo, pues? Ella sabía quién era Jesús y que podía satisfacer las necesidades del momento. Por lo tanto, María indicó a los siervos que hicieran todo lo que Jesús les ordenara...
No hay nada en esta historia que indique que es legítimo orar a María. Para llegar a esta conclusión tenemos que pasar por alto lo que dice este relato en realidad y tenemos que darle un significado diferente del que le quiere dar Juan cuando recoge este incidente.

Basta con estos comentarios para obtener luz sobre este pasaje. Y el católico debe preguntarse de la forma más racional posible si este pasaje de Juan puede gritar más fuerte que todo un coro de voces que a gritos nos dicen lo contrario desde las páginas de la Biblia. Esta es la mejor parte.


¿Qué dirá el católico de este pasaje...?
Hay un texto bien claro en la Biblia acerca de nuestro estudio, tan claro que no permite ambigüedades. ¿Es cierto que Jesús hace todo lo que dice María? ¿Qué dirá el católico cuando sepa que la Biblia muestra algo muy diferente a esto? Nuestro pasaje dice:

Mientras él aún hablaba a la gente, he aquí su madre y sus hermanos estaban afuera, y le querían hablar. Y le dijo uno: He aquí tu madre y tus hermanos están afuera, y te quieren hablar. Respondiendo él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos? Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre.

Este texto está en Mateo 12:46-50, aunque también podemos hallarlo en Lucas 8:19-21 o Marcos 3:31-35.  Este relato constituye un poderoso argumento apologético en contra del dogma católico. El pasaje es claro: María no tiene autoridad alguna sobre Jesucristo. El Señor no sólo se negó a recibir a su madre sino a también a sus hermanos. Y más allá de lo que un católico pueda pensar, no debemos pasar por alto que Jesús le da más importancia a los que tenía alrededor que a su propia familia, indicando que su verdadera familia no era su madre y hermanos terrenales, sino los que tenía alrededor: los que hacen la voluntad de su Padre que está en los cielos. 

Hendriksen escribe al respecto: "Fue hacia sus discípulos, el círculo más íntimo, que él extendió con amor la
mano. A ellos dio este título de honor: “mi madre y mis hermanos”; sí, y “mis hermanas” también..." Es tan crudo este momento que la familia de Jesús no se vuelve a mencionar en todo el evangelio de Mateo, con excepción de María, al final del mismo.

Pregunto: ¿podemos afirmar que Jesús hace siempre lo que dice su madre? Obviamente no. Entonces, si la Iglesia Católica dicen una cosa y la Biblia dice otra, ¿a quién obedecerá usted?


¿Se contradice la Biblia?

Decir que María doblega el brazo de Cristo por nosotros es contradecir la Escritura. Decir que es a María a quien debemos acudir en oración es admitir que la palabra de la Tradición puede más que la Palabra de Dios. A continuación presento algunos textos que están en clara oposición al dogma católico de confiar en María como nuestra mediadora.

La Biblia nos dice los requisitos que debe tener alguien para poder interceder por nosotros:
"Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros". (Romanos 8:34).

Obviamente María no cumple con este perfil, no puede interceder.


La Biblia no está de acuerdo con el catolicismo en que María sea nuestro abogado. Por algo establece:
"... si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo". (1Juan 2:1)

La Biblia refuta las ideas católicas de que María puede interceder por nosotros ante un Jesús enojado. No es cierto que el Salvador no se compadezca de nosotros, pues está Escrito
"Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro." (Heb 4:15,16).

Si usted cree que María le ayuda no obedece a la Biblia, pues dice la Escritura:
"He aquí, Dios es el que me ayuda". (Salmos 54:4). 

Y también dice:
"De manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre". (Hebreos 13:6)
Según la Biblia, ¿cuántos mediadores hay entre Dios y nosotros? Si María fuera mediador, la Biblia dijera que hay dos. Pero el catolicismo viola este principio incluyendo a María en esta fórmula. La Escritura establece:
"Porque hay un solo Dios, y también un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús hombre" (1Timoteo 2:5)
Por último, ¿se recuerda que en Juan 2:5 María le dijo a los que servían "Haced todo lo que os dijere"? Siguiendo esta maravillosa recomendación de María no podemos sino obedecer. La Biblia establece:
"Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar." (Mateo 11:28)
Entonces, ?qué más prueba quiere de que no es a María sino a Cristo a quien debemos ir? ¿No le parece que es irracional y anti-bíblico el dogma católico al respecto? A continuación una historia que no debe pasar por alto.


El Testimonio de Charles Chiniquy

Charles Chiniquy fue un sacerdote jesuita por veinticinco años que terminó volviéndose protestante debido a una crisis de conciencia que le produjo la lectura de la Biblia. Como admitiera más tarde en su libro 50 Años en la Iglesia de Roma, su gran ambición era convertir a los protestantes hacia el catolicismo, el cual consideraba que era el único medio para alcanzar salvación. Pero luego se dio cuenta que la Iglesia católica no era la Iglesia de Cristo, diciendo textualmente  "Esa triste verdad no me había sido revelada por ningún protestante ni ningún otro enemigo de la Iglesia. Me lo dijo uno de sus más instruidos y devotos obispos!" . Así Charles Chiniquy nos relata lo que encontró una noche leyendo las Escrituras:
"Antes de dormir, tomé mi Biblia como siempre y me arrodille delante de Dios. Leí el capítulo doce de Mateo con un corazón devoto y un sincero deseo de entender. Extrañamente cuando llegué al versículo cuarenta y seis sentí una admiración misteriosa como si hubiera entrado por primera vez en una tierra muy nueva y santa.

Aunque había leido ese versículo y los que siguen muchas veces, llegaron a mi mente con una frescura como si nunca los hubiera leido antes. Lentamente y con intensa atención, contemplé la llegada de María a la casa para encontrarse con su divino hijo que había estado tanto tiempo ausente de ella. ¡Mi corazón palpita ba de gozo ante el privilegio de presenciar esa entrevista y oir las respetuosas palabras que Jesús dirigía a su madre! 
Con mi corazón y alma estremecidos con estos sentimientos, leí atentamente: "Mientras él aún hablaba a la gente, he aquí su madre y sus hermanos estaban afuera, y le querían hablar. Y le dijo uno: He aquí tu madre y tus hermanos están afuera, y te quieren hablar. Respondiendo él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos? Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre." (Mt. 12:46-50).  
Apenas terminé de leer el último versículo cuando grandes gotas de sudor empezaron a fluir por mi rostro, mi corazón latía con tremenda velocidad y casi me desmayé. Me senté en mi sillón esperando en cualquier momento caer al suelo. Sólo los que han oído el ruido tronante de las cataratas de Niágara y han sentido el temblor de las rocas debajo de sus pies tienen idea de lo que sentí en esa hora de agonía. Mi conciencia retumbaba como la voz de mil Niágaras diciéndome: -Predicaste una mentira sacrílega esta mañana cuando dijiste a tu congregación ignorante y engañada que Jesús siempre le concede las peticiones de su madre, María. ¿No te da vergüenza engañarte a ti mismo y a tus pobres compatriotas con semejantes falsedades absurdas?  
-Leelo nuevamente y comprende que lejos de concederle todas sus peticiones a María, Jesús siempre, excepto como niño, ha dicho no a sus peticiones. Cuando ella le pedía algo en público él siempre la reprendía... 
Me sentí tan confundido por la voz que me conmovía hasta los huesos que pensé por un momento que estaba poseído por un demonio... 
-No es la voz de Satanás la que oyes. Soy Yo, tu Salvador y tu Dios el que hablo. Lee cómo Marcos, Lucas y Juanb te dicen cómo yo recibía sus peticiones desde el día que comencé a trabajar y hablar públicamente como el Hijo de Dios y el Salvador del mundo...
¿Qué podía responder? Temblando de cabeza a pies, caí de rodillas clamando a la VIrgen María que acudiera a mi auxilio y le pedí que no sucumbiera ante esta tentación y perdiera mi fe y confianza en ella. Pero entre más oraba, más fuerte la voz parecía decirme: -¿Cómo te atreves a predicar semejante mentira cuando nosotros te decimos lo contrario por orden de Dios mismo!
En vano lloraba, oraba, clamaba y luchaba desde las diez de la noche hasta las tres de la mañana. De repente, el milagro de cambiar el agua en vino que Cristo hizo a petición de su madre vino a mi mente.
Yo siempre aceptaba ese texto como prueba de que el primerísimo milagro de Jesucristo fue hecho a petición de su madre. Yo estaba preparándome para responder a los tres testigos: -Aquí está la prueba de mi confianza en la intercesión de María; aquí está la evidencia innegable que Jesús no puede rehusar cosa alguna que su madre pida! 
Armado con estas explicaciones de la Iglesia, estaba punto de confrontar lo que San Mateo, San Marcos y San Lucas me decían cuando de repente, vino a mi mente un pensamiento angustioso como si los tres testigos me dijeran: ¿Cómo puedes estar tan ciego como para no ver que en lugar de ser un favor concedido a María, este primer milagro es la primera oportunidad escogida por Cristo para protestar en contra de la intercesión de ella! Es una advertencia solemne a María a nunca interponerse ante las necesidades de otros y para nosotros a nunca confiar en su intervención.
Aquí, María evidentemente llena de compasión por esa pobre gente que no tenía los medios para proveer el vino para los invitados que habían venido con Jesús, quiere que su hijo les dé lo que hacía falta. ¿Cómo responde Cristo a su petición? El responde con una reprensión... En lugar de decir Sí, Madre, haré lo que deseas; él dice: ¡Mujer! ¿Qué tienes conmigo? Esto claramente significa: Mujer, no tienes nada que ver en este asunto. No quiero que te interpongas entre las necesidades de la humanidad y yo. 

Todo lo anterior sirve para concluir que sólo la Biblia es nuestra regla a seguir, no lo que diga el hombre. Una vez más ha quedado demostrado que puede presentarse un conflicto entre la Biblia y el catolicismo, y tomar partido a favor del catolicismo no es un muy inteligente que digamos: no es bueno llevarle la contraria a Dios. Tenga bien claro esto: no es a María, es a Cristo a quien vamos a ir. Si Cristo quisiera que pidiéramos a María lo habría dicho en Juan 14:14. Cristo no nos enseñó el rosario sino el padrenuestro.

Bendiciones.
Juan Valles.
Mostrando entradas con la etiqueta Iglesia Católica. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Iglesia Católica. Mostrar todas las entradas

Alianza Bautista Mundial apoya oficialmente al Papa Francisco

La Alianza Bautista Mundial (ABM), -42 millones de Bautistas en 227 organizaciones miembros en 121 países- ha celebrado la elección de nuevo Papa de la Iglesia Católica y en un comunicado oficial ha expresado su apoyo hacia el Pontífice.
John Upton, presidente de la ABM expresó que “la Alianza Bautista Mundial celebra con la Iglesia Católica el anuncio de Jorge Mario Bergoglio, como el Papa Francisco.

El gecretario general de ABM, Neville Callam, señaló que el Papa Francisco es una “contribución positiva a la realización de la visión de que la iglesia refleje la gran oración sacerdotal del Señor”.
El proceso de discernimiento en oración de la Iglesia Católica en la selección del Papa ha sido un consuelo para todos nosotros”, dijo Upton. “El Papa Francisco tendrá nuestras oraciones al comienzo de su responsabilidades”.
Upton, representará a la Alianza Bautista Mundial durante la inauguración del Papa Francisco el 19 de marzo en el Vaticano.

Papa Francisco busca en documentos secretos del Holocausto si el Papa Pío XII guardó silencio

Antes de visitar Israel, un viaje previsto para mayo, el Papa Francisco, anunció que autorizó la apertura de los archivos secretos sobre el Holocausto.
El nuevo líder dice la Iglesia Católica “no debe temer a la verdad” aunque la revelación de estos documentos puede mostrar las relaciones entre el Papa Pío XII (1939-1958) y el nazismo.
La apertura de los archivos, que son secretos desde 1939, depende del Pontífice, quien puede autorizar su consulta, lo que hasta ahora no había sido hecho al parecer por respeto a aquellas personas que aún viven y por el elevado número de documentos a clasificar.

Según el diario español El País los documentos contienen acusaciones hechas contra el Papa Pío XII. Los cargos dicen que el líder católico de la época decidió permanecer en silencio ante el asesinato de judíos durante la Segunda Guerra Mundial.
Cuando Jorge Mario Bergoglio era todavía arzobispo en Buenos Aires, Argentina, él escribió un libro con el rabino Skorka y tuvo que responder a la pregunta acerca de este tema y dijo que si en estos archivos encontraban algo que comprometiese a la Iglesia, sería necesario reconocer el error y pedir disculpas.
“Es posible que anuncie su apertura pronto”, dijeron fuentes de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que precisaron que la documentación está computarizada, lista para ser consultada por historiadores y expertos, como exige el Vaticano.
Sin embargo, algunas fuentes del Vaticano garantizan que la figura del Papa Pío XII no fue tan terrible como parece. En 2009 la Iglesia llegó proclamarlo como “venerable”, el primer paso antes de la beatificación fue la comunidad judía que se manifestó en contra.

Papa Francisco: “La desunión entre católicos y evangélicos es obra del diablo”

Papa Francisco ha dicho que es el mismo diablo es el causante de que los evangélicos, católicos y otras denominaciones estén divididas. Él rechazó la idea de que es una herejía creer que todos los cristianos sean uno.
“La división es la obra del “Padre de las Mentiras”, el Padre de la discordia”, que hace todo lo posible para mantenernos divididos”, dijo Francisco en un mensaje en vídeo tras una reunión patrocinada por el Movimiento Juan 17, según Catholic Herald.

“Siento que al decir esto puede sonar controvertido, o incluso herético, tal vez”, agregó. “Pero hay alguien que “sabe” que, a pesar de nuestras diferencias, somos uno. Es él quien nos está persiguiendo. Es él quien está persiguiendo a los cristianos de hoy”, resaltó el Papa.
Francisco añadió que el diablo “sabe que los cristianos son discípulos de Cristo, que son uno, ¡que son hermanos! No le importa si son evangélicos, ortodoxos, luteranos, católicos o apostólicos… no le importa, porque son cristianos”.
El líder de la Iglesia Católica Romana insistió en que “la división es una herida en el cuerpo de la iglesia de Cristo.
Y no queremos que esta herida se mantenga abierta”, dijo, instando a los cristianos a buscar la unidad juntos y orar unos por otros.
El video fue compartido por el Movimiento Juan 17 en Phoenix, inspirada en el pasaje de la Biblia en el que Jesús ora por la unidad de sus discípulos.
El Movimiento dice en su web oficial que su visión es que los cristianos respondan a la oración final de Jesús.
“En la víspera de su muerte, Él declaró: “Padre, que pueden todos creer en mí y ser uno para que el mundo sepa que me enviaste”. Este último motivo se erige como la dirección estratégica de mayor autoridad para los seguidores de Jesús”, dijo el Movimiento.
“Al responder, la iglesia en toda su rica diversidad, va a surgir como el atractivo de la ciudad en una colina, demostrando potentemente la autenticidad de las afirmaciones de Jesús”.
Francisco ha hecho el llamado a la unidad cristiana a una de las principales misiones de su papado, y ha extendido la mano a los cristianos de diferentes denominaciones en varias ocasiones.
En julio 2014 se convirtió en el primer Papa en hacer una visita oficial a una iglesia pentecostal, cuando habló en la Iglesia Evangélica de la Reconciliación en la sureña ciudad de Caserta, Italia.
“Alguien va a estar sorprendido: ‘¿El Papa fue a visitar a los evangélicos?’, Pero fue a ver a sus hermanos”, dijo el Papa a los 350 fieles que estaban presentes en la iglesia, y ofreció sus disculpas por la persecución que sufrieron los pentecostales en manos de la Iglesia Católica Romana.

Israel decepcionado porque Vaticano reconoció el “Estado de Palestina”

Está previsto que el Papa Francisco reciba este sábado 16 de mayo en audiencia privada en El Vaticano al presidente de la Autoridad Nacional de Palestina, Mahmud Abbas, un día antes de la canonización de dos monjas palestinas.
El Gobierno de Israel se decepcionó por la decisión de El Vaticano de reconocer el «Estado de Palestina» en un acuerdo sobre «aspectos esenciales de la vida y la actividad de la Iglesia Católica en Palestina» que se firmará próximamente.
Fuentes del Ministerio de Exteriores de Israel citadas por el diario israelí «The Jerusalem Post» han afirmado que la decisión de El Vaticano «aleja al liderazgo palestino de volver a las relaciones bilaterales directas».

Horas antes, el subsecretario vaticano para las Relaciones con los Estados, monseñor Antoine Camilleri, indicó en una entrevista con el diario oficial de El Vaticano, el «Osservatore romano», que «sería positivo que el acuerdo ayudara a que los palestinos vieran establecido y reconocido un Estado de Palestina independiente, soberano y democrático que viva en paz con Israel y sus vecinos».
Asimismo, afirmó que esta firma «puede animar a la comunidad internacional, especialmente a las partes interesadas, a llevar a cabo una acción más incisiva para contribuir al restablecimiento de una paz duradera y a la solución de los dos estados». «Esta sería una bella contribución para la paz y la estabilidad en una región tanto tiempo afligida por los conflictos», subrayó.
Está previsto que el Papa Francisco reciba este sábado 16 de mayo en audiencia privada en El Vaticano al presidente de la Autoridad Nacional de Palestina, Mahmud Abbas, un día antes de la canonización de dos monjas palestinas.
EFE: El papa Benedicto XVI recibió en 2012 al presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás
Fuente: ABC

Celebran misa para católicos homosexuales en Inglaterra

Celebran misa para católicos homosexuales en Inglaterra
LONDRES.- Un cardenal celebró una misa católica de "bienvenida" para feligreses homosexuales, siendo este la primera vez que se realiza una ceremonia de este tipo en Londres.

El Cardenal Vincent Nichols, ofició la misa durante su visita pastoral a la parroquia ubicada en el centro de la ciudad, donde se prohibió cualquier tipo de registro del evento, como tomar fotografías o grabar, según dicen, para respetar la privacidad de la ocasión, publica el sitio Catholic Herald.

A raíz de los comentarios disconformes con esta actividad, un portavoz del cardenal aclaró que la misa no era específicamente "para los católicos homosexuales", sino para todos los feligreses.

"En nuestra primera lectura de esta tarde, hemos oído estos audaces palabras de San Pedro: "Dios no tiene favoritos, pero cualquier persona que teme a Dios y hace lo que es correcto es aceptable a Dios"", dijo Nichols.

A raíz de una decisión anterior por el cardenal Nichols, el Consejo Pastoral Católica de LGBT de Westminster, trasladó sus reuniones de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y de San Gregorio en el Soho de Londres a la Iglesia de los Jesuitas de la Inmaculada Concepción en marzo de 2013.AcontecerCristiano.Net

Obispo colombiano defiende la homosexualidad: Jesús nunca dijo, ¡machitos los quiero!

monsenor_juan_vicente_cordoba_colombia_14may2015Bogotá, 14 may (EFE).- El obispo de la localidad bogotana de Fontibón, monseñor Juan Vicente Córdoba, encendió hoy una gran polémica en Colombia al defender abiertamente la homosexualidad y asegurar: “no sabemos si alguno de los discípulos (de Cristo) era ‘mariconcito’”.

Esta declaración, acompañada de otras similares, todas ellas en defensa de la comunidad LGTBI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales), las ofreció durante un foro celebrado en la Universidad de los Andes, en Bogotá, sobre la adopción y matrimonio entre parejas del mismo sexo, y que posteriormente fueron replicadas por televisiones y emisoras de radio colombianas.
“Estas no son batallas de penes o vaginas” y “no sabemos si alguno de los discípulos era “mariconcito” o si Magdalena era lesbiana, pero parece que no porque bastantes pasaron por sus piernas”, manifestó.
Defendió que las conductas discriminatorias no son propias de la religión católica porque, recordó, en la Biblia no se recogen frases que en Colombia usualmente se usan para atacar a personas homosexuales.
“Jesús nunca les dijo (a las mujeres): ‘¡brutas, qué impresión!’, tampoco (a los hombres): ‘¡machitos, los quiero!”, expresó en tono jocoso el religioso, quien preside la Comisión de Promoción y Defensa de la Vida, una de las que integran la Conferencia Episcopal.
El obispo dejó claro que la homosexualidad “no es pecado” y remarcó: “un homosexual puede ser santo, un heterosexual puede ser santo o no santo”.
Frente a estas opiniones, un portavoz de la Conferencia Episcopal reconoció a Efe que están “extrañados” por lo sucedido y que, por ahora, no habían logrado ponerse en contacto con monseñor Córdoba.
La misma fuente agregó que una vez se aclaren los hechos esperan emitir un comunicado oficial, en el que también prevén incluir la posición de la Conferencia Episcopal frente a la adopción y el matrimonio homosexual.
En Colombia el matrimonio homosexual se encuentra en un vacío legal, ya que el Congreso aún no ha legislado sobre el matrimonio igualitario tal y como le encomendó la Corte Constitucional en 2011, cuando dio dos años de plazo a los congresistas para abordar este asunto.
En cuanto a la adopción por parte de parejas del mismo sexo, el caso está en manos de la Corte Constitucional, que dirime en estos momentos una ponencia que podría dar luz verde a esta posibilidad. EFE

Papa Francisco ora por la unidad con cien pastores evangélicos en el Vaticano

Papa Francisco ora por la unidad con cien pastores evangélicos en el Vaticano
El Papa Francisco se reunió en el Vaticano con cien pastores pentecostales, encabezados por el pastor italiano Giovanni Traettino, quienes oraron juntos por la unidad.

La Oficina de Información del Vaticano, informó que el encuentro se realizó en forma privada a pedido de los pastores pentecostales, "porsimpatía y aprecio que le tienen al Papa", según informa Vatican Radio.

Los pastores que asistieron al encuentro con el Papa, procedían de diversos lugares del mundo. El pastor Traettino solicitó la reunión, "que se caracterizó por el espíritu de oración por la unidad".

El Papa estuvo acompañado por el cardenal Kurt Koch, presidente del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos, comprometido en construir el diálogo entre cristianos de otras denominaciones fuera de la Comunión con la Iglesia de Roma.

Cuando el Papa Francisco visitó Caserta, en el sur de Italia, el pasado 28 de julio de 2014, pidió disculpas por las persecuciones durante la época del fascismo contra los pentecostales, en las que, reconoció,participaron algunos católicos.

Después de esa visita, el Papa volvió a la ciudad ya mencionada para mantener un encuentro privado con el pastor evangélico, Giovanni Traettino, amigo personal que ya conocía desde que era arzobispo de Buenos Aires; allí saludó a la comunidad protestante en la Iglesia Pentecostal de la Reconciliación.

La visita del grupo pentecostal podría ser un intercambio de cortesía al Papa, quien fue el primer Pontífice en salir del Vaticano para encontrar la Comunidad de la Iglesia Evangélica Pentecostal.AcontecerCristiano.Net

Camino al Anticristo: El Vaticano aboga por un gobierno mundial

vaticano-720x400
El Pontificio Consejo de la Justicia y de la Paz apuntó que la propuesta difundida el lunes no sede ser vista como un documento papal.
Entre sus responsabilidades estaría promover sistemas monetarios basados en mercados libres
CIUDAD DEL VATICANO – El Vaticano propuso el establecimiento de un gobierno mundial capaz de coordinar acciones políticas consensuadas como alternativa para estabilizar la economía, en plena crisis a causa de los excesos del neoliberalismo.
Estas declaraciones fueron incluidas en una nota oficial del Pontificio Consejo de la Justicia y de la Paz titulada “Por una reforma del sistema financiero y monetario internacional en la prospectiva de una autoridad pública de competencia universal”.
El texto -difundido en italiano, francés, español e inglés- destacó la necesidad del establecer una “autoridad política mundial” que supere las lógicas reduccionistas de los actuales mecanismos de coordinación como el Grupo de los Ocho (G-8) o el Grupo de los Veinte (G-20), vistos más como “clubes de amigos”.
Urge una reforma
La Santa Sede se pronunció a favor del establecimiento de impuestos a las transacciones financieras, conocidos coloquialmente como “tasas Robin Hood”, y aprobó la recapitalización de los bancos incluso con capitales públicos, condicionados siempre a “prácticas virtuosas”.
Además constató la exigencia de un organismo que desarrolle las funciones de una especie de “banco central mundial” que regule el flujo y el sistema de los intercambios monetarios, con el mismo criterio que los bancos centrales nacionales.
En un libreto de 40 páginas el organismo vaticano dejó en claro la necesidad de reformar las actuales instituciones internacionales, desde la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hasta el Fondo Monetario Internacional.
Bien común universal
“Resulta cada vez más evidente la creciente interdependencia entre los Estados y las regiones del mundo, y la necesidad de respuestas, no sólo sectoriales y aisladas, sino sistemáticas e integradas, orientadas hacia el bien común universal”, indicó.
“Si no se sigue ese camino, también el derecho internacional, no obstante los grandes progresos alcanzados en los diversos campos, correría el riesgo de estar condicionado por los equilibrios de poder entre los más fuertes”, agregó.
Según la propuesta dicha autoridad pública debería tener las estructuras adecuadas para convertirse en un contrapeso al egoísmo que promueven mercados financieros de carácter prevalentemente especulativo, perjudiciales para la “economía real”, especialmente de los países más débiles.
Mercados libres
Entre sus responsabilidades estaría la de promover sistemas monetarios basados en mercados libres y estables que promuevan al desarrollo sostenible, el progreso social de todos, se inspiren en los valores de la caridad y de la verdad.
“Una autoridad con un horizonte planetario, que no puede ser impuesta por la fuerza, sino que debería ser la expresión de un acuerdo libre y compartido, más allá de las exigencias permanentes e históricas del bien común mundial, y no fruto de coerciones o de violencias”, dijo.
“La autoridad mundial debería, pues, involucrar coherentemente a todos los pueblos en una colaboración a la que están llamados a contribuir con el patrimonio de sus propias virtudes y civilizaciones”, añadió.
Elegido por consenso
La nota, que no debe ser considerada como un “documento papal” sino sólo como la contribución de un organismo vaticano, precisó que ese nuevo gobierno debe ser resultado de un consenso que involucre a todas las naciones de la tierra.
Estableció que se trataría de una institución “súper partes”, es decir ubicada por encima de toda visión parcial y de todo bien particular, en vistas a la realización del bien común.
Advirtió que sus decisiones no podrán ser el resultado del pre-poder de los países más desarrollados sobre los países más débiles, deberán responder al interés de todos y no sólo en ventaja de algunos grupos privados o gobiernos nacionales.
Al amparo de la ONU
El documento indicó a las mismas Naciones Unidas, en razón de la amplitud mundial de sus responsabilidades, como el punto de referencia para el “largo camino” que requerirá la constitución de dicha autoridad.
“En un mundo en vías de una rápida globalización, remitirse a una Autoridad mundial llega a ser el único horizonte compatible con las nuevas realidades de nuestro tiempo y con las necesidades de la especie humana”, apuntó.
“No ha de ser olvidado, sin embargo, que este paso, dada la naturaleza herida de los seres humanos, no se realizará sin angustias y sufrimientos”, constató.

¿Iglesia Cristiana? SEMEJANZAS ENTRE LA IGLESIA CATOLICA ROMANA Y LA RELIGION PAGANA

A continuación veamos GRANDES SEMEJANZAS entre la religión Babilónica (religión pagana dirigida hacia Satanás) y la religión Católica:



Semiramis la reina del cielo era virgen, y a ella había que orar e adorar y por medio de ella vinó la salvación----- La iglesia católica romana tiene Virgen María, quien es la reina del cielo, a quien hay que orar e adorar, y quien es la mediadora entre un católico y Jesús.
 

En la religión de Babel habia el culto de la Madre y el Niño, representado en las pinturas e imágenes como un infante o niño en brazos de su madre. En torno a la cabeza de la madre se ponia la luna y a la cabeza del niño una aureola ----- La iglesia católica tiene la estatua de María, donde María tiene en sus brazos el Niño Jesús.
 
 En la religión de Babel se confesaba los pecados en secreto para los sacerdotes -----La iglesia católica romana tiene el confesionario, donde el sacerdote declara los pecados perdonados a la persona.


En la religión de Babel también se recibió la limpieza de sus pecados y la nueva vida (renacimiento) por medio de rociar el agua ----- En la iglesia católica romana también la salvación se ha vinculado al sacramento del Bautismo de agua.
 

 
En la religión de Babel se usaba rosarios ----- En la iglesia católica romana se los usa también.


En la religión de Babel el 25 de diciembre era el cumpleaños de dios muerto -----La iglesia católica romana estableció el 25 de diciembre como fecha del nacimiento de Jesús. La verdadera fecha del nacimiento de Jesús fue el cambio de septiembre/octubre. 

 
En la religión de Babel había un consejo de los sacerdotes, liderado por el sumo sacerdote ----- En la iglesia católica romana el papa lidera a los cardinales. 


En la religión de Babel los sacerdotes no podían casarse, fue prohibido para ellos -----Los sacerdotes de la iglesia católica de Roma no pueden casarse, han hecho la promesa del celibato. 

 
En la religión de Babel se adoraba a las estatuas e imágenes de los dioses falsos ----- En la iglesia católica romana se adora la estatua de María y las imágenes de los santos. 



COMO VEMOS SATANÁS SIGUE ACTUANDO DE LA MISMA MANERA, PERO LO GRAVE ES QUE AHORA ESTÁ RELIGION SE LA CONSIDERA CRISTIANA. ENGAÑANDO DE ESTA FORMA AMILLONES DE PERSONAS QUE DE MUY BUENA FE DEPOSITAN SU CONFIANZA EN ELLA.

Testimonio de Aníbal Pereira Dos Reis, ex Sacerdote Católico Romano

Si hubiera permanecido en el catolicismo romano no hubiera encontrado a Jesús
Aníbal Pereira Dos Reis

Nací en San Joaquín de Barra, en el estado San Pablo en Brasil el 9 de marzo de 1924, en una familia profundamente arraigada en el catolicismo. Mi padre era portugués y para no ser una excepción a la regla, se había adherido a los admiradores de la Señora de Fátima, la suerte y el buen vino. Mi madre era de origen italiano y se jactaba del trono dorado del papa en la península italiana.

Desde mi temprana edad, el padre de mi madre, muy devoto en las prácticas religiosas, solía llevarme a los solemnes ritos católicos de la Iglesia Madre.

Antes de los siete años, ya asistía regularmente a la parroquia para la instrucción en el catecismo. En una oportunidad un sacerdote obeso nos habló, lleno de energía y vivacidad, acerca del infierno. Nos mostró el peligro, pero no nos dio ni siquiera una mínima clave de cómo salvarnos de ese peligro.

El día de la Primera Comunión
Hice la primera comunión el 1 de mayo de 1932. Me movían los más puros sentimientos. Sin embargo un incidente ensombreció la solemne atmósfera de esa hora. "Toad", uno de nuestros compañeros comenzó a gritar cuando el sacerdote le puso la hostia en la lengua: "¡La hostia se ha pegado, Padre!" El sacerdote se acercó rápidamente al nervioso niño y le ordenó que se callara y que no sacara la hostia del "cielo de la boca" con los dedos. Tocar la hostia con los dedos era sacrilegio. Después de salir de la iglesia, los niños y niñas se volvieron al compañero en cuestión con fuertes recriminaciones, diciéndole que había mostrado una falta total de respeto por el santo Señor.

En 1936 mi familia se mudó a Orlandia, una localidad vecina, para que mis hermanos y yo pudiéramos asistir a la escuela secundaria. Mi padre quería darles a sus hijos la oportunidad de estudiar, cosa que él no había tenido.

Pero desde mi infancia me había quedado un serio problema, era la salvación eterna de mi alma. Solía pensar constantemente en ello. Tem­blando de miedo, recordaba las palabras del sacerdote cuando nos preparábamos para la primera comunión. Nos había informado de todos los actos piadosos recomendados por un sacerdote español muy estricto. Se había despertado en mí desde muy niño, un gran deseo de servir a Dios. Al no conocer otra forma, me hice sacerdote.

El seminario y la ordenación
Me las arreglé para entrar al seminario a los diecisiete años. No era un buen ambiente. Nunca he estado en un lugar tan denigrante. Me entregué a estudiar intensamente todas las asignaturas. Sin embargo mi insatisfacción continuaba.

Fui ordenado sacerdote el 8 de diciembre de 1949 en la ciudad de Montes Claros, en el norte de Minas Gerais. El obispo diocesano me confirió la responsabilidad de organizar y dirigir el Círculo de Obreros. En verdad, esta responsabilidad cumplía con mis aspiraciones. Encontré que la práctica de la asistencia social era un alivio para mi ansiedad espiritual. Era intensamente activo, obtuve la simpatía de la gente trabajadora de toda la región y muchas alabanzas de las autoridades eclesiásticas.

Un sacerdote en el trabajo social
A comienzos de 1952, el obispo de Montes Claros fue transferido por el papa a Recife, como arzobispo. Fui incluido en ese cambio y me mudé a Recife.

En esa capital se me entregó la misión de restaurar una Compañía de Caridad. Una red de orfanatos y centros de educación católica que habían sufrido una crisis financiera en esa región. Trabajé duro, con la meta de reconstruir la imagen pública de esa institución. Cargaba con una.pesada responsabilidad. Después de poco más de dos años de trabajo, los problemas financieros de la institución se resolvieron. Los orfanatos y hogares recibieron mayor número de niños y ancianos. Los educadores se actualizaron. La prensa usó mi nombre en varias oportunidades, cosa que sirvió para protegerme.

No tengo paz frente a Dios
A pesar de esas victorias humanas y del aplauso de los admiradores, nunca sentí paz en mi alma. Ni la total dedicación a mis obligaciones en la caridad, ni la aprobación de las autoridades eclesiásticas eran una respuesta a mis tormentos espirituales. Deseaba ardientemente tener la seguridad de mi salvación, y nadie podía darme esa seguridad.

En 1960 me transfirieron a Guaratingueta en el interior del estado de San Pablo, una localidad próxima a Aparecida del Norte. Me alegró el cambio principalmente porque estaría con el "santo patrono del Brasil". Por otra parte, era la primera vez que estaría involucrado en una tarea relacionada con la gestión social. Siempre había estado preocupado por la obra social. Se suponía que debía encontrar en mis obligaciones como sacerdote la respuesta a mi ansiedad espiritual. Pero no era así.

El trabajo en la parroquia
Organicé una nueva parroquia en el distrito de Pedregulho en Guaratingueta. Trabajé duro. La construcción de una casa parroquial, un salón parroquial y tres iglesias en el plazo de tres años fueron pruebas de mi dedicación. Incluso en esta cumbre de mi vida, con una larga lista de servicios a favor del catolicismo, todavía no tenía seguridad de mi salvación.

Mi padre había muerto de cáncer pulmonar en octubre de 1956. Pasé un año entero rezando misas por el alma de mi padre. En ese tiempo toda la familia rezaba misas por él. Ni siquiera la misa católica romana, con toda su pretensión de valor infinito nos dio la seguridad de la salvación de mi padre.

Solía suplicar por esa seguridad para mí también. Pero ni siquiera el trabajo social en progreso, ni la construcción de las iglesias, ni las ceremonias que conducía, ni el ciego sometimiento a las autoridades eclesiásticas, ni el catolicismo romano estaban dándome la respuesta que necesitaba.

El odio por los evangélicos
Con mi espíritu de rigurosa sujeción a las doctrinas católicas, sentía verdadero odio por los evangélicos, a quienes me refería en las predicaciones como "cabras", mientras que los católicos eran los "cor­deros de Dios".

Hay un hecho que prueba mi tendencia antiprotestante. En oportunidad del día de Todos los Santos, en el cementerio del distrito de Pedregulho, los creyentes bíblicos estaban llevando adelante su tarea de distribuir tratados y extractos bíblicos. Con la intención de "dar gloria a Dios" (ese es el lema jesuita) y de defender a la "Santa Madre de la Iglesia Católica" resolví dañar su obra. Reuní a los niños de mi iglesia y los dividí en grupos para que estuvieran hora tras hora dentro del cementerio. La idea era recibir la literatura y destruirla en las velas encendidas detrás del funerario.

Sin embargo, a la noche, cuando hube terminado esta despiadada destrucción del material evangélico, entré en mi biblioteca para buscar algún libro que me entretuviera. Por la maravillosa gracia de Dios, me topé con la Biblia (traducida por Matos Soares).

Abrí el inspirado volumen. Leí el capítulo once del Evangelio de Juan. Sentí que me llegaba cierto alivio para mi aflicción. Sentí que una energía transformaba mi depresión espiritual. Seguí leyendo cada vez con mayor interés. Constantemente pensaba en ese capítulo.

Un comienzo en el estudio bíblico
Lentamente comencé a sentir un nuevo horizonte en mi alma. Decidí estudiar la Biblia libre de preconceptos. Sin la interferencia de nadie y solamente por medio de la Divina Gracia. Pasmado, descubrí que podemos tener absoluta y permanente certeza de ir al cielo si aceptamos cl plan de Dios.

Sin embargo seguí resistiéndome. Mi alma se había conformado al modelo de la práctica católica romana.

Hablo con mi obispo
Una cosa tenía clara,  cuando hablara con mi obispo, quería ser sincero. Él se sintió confundido con mis preguntas. En definitiva me dijo que yo estaba en Aparecida para ocuparme de la construcción de la Basíli­ca. Mis preocupaciones se convirtieron en la compra de cemento, ladrillos y herramientas. Oraba a nuestra Señora de Aparecida.

El punto crítico de Dios en mi vida
Por ese tiempo los creyentes evangélicos estaban distribuyendo folletos en Guaratingueta. Uno de ellos trataba, sobre la idolatría católica, la adoración de imágenes, etc. Para responder a todas esas afirmaciones, decidí dar una explicación de esas doctrinas desde el púlpito, decir que la adoración a las imágenes no estaba prohibida por Dios. Tomé mi Biblia, comencé la explicación leyendo el capítulo 20 de Éxodo. Salteé los versículos 4 y 5 para no dar "municiones a mis enemigos". Cuando bajé del púlpito, me sentía totalmente avergonzado de mí mismo. Decidí hacer una sincera comparación entre las doctrinas católicas y la Biblia. Entonces pude comprobar el abismo infinito que las separaba.

Comienzo a utilizar las normas bíblicas
En enero de 1963 recibí una invitación para ser sacerdote en la ciudad de Orlandia, donde había pasado mi adolescencia. Estaba encantado de volver a donde tenía tantos amigos.

Sin embargo, esa alegría no era suficiente como para borrar mi ansiedad espiritual. Me dediqué completamente al trabajo en la parroquia católica, llena de todas las deficiencias de una vieja parroquia con sus tradiciones rústicas. A pesar de la oposición de un grupo de mujeres descontentas pero piadosas, me las arreglé para desarrollar un trabajo espléndido donde todo encajaba bien, en lo posible, con las normas de la Biblia. Limpié la iglesia, retirando todos los ídolos. Mis predicaciones eran bíblicas. Mis programas diarios en la radio consistían en un sencillo comentario de la Palabra de Dios. Muchos himnos religiosos que cantábamos en los servicios eran canciones cristianas.

Además me ocurrió algo interesante, mi antiguo odio a los evangélicos se había convertido en temor. Quería hablar con un pastor, pero no tenía el valor de hacerlo. Estando en Guaratingueta decidí ir a San Pa­blo con la única intención de resolver esa situación. Al descender del colectivo en la estación, fui al correo para enviar un telegrama. En la calle del Correo había justo en ese momento un evangélico predicando. Al ver mi sotana, me desafió señalándome con el dedo y exponiéndome con sus duras palabras. Él no sabía lo que estaba ocurriendo en mi alma, y no podía adivinar el propósito de mi visita a Paulicea. Como resultado de este incidente, quedé más convencido todavía de que un pastor evangélico podría liberarme de todos mis problemas. Me volví inmediatamente a casa.

Un siervo de Dios me ayuda
En 1964 llegué cerca del fin. Ya no podía contener esa situación. En noviembre fui a Santos. Ya había trazado un plan. Vistiendo ropa civil, asistí al servicio del domingo de la Primera Iglesia Bautista y por increíble que parezca, el párrafo de la Biblia usado como base para el sermón fue justamente el capítulo once del Evangelio de Juan.

Al día siguiente pude acercarme al pastor Eliseu Ximenes. Este siervo de Dios me respondió de una manera tan amable que pronto me sentí cautivado y liberado de mi anterior prejuicio. Comenzamos a proyectar mi partida del catolicismo romano. Era apenas una partida formal, porque ya la venía realizando desde hacía mucho tiempo.

Fe en el Salvador suficiente
El 12 de mayo de 1965, con la especial protección de Dios, logré desenredarme totalmente de la iglesia romana. El 13 de junio fui bautizado en la Primera Iglesia Bautista de Santos, testificando públicamente del cumplimiento de mi fe en mi único y suficiente Salvador, Jesucristo.

Además de traerme a su Reino, Dios puso en mi corazón la tarea de predicar las Sagradas Escrituras, y dediqué íntegramente mi vida a este ministerio. Recientemente ha bendecido la obra de este humilde siervo suyo dándome la alegría de ver a cientos de almas venir al Señor Jesucristo.

En mis sermones insisto en el Plan de Dios para la salvación solo por medio de Jesucristo. Cada vez que predico puedo sentir una "comunión" más íntima con él.

Nunca antes había sentido tanto gozo espiritual como ahora. Tengo la paz total en mi corazón, porque tengo la certeza de mi salvación eterna. Mi alma ha sido purificada por la sangre redentora de Jesucristo, a quien sea la gloria por toda la eternidad.

Según el Papa sólo la Iglesia Católica puede interpretar las Escrituras

Durante su intervención en el Comité de la Biblia -desde el Vaticano-, que tuvo lugar el pasado viernes (12), el Papa Francisco, rechazó la interpretación subjetiva de la Biblia y dijo que sólo la Iglesia está autorizada para interpretar las Escrituras correctamente.
“El Consejo ha recordado con gran claridad: todo lo que se relaciona con la forma de interpretar las Escrituras que queda sometido al juicio de la Iglesia, que lleva a cabo su comisión y el ministerio divino de conservar e interpretar la palabra de Dios”, dice Francisco.
La posición del Papa evoca la “interpretación medieval”, que muchos papas aplicaron a las Escrituras como lo hizo en una ocasión Inocencio III quien escribió al patriarca griego de Constantinopla en estos términos: «Cristo ha dado el gobierno de todo el mundo a los papas» y, como evidencia conclusiva, añadió: «Pedro en cierta ocasión anduvo sobre las aguas las cuales representaban a las naciones y por lo tanto de ahí se colige que sus sucesores tenemos derecho a gobernar todo el mundo, lo cual incluye las sedes de los patriarcas griegos».
La “interpretación o exégesis medieval”, fue refutada por primera vez por el gran reformador protestante Martín Lutero quien dijo: “La Escritura es su propio intérprete, y no necesita de una autoridad superior a ella”.
Esta es una de las pocas veces que el Papa cita el Concilio Vaticano II (1962 – 1965) y la Constitución del “Dei Verbum” para hablar sobre el papel de la Iglesia.
“La Sagrada Tradición transmite la Palabra de Dios totalmente (….) Por lo tanto, la Iglesia recibe su certeza de todo lo revelado no sólo en las Sagradas Escrituras. Una como la otra debe ser aceptada y venerada con sentimientos similares de compasión y respeto”.
Esta es la tradición que afirma que la interpretación de la Biblia no debe hacerse sólo de manera intelectual, y debe ser enfrentada e insertada dentro de la tradición de la Iglesia Católica, según el Papa.
La posición medieval de Francisco, es posible que desagrade a los católicos contestatarios y protestantes que defienden el derecho a la libre interpretación de las Escrituras. Lo que el Papa no puede aceptar.
“La insuficiencia de cualquier interpretación sugestiva, o simplemente limitada a un análisis es incapaz de captar el sentido global que se ha construido hace siglos por la tradición de todo el pueblo de Dios”.

¿Es verdad que Cristo hace todo lo que dice María?


por Juan Valles | 

¿Nunca le han dicho que si le pide a la virgen puede obtener con más efectividad que si le pide a Cristo? Esto pudiera parecernos una locura teológica, pero es lo que se enseña en el catolicismo. La idea es que sólo la virgen, la madre del Señor puede apaciguar el ánimo del Salvador, por lo que ella puede mediar entre nosotros y Cristo. Se enseña desde el catolicismo que nadie desprecia una súplica de su madre, y mucho menos Jesucristo.

Para ello hay un pasaje bandera de la Escritura, desde donde basan esta doctrina. En el evangelio de Juan las bodas de Caná sirvieron para mostrar la primera señal milagrosa de Jesucristo. El pasaje dice:
"Al tercer día se hicieron unas bodas en Caná de Galilea; y estaba allí la madre de Jesús. Y fueron también invitados a las bodas Jesús y sus discípulos. Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino. Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora. Su madre dijo a los que servían: Haced todo lo que os dijere. Y estaban allí seis tinajas de piedra para agua, conforme al rito de la purificación de los judíos, en cada una de las cuales cabían dos o tres cántaros. Jesús les dijo: Llenad estas tinajas de agua. Y las llenaron hasta arriba. Entonces les dijo: Sacad ahora, y llevadlo al maestresala. Y se lo llevaron. Cuando el maestresala probó el agua hecha vino, sin saber él de dónde era, aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua, llamó al esposo, y le dijo: Todo hombre sirve primero el buen vino, y cuando ya han bebido mucho, entonces el inferior; mas tú has reservado el buen vino hasta ahora. Este principio de señales hizo Jesús en Caná de Galilea, y manifestó su gloria; y sus discípulos creyeron en él." (Juan 2:1-11, RV60).

Este pasaje es clave para el catolicismo, ya que este dogma tan importante depende de este fragmento de la Escritura, así como de un enorme apego sentimental hacia la virgen María. De tanto apego, es notorio que la iglesia católica se ha desviado de la objetividad de las Escrituras en pos de la subjetividad de la Tradición, basada en interpretaciones de hombres falibles.

Alfonso de Ligorio (quien fue canonizado como "santo" por el papa Gregorio XIV en 1839 y fue declarado "Doctor" de la Iglesia Católica por el papa Pío IX) en su libro Las Glorias de María, llega a decir frases tan encendidas como éstas:
«Hay cosas que se piden a Cristo y no se reciben, pero si se piden a María son otorgadas.» 

También llegó a decir:
«Si mi Redentor me rechaza, me arrojaré a los pies de María.» «¡Señora nuestra, en el Cielo no tenemos otro abogado que tú!»

En un libro de Francisco Lacueva (Curso de Formación Teológica Evangélica, tomo 8: Catolicismo Romano) se nos narra una leyenda que Ligorio cita, llamada las Florecillas de San Francisco, según la cual el hermano León vio una escala roja para subir al Cielo, con Cristo arriba, por la cual muchos frailes trepaban sin éxito. Vio entonces otraa escala blanca, con la Virgen arriba, por la cual se subía fácilmente, pues Marta conducía de la mano a sus devotos para que escalasen sin dificultad el Cielo. Esto da por sentado que el catolicismo prefiere ir a María que ir ante Jesús, sin importar que la Biblia otorgue la exclusividad de la mediación a Jesucristo.

¿Obedeció Jesús a María?

Pero un análisis del texto en cuestión nos puede dar otra enseñanza. El texto dice "Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino. Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora."

Observe que María se da cuenta del problema que enfrentan los novios: se acabó el vino, y acude a Jesús. William Hendriksen agrega que "María no era, probablemente, una de las personas invitadas sino más bien una de las que ayudaban a servir en la boda. Esto podría explicar por qué sabía ella que se había acabado el vino." 

Así que María observó que se acabó el vino, y lo comunicó a Jesús. ¿De que forma lo comunicó? ¿Cree usted que le dio un mandato o le hizo una solicitud? Puede que a nuestros ojos la expresión "¿qué tienes conmigo, mujer?" suene muy descortés, pero es una forma común y familiar de hablar. Aquí lo importante es lo que quiere comunicar el Salvador, lo cual dista de la interpretación de otros. Básicamente Jesús pregunta a María qué vínculo tiene ella en su misión, "¿qué tienes conmigo...?", ¿por qué te entrometes...? ¿qué te importa a ti...? Luego viene la razón de Jesús de hablar a María: "Aún no ha venido mi hora". Aquí hay que considerar que Jesús hace un reclamo sobre su independencia, donde María no debe tener injerencia. Por supuesto, el católico no entenderá esta conclusión. Hendriksen comenta:
"Ella creía que era su deber indicarle a su hijo que tenía que hacer algo para remediar la escasez de vino. Jesús le contestó: “Mujer, ¿qué tienes tú que hacer conmigo? Aún no ha venido mi hora”. Jesús sabía que todas sus acciones habían sido predeterminadas en cuanto al momento exacto de su cumplimiento. María se dio cuenta de que aunque esta respuesta tenía la forma de una suave (incluso misericordiosa) reprensión, contenía, también, una promesa..."

De igual manera piensa James G. McCarthy en su libro El Evangelio según Roma, al decir
El Señor quería que María entendiera que en su misión divina Él no estaba sometido a sus solicitudes. Jesús había venido a hacer la voluntad de su Padre celestial, no de su madre terrenal. Habiendo aclarado esto, el Señor magnánimamente y con un mínimo de fanfarria, proveyó vino para los invitados.  

Raymond Edward Brow presenta un comentario que no podemos pasar por alto En su libro El Evangelio según Juan: I-XII sugiere que el
"¿Qué a ti y a mí?" parece significar "Esto no es asunto nuestro"; en consecuencia, algunos sugieren que Jesús trata de decir a María que aquello no le importa a él ni a ella. Sin embargo, el hecho de que se refiera luego a "mi hora" indicaría que niega únicamente que le importa a él.

El Comentario Bíblico Mundo Hispano, escrito por Rubén O. Zorzoli, destaca:
Quizá María pensaba que las relaciones íntimas de madre-a-hijo que había gozado con Jesús en el hogar en Nazaret todavía estaban en pie. Con esta pregunta, Jesús quería aclarar a su madre que, a partir de ese momento, y en el cumplimiento de su misión, tendría que obedecer la voluntad de su Padre celestial (ver Luc 2:49) por encima de la de su madre. Todavía no ha llegado mi hora daría la idea de que se negaba a "tomar cartas" en el asunto.

Nuevamente me permito un comentario de William Hendriksen:
Así pues, ella esperaba un milagro, porque sabía mejor que nadie quién era él realmente. Sin embargo, todavía no se daba cuenta que la relación de madre a hijo tenía que ser sustituida por la de creyente a Salvador. Ella creía que era su deber indicarle a su hijo que tenía que hacer algo para remediar la escasez de vino. Jesús le contestó: “Mujer, ¿qué tienes tú que hacer conmigo? Aún no ha venido mi hora”. Jesús sabía que todas sus acciones habían sido predeterminadas en cuanto al momento exacto de su cumplimiento. María se dio cuenta de que aunque esta respuesta tenía la forma de una suave (incluso misericordiosa) reprensión, contenía, también, una promesa, y por ello dijo a los sirvientes (διάκονοι: ayudantes; en sentido técnico, como en Fil. 1:1, adquirió el significado de diácono): “Haced todo lo que os dijere”, sugerencia que indudablemente era necesario hacer.

Finalmente, en Respuestas a Preguntas Que Hacen los Católicos, Tony Coffey añade:
Pero el análisis sencillo del acontecimiento y del contexto no apoya la afirmación católica. En la boda, María dijo a Jesús que el anfitrión se había quedado sin vino. ¿Le sorprendió esta información? ¿Le había dicho algo que Él no supiera? ¡No! Él es Dios el Hijo y lo sabe todo. ¿Por qué se lo dijo, pues? Ella sabía quién era Jesús y que podía satisfacer las necesidades del momento. Por lo tanto, María indicó a los siervos que hicieran todo lo que Jesús les ordenara...
No hay nada en esta historia que indique que es legítimo orar a María. Para llegar a esta conclusión tenemos que pasar por alto lo que dice este relato en realidad y tenemos que darle un significado diferente del que le quiere dar Juan cuando recoge este incidente.

Basta con estos comentarios para obtener luz sobre este pasaje. Y el católico debe preguntarse de la forma más racional posible si este pasaje de Juan puede gritar más fuerte que todo un coro de voces que a gritos nos dicen lo contrario desde las páginas de la Biblia. Esta es la mejor parte.


¿Qué dirá el católico de este pasaje...?
Hay un texto bien claro en la Biblia acerca de nuestro estudio, tan claro que no permite ambigüedades. ¿Es cierto que Jesús hace todo lo que dice María? ¿Qué dirá el católico cuando sepa que la Biblia muestra algo muy diferente a esto? Nuestro pasaje dice:

Mientras él aún hablaba a la gente, he aquí su madre y sus hermanos estaban afuera, y le querían hablar. Y le dijo uno: He aquí tu madre y tus hermanos están afuera, y te quieren hablar. Respondiendo él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos? Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre.

Este texto está en Mateo 12:46-50, aunque también podemos hallarlo en Lucas 8:19-21 o Marcos 3:31-35.  Este relato constituye un poderoso argumento apologético en contra del dogma católico. El pasaje es claro: María no tiene autoridad alguna sobre Jesucristo. El Señor no sólo se negó a recibir a su madre sino a también a sus hermanos. Y más allá de lo que un católico pueda pensar, no debemos pasar por alto que Jesús le da más importancia a los que tenía alrededor que a su propia familia, indicando que su verdadera familia no era su madre y hermanos terrenales, sino los que tenía alrededor: los que hacen la voluntad de su Padre que está en los cielos. 

Hendriksen escribe al respecto: "Fue hacia sus discípulos, el círculo más íntimo, que él extendió con amor la
mano. A ellos dio este título de honor: “mi madre y mis hermanos”; sí, y “mis hermanas” también..." Es tan crudo este momento que la familia de Jesús no se vuelve a mencionar en todo el evangelio de Mateo, con excepción de María, al final del mismo.

Pregunto: ¿podemos afirmar que Jesús hace siempre lo que dice su madre? Obviamente no. Entonces, si la Iglesia Católica dicen una cosa y la Biblia dice otra, ¿a quién obedecerá usted?


¿Se contradice la Biblia?

Decir que María doblega el brazo de Cristo por nosotros es contradecir la Escritura. Decir que es a María a quien debemos acudir en oración es admitir que la palabra de la Tradición puede más que la Palabra de Dios. A continuación presento algunos textos que están en clara oposición al dogma católico de confiar en María como nuestra mediadora.

La Biblia nos dice los requisitos que debe tener alguien para poder interceder por nosotros:
"Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros". (Romanos 8:34).

Obviamente María no cumple con este perfil, no puede interceder.


La Biblia no está de acuerdo con el catolicismo en que María sea nuestro abogado. Por algo establece:
"... si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo". (1Juan 2:1)

La Biblia refuta las ideas católicas de que María puede interceder por nosotros ante un Jesús enojado. No es cierto que el Salvador no se compadezca de nosotros, pues está Escrito
"Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro." (Heb 4:15,16).

Si usted cree que María le ayuda no obedece a la Biblia, pues dice la Escritura:
"He aquí, Dios es el que me ayuda". (Salmos 54:4). 

Y también dice:
"De manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre". (Hebreos 13:6)
Según la Biblia, ¿cuántos mediadores hay entre Dios y nosotros? Si María fuera mediador, la Biblia dijera que hay dos. Pero el catolicismo viola este principio incluyendo a María en esta fórmula. La Escritura establece:
"Porque hay un solo Dios, y también un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús hombre" (1Timoteo 2:5)
Por último, ¿se recuerda que en Juan 2:5 María le dijo a los que servían "Haced todo lo que os dijere"? Siguiendo esta maravillosa recomendación de María no podemos sino obedecer. La Biblia establece:
"Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar." (Mateo 11:28)
Entonces, ?qué más prueba quiere de que no es a María sino a Cristo a quien debemos ir? ¿No le parece que es irracional y anti-bíblico el dogma católico al respecto? A continuación una historia que no debe pasar por alto.


El Testimonio de Charles Chiniquy

Charles Chiniquy fue un sacerdote jesuita por veinticinco años que terminó volviéndose protestante debido a una crisis de conciencia que le produjo la lectura de la Biblia. Como admitiera más tarde en su libro 50 Años en la Iglesia de Roma, su gran ambición era convertir a los protestantes hacia el catolicismo, el cual consideraba que era el único medio para alcanzar salvación. Pero luego se dio cuenta que la Iglesia católica no era la Iglesia de Cristo, diciendo textualmente  "Esa triste verdad no me había sido revelada por ningún protestante ni ningún otro enemigo de la Iglesia. Me lo dijo uno de sus más instruidos y devotos obispos!" . Así Charles Chiniquy nos relata lo que encontró una noche leyendo las Escrituras:
"Antes de dormir, tomé mi Biblia como siempre y me arrodille delante de Dios. Leí el capítulo doce de Mateo con un corazón devoto y un sincero deseo de entender. Extrañamente cuando llegué al versículo cuarenta y seis sentí una admiración misteriosa como si hubiera entrado por primera vez en una tierra muy nueva y santa.

Aunque había leido ese versículo y los que siguen muchas veces, llegaron a mi mente con una frescura como si nunca los hubiera leido antes. Lentamente y con intensa atención, contemplé la llegada de María a la casa para encontrarse con su divino hijo que había estado tanto tiempo ausente de ella. ¡Mi corazón palpita ba de gozo ante el privilegio de presenciar esa entrevista y oir las respetuosas palabras que Jesús dirigía a su madre! 
Con mi corazón y alma estremecidos con estos sentimientos, leí atentamente: "Mientras él aún hablaba a la gente, he aquí su madre y sus hermanos estaban afuera, y le querían hablar. Y le dijo uno: He aquí tu madre y tus hermanos están afuera, y te quieren hablar. Respondiendo él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos? Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre." (Mt. 12:46-50).  
Apenas terminé de leer el último versículo cuando grandes gotas de sudor empezaron a fluir por mi rostro, mi corazón latía con tremenda velocidad y casi me desmayé. Me senté en mi sillón esperando en cualquier momento caer al suelo. Sólo los que han oído el ruido tronante de las cataratas de Niágara y han sentido el temblor de las rocas debajo de sus pies tienen idea de lo que sentí en esa hora de agonía. Mi conciencia retumbaba como la voz de mil Niágaras diciéndome: -Predicaste una mentira sacrílega esta mañana cuando dijiste a tu congregación ignorante y engañada que Jesús siempre le concede las peticiones de su madre, María. ¿No te da vergüenza engañarte a ti mismo y a tus pobres compatriotas con semejantes falsedades absurdas?  
-Leelo nuevamente y comprende que lejos de concederle todas sus peticiones a María, Jesús siempre, excepto como niño, ha dicho no a sus peticiones. Cuando ella le pedía algo en público él siempre la reprendía... 
Me sentí tan confundido por la voz que me conmovía hasta los huesos que pensé por un momento que estaba poseído por un demonio... 
-No es la voz de Satanás la que oyes. Soy Yo, tu Salvador y tu Dios el que hablo. Lee cómo Marcos, Lucas y Juanb te dicen cómo yo recibía sus peticiones desde el día que comencé a trabajar y hablar públicamente como el Hijo de Dios y el Salvador del mundo...
¿Qué podía responder? Temblando de cabeza a pies, caí de rodillas clamando a la VIrgen María que acudiera a mi auxilio y le pedí que no sucumbiera ante esta tentación y perdiera mi fe y confianza en ella. Pero entre más oraba, más fuerte la voz parecía decirme: -¿Cómo te atreves a predicar semejante mentira cuando nosotros te decimos lo contrario por orden de Dios mismo!
En vano lloraba, oraba, clamaba y luchaba desde las diez de la noche hasta las tres de la mañana. De repente, el milagro de cambiar el agua en vino que Cristo hizo a petición de su madre vino a mi mente.
Yo siempre aceptaba ese texto como prueba de que el primerísimo milagro de Jesucristo fue hecho a petición de su madre. Yo estaba preparándome para responder a los tres testigos: -Aquí está la prueba de mi confianza en la intercesión de María; aquí está la evidencia innegable que Jesús no puede rehusar cosa alguna que su madre pida! 
Armado con estas explicaciones de la Iglesia, estaba punto de confrontar lo que San Mateo, San Marcos y San Lucas me decían cuando de repente, vino a mi mente un pensamiento angustioso como si los tres testigos me dijeran: ¿Cómo puedes estar tan ciego como para no ver que en lugar de ser un favor concedido a María, este primer milagro es la primera oportunidad escogida por Cristo para protestar en contra de la intercesión de ella! Es una advertencia solemne a María a nunca interponerse ante las necesidades de otros y para nosotros a nunca confiar en su intervención.
Aquí, María evidentemente llena de compasión por esa pobre gente que no tenía los medios para proveer el vino para los invitados que habían venido con Jesús, quiere que su hijo les dé lo que hacía falta. ¿Cómo responde Cristo a su petición? El responde con una reprensión... En lugar de decir Sí, Madre, haré lo que deseas; él dice: ¡Mujer! ¿Qué tienes conmigo? Esto claramente significa: Mujer, no tienes nada que ver en este asunto. No quiero que te interpongas entre las necesidades de la humanidad y yo. 

Todo lo anterior sirve para concluir que sólo la Biblia es nuestra regla a seguir, no lo que diga el hombre. Una vez más ha quedado demostrado que puede presentarse un conflicto entre la Biblia y el catolicismo, y tomar partido a favor del catolicismo no es un muy inteligente que digamos: no es bueno llevarle la contraria a Dios. Tenga bien claro esto: no es a María, es a Cristo a quien vamos a ir. Si Cristo quisiera que pidiéramos a María lo habría dicho en Juan 14:14. Cristo no nos enseñó el rosario sino el padrenuestro.

Bendiciones.
Juan Valles.

TAGS

666 Aborto ACTUALIDAD africa ALELUYA ALEMANIA anticristo APOCALIPSIS APOSTASIA Argentina Arqueologia ARREBATAMIENTO ASAMBLEAS DE DIOS Ateismo Avivamiento BAUTISTAS Benny Hinn BIBLIA Billy Graham binladen Biografia de Luis Jordan BIOGRAFÍAS BIOGRAFÍAS DE GRANDES CRISTIANOS Bolivia Brasil Calvino Canada CANAIMA CARACAS Carlos Jimenes chile China CIELO CIENCIA CINE COCA COLA colombia CONVERCION corea del norte Corrupcion Creacion CREACONISMO Creciendo en Gracia CUBA Culto a la muerte Danny Berrios DANTE GEBEL DAVID DIAMON David Wilkerson DEPORTES DIEZMOS DIVORCIO DOCTRINA DOLAR DROGAS Ecuador ecumenismo EGIPTO El Salvador EMIGRACION EMISORA EVANGELICA EPIDEMIA ES ESPAÑA ESPIRITU SANTO ESTADO ISLAMICO Estados ESTADOS UNIDOS ESTUDIO ESTUDIOS BIBLICOS europa eutanasia EVANGELISMO EVANGELISTA: JOHN SOTO. EXPOLIT extremismo religioso Facebook FALCON Falsas doctrinas FAMILIA Felix Llera. fema FEMA EN USA FERNANDO CLAURE Fernel Monroy francia Franklin Graham G12 GAZA genocidio gripe porcina GUATEMALA GUAYANA Haiti Halloween Hamas Hambre Herejía HISTORIA homosexualismo honduras HOTELES idolatria IGLESIA IGLESIA BAUTISTA Iglesia Católica IGLESIA DE DIOS INDONESIA INDUSTRIA infidelidad Inglaterra INMIGRACION internet Iran ISLAM Israel italia JAIME PUERTAS JESUS JORGE RASHSKE Justicia KAKA LA BIBLIA LA IGLESIA METODISTA LA IGLESIA PRESBITERIANA LA VENIDA DE CRISTO Lilly Goodman LOS MENONITAS Luis Jordan Luis Palau Luna luteranos LUTERO LUZ DEL MINDO LUZ DEL MUNDO PERU YOUTUBE Maranatha MARCAS MARCIANO DURAN MARCOS WITT MATRIMONIO MEDIO ORIENTE MENSAJES MEXICO Michael Jackson Microchip MISIONES MONEDA UNICA MUNDIAL MORMONES MOVIMIENTO MISIONERO MUNDIAL MUERTE MUNDO CURIOSO Muro de Berlin MUSICA MUSICA CRISTIANA narcotrafico NEGOCIOS nicaragua Nicky Cruz NOEMI AVILA NOTICIAS Noticias Alfa y Omega NUEVO ORDEN MUNDIAL Obama Obama e Israel OBESIDAD OCULTISMO ONU Oracion OVNIS Padre Alberto Palestina PANAMA PAPA paraguay PAREJA PASTOR pastores PENTECOSTALISMO persecusion PERU PORNOGRAFIA PREMIOS ARPA Profecia PUERTO RICO racismo Radio cristiana Reforma religion RELIGIONES REPUBLICA DOMINICANA Restauracion Rick Warren Roberto Moll RUMBO A SODOMA rumores de guerra Rusia SALTO ANGEL SALUD SALVACION SANDY OTAÑO SANIDAD SANTERIA Santo Domingo SATANISMO SECTAS Y HEREJIAS sexo sida Siria SODOMA Y GOMORRA SURAFRICA TABACO tecnologia Templo Judio Tercer templo Tercera guerra Mundial TERREMOTOS TERRORISMO Testigos de Jehova Tiempo Final Tommy Moya TRIBULACION TURISMO TV CRISTIANA UNIÓN EUROPEA Uruguay USA VATICANO Venezuela Venida de Cristo Verichip 666 Vida Cristiana VIDEOS VIOLENCIA Wayne Simien Wilmer Liendo YIYE AVILA Yiye Avile YOUTUBE YOUYUBE YURI