...

Mostrando entradas con la etiqueta sexo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta sexo. Mostrar todas las entradas

Pastor admite haber luchado contra la pornografía durante 10 años

Todo comenzó a la edad de 14 años cuando su padre compró una antena parabólica, que ofrecía un fácil acceso a los canales de pornografía. Más tarde, empezó a comprar revistas pornográficas y mirando pornografía esto sólo….

Hoy en día, Perry Noble es un pastor muy popular y cabeza de la Iglesia NewSpring en Anderson, Carolina del Sur. Y por ser muy notorio se podría pensar fácilmente que no hay telarañas en su armario y que tiene una aureola invisible en su cabeza.
Pero Noble no es el primero en admitir que lucha contra la adicción a la pornografía. Su confesión fue revelada en el blog XXXChurch.com donde explica que temía que esto provocaría un descenso en su ministerio, su matrimonio y su salvación.

Todo comenzó a la edad de 14 años cuando su padre compró una antena parabólica, que ofrecía un fácil acceso a los canales de pornografía. Más tarde, empezó a comprar revistas pornográficas y mirando pornografía esto sólo se convirtió en una parte regular de su vida adolescente.
El resultado fue que “desarrolló una visión muy realista del sexo y una visión muy poco saludable de la mujer”.
Él admite que en sus años que pasó en la secundaria, él no vio nada malo en lo que estaba haciendo. Es decir, hasta que él aceptó a Cristo.
“Y mi vida cambió. Sabía que la pornografía estaba mal y no lo que Dios quería para mí, pero yo había sembrado las semillas de una adicción a la pornografía en mi vida durante más de cinco años.
Quería que el deseo de mirar porno desapareciera durante la noche, pero no fue así. De hecho tuve problemas con eso durante 10 años”, escribe.
“La pornografía para mí era un pecado secreto que nadie conocía. La lucha era real y emocional y espiritualmente intensa. Dudé de mi salvación. Casi me alejé del ministerio, pensé que Dios me odiaba… yo no podía conseguir el control de la adicción”.
Perry, rindió su vida a Cristo en 1990, pero lo peor no había terminado aún. Cuando el Internet llegó “las cosas casi espirituales se salieron fuera de control”, dice. Mientras él podía pasar meses sin mirar porno, sin previo aviso, el ansia regresaba y él navegaba por la red durante varios días seguidos sólo por complacer su deseo.
Las cosas se complicaron y llegaron a un punto crítico en el año 2000 cuando se casó con Lucrecia. “Conocí una adicción a la pornografía que destruiría mi matrimonio”, escribe.
Pero no era algo que necesitaba mantener en secreto con su esposa. De hecho, él fue honesto con ella desde el principio y se convirtió en un pilar esencial para ayudarlo en la lucha de nuevo.
“Dígale a su esposa. Ella tiene derecho a saber… y ella puede orar por ti de una manera poderosa”, escribe.
Perry ahora es libre de su adicción a la pornografía pero Lucrecia sigue orando por su esposo y “ella se ha hecho responsable de mí hoy en día”, dice.
Pedir la rendición de cuentas a un amigo de confianza es otro de los consejos de Perry aunque él insiste en que no debe ser alguien que tiene la misma lucha que usted.
Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post

El Cristiano ante la Pornografía y el Sexo online

El Cristiano ante la Pornografía y el Sexo online
La adicción sexual ataca a la voluntad y la autoestima”, explica Marcos Zapata.
El tema da para mucho, pero se habla muy poco de ello en las iglesias. Una de las razones podría ser que, según señalan las cifras de algunos estudios, su consumo entre cristianos está casi tan extendido como entre personas que no se consideran religiosas.
¿Qué efectos tiene la visualización de sexo online? Marcos Zapata, pastor evangélico y terapeuta familiar, nos acerca a un tema que ya se ha convertido en una problemática central de muchas familias cristianas.

Una de cada cuatro búsquedas en internet tiene que ver contenidos eróticos o pornográficos. Esta es una de las estadísticas más conocidas sobre el comportamiento de los internautas a nivel global, una tendencia que alimenta una “industria sexual” que sigue su crecimiento y diversificación. Se calcula que en la red hay más de 1.000 millones de sitios web con referencia a contenidos X.
¿Qué hay del consumo entre cristianos? El impacto en las comunidades cristianas sería más alto de lo pensado , si hacemos caso de los estudios hechos en Estados Unidos, un país representativo porque combina su protestantismo histórico con el hecho de ser el mayor productor de pornografía.
La mitad de las familias cristianas consultadas allí apuntan a la pornografía como un problema importante. Incluso entre líderes cristianos el impacto del consume es alto. Sobre un 30% de los pastores evangélicos encuestados reconocieron haber consumido pornografía en internet en el último mes . Una cifra que subía a más de la mitad de los consultados si se amplía el espacio de tiempo al último año.Los datos los ofrece la organización JustOneClickAway . Esta plataforma, lanzada por el autor Josh McDowell, muestra en un impactante videoclip cómo la pornografía ha hecho un impacto silencioso en la mayoría de familias, incluidas las cristianas. La propia industria pornográfica reconoce que más del 20% de consumidores de sus contenidos son menores de edad. La edad media en la que se visiona por primera vez un contenido pornográfico es de 11 años.


OCULTAR EL PROBLEMA: MIEDO A REACCIÓN DEL ENTORNO
Preguntado por la situación en España, Marcos Zapata explica que se ha encontrado con algunos casos de adicción sexual entre líderes cristianos. Pero en contraste con EEUU, donde varias organizaciones han investigado en profundidad, “que yo conozca, no hay trabajos editados en nuestro país”, explica.
“Mi intuición personal indica que lo vergonzante de la situación hace que se calle, hay miedo a las repercusiones ministeriales o a la reacción del entorno”. Muchas personas creen que si su actividad online relacionada con el sexo sale a la luz llevaría a conflictos que podrían acabar por afectar gravemente a la familia , el trabajo o su servicio en la iglesia local. Y añade: “A esto se le llama angustia, que es el factor más determinante en la permanencia de la adicción. Es entendible que el miedo y la angustia atenace a los adictos al sexo”.

“PONE TODOS LOS VALORES PATAS ARRIBA”
¿Hasta dónde puede la pornografía cambiar el día a día de una persona? “En mi experiencia pastoral me he encontrado con que la adicción sexual tiene un elemento compulsivo que hace que se pierda el control y se vuelvan ‘patas arriba’ la vivencia de los valores y principios”, dice Zapata.
Una adicción sexual es muy parecida a otras adicciones y la ‘desintoxicación’ también suele ser más difícil de lo que parece. “Algunos pueden pasar meses, semanas, e incluso años presumiblemente libres, hasta que algo pone en movimiento la adicción nuevamente: la tensión, el tiempo libre, cambios en la vida, un período del año, un lugar, una vieja canción” .
Uno de los efectos más demoledores es que “la adicción por sí misma ataca la voluntad y la autoestima , divide el corazón en dos. La gente que es adicta sexualmente a menudo dirá que se siente como si fuera dos personas diferentes”. Las prioridades normales de la persona cambian por completo. “Esa segunda persona llega a dominar tanto que deja de importarle todo aquello que le rodea, con tal de conseguir una dosis más”.
“Lógicamente el matrimonio se resiente, los hijos quedan a un lado … La adicción sexual suprime la ternura y la compasión, para dejar su espacio a la indiferencia, cuando no al menosprecio o al maltrato”.

PLATAFORMAS PARA “FRENAR LA EPIDEMIA”
Una de las formas de combatir el consumo de pornografía es la de rendir cuentas a alguien de confianza. Lo facilitan algunas plataformas en internet, con programas que no filtran ni bloquean el acceso a contenidos eróticos pero que permiten, con la aprobación del usuario, enviar su historial de visitas online a otro usuario de confianza. Es lo que proponer, por ejemplo, Covenant Eyes, una de las organizaciones que más ha desarrollado esta idea .
Según las estadísticas de esta organización (recogidas también en EEUU), un 56% de los casos de divorcio incluyen a una de las partes teniendo “un interés obsesivo en la pornografía online”. Ademá, el consumo se ha normalizado tanto que el 29% de personas consultadas reconoce haber accedido a contenidos pornográficos desde su lugar de trabajo.
Existen decenas de libros publicados por diversos autores del contexto cristiano sobre el impacto de la pornografía. La mayoría de ellos en inglés. Destacan “Captured by a better vision” (Tim Chester, IVP, 2012), “Porn-free Church” (Covenant Eyes, 2012), “Porn-again Christian” (Mark Driscoll, Re:Lit, 2009), “Secret Sexual Sins: Understanding A Christian's Desire For Pornography” (Fred C. Rochester, Outskirst Press, 2009), “Surfing for God” (Michael John Cusick, Thomas Nelson, 2012) o “Wired for Intimacy: How Pornography Hijacks the Male Brain” (William M. Struthers, IVP, 2009).
"NO PUEDO MANEJAR ESTO SOLO"
Ser honesto con uno mismo y la “cobertura de personas de confianza”, primeros pasos para romper con la adicción sexual en internet.
Una “adicción privada” como la pornografía no deja de tener un efecto devastador en el entorno personal. Como mostraban algunos datos recogidos en el  primer artículo de esta serie , el consumo de sexo online es prácticamente invisible pero acaba impactando gravemente en familias, iglesias y el lugar de trabajo. Así que, si uno está atrapado, ¿por dónde empezar? Marcos Zapata, terapeuta familiar y pastor evangélico, da algunas claves.
“No es fácil hacer una confesión de adicción sexual, cualquiera que sea su manifestación”. Pero los primeros pasos deben ser claros, cree Zapata, y empiezan por ser honesto. Una primera pregunta puede ser:  ¿Es más importante parecer libre o ser verdaderamente libre?
Una vez comprendido que se trata ir a la raíz del problema (y no sólo de mantener las apariencias o una reputación), el segundo paso consiste en aprender a confiar en otros. “Puedo manejar esto sólo” es una actitud que en la lucha contra cualquier adicción acaba llevando al fracaso.  “Debemos traer al conocimiento de personas en las que confiamos lo que realmente está sucediendo en nuestras vidas” , personas que “te acepten y te amen a la luz de tu adicción”.

SIN ARREPENTIMIENTO NO HAY CAMBIOS
Otra etapa” imprescindible” es “la confesión y el arrepentimiento”. Zapata aconseja a todos, pero muy especialmente a los líderes cristianos en una situación de adicción, que “rompan el secreto de su lucha a través de la continua cobertura de otros. La presencia de  gente a la cual mantienes informada  ayuda a romper todas las racionalizaciones que hayas utilizado para mantener viva tu adicción”.
En este sentido reflexionaba el activista y teólogo alemán  Dietrich Bonhoeffer , en su libro Vida en Comunidad: “Un hombre que confiesa sus pecados en la presencia de un hermano (o hermana) sabe que ya no estará solo consigo mismo; experimenta la presencia de Dios en la realidad de la otra persona. Mientras vaya por mi propia cuenta en la confesión de mis pecados, todo quedará en la oscuridad, pero en la presencia de un hermano, el pecado tiene que ser traído a la luz”.

RECLAMAR LA VOLUNTAD PROPIA
Cuando se haya pasado el proceso de reconocer el problema, explicarlo a personas de confianza y tener un profundo deseo de cambio, el siguiente paso es reafirmar la voluntad. “El adicto tiene que reclamar a Dios la voluntad que Él le ha dado. Esta es la habilidad de  tomar decisiones para bien o para mal . No importa cuán débil sea, la voluntad siempre está allí”.
El pastor evangélico pone énfasis en la necesidad de incluir a Dios en el proceso, pero matiza concretamente sobre las oraciones pidiendo una liberación: “No niego las fuerzas demoníacas que están involucradas en la adicción sexual. Sin embargo, la oración por liberación no quita la responsabilidad personal, esto es, la propia voluntad de uno para tomar decisiones para bien o para mal. No quita la capacidad de ser adicto”. Y pone como ejemplo las propias  palabras de Jesús , que se refiere a “los malos espíritus que regresan a la casa barrida y limpiada, y nuestra postrera condición volviéndose peor que la primera”.
Conforme la persona se distancia de la pornografía, surge un nuevo reto: encarar lo que uno puede encontrar dentro de sí mismo. “Mientras los hábitos adictivos y patrones comienzan a romperse, muchas de los  aspectos de raíz  empiezan a salir a flote”. Aquí Zapata plantea que son “necesarios momentos de quietud, oración de escucha, cobertura, cuidado pastoral, consejería, y grupos de apoyo. Uno debe reclamar su propio corazón, no cambiar de lugar lo que hay en él con distracciones”.

REAPRENDER A RELACIONARSE
¿Y qué hay del impacto hecho en otras personas? “Deberás reaprender a  relacionarte de forma nueva con aquellos a los que amas . Aprenderás a ver desde una perspectiva no sexual, y que la intimidad no equivale a sexo”.
Este proceso de volver a construir relaciones debe tener en cuenta siempre que la persona con la adicción no es la única víctima. En el caso de los casados, por ejemplo, “el  cónyuge  también es afectado por el pecado”.
“Un cónyuge no puede sólo enfocar su atención sobre el ‘adicto’ o sobre ‘el tipo de adicción’. Un cónyuge también necesita apoyo personal. La  confianza ha sido violada  y ambas partes necesitan diferentes tipos de apoyo”. De hecho, “el cónyuge no deberá ser la fuente principal o única de cobertura para el adicto”.

DIFERENCIAS EN LA CONDUCTA
Ante esto, ¿cuáles son las diferencias entre una actitud sexual habitual y los comportamientos que apuntan a una adicción? De forma sencilla pero ilustrativa, algunas de las diferencias son las siguientes:
                                                                                             


 ¿SATISFACCIÓN EN DIOS?
Varios de los libros sobre el auge del consumo de pornografía online hablan de la necesidad de conseguir una satisfacción personal en un nivel más profundo que el sexual.  ¿Puede hablarse de un vínculo de lo espiritual con la adicción sexual?  Zapata cree que sí. “El abordaje pastoral que se quede sólo a nivel de apoyo fraternal, acompañamiento, rendición de cuentas, y que obvie el aspecto espiritual, nunca alcanzará totalmente la sanidad integral del hombre”.
“Jesús es el único que puede verdaderamente liberarnos de este cuerpo de pecado y de corrupción. Reconocer esto es el principio de la recuperación. La libertad nos llega inevitablemente como gracia”.
 Hay dos alternativas para un cristiano, opina Zapata.  “Uno puede pelear contra este ‘monstruo interno’ odiándose, o uno puede empezar a ver esta área de ruptura y daño en su vida como un lugar que necesita desesperadamente la presencia de Dios”. Buscar esta presencia empieza por "escuchar, más en estos casos, es obedecer”.
Finalmente, el desengancharse del consumo de pornografía u otras formas de consumo de sexo es una cuestión muy relacionada con el concepto bíblico de  idolatría . Cambiar la mirada fijada en un ídolo para ponerla en Dios no es algo fácil. “El verdadero amor es una decisión difícil”, concluye Zapata, “en la que penosamente nos alejamos de amores menores (ídolos), hacia Jesucristo”.

 
ANTE LA PORNOGRAFÍA EL CRISTIANO TIENDE A "AUTOJUSTIFICARSE"
Lidia Martín, psicóloga, explica las consecuencias y equipara el consumo de sexo online a la infidelidad matrimonial.
Los cristianos no sólo tienen un consumo de pornografía parecido a la media social, sino que además tienden a justificarlo. Es una de las conclusiones del análisis que hace la psicóloga Lidia Martín, que ha investigado esta problemática desde su praxis como psicóloga. Explica a este diario que lo grave de visionar sexo online es que “cada vez se necesitarán contenidos más explícitos, más agresivos y, lo peor, se considerará que son normales, tolerables”. Puede leer el  primer artículo de la serie y el  segundo , ambos con el análisis del terapeuta Marcos Zapata.
La accesibilidad desde internet, la comodidad de un  consumo desde casa  y el hecho de que los contenidos sean, en muchos casos, gratuitos. “ Estos factores, sin duda, contribuyen al uso de la pornografía”, dice Martín, que ejerce en Madrid. “No hace falta hacer grandes esfuerzos para cruzarse con archivos de este tipo incluso sin buscarlo o buscando cosas mucho más inocentes y absolutamente desligadas del tema.  Tener el ordenador delante y no tener que dar ninguna clase de explicación  respecto a lo que se consume, facilita su uso (no como ocurre, por ejemplo, al comprar una revista de este tipo en un kiosko, en que te tienes que encontrar con el kioskero y además asumir que algún vecino puede toparse contigo en el momento más inoportuno)”.
Este uso tan “cuotidiano” que se puede dar de los contenidos sexuales online no deben hacernos olvidar, sin embargo, que el riesgo es importante. “Este terreno es tan altamente adictivo que, al igual que sucede con otras cosas, los primeros contactos suelen ser gratuitos para convertirse después en interacciones o visionados de pago”.
La pornografía se parece a otras drogas en que, a la larga, el cuerpo se acostumbra y genera tolerancia:  “La persona se acostumbra a cierto contenido y necesita ir subiendo la temperatura y el calado de lo que ve” , explica Martín.

 “SON MUCHOS LOS CONSUMIDORES CRISTIANOS”
 ¿Cómo es la problemática entre cristianos?  Martín explica que la realidad es bastante decepcionante. “Esperaríamos que entre cristianos esto no existiera o que, al menos, no fuera tan frecuente como lo es fuera de nuestras filas. Sin embargo, son muchos los consumidores cristianos de pornografía, aunque lógicamente no se habla abiertamente de ello”.
La psicóloga explica por qué, en su opinión, la diferencia con personas ‘no religiosas’ es tan pequeña: “Los cristianos somos personas como cualquier otra, con las  mismas debilidades , sólo que regenerados por la sangre de Cristo. Y en ese sentido es que la cercanía con el Señor y poner nuestra mirada en Sus cosas son la única protección real con la que contamos en estos casos. Somos igual de débiles, entonces, que cualquier otro y privarnos del uso de estas cosas es más  una cuestión de obediencia  que de falta de tentaciones”.
Otro factor que según Martín explica la profundidad de la problemática en las iglesias evangélicas, es que “hay mucho desconocimiento de hasta qué punto esto está desaconsejado y prohibido por Dios”. Y añade: “Se tiende fácilmente a la autojustificación, a dar  explicaciones en ocasiones un tanto rebuscadas  para conseguir precisamente esto, ver con buenos ojos lo que no es bueno”.

PORNOGRAFÍA COMO INFIDELIDAD A LA PAREJA
Preguntada por las consecuencias en el día a día de un matrimonio, Lidia Martín es clara: “Yo sí defendería que hay infidelidad en el uso de la pornografía. En el momento que se visualizan imágenes de otros de cierto tipo y con la intención clara de crear lujuria y promover el deseo sexual; cuando se promueve, no la pareja, sino determinadas prácticas y a través de un foco que no es la propia pareja; cuando, por decirlo de otra forma  entra un ‘tercero’ en escena , sea a nivel presencial o a través de una pantalla, hay una infidelidad”.
No ayuda el inventar etiquetas o diferenciar entre conceptos que en el fondo tienen la misma raíz.  “Somos muchas veces excesivamente legalistas con lo que es o no una infidelidad y en el fondo no es más que una forma de autojustificar nuestros propios deseos. Parece que si no te acuestas con alguien físicamente no estás siendo infiel” . Para un cristiano, cree Martín, las palabras de Jesús son suficientemente claras, cuando dijo que quien mirara con lujuria a una mujer que no es su esposa “ya adulteró con ella en su corazón”.
“De ahí que tengamos que ser un poco menos benevolentes con nosotros mismos en cuanto a estas cosas. Ninguna esposa o esposo se siente contento ni feliz al ver o constatar que su cónyuge consume pornografía. No beneficia a la vida sexual de la pareja, no contribuye a la unidad del matrimonio,  no favorece que nuestro deseo sexual se oriente hacia nuestra pareja  sino que, muy por el contrario, nos distancia de ella”.

CULPA QUE LLEVA A PÉRDIDA DE CONFIANZA
El sentimiento de culpa por el consumo de pornografía (tanto si se trata de una persona casa o soltera) acaba llevando a romper la confianza en las relaciones en un entorno familiar. “En muchas ocasiones cuando la persona se va embebiendo en la adicción también se va aislando. Esta es una característica habitual:  cada vez el elemento adictivo ocupa más y más tiempo y facetas de la persona , hasta el punto de que termina prácticamente ‘desconectado’ de la realidad o de la faceta de la realidad correspondiente con el tema en cuestión”.
Sobre la culpa que esto genera, Lidia Martín habla de  dos reacciones habituales.  “Dependiendo de qué tipo de culpa sea la que se hace presente, pueden pasar varias cosas: la culpa que lleva a la confesión y al perdón puede ser que al principio se presentara en forma de aislamiento, pero termine buscando el acercamiento con el cónyuge, la búsqueda de soluciones y el abordaje del problema”.
Pero cuando la culpa no se gestiona adecuadamente, “cuando lejos de buscar la confesión y el perdón lo que se busca es la ocultación y la permanencia de la conducta adictiva, el aislamiento y el distanciamiento de la familia están prácticamente garantizados”.

EFECTOS EN LA SOCIEDAD
Ante toda esta realidad, se plantea una pregunta preocupante:  ¿Qué efecto tendrá a nivel social el consumo generalizado de pornografía que, según todos los informes, se está dando ahora mismo entre la amplia mayoría de los menores de edad?
“Una de las cuestiones que ya estamos contemplando, no sólo en los jóvenes, sino en los muchos adultos que la consumen, es una banalización de la sexualidad y de las implicaciones del uso de la pornografía”. Relativizar el problema no ayuda. “Parece que no pasa nada, pero sí pasa. Uno de los efectos más evidentes y que acarrea también consecuencias en otros ámbitos es, principalmente, el hecho de que se ven las relaciones sexuales como algo puramente utilitario, para cubrir una  necesidad personal inmediata , pero poco o nada tiene que ver el amor o el afecto por el otro”.
 Las principales afectadas serán las mujeres.  “Se tiende a la degradación de la mujer”, explica Martín, “ya que son principalmente hombres los que hacen uso de estas imágenes y se la cosifica”. El efecto en los consumidores es de largo plazo: “Pensemos que normalmente este es un camino con difícil retorno, ya que se crean imágenes mentales que son imborrables, fácilmente reproducibles una y otra vez y que generan tolerancia, por lo que la adicción avanza sola”.
 El consumo repetido ahonda en el problema. “En ese sentido, cada vez se necesitarán contenidos más explícitos, más agresivos y, lo peor, se considerará que son normales, tolerables”.
“Muchos de los comportamientos que estas imágenes muestran son vejatorios para una de las partes y es  peligroso acostumbrarse a ello  y considerar que constituyen la normalidad y no la anormalidad”, concluye la piscóloga.
 Lidia Martín  es columnista de este diario y puede  leer sus reflexiones en el blog “El Espejo” . En el primer artículo de esta serie destacábamos algunos de los  libros publicados recientemente en inglés . Aquí les ofrecemos una selección de libros parecida en castellano, una bibliografía seleccionada por Marcos Zapata:
 “Cómo sanar las heridas de las adicción sexual” (Dr. Mark R. Laaser, Editorial Vida), “En el altar de la idolatría sexual” (Steve Gallagher, Editorial Vida), “Libertad en un mundo obsesionado por el sexo” (Neil T. Anderson, Editorial Unilit), “Sexualidad sana, liderazgo sólido” (José Luis y Silvia Cinalli), “La relación sexual y el soltero” (Joseph Knable, Editorial Unilit), “La batalla de cada hombre” (Stephen Arteburn y Fred Stoker, Editorial Unilit), “Hacia la sanidad sexual” (John White, editorial Certeza), “El sexo, los hombres y Dios” (Douglas Weiss, Editorial Peniel) y “Sanidad sexual” (David Kyle Foster, Mastering Life Ministries). Además, Lidia Martín ha participado, junto a otros autores, en el libro “Psicología y Sexualidad” (Varios autores, Básicos Andamio).


Autores: Joel Forster
Editado por: Protestante Digital 2012

La pornografía en Internet está provocando que muchos abandonen la iglesia

“La pornografía es cada día más parte de Internet. Y las estadísticas de consumo en línea son alarmantes, incluso entre los cristianos”, dijo Miller, quien cree que la pornografía inhibe “la devoción y el beneficio de la oración”.
Una encuesta reciente sobre la Influencia de la Pornografía en Internet, la Evaluación de la Correlación Inversa entre el Acceso a Internet y la Fe, encontró que el contenido sexualmente explícito está induciendo a la gente a salir de la iglesia.
Joe Miller, un bloguero cristiano que trabaja para la editorial cristiana Nelson Books, dijo que los investigadores deben dejar de tener una visión complaciente y admitir que la pornografía está corrompiendo a las personas.

“La pornografía es cada día más parte de Internet. Y las estadísticas de consumo en línea son alarmantes, incluso entre los cristianos”, dijo Miller, quien cree que la pornografía inhibe “la devoción y el beneficio de la oración”.
El bloguero explica que al consumir pornografía no somos capaces de buscar “el deseo y la santificación” de forma simultánea, lo que nos lleva a “conceder la atracción hacia cualquiera” y a alejarnos de Dios lo que provoca que nos hundamos más en la pornografía.
Miller, resaltó que el crecimiento de la Internet puede ser una “idea interesante” para justificar la pérdida de la fe, pero argumenta que el pecado tiene mayor poder para “enfriar muchos corazones”.
El cristiano ortodoxo y escritor de Rod Dreher, citado por Miller en su blog refuerza las ideas bajo el precepto de que: “Si se acepta el punto de vista del mundo moderno sobre el sexo, pronto se abandonaran las enseñanzas sobre el cristianismo y luego las personas no les gustará escuchar la verdad”, dijo.
Otros estudios muestran que la pornografía se está propagando a cifras alarmantes, como la investigación del programa Project Know –Proyecto Conoce– que ayuda a adictos a la pornografía. Este programa afirma que existen 420 millones de páginas web que contienen material pornográfico.
El mismo estudio de Proyecto Conoce dice que el segundo sitio pornográfico más grande en el mundo “recibe 100 millones de visitas al día y muestra 4 mil videos por segundo en su horario dominante. Este sitio recibe 2 por ciento del total de tráfico que se genera en Internet”, concluye.
Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post

Macapá, Brasil.- Más de 30 mil jóvenes cristianos decidieron unirse al movimiento "Yo Escogí Esperar", que promueve la abstinencia de relaciones sexuales antes del matrimonio.

Miles de jóvenes eligen no tener relaciones sexuales antes del matrimonio
Macapá, Brasil.- Más de 30 mil jóvenes cristianos decidieron unirse al movimiento "Yo Escogí Esperar", que promueve la abstinencia de relaciones sexuales antes del matrimonio.

El movimiento recomienda a los jóvenes evitar las relaciones sexuales hasta el matrimonio y losbesos en la boca, si no tienen un compromiso serio para casarse.Solteros o comprometidos que decidieron por "esperar en Dios" afirman estar satisfechos y esperan una "relación madura" que valore lospreceptos bíblicos, según publica el sitio G1.

Algunos jóvenes dicen que han sufrido un perjuicio por elegir esperar. Una joven de 21 años, quien es madre de una niña de tres años, dice que tuvo una relación con un hombre antes de elegir la abstinencia. Dice que el perjuicio ocurre en aquellos que no conocen los principios del movimiento cristiano.

"Mi experiencia con las relaciones, es que lamentablemente no duran, y cuando me uní al movimiento, me di cuenta de la importancia de esperar en Dios para una persona que valora una relación seria. Muchos me dicen que soy joven, bonita y que me puedo relacionar con varias personas, pero ellos no entienden que se trata de una elección personal y espiritual", dice la joven.

Carlos André, de 21 años, dice que es parte del movimiento por cinco años, tuvo problemas en su noviazgo por ser inducido por los amigos y familiares para tener relaciones. Ahora él afirma que no ha tenido ninguna relación sexual.

"Vi que muchos jóvenes se hacen daño con las relaciones antes de casarse, por eso elegí esperar en santidad por una esposa. Para mantener la perseverancia, tengo en mente que esta elección me traerá en el futuro una familia feliz. Vale la pena esperar", dice.

El pastor Ronaldo Junior, uno de los coordinadores del Seminario, dice que el movimiento busca que las parejas tengan una relación sagrada. El joven aprende, a través de la Palabra de Dios, esperar a lapersona indicada para disfrutar el momento especial en el matrimonio", dijo. AcontecerCristiano.Net

Madonna gana demanda donde había sido acusada de promover la homosexualidad


Madonna gana demanda donde había sido acusada de promover la homosexualidad


Según el tribunal de justicia ruso, el veredicto se decidió a partir de que los boletos de entrada al evento, estipulaban que era un masivo exclusivo para mayores de edad y la ley se refiere estrictamente a promover la homosexualidad entre los menores.
Un tribunal ruso rechazó el jueves, 22 de noviembre, una demanda multimillonaria contra la estrella del pop Madonna, quien fue acusada de promover “propaganda homosexual” hacia los menores durante su concierto 09 de agosto en Moscú.
Algunos miembros del Sindicato de Ciudadanos Rusos, habían interpuesto la demanda, porque el espectáculo de Madonna fue declarado como “ofensivo para los ciudadanos”, debido a que realizó manifestaciones públicas de apoyo a los derechos de los homosexuales, lo cual fue prohibido legalmente en la mencionada ciudad hace algunos meses.

Una de las demandantes llamada Darya Dedova, argumentó en una declaración recientemente que es importante para Rusia mantener sus valores tradicionales.
”La tasa de mortalidad prevalece sobre la tasa de natalidad en Occidente, los chicos jóvenes se están convirtiendo en género neutro “, advirtió. ”No estamos en contra de las personas homosexuales, pero estamos en contra de la propaganda de la perversión hacia los menores”, continuó Dedova.
”Queremos defender los valores de la familia tradicional, que se encuentran actualmente en crisis en este país. Madonna violado nuestras leyes y ella debe ser castigada”.
La base de la demanda presentada contra Madonna fue en relación a una ley, que prohíbe en Rusia la promoción de la homosexualidad a los menores.
Los nueve demandantes solicitaron ante la corte una indemnización de más de diez millones de dólares, bajo los cargos de daño moral, mismos que serían remunerados por la intérprete y por los organizadores del evento.
La corte dictaminó la victoria legal de la intérprete, además de solicitar a los demandantes la cobertura del costo del proceso legal para ambas partes.
Según el tribunal de justicia ruso, el veredicto se decidió a partir de que los boletos de entrada al evento, estipulaban que era un masivo exclusivo para mayores de edad y la ley se refiere estrictamente a promover la homosexualidad entre los menores.
Asimismo, los legisladores objetaron que sólo uno de los demandantes fue testigo presencial del evento ofrecido por la catalogada como “sacrílega, enviada de Satán y arma ideológica de occidente”.

La Pornografía en el matrimonio cristiano


La pornografía puede empezar con algo tan simple como una foto en la computadora o en una revista de hombres o en una Web. Y antes de que pase mucho tiempo, la necesidad de estimulación le lleva paso a paso de un material gráfico a un material más explícito y revelador y en un abrir y cerrar de ojos, lo hacemos de manera más y más frecuente.
La pornografía nos anima a tratarnos los unos a los otros como objetos o máquinas del placer. La pornografía siembra las semillas del aislamiento y nos lleva a relaciones no saludables y a la pérdida del respeto a nosotros mismos. Al paso que el usuario se involucra más y más en el mundo de la fantasía, la pornografía llega a ser una obsesión.¡La pornografía no es NUNCA una buena idea!
Sin embargo, hay buenas noticias. Podemos liberarnos de la esclavitud de la pornografía.
¿Cuál es el impacto de la pornografía a la familia?
La Infidelidad Virtual: El uso de la pornografía dentro del matrimonio
¿Por qué la pareja no debe usar la pornografía para aumentar su excitación y para acrecentar sus relaciones sexuales? Hace mucho tiempo que la pornografía fue un vicio de los muy ricos. Nadie más podía darse lujos pornográficos. El Emperador romano llamado Cesar Tiberios era adicto a la pornografía y cuando quería satisfacerse, compraba pergaminos especiales de dibujos desde Egipto o traía al palacio jóvenes y señoritas entrenadas en las prácticas sexuales para demostraciones privadas.
Hoy, todo eso ha cambiado. Todos pueden comprar la pornografía. Las tiendas de rentar videos tienen secciones especiales solamente para las películas pornográficas. Con dos clics en la computadora, cualquiera puede ver lo que sea en la Web. Decir que "es fácil obtener pornografía" hoy día es una declaración que se queda corta. ¡Hoy la pornografía la tenemos pegada a nuestros ojos la queramos ver o no la queramos ver!
Vivimos en Pornotopia. En Pornotopia, la gente común y corriente hace preguntas que ni siquiera le hubiera ocurrido hacer en otros tiempos. Hoy se hacen preguntas como la siguiente: ¿Por qué el matrimonio no debe usar la pornografía para aumentar su excitación sexual y acrecentar sus relaciones sexuales? O ¿Por qué no podemos mirar una película pornográfica juntos antes de acostarnos en la cama? De todos modos, muchos alegan, "lo hacemos por una buena causa y por lo menos lo hacemos juntos".
¡No es solamente que esto es malo sino que tampoco funciona! La esposa y su esposo no lo están haciendo juntos. Pensarlo es engañarse. En realidad, ¡se está invitando a otras personas a la intimidad del matrimonio! Ver pornografía no mejora sus relaciones sexuales. De hecho, la pornografía reduce su excitación y además debilita lo que sí puede acrecentar su excitación. Considerémonos cada uno de los cuatro puntos individualmente.
¿Por qué no están haciéndolo juntos? Llega la hora de acostarse, los señores Juan y Rosa González miran pornografía. Juan se excita mirando fotos de mujeres en vez de mirar a Rosa: Rosa se excita al mirar la imagen de un hombre en una foto en vez de mirar a Juan. Van a la cama y tienen relaciones sexuales. La pregunta es, ¿con quién están teniendo relaciones sexuales? Probablemente están en el acto sexual al mismo tiempo pero es bien claro que no están compartiendo el acto el uno con el otro. Juan está viviendo su fantasía con la mujer de la foto y Rosa con el hombre de la foto. El hecho que éstos no están presentes físicamente es sólo una detalle.

"Oísteis que fue dicho: "No cometerás adulterio". Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón."
Mateo 5:27-28
Nos asombraría la sugerencia de emplear prostitutas para la noche para Juan y Rosa, para que se calienten con ellas y luego simultáneamente se den la vuelta para completar la experiencia sexual con su pareja del matrimonio. Sin embargo, esto es en esencia exactamente lo que están haciendo. Están teniendo relaciones sexuales con otras personas aunque no hay nadie más presentes que ellos mismos.
Porqué la pornografía no aumenta las relaciones sexuales en el matrimonio Hace solamente una generación que la expresión "hacer el amor" se podía usar para cualquiera de las cosas que los enamorados hacen como por ejemplo: agarrarse de las manos, hacerse promesas increíbles, hacer cosas especiales el uno para el otro, susurrar dulcemente en el oído de su pareja. "Hacer el amor" quería decir cualquier experiencia donde los enamorados perdían la cabeza el uno por el otro en demostraciones de amor… porque el sacrificarse uno por el otro es lo que significa en realidad "hacer el amor". Hoy, desafortunadamente, utilizamos la expresión "hacer el amor" solamente para el acto sexual. Es una expresión engañadora. Claro que el acto sexual puede ser una manera de hacer el amor, ¡pero también puede ser una manera de destruirlo!
La razón por la que el acto sexual dentro del matrimonio es una manera de hacer el amor es porque el esposo se pierde a sí mismo en completo deleite de servir y complacer a su esposa, y la esposa hace lo mismo con su marido. Por contraste, cuando los esposos tienen relaciones sexuales incorporando la pornografía, ninguno de los dos está atento a su pareja, cada uno está pensando en sí mismo. Juan está satisfaciéndose a sí mismo, no a Rosa mientras imagina que Rosa no es Rosa sino la otra modelo y así Juana imagina que Juan no es Juan, sino el elegante modelo en quien está pensando. Eso no es hacer el amor… ¡Esto es masturbarse con el cuerpo de su esposa o su esposo!

Si usted quiere ver lo serio que es el problema de la pornografía, aun dentro del pueblo cristiano, voto y mire los resultados de eta encuesta:
Usted y la pornografía
No puedo negar que he visto pornografía, pero no es un problema de adicción para mí
La veo y la veo. No parece que pueda controlarme. Me tiene esclavizado.
Qué les pasa con la porno? Es una forma normal de expresarse. ¡Para uds todo es pecado!
  
¿Porqué la pornografía reduce la excitación sexual de la pareja? Hasta ahora es claro que aunque las relaciones sexuales pornográficas pueden acrecentar la excitación sexual de la pareja, no tiene nada qué ver la excitación sexual del uno con el otro. Cada uno está haciéndolo con otras personas. Y eso es solamente la mitad del problema.
La otra mitad es que las fantasías pornográficas llegan a ser adictivas. Considerémonos a Juan. Si Juan aumenta su excitación sexual imaginando que Rosa es otra mujer, Juan llegará a depender más y más en de fantasía, será menos capaz de ser excitado por Juana. No solamente eso sino que su fantasía perderá su poder rápidamente. Entonces para poder ser excitado otra vez necesitará… ¡una nueva fantasía! ¡Ahí está la trampa!
Al principio será suficiente solamente imaginar otra mujer. Pero pronto eso llega a ser antiguo, pues lo imaginario nunca tiene la vitalidad de la realidad. De pronto las fantasías de Juan van a ser más raras. Tendrá que imaginar no solamente otra mujer sino también otro tipo de mujer - no solamente las relaciones sexuales sino también otro tipo de relaciones sexuales - para poder sentir la excitación. Podrá encontrar que quiere la pornografía no solamente antes de las relaciones sexuales sino durante ellas. De hecho, la fantasía podrá llegar a no ser suficiente para satisfacerlo. Puede llegar a querer realizar… ¡sus fantasías pornográficas con su esposa! Sexo anal, sexo oral, posiciones raras, etc. se convierten en el nuevo nivel para lograr satisfacerse.Pase tiempo de calidad con su esposo(a) y comuníquese con él y no necesitará pornografía
La pornografía es destructiva en vez de constructiva De vez en cuando la pareja mira la pornografía simplemente porque tienen problemas disfrutando sus relaciones sexuales, y creen que la pornografía va a resolver este problema. Desdichadamente, el uso de la pornografía no solamente destruye lo que debe arreglar sino también, como ya hemos visto, distrae la pareja y evita que la pareja atienda lo que en realidad necesita ser atendido: El matrimonio.
La frustración sexual puede surgir de muchas causas. Posiblemente la pareja mira al acto sexual como una realización de sus propios deseos y no con el espíritu que Dios desea que se haga… con el espíritu de entrega. Posiblemente hay expectaciones no realistas acerca del acto sexual. Quizás uno de ellos está enfermo, deprimido, o tiene miedo de envejecer. A veces las frustraciones sexuales surgen de otros problemas dentro de la relación, como las disputas, la infidelidad o de no tomar tiempo para charlar y comunicarse.
Por la gracia de Dios, una pareja que esté enfrentando problemas puede trabajar en la reparación del matrimonio. Pero… ¡la pornografía no es la manera de ayudar, sino de empeorar la situación!

SEXO:La famosa prueba de amor


Eclesiastés 9: 8 “En todo tiempo sean blancos tus vestidos, y nunca falte ungüento sobre tu cabeza”. Has escuchado en alguna ocasión esta frase: “Si realmente me amas, demuéstramelo”, seguramente si eres chica en mas de alguna ocasión has escuchado esa tan famosa frase que viene con intenciones de recibir la famosa “prueba de amor”.
Se le llama entre los jóvenes “prueba de amor”, al hecho de tener relaciones por primera vez en el noviazgo. Se supone que si la chica realmente ama a su novio se lo demostrara teniendo intimidad con el.
Pero yo te pregunto a ti: ¿Crees que es necesario tener relaciones antes del matrimonio, como para demostrar que realmente amas a alguien?, definitivamente si fuera tu respondería un rotundo y gigantesco: ¡NO!
Y es que el amor no se demuestra por eso, si una persona realmente te ama no necesariamente tiene que demostrártelo a través de la intimidad,  pues si realmente esta enamorado o enamorada de ti, sabrá esperar hasta el matrimonio para gozar de este.
Pero lastimosamente hay muchas en su mayoría chicas que son victimas de esta famosa prueba de fe, y es que ellas acceden por situaciones como:
Tener miedo de perder a su novio: ellas creen que si no acceden su novio las dejara y por no querer que pase eso, acceden a dar la famosa prueba de amor. Es una lastima que las chicas den algo tan valioso por miedo a perder a la persona que supuestamente ama.
Pero tienes que saber una cosa, el temor de perder a alguien no es compatible con el amor verdadero, pues el verdadero amor echa fuera todo temor. Es decir que una persona realmente te ama, no te dejara por cosas tan insignificantes como esas, entonces, si tu tienes miedo de perderlo por no acceder, ¿Será realmente amor eso?, mas que amor creo que seria como una extorsión. Es mas eso serviría para demostrar realmente si te ama o no, pues si tu no accedes a su petición y el sigue contigo respetándote y esperando junto a ti hasta el matrimonio para tener relaciones, eso quiere decir que te ama y que le importa mas respetarte y respetar a Dios, que acceder a un placer tan momentáneo que puede llevarte a la perdida de autoridad divina, y todo por momentos de placer que bien pueden esperar, pues tarde o temprano se dará cuando se llegue al matrimonio. Entonces, ¿Por qué adelantarse?.

Ya no está de Moda ser Virgen.


EL profesorado de la Comunidad Autónoma Vasca-España (CAV) está preocupado por sus alumnos adolescentes. Asegura que las relaciones sexuales se inician cada vez “antes y peor” porque los chavales sienten la presión de tener que hacerlo cuanto antes. “Ya no está de moda ser virgen“, señalan a modo de resumen. Además, el personal docente advierte de que las relaciones sexuales y afectivas están marcadamente definidas por los roles de género y añaden que, entre las chicas, existe una presión mayor y se convierte en un elemento o signo de éxito.
“Si la chica no consigue besar al chico que le gusta, es una fracasada“, lamentan. Según consta en el informe Aproximación a las necesidades y demandas de la infancia y la adolescencia en la CAPV, publicado por el Observatorio de Asuntos Sociales del Gobierno Vasco, los profesores hablan de actitudes sexuales “muy irresponsables” en la adolescencia y señalan que esta actitud, que se plasma en otros ámbitos como la educación o la familia, se reproducen en las relaciones sexuales que mantienen.
Las posturas sobreprotectoras de las familias no ayudan. De hecho, los profesores explican que este comportamiento provoca una mayor imprudencia entre los adolescentes “y cuando hablamos de secundaria y de relaciones sexuales, esto se convierte en un tema importante”. Se refieren, por ejemplo, a los padres y madres que les compran los preservativos a sus hijos e hijas “para cuando lo necesiten”. Una práctica que, aseguran, trivializa la cuestión de fondo e “infantiliza” a los adolescentes que ni siquiera tienen que hacerse cargo de ir a comprar los preservativos. Por ello, concluyen que “no podemos esperar que se hagan responsables de utilizarlos” y evitar enfermedades de transmisión sexual o embarazos no deseados.
Las relaciones afectivas se normalizan a partir de los 12-14 años, aunque suelen ser poco duraderas. En estas edades, el contacto físico se reduce, tal y como reconocen los propios chavales, a “besos y cosas así”. En cualquier caso, comienzan a ser conscientes de que en un futuro cercano pueden llegar las relaciones sexuales completas. Pese a esta precocidad y aunque dé la sensación de que los tiempos han cambiado, el profesorado considera que los miedos y vergüenzas de hace años a la hora de abordar el tema de la sexualidad, la afectividad o el cuerpo dentro de la familia, continúan intactos. Aseguran que en las familias existe una escasa formación en afectividad y sexualidad “que se hace más evidente entre los adolescentes”.
En función del género, varía el tipo de vínculo al que aspiran los adolescentes. Para los chicos, las relaciones “de una noche” son más divertidas e interesantes, mientras que para las chicas las relaciones son más satisfactorias cuando son más duraderas. Los estereotipos también se aplican a las relaciones sexuales. Algunos comentarios de chicas resultan muy elocuentes cuando mantienen que “a los chicos os gustan muy …  de esas que se la … a cualquiera” y los chicos reproducen discursos sobre evitar el compromiso afectivo.
Tener pareja en la adolescencia o ligar y tener éxito es algo que proporciona estatus a los adolescentes y les permite ser populares. Lo habitual es que no tengan contactos sexuales completos, aunque siempre surgen comentarios sobre algunas que “ya lo han hecho“. Normalmente, se refieren a parejas que llevan tiempo juntas y que han alcanzado un elevado grado de confianza. Por otra parte, determinadas chicas reconocen la complejidad de oponerse a una relación sexual completa cuando el chico “te importa“. Según explican, si la relación afectiva es estrecha y “le quieres mucho” algunas chicas sienten “que tienen que hacerlo“.
Los adolescentes tienden a reducir las relaciones sexuales a la penetración y, en ocasiones, manifiestan comentarios estereotipados al respecto, rayanas en el mito. “Las chicas lo tienen más fácil que nosotros para llegar a un orgasmo, ellas lo pueden hacer con un consolador y todo”, indican. A partir de los 15 años, las relaciones sexuales son más habituales y las chicas señalan que a esa edad, “los chicos están muy salidos”. Al ser consultados al respecto, el estudio detalla que los adolescentes definen las relaciones sexuales como “un acto serio, que requiere que las dos personas estén totalmente de acuerdo y seguras de lo que van a hacer y que deben usarse métodos anticonceptivos para evitar la transmisión de enfermedades y los embarazos no deseados”.
Sexualidad en familia. A los niños y adolescentes les cuesta mucho hablar con la familia de todos aquellos temas relacionados con aspectos íntimos, como cuando les gusta una persona de clase o la sexualidad. Las dificultades que tienen para tratar estos asuntos se relaciona con el pudor y la vergüenza, por lo que aseguran que les gustaría que sus padres y madres se dieran cuenta, a través de las indirectas que les lanzan cuando un asunto de este tipo les preocupa, de la situación sin necesidad de tener que abordarlos directamente.
Tampoco resulta sencillo para los padres hablar con sus hijos de estos temas porque iniciar un diálogo que llegue a buen puerto reclama tiempo y esfuerzo. “Para que tu hijo de siete años te diga algo interesante para ti tienes que tirarte mucho tiempo escuchando cosas que te parecen una chorrada”, apuntan. Y si se dan problemas a los siete años, a mayor edad mayores dificultades de comunicación. El cúlmen de la complejidad llega cuando los niños se convierten en adolescentes.
En esta etapa, resulta muy difícil tratar las intimidades con padres y madres. En primer lugar, porque los adultos les continúan viendo como a niños y porque los adolescentes creen que sus padres y madres no entenderán el problema. Otro factor que entorpece la comunicación es que los progenitores tampoco suelen valorar adecuadamente la magnitud de los problemas de sus hijos.

Pastor asegura que la masturbación es una forma de homosexualidad masculina


Pastor asegura que la masturbación es una forma de homosexualidad masculina
El pastor Driscoll, no condena la masturbación cuando esta se hace en presencia de su esposa o con su participación directa, según él esto es un comportamiento homosexual. También es aceptable que se masturbe el marido cuando está de viaje...
Mark Driscoll, quien es co-fundador y pastor de la iglesia Mars Hill Church en los Estados Unidos, asegura que la masturbación es una forma de homosexualidad masculina, porque no hay contacto con una mujer”.
“Si un hombre se masturba al mismo tiempo que mantiene otras formas de intimidad sexual con su esposa no sería así, sin embargo, cualquier hombre que lo haga sin su esposa en la habitación está bordeando la actividad homosexual, especialmente si mientras tanto se mira en un espejo y se excita con su propio cuerpo”, argumenta Driscoll en el capítulo 5 de su libro Porn-Again Christian: A Frank Discussion on Pornography & Masturbation for God’s Men, dedicado al tema de la masturbación y a sugerir consejos “prácticos y teológicos” para evitar masturbarse así mismo.

Sin embargo, el pastor Driscoll, no condena la masturbación cuando esta se hace en presencia de su esposa o con su participación directa, según él esto es un comportamiento homosexual. También es aceptable que se masturbe el marido cuando está de viaje, si este utiliza una foto o una imagen de su esposa, pero si utiliza otra imagen de otra persona, eso es una traición.
El libro “Porno-una vez más cristiano: Un franco debate sobre la pornografía y masturbación para hombres de Dios”, se vende a EE.UU. a 7, 98 dólares en la tienda Amazon.
En la revista “Preaching”, Driscoll, fue seleccionado entre los “25 pastores más influyentes en los últimos 25 años” Y sus sermones en iTunes, se han vuelto muy populares.
Mostrando entradas con la etiqueta sexo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta sexo. Mostrar todas las entradas

Pastor admite haber luchado contra la pornografía durante 10 años

Todo comenzó a la edad de 14 años cuando su padre compró una antena parabólica, que ofrecía un fácil acceso a los canales de pornografía. Más tarde, empezó a comprar revistas pornográficas y mirando pornografía esto sólo….

Hoy en día, Perry Noble es un pastor muy popular y cabeza de la Iglesia NewSpring en Anderson, Carolina del Sur. Y por ser muy notorio se podría pensar fácilmente que no hay telarañas en su armario y que tiene una aureola invisible en su cabeza.
Pero Noble no es el primero en admitir que lucha contra la adicción a la pornografía. Su confesión fue revelada en el blog XXXChurch.com donde explica que temía que esto provocaría un descenso en su ministerio, su matrimonio y su salvación.

Todo comenzó a la edad de 14 años cuando su padre compró una antena parabólica, que ofrecía un fácil acceso a los canales de pornografía. Más tarde, empezó a comprar revistas pornográficas y mirando pornografía esto sólo se convirtió en una parte regular de su vida adolescente.
El resultado fue que “desarrolló una visión muy realista del sexo y una visión muy poco saludable de la mujer”.
Él admite que en sus años que pasó en la secundaria, él no vio nada malo en lo que estaba haciendo. Es decir, hasta que él aceptó a Cristo.
“Y mi vida cambió. Sabía que la pornografía estaba mal y no lo que Dios quería para mí, pero yo había sembrado las semillas de una adicción a la pornografía en mi vida durante más de cinco años.
Quería que el deseo de mirar porno desapareciera durante la noche, pero no fue así. De hecho tuve problemas con eso durante 10 años”, escribe.
“La pornografía para mí era un pecado secreto que nadie conocía. La lucha era real y emocional y espiritualmente intensa. Dudé de mi salvación. Casi me alejé del ministerio, pensé que Dios me odiaba… yo no podía conseguir el control de la adicción”.
Perry, rindió su vida a Cristo en 1990, pero lo peor no había terminado aún. Cuando el Internet llegó “las cosas casi espirituales se salieron fuera de control”, dice. Mientras él podía pasar meses sin mirar porno, sin previo aviso, el ansia regresaba y él navegaba por la red durante varios días seguidos sólo por complacer su deseo.
Las cosas se complicaron y llegaron a un punto crítico en el año 2000 cuando se casó con Lucrecia. “Conocí una adicción a la pornografía que destruiría mi matrimonio”, escribe.
Pero no era algo que necesitaba mantener en secreto con su esposa. De hecho, él fue honesto con ella desde el principio y se convirtió en un pilar esencial para ayudarlo en la lucha de nuevo.
“Dígale a su esposa. Ella tiene derecho a saber… y ella puede orar por ti de una manera poderosa”, escribe.
Perry ahora es libre de su adicción a la pornografía pero Lucrecia sigue orando por su esposo y “ella se ha hecho responsable de mí hoy en día”, dice.
Pedir la rendición de cuentas a un amigo de confianza es otro de los consejos de Perry aunque él insiste en que no debe ser alguien que tiene la misma lucha que usted.
Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post

El Cristiano ante la Pornografía y el Sexo online

El Cristiano ante la Pornografía y el Sexo online
La adicción sexual ataca a la voluntad y la autoestima”, explica Marcos Zapata.
El tema da para mucho, pero se habla muy poco de ello en las iglesias. Una de las razones podría ser que, según señalan las cifras de algunos estudios, su consumo entre cristianos está casi tan extendido como entre personas que no se consideran religiosas.
¿Qué efectos tiene la visualización de sexo online? Marcos Zapata, pastor evangélico y terapeuta familiar, nos acerca a un tema que ya se ha convertido en una problemática central de muchas familias cristianas.

Una de cada cuatro búsquedas en internet tiene que ver contenidos eróticos o pornográficos. Esta es una de las estadísticas más conocidas sobre el comportamiento de los internautas a nivel global, una tendencia que alimenta una “industria sexual” que sigue su crecimiento y diversificación. Se calcula que en la red hay más de 1.000 millones de sitios web con referencia a contenidos X.
¿Qué hay del consumo entre cristianos? El impacto en las comunidades cristianas sería más alto de lo pensado , si hacemos caso de los estudios hechos en Estados Unidos, un país representativo porque combina su protestantismo histórico con el hecho de ser el mayor productor de pornografía.
La mitad de las familias cristianas consultadas allí apuntan a la pornografía como un problema importante. Incluso entre líderes cristianos el impacto del consume es alto. Sobre un 30% de los pastores evangélicos encuestados reconocieron haber consumido pornografía en internet en el último mes . Una cifra que subía a más de la mitad de los consultados si se amplía el espacio de tiempo al último año.Los datos los ofrece la organización JustOneClickAway . Esta plataforma, lanzada por el autor Josh McDowell, muestra en un impactante videoclip cómo la pornografía ha hecho un impacto silencioso en la mayoría de familias, incluidas las cristianas. La propia industria pornográfica reconoce que más del 20% de consumidores de sus contenidos son menores de edad. La edad media en la que se visiona por primera vez un contenido pornográfico es de 11 años.


OCULTAR EL PROBLEMA: MIEDO A REACCIÓN DEL ENTORNO
Preguntado por la situación en España, Marcos Zapata explica que se ha encontrado con algunos casos de adicción sexual entre líderes cristianos. Pero en contraste con EEUU, donde varias organizaciones han investigado en profundidad, “que yo conozca, no hay trabajos editados en nuestro país”, explica.
“Mi intuición personal indica que lo vergonzante de la situación hace que se calle, hay miedo a las repercusiones ministeriales o a la reacción del entorno”. Muchas personas creen que si su actividad online relacionada con el sexo sale a la luz llevaría a conflictos que podrían acabar por afectar gravemente a la familia , el trabajo o su servicio en la iglesia local. Y añade: “A esto se le llama angustia, que es el factor más determinante en la permanencia de la adicción. Es entendible que el miedo y la angustia atenace a los adictos al sexo”.

“PONE TODOS LOS VALORES PATAS ARRIBA”
¿Hasta dónde puede la pornografía cambiar el día a día de una persona? “En mi experiencia pastoral me he encontrado con que la adicción sexual tiene un elemento compulsivo que hace que se pierda el control y se vuelvan ‘patas arriba’ la vivencia de los valores y principios”, dice Zapata.
Una adicción sexual es muy parecida a otras adicciones y la ‘desintoxicación’ también suele ser más difícil de lo que parece. “Algunos pueden pasar meses, semanas, e incluso años presumiblemente libres, hasta que algo pone en movimiento la adicción nuevamente: la tensión, el tiempo libre, cambios en la vida, un período del año, un lugar, una vieja canción” .
Uno de los efectos más demoledores es que “la adicción por sí misma ataca la voluntad y la autoestima , divide el corazón en dos. La gente que es adicta sexualmente a menudo dirá que se siente como si fuera dos personas diferentes”. Las prioridades normales de la persona cambian por completo. “Esa segunda persona llega a dominar tanto que deja de importarle todo aquello que le rodea, con tal de conseguir una dosis más”.
“Lógicamente el matrimonio se resiente, los hijos quedan a un lado … La adicción sexual suprime la ternura y la compasión, para dejar su espacio a la indiferencia, cuando no al menosprecio o al maltrato”.

PLATAFORMAS PARA “FRENAR LA EPIDEMIA”
Una de las formas de combatir el consumo de pornografía es la de rendir cuentas a alguien de confianza. Lo facilitan algunas plataformas en internet, con programas que no filtran ni bloquean el acceso a contenidos eróticos pero que permiten, con la aprobación del usuario, enviar su historial de visitas online a otro usuario de confianza. Es lo que proponer, por ejemplo, Covenant Eyes, una de las organizaciones que más ha desarrollado esta idea .
Según las estadísticas de esta organización (recogidas también en EEUU), un 56% de los casos de divorcio incluyen a una de las partes teniendo “un interés obsesivo en la pornografía online”. Ademá, el consumo se ha normalizado tanto que el 29% de personas consultadas reconoce haber accedido a contenidos pornográficos desde su lugar de trabajo.
Existen decenas de libros publicados por diversos autores del contexto cristiano sobre el impacto de la pornografía. La mayoría de ellos en inglés. Destacan “Captured by a better vision” (Tim Chester, IVP, 2012), “Porn-free Church” (Covenant Eyes, 2012), “Porn-again Christian” (Mark Driscoll, Re:Lit, 2009), “Secret Sexual Sins: Understanding A Christian's Desire For Pornography” (Fred C. Rochester, Outskirst Press, 2009), “Surfing for God” (Michael John Cusick, Thomas Nelson, 2012) o “Wired for Intimacy: How Pornography Hijacks the Male Brain” (William M. Struthers, IVP, 2009).
"NO PUEDO MANEJAR ESTO SOLO"
Ser honesto con uno mismo y la “cobertura de personas de confianza”, primeros pasos para romper con la adicción sexual en internet.
Una “adicción privada” como la pornografía no deja de tener un efecto devastador en el entorno personal. Como mostraban algunos datos recogidos en el  primer artículo de esta serie , el consumo de sexo online es prácticamente invisible pero acaba impactando gravemente en familias, iglesias y el lugar de trabajo. Así que, si uno está atrapado, ¿por dónde empezar? Marcos Zapata, terapeuta familiar y pastor evangélico, da algunas claves.
“No es fácil hacer una confesión de adicción sexual, cualquiera que sea su manifestación”. Pero los primeros pasos deben ser claros, cree Zapata, y empiezan por ser honesto. Una primera pregunta puede ser:  ¿Es más importante parecer libre o ser verdaderamente libre?
Una vez comprendido que se trata ir a la raíz del problema (y no sólo de mantener las apariencias o una reputación), el segundo paso consiste en aprender a confiar en otros. “Puedo manejar esto sólo” es una actitud que en la lucha contra cualquier adicción acaba llevando al fracaso.  “Debemos traer al conocimiento de personas en las que confiamos lo que realmente está sucediendo en nuestras vidas” , personas que “te acepten y te amen a la luz de tu adicción”.

SIN ARREPENTIMIENTO NO HAY CAMBIOS
Otra etapa” imprescindible” es “la confesión y el arrepentimiento”. Zapata aconseja a todos, pero muy especialmente a los líderes cristianos en una situación de adicción, que “rompan el secreto de su lucha a través de la continua cobertura de otros. La presencia de  gente a la cual mantienes informada  ayuda a romper todas las racionalizaciones que hayas utilizado para mantener viva tu adicción”.
En este sentido reflexionaba el activista y teólogo alemán  Dietrich Bonhoeffer , en su libro Vida en Comunidad: “Un hombre que confiesa sus pecados en la presencia de un hermano (o hermana) sabe que ya no estará solo consigo mismo; experimenta la presencia de Dios en la realidad de la otra persona. Mientras vaya por mi propia cuenta en la confesión de mis pecados, todo quedará en la oscuridad, pero en la presencia de un hermano, el pecado tiene que ser traído a la luz”.

RECLAMAR LA VOLUNTAD PROPIA
Cuando se haya pasado el proceso de reconocer el problema, explicarlo a personas de confianza y tener un profundo deseo de cambio, el siguiente paso es reafirmar la voluntad. “El adicto tiene que reclamar a Dios la voluntad que Él le ha dado. Esta es la habilidad de  tomar decisiones para bien o para mal . No importa cuán débil sea, la voluntad siempre está allí”.
El pastor evangélico pone énfasis en la necesidad de incluir a Dios en el proceso, pero matiza concretamente sobre las oraciones pidiendo una liberación: “No niego las fuerzas demoníacas que están involucradas en la adicción sexual. Sin embargo, la oración por liberación no quita la responsabilidad personal, esto es, la propia voluntad de uno para tomar decisiones para bien o para mal. No quita la capacidad de ser adicto”. Y pone como ejemplo las propias  palabras de Jesús , que se refiere a “los malos espíritus que regresan a la casa barrida y limpiada, y nuestra postrera condición volviéndose peor que la primera”.
Conforme la persona se distancia de la pornografía, surge un nuevo reto: encarar lo que uno puede encontrar dentro de sí mismo. “Mientras los hábitos adictivos y patrones comienzan a romperse, muchas de los  aspectos de raíz  empiezan a salir a flote”. Aquí Zapata plantea que son “necesarios momentos de quietud, oración de escucha, cobertura, cuidado pastoral, consejería, y grupos de apoyo. Uno debe reclamar su propio corazón, no cambiar de lugar lo que hay en él con distracciones”.

REAPRENDER A RELACIONARSE
¿Y qué hay del impacto hecho en otras personas? “Deberás reaprender a  relacionarte de forma nueva con aquellos a los que amas . Aprenderás a ver desde una perspectiva no sexual, y que la intimidad no equivale a sexo”.
Este proceso de volver a construir relaciones debe tener en cuenta siempre que la persona con la adicción no es la única víctima. En el caso de los casados, por ejemplo, “el  cónyuge  también es afectado por el pecado”.
“Un cónyuge no puede sólo enfocar su atención sobre el ‘adicto’ o sobre ‘el tipo de adicción’. Un cónyuge también necesita apoyo personal. La  confianza ha sido violada  y ambas partes necesitan diferentes tipos de apoyo”. De hecho, “el cónyuge no deberá ser la fuente principal o única de cobertura para el adicto”.

DIFERENCIAS EN LA CONDUCTA
Ante esto, ¿cuáles son las diferencias entre una actitud sexual habitual y los comportamientos que apuntan a una adicción? De forma sencilla pero ilustrativa, algunas de las diferencias son las siguientes:
                                                                                             


 ¿SATISFACCIÓN EN DIOS?
Varios de los libros sobre el auge del consumo de pornografía online hablan de la necesidad de conseguir una satisfacción personal en un nivel más profundo que el sexual.  ¿Puede hablarse de un vínculo de lo espiritual con la adicción sexual?  Zapata cree que sí. “El abordaje pastoral que se quede sólo a nivel de apoyo fraternal, acompañamiento, rendición de cuentas, y que obvie el aspecto espiritual, nunca alcanzará totalmente la sanidad integral del hombre”.
“Jesús es el único que puede verdaderamente liberarnos de este cuerpo de pecado y de corrupción. Reconocer esto es el principio de la recuperación. La libertad nos llega inevitablemente como gracia”.
 Hay dos alternativas para un cristiano, opina Zapata.  “Uno puede pelear contra este ‘monstruo interno’ odiándose, o uno puede empezar a ver esta área de ruptura y daño en su vida como un lugar que necesita desesperadamente la presencia de Dios”. Buscar esta presencia empieza por "escuchar, más en estos casos, es obedecer”.
Finalmente, el desengancharse del consumo de pornografía u otras formas de consumo de sexo es una cuestión muy relacionada con el concepto bíblico de  idolatría . Cambiar la mirada fijada en un ídolo para ponerla en Dios no es algo fácil. “El verdadero amor es una decisión difícil”, concluye Zapata, “en la que penosamente nos alejamos de amores menores (ídolos), hacia Jesucristo”.

 
ANTE LA PORNOGRAFÍA EL CRISTIANO TIENDE A "AUTOJUSTIFICARSE"
Lidia Martín, psicóloga, explica las consecuencias y equipara el consumo de sexo online a la infidelidad matrimonial.
Los cristianos no sólo tienen un consumo de pornografía parecido a la media social, sino que además tienden a justificarlo. Es una de las conclusiones del análisis que hace la psicóloga Lidia Martín, que ha investigado esta problemática desde su praxis como psicóloga. Explica a este diario que lo grave de visionar sexo online es que “cada vez se necesitarán contenidos más explícitos, más agresivos y, lo peor, se considerará que son normales, tolerables”. Puede leer el  primer artículo de la serie y el  segundo , ambos con el análisis del terapeuta Marcos Zapata.
La accesibilidad desde internet, la comodidad de un  consumo desde casa  y el hecho de que los contenidos sean, en muchos casos, gratuitos. “ Estos factores, sin duda, contribuyen al uso de la pornografía”, dice Martín, que ejerce en Madrid. “No hace falta hacer grandes esfuerzos para cruzarse con archivos de este tipo incluso sin buscarlo o buscando cosas mucho más inocentes y absolutamente desligadas del tema.  Tener el ordenador delante y no tener que dar ninguna clase de explicación  respecto a lo que se consume, facilita su uso (no como ocurre, por ejemplo, al comprar una revista de este tipo en un kiosko, en que te tienes que encontrar con el kioskero y además asumir que algún vecino puede toparse contigo en el momento más inoportuno)”.
Este uso tan “cuotidiano” que se puede dar de los contenidos sexuales online no deben hacernos olvidar, sin embargo, que el riesgo es importante. “Este terreno es tan altamente adictivo que, al igual que sucede con otras cosas, los primeros contactos suelen ser gratuitos para convertirse después en interacciones o visionados de pago”.
La pornografía se parece a otras drogas en que, a la larga, el cuerpo se acostumbra y genera tolerancia:  “La persona se acostumbra a cierto contenido y necesita ir subiendo la temperatura y el calado de lo que ve” , explica Martín.

 “SON MUCHOS LOS CONSUMIDORES CRISTIANOS”
 ¿Cómo es la problemática entre cristianos?  Martín explica que la realidad es bastante decepcionante. “Esperaríamos que entre cristianos esto no existiera o que, al menos, no fuera tan frecuente como lo es fuera de nuestras filas. Sin embargo, son muchos los consumidores cristianos de pornografía, aunque lógicamente no se habla abiertamente de ello”.
La psicóloga explica por qué, en su opinión, la diferencia con personas ‘no religiosas’ es tan pequeña: “Los cristianos somos personas como cualquier otra, con las  mismas debilidades , sólo que regenerados por la sangre de Cristo. Y en ese sentido es que la cercanía con el Señor y poner nuestra mirada en Sus cosas son la única protección real con la que contamos en estos casos. Somos igual de débiles, entonces, que cualquier otro y privarnos del uso de estas cosas es más  una cuestión de obediencia  que de falta de tentaciones”.
Otro factor que según Martín explica la profundidad de la problemática en las iglesias evangélicas, es que “hay mucho desconocimiento de hasta qué punto esto está desaconsejado y prohibido por Dios”. Y añade: “Se tiende fácilmente a la autojustificación, a dar  explicaciones en ocasiones un tanto rebuscadas  para conseguir precisamente esto, ver con buenos ojos lo que no es bueno”.

PORNOGRAFÍA COMO INFIDELIDAD A LA PAREJA
Preguntada por las consecuencias en el día a día de un matrimonio, Lidia Martín es clara: “Yo sí defendería que hay infidelidad en el uso de la pornografía. En el momento que se visualizan imágenes de otros de cierto tipo y con la intención clara de crear lujuria y promover el deseo sexual; cuando se promueve, no la pareja, sino determinadas prácticas y a través de un foco que no es la propia pareja; cuando, por decirlo de otra forma  entra un ‘tercero’ en escena , sea a nivel presencial o a través de una pantalla, hay una infidelidad”.
No ayuda el inventar etiquetas o diferenciar entre conceptos que en el fondo tienen la misma raíz.  “Somos muchas veces excesivamente legalistas con lo que es o no una infidelidad y en el fondo no es más que una forma de autojustificar nuestros propios deseos. Parece que si no te acuestas con alguien físicamente no estás siendo infiel” . Para un cristiano, cree Martín, las palabras de Jesús son suficientemente claras, cuando dijo que quien mirara con lujuria a una mujer que no es su esposa “ya adulteró con ella en su corazón”.
“De ahí que tengamos que ser un poco menos benevolentes con nosotros mismos en cuanto a estas cosas. Ninguna esposa o esposo se siente contento ni feliz al ver o constatar que su cónyuge consume pornografía. No beneficia a la vida sexual de la pareja, no contribuye a la unidad del matrimonio,  no favorece que nuestro deseo sexual se oriente hacia nuestra pareja  sino que, muy por el contrario, nos distancia de ella”.

CULPA QUE LLEVA A PÉRDIDA DE CONFIANZA
El sentimiento de culpa por el consumo de pornografía (tanto si se trata de una persona casa o soltera) acaba llevando a romper la confianza en las relaciones en un entorno familiar. “En muchas ocasiones cuando la persona se va embebiendo en la adicción también se va aislando. Esta es una característica habitual:  cada vez el elemento adictivo ocupa más y más tiempo y facetas de la persona , hasta el punto de que termina prácticamente ‘desconectado’ de la realidad o de la faceta de la realidad correspondiente con el tema en cuestión”.
Sobre la culpa que esto genera, Lidia Martín habla de  dos reacciones habituales.  “Dependiendo de qué tipo de culpa sea la que se hace presente, pueden pasar varias cosas: la culpa que lleva a la confesión y al perdón puede ser que al principio se presentara en forma de aislamiento, pero termine buscando el acercamiento con el cónyuge, la búsqueda de soluciones y el abordaje del problema”.
Pero cuando la culpa no se gestiona adecuadamente, “cuando lejos de buscar la confesión y el perdón lo que se busca es la ocultación y la permanencia de la conducta adictiva, el aislamiento y el distanciamiento de la familia están prácticamente garantizados”.

EFECTOS EN LA SOCIEDAD
Ante toda esta realidad, se plantea una pregunta preocupante:  ¿Qué efecto tendrá a nivel social el consumo generalizado de pornografía que, según todos los informes, se está dando ahora mismo entre la amplia mayoría de los menores de edad?
“Una de las cuestiones que ya estamos contemplando, no sólo en los jóvenes, sino en los muchos adultos que la consumen, es una banalización de la sexualidad y de las implicaciones del uso de la pornografía”. Relativizar el problema no ayuda. “Parece que no pasa nada, pero sí pasa. Uno de los efectos más evidentes y que acarrea también consecuencias en otros ámbitos es, principalmente, el hecho de que se ven las relaciones sexuales como algo puramente utilitario, para cubrir una  necesidad personal inmediata , pero poco o nada tiene que ver el amor o el afecto por el otro”.
 Las principales afectadas serán las mujeres.  “Se tiende a la degradación de la mujer”, explica Martín, “ya que son principalmente hombres los que hacen uso de estas imágenes y se la cosifica”. El efecto en los consumidores es de largo plazo: “Pensemos que normalmente este es un camino con difícil retorno, ya que se crean imágenes mentales que son imborrables, fácilmente reproducibles una y otra vez y que generan tolerancia, por lo que la adicción avanza sola”.
 El consumo repetido ahonda en el problema. “En ese sentido, cada vez se necesitarán contenidos más explícitos, más agresivos y, lo peor, se considerará que son normales, tolerables”.
“Muchos de los comportamientos que estas imágenes muestran son vejatorios para una de las partes y es  peligroso acostumbrarse a ello  y considerar que constituyen la normalidad y no la anormalidad”, concluye la piscóloga.
 Lidia Martín  es columnista de este diario y puede  leer sus reflexiones en el blog “El Espejo” . En el primer artículo de esta serie destacábamos algunos de los  libros publicados recientemente en inglés . Aquí les ofrecemos una selección de libros parecida en castellano, una bibliografía seleccionada por Marcos Zapata:
 “Cómo sanar las heridas de las adicción sexual” (Dr. Mark R. Laaser, Editorial Vida), “En el altar de la idolatría sexual” (Steve Gallagher, Editorial Vida), “Libertad en un mundo obsesionado por el sexo” (Neil T. Anderson, Editorial Unilit), “Sexualidad sana, liderazgo sólido” (José Luis y Silvia Cinalli), “La relación sexual y el soltero” (Joseph Knable, Editorial Unilit), “La batalla de cada hombre” (Stephen Arteburn y Fred Stoker, Editorial Unilit), “Hacia la sanidad sexual” (John White, editorial Certeza), “El sexo, los hombres y Dios” (Douglas Weiss, Editorial Peniel) y “Sanidad sexual” (David Kyle Foster, Mastering Life Ministries). Además, Lidia Martín ha participado, junto a otros autores, en el libro “Psicología y Sexualidad” (Varios autores, Básicos Andamio).


Autores: Joel Forster
Editado por: Protestante Digital 2012

La pornografía en Internet está provocando que muchos abandonen la iglesia

“La pornografía es cada día más parte de Internet. Y las estadísticas de consumo en línea son alarmantes, incluso entre los cristianos”, dijo Miller, quien cree que la pornografía inhibe “la devoción y el beneficio de la oración”.
Una encuesta reciente sobre la Influencia de la Pornografía en Internet, la Evaluación de la Correlación Inversa entre el Acceso a Internet y la Fe, encontró que el contenido sexualmente explícito está induciendo a la gente a salir de la iglesia.
Joe Miller, un bloguero cristiano que trabaja para la editorial cristiana Nelson Books, dijo que los investigadores deben dejar de tener una visión complaciente y admitir que la pornografía está corrompiendo a las personas.

“La pornografía es cada día más parte de Internet. Y las estadísticas de consumo en línea son alarmantes, incluso entre los cristianos”, dijo Miller, quien cree que la pornografía inhibe “la devoción y el beneficio de la oración”.
El bloguero explica que al consumir pornografía no somos capaces de buscar “el deseo y la santificación” de forma simultánea, lo que nos lleva a “conceder la atracción hacia cualquiera” y a alejarnos de Dios lo que provoca que nos hundamos más en la pornografía.
Miller, resaltó que el crecimiento de la Internet puede ser una “idea interesante” para justificar la pérdida de la fe, pero argumenta que el pecado tiene mayor poder para “enfriar muchos corazones”.
El cristiano ortodoxo y escritor de Rod Dreher, citado por Miller en su blog refuerza las ideas bajo el precepto de que: “Si se acepta el punto de vista del mundo moderno sobre el sexo, pronto se abandonaran las enseñanzas sobre el cristianismo y luego las personas no les gustará escuchar la verdad”, dijo.
Otros estudios muestran que la pornografía se está propagando a cifras alarmantes, como la investigación del programa Project Know –Proyecto Conoce– que ayuda a adictos a la pornografía. Este programa afirma que existen 420 millones de páginas web que contienen material pornográfico.
El mismo estudio de Proyecto Conoce dice que el segundo sitio pornográfico más grande en el mundo “recibe 100 millones de visitas al día y muestra 4 mil videos por segundo en su horario dominante. Este sitio recibe 2 por ciento del total de tráfico que se genera en Internet”, concluye.
Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post

Macapá, Brasil.- Más de 30 mil jóvenes cristianos decidieron unirse al movimiento "Yo Escogí Esperar", que promueve la abstinencia de relaciones sexuales antes del matrimonio.

Miles de jóvenes eligen no tener relaciones sexuales antes del matrimonio
Macapá, Brasil.- Más de 30 mil jóvenes cristianos decidieron unirse al movimiento "Yo Escogí Esperar", que promueve la abstinencia de relaciones sexuales antes del matrimonio.

El movimiento recomienda a los jóvenes evitar las relaciones sexuales hasta el matrimonio y losbesos en la boca, si no tienen un compromiso serio para casarse.Solteros o comprometidos que decidieron por "esperar en Dios" afirman estar satisfechos y esperan una "relación madura" que valore lospreceptos bíblicos, según publica el sitio G1.

Algunos jóvenes dicen que han sufrido un perjuicio por elegir esperar. Una joven de 21 años, quien es madre de una niña de tres años, dice que tuvo una relación con un hombre antes de elegir la abstinencia. Dice que el perjuicio ocurre en aquellos que no conocen los principios del movimiento cristiano.

"Mi experiencia con las relaciones, es que lamentablemente no duran, y cuando me uní al movimiento, me di cuenta de la importancia de esperar en Dios para una persona que valora una relación seria. Muchos me dicen que soy joven, bonita y que me puedo relacionar con varias personas, pero ellos no entienden que se trata de una elección personal y espiritual", dice la joven.

Carlos André, de 21 años, dice que es parte del movimiento por cinco años, tuvo problemas en su noviazgo por ser inducido por los amigos y familiares para tener relaciones. Ahora él afirma que no ha tenido ninguna relación sexual.

"Vi que muchos jóvenes se hacen daño con las relaciones antes de casarse, por eso elegí esperar en santidad por una esposa. Para mantener la perseverancia, tengo en mente que esta elección me traerá en el futuro una familia feliz. Vale la pena esperar", dice.

El pastor Ronaldo Junior, uno de los coordinadores del Seminario, dice que el movimiento busca que las parejas tengan una relación sagrada. El joven aprende, a través de la Palabra de Dios, esperar a lapersona indicada para disfrutar el momento especial en el matrimonio", dijo. AcontecerCristiano.Net

Madonna gana demanda donde había sido acusada de promover la homosexualidad


Madonna gana demanda donde había sido acusada de promover la homosexualidad


Según el tribunal de justicia ruso, el veredicto se decidió a partir de que los boletos de entrada al evento, estipulaban que era un masivo exclusivo para mayores de edad y la ley se refiere estrictamente a promover la homosexualidad entre los menores.
Un tribunal ruso rechazó el jueves, 22 de noviembre, una demanda multimillonaria contra la estrella del pop Madonna, quien fue acusada de promover “propaganda homosexual” hacia los menores durante su concierto 09 de agosto en Moscú.
Algunos miembros del Sindicato de Ciudadanos Rusos, habían interpuesto la demanda, porque el espectáculo de Madonna fue declarado como “ofensivo para los ciudadanos”, debido a que realizó manifestaciones públicas de apoyo a los derechos de los homosexuales, lo cual fue prohibido legalmente en la mencionada ciudad hace algunos meses.

Una de las demandantes llamada Darya Dedova, argumentó en una declaración recientemente que es importante para Rusia mantener sus valores tradicionales.
”La tasa de mortalidad prevalece sobre la tasa de natalidad en Occidente, los chicos jóvenes se están convirtiendo en género neutro “, advirtió. ”No estamos en contra de las personas homosexuales, pero estamos en contra de la propaganda de la perversión hacia los menores”, continuó Dedova.
”Queremos defender los valores de la familia tradicional, que se encuentran actualmente en crisis en este país. Madonna violado nuestras leyes y ella debe ser castigada”.
La base de la demanda presentada contra Madonna fue en relación a una ley, que prohíbe en Rusia la promoción de la homosexualidad a los menores.
Los nueve demandantes solicitaron ante la corte una indemnización de más de diez millones de dólares, bajo los cargos de daño moral, mismos que serían remunerados por la intérprete y por los organizadores del evento.
La corte dictaminó la victoria legal de la intérprete, además de solicitar a los demandantes la cobertura del costo del proceso legal para ambas partes.
Según el tribunal de justicia ruso, el veredicto se decidió a partir de que los boletos de entrada al evento, estipulaban que era un masivo exclusivo para mayores de edad y la ley se refiere estrictamente a promover la homosexualidad entre los menores.
Asimismo, los legisladores objetaron que sólo uno de los demandantes fue testigo presencial del evento ofrecido por la catalogada como “sacrílega, enviada de Satán y arma ideológica de occidente”.

La Pornografía en el matrimonio cristiano


La pornografía puede empezar con algo tan simple como una foto en la computadora o en una revista de hombres o en una Web. Y antes de que pase mucho tiempo, la necesidad de estimulación le lleva paso a paso de un material gráfico a un material más explícito y revelador y en un abrir y cerrar de ojos, lo hacemos de manera más y más frecuente.
La pornografía nos anima a tratarnos los unos a los otros como objetos o máquinas del placer. La pornografía siembra las semillas del aislamiento y nos lleva a relaciones no saludables y a la pérdida del respeto a nosotros mismos. Al paso que el usuario se involucra más y más en el mundo de la fantasía, la pornografía llega a ser una obsesión.¡La pornografía no es NUNCA una buena idea!
Sin embargo, hay buenas noticias. Podemos liberarnos de la esclavitud de la pornografía.
¿Cuál es el impacto de la pornografía a la familia?
La Infidelidad Virtual: El uso de la pornografía dentro del matrimonio
¿Por qué la pareja no debe usar la pornografía para aumentar su excitación y para acrecentar sus relaciones sexuales? Hace mucho tiempo que la pornografía fue un vicio de los muy ricos. Nadie más podía darse lujos pornográficos. El Emperador romano llamado Cesar Tiberios era adicto a la pornografía y cuando quería satisfacerse, compraba pergaminos especiales de dibujos desde Egipto o traía al palacio jóvenes y señoritas entrenadas en las prácticas sexuales para demostraciones privadas.
Hoy, todo eso ha cambiado. Todos pueden comprar la pornografía. Las tiendas de rentar videos tienen secciones especiales solamente para las películas pornográficas. Con dos clics en la computadora, cualquiera puede ver lo que sea en la Web. Decir que "es fácil obtener pornografía" hoy día es una declaración que se queda corta. ¡Hoy la pornografía la tenemos pegada a nuestros ojos la queramos ver o no la queramos ver!
Vivimos en Pornotopia. En Pornotopia, la gente común y corriente hace preguntas que ni siquiera le hubiera ocurrido hacer en otros tiempos. Hoy se hacen preguntas como la siguiente: ¿Por qué el matrimonio no debe usar la pornografía para aumentar su excitación sexual y acrecentar sus relaciones sexuales? O ¿Por qué no podemos mirar una película pornográfica juntos antes de acostarnos en la cama? De todos modos, muchos alegan, "lo hacemos por una buena causa y por lo menos lo hacemos juntos".
¡No es solamente que esto es malo sino que tampoco funciona! La esposa y su esposo no lo están haciendo juntos. Pensarlo es engañarse. En realidad, ¡se está invitando a otras personas a la intimidad del matrimonio! Ver pornografía no mejora sus relaciones sexuales. De hecho, la pornografía reduce su excitación y además debilita lo que sí puede acrecentar su excitación. Considerémonos cada uno de los cuatro puntos individualmente.
¿Por qué no están haciéndolo juntos? Llega la hora de acostarse, los señores Juan y Rosa González miran pornografía. Juan se excita mirando fotos de mujeres en vez de mirar a Rosa: Rosa se excita al mirar la imagen de un hombre en una foto en vez de mirar a Juan. Van a la cama y tienen relaciones sexuales. La pregunta es, ¿con quién están teniendo relaciones sexuales? Probablemente están en el acto sexual al mismo tiempo pero es bien claro que no están compartiendo el acto el uno con el otro. Juan está viviendo su fantasía con la mujer de la foto y Rosa con el hombre de la foto. El hecho que éstos no están presentes físicamente es sólo una detalle.

"Oísteis que fue dicho: "No cometerás adulterio". Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón."
Mateo 5:27-28
Nos asombraría la sugerencia de emplear prostitutas para la noche para Juan y Rosa, para que se calienten con ellas y luego simultáneamente se den la vuelta para completar la experiencia sexual con su pareja del matrimonio. Sin embargo, esto es en esencia exactamente lo que están haciendo. Están teniendo relaciones sexuales con otras personas aunque no hay nadie más presentes que ellos mismos.
Porqué la pornografía no aumenta las relaciones sexuales en el matrimonio Hace solamente una generación que la expresión "hacer el amor" se podía usar para cualquiera de las cosas que los enamorados hacen como por ejemplo: agarrarse de las manos, hacerse promesas increíbles, hacer cosas especiales el uno para el otro, susurrar dulcemente en el oído de su pareja. "Hacer el amor" quería decir cualquier experiencia donde los enamorados perdían la cabeza el uno por el otro en demostraciones de amor… porque el sacrificarse uno por el otro es lo que significa en realidad "hacer el amor". Hoy, desafortunadamente, utilizamos la expresión "hacer el amor" solamente para el acto sexual. Es una expresión engañadora. Claro que el acto sexual puede ser una manera de hacer el amor, ¡pero también puede ser una manera de destruirlo!
La razón por la que el acto sexual dentro del matrimonio es una manera de hacer el amor es porque el esposo se pierde a sí mismo en completo deleite de servir y complacer a su esposa, y la esposa hace lo mismo con su marido. Por contraste, cuando los esposos tienen relaciones sexuales incorporando la pornografía, ninguno de los dos está atento a su pareja, cada uno está pensando en sí mismo. Juan está satisfaciéndose a sí mismo, no a Rosa mientras imagina que Rosa no es Rosa sino la otra modelo y así Juana imagina que Juan no es Juan, sino el elegante modelo en quien está pensando. Eso no es hacer el amor… ¡Esto es masturbarse con el cuerpo de su esposa o su esposo!

Si usted quiere ver lo serio que es el problema de la pornografía, aun dentro del pueblo cristiano, voto y mire los resultados de eta encuesta:
Usted y la pornografía
No puedo negar que he visto pornografía, pero no es un problema de adicción para mí
La veo y la veo. No parece que pueda controlarme. Me tiene esclavizado.
Qué les pasa con la porno? Es una forma normal de expresarse. ¡Para uds todo es pecado!
  
¿Porqué la pornografía reduce la excitación sexual de la pareja? Hasta ahora es claro que aunque las relaciones sexuales pornográficas pueden acrecentar la excitación sexual de la pareja, no tiene nada qué ver la excitación sexual del uno con el otro. Cada uno está haciéndolo con otras personas. Y eso es solamente la mitad del problema.
La otra mitad es que las fantasías pornográficas llegan a ser adictivas. Considerémonos a Juan. Si Juan aumenta su excitación sexual imaginando que Rosa es otra mujer, Juan llegará a depender más y más en de fantasía, será menos capaz de ser excitado por Juana. No solamente eso sino que su fantasía perderá su poder rápidamente. Entonces para poder ser excitado otra vez necesitará… ¡una nueva fantasía! ¡Ahí está la trampa!
Al principio será suficiente solamente imaginar otra mujer. Pero pronto eso llega a ser antiguo, pues lo imaginario nunca tiene la vitalidad de la realidad. De pronto las fantasías de Juan van a ser más raras. Tendrá que imaginar no solamente otra mujer sino también otro tipo de mujer - no solamente las relaciones sexuales sino también otro tipo de relaciones sexuales - para poder sentir la excitación. Podrá encontrar que quiere la pornografía no solamente antes de las relaciones sexuales sino durante ellas. De hecho, la fantasía podrá llegar a no ser suficiente para satisfacerlo. Puede llegar a querer realizar… ¡sus fantasías pornográficas con su esposa! Sexo anal, sexo oral, posiciones raras, etc. se convierten en el nuevo nivel para lograr satisfacerse.Pase tiempo de calidad con su esposo(a) y comuníquese con él y no necesitará pornografía
La pornografía es destructiva en vez de constructiva De vez en cuando la pareja mira la pornografía simplemente porque tienen problemas disfrutando sus relaciones sexuales, y creen que la pornografía va a resolver este problema. Desdichadamente, el uso de la pornografía no solamente destruye lo que debe arreglar sino también, como ya hemos visto, distrae la pareja y evita que la pareja atienda lo que en realidad necesita ser atendido: El matrimonio.
La frustración sexual puede surgir de muchas causas. Posiblemente la pareja mira al acto sexual como una realización de sus propios deseos y no con el espíritu que Dios desea que se haga… con el espíritu de entrega. Posiblemente hay expectaciones no realistas acerca del acto sexual. Quizás uno de ellos está enfermo, deprimido, o tiene miedo de envejecer. A veces las frustraciones sexuales surgen de otros problemas dentro de la relación, como las disputas, la infidelidad o de no tomar tiempo para charlar y comunicarse.
Por la gracia de Dios, una pareja que esté enfrentando problemas puede trabajar en la reparación del matrimonio. Pero… ¡la pornografía no es la manera de ayudar, sino de empeorar la situación!

SEXO:La famosa prueba de amor


Eclesiastés 9: 8 “En todo tiempo sean blancos tus vestidos, y nunca falte ungüento sobre tu cabeza”. Has escuchado en alguna ocasión esta frase: “Si realmente me amas, demuéstramelo”, seguramente si eres chica en mas de alguna ocasión has escuchado esa tan famosa frase que viene con intenciones de recibir la famosa “prueba de amor”.
Se le llama entre los jóvenes “prueba de amor”, al hecho de tener relaciones por primera vez en el noviazgo. Se supone que si la chica realmente ama a su novio se lo demostrara teniendo intimidad con el.
Pero yo te pregunto a ti: ¿Crees que es necesario tener relaciones antes del matrimonio, como para demostrar que realmente amas a alguien?, definitivamente si fuera tu respondería un rotundo y gigantesco: ¡NO!
Y es que el amor no se demuestra por eso, si una persona realmente te ama no necesariamente tiene que demostrártelo a través de la intimidad,  pues si realmente esta enamorado o enamorada de ti, sabrá esperar hasta el matrimonio para gozar de este.
Pero lastimosamente hay muchas en su mayoría chicas que son victimas de esta famosa prueba de fe, y es que ellas acceden por situaciones como:
Tener miedo de perder a su novio: ellas creen que si no acceden su novio las dejara y por no querer que pase eso, acceden a dar la famosa prueba de amor. Es una lastima que las chicas den algo tan valioso por miedo a perder a la persona que supuestamente ama.
Pero tienes que saber una cosa, el temor de perder a alguien no es compatible con el amor verdadero, pues el verdadero amor echa fuera todo temor. Es decir que una persona realmente te ama, no te dejara por cosas tan insignificantes como esas, entonces, si tu tienes miedo de perderlo por no acceder, ¿Será realmente amor eso?, mas que amor creo que seria como una extorsión. Es mas eso serviría para demostrar realmente si te ama o no, pues si tu no accedes a su petición y el sigue contigo respetándote y esperando junto a ti hasta el matrimonio para tener relaciones, eso quiere decir que te ama y que le importa mas respetarte y respetar a Dios, que acceder a un placer tan momentáneo que puede llevarte a la perdida de autoridad divina, y todo por momentos de placer que bien pueden esperar, pues tarde o temprano se dará cuando se llegue al matrimonio. Entonces, ¿Por qué adelantarse?.

Ya no está de Moda ser Virgen.


EL profesorado de la Comunidad Autónoma Vasca-España (CAV) está preocupado por sus alumnos adolescentes. Asegura que las relaciones sexuales se inician cada vez “antes y peor” porque los chavales sienten la presión de tener que hacerlo cuanto antes. “Ya no está de moda ser virgen“, señalan a modo de resumen. Además, el personal docente advierte de que las relaciones sexuales y afectivas están marcadamente definidas por los roles de género y añaden que, entre las chicas, existe una presión mayor y se convierte en un elemento o signo de éxito.
“Si la chica no consigue besar al chico que le gusta, es una fracasada“, lamentan. Según consta en el informe Aproximación a las necesidades y demandas de la infancia y la adolescencia en la CAPV, publicado por el Observatorio de Asuntos Sociales del Gobierno Vasco, los profesores hablan de actitudes sexuales “muy irresponsables” en la adolescencia y señalan que esta actitud, que se plasma en otros ámbitos como la educación o la familia, se reproducen en las relaciones sexuales que mantienen.
Las posturas sobreprotectoras de las familias no ayudan. De hecho, los profesores explican que este comportamiento provoca una mayor imprudencia entre los adolescentes “y cuando hablamos de secundaria y de relaciones sexuales, esto se convierte en un tema importante”. Se refieren, por ejemplo, a los padres y madres que les compran los preservativos a sus hijos e hijas “para cuando lo necesiten”. Una práctica que, aseguran, trivializa la cuestión de fondo e “infantiliza” a los adolescentes que ni siquiera tienen que hacerse cargo de ir a comprar los preservativos. Por ello, concluyen que “no podemos esperar que se hagan responsables de utilizarlos” y evitar enfermedades de transmisión sexual o embarazos no deseados.
Las relaciones afectivas se normalizan a partir de los 12-14 años, aunque suelen ser poco duraderas. En estas edades, el contacto físico se reduce, tal y como reconocen los propios chavales, a “besos y cosas así”. En cualquier caso, comienzan a ser conscientes de que en un futuro cercano pueden llegar las relaciones sexuales completas. Pese a esta precocidad y aunque dé la sensación de que los tiempos han cambiado, el profesorado considera que los miedos y vergüenzas de hace años a la hora de abordar el tema de la sexualidad, la afectividad o el cuerpo dentro de la familia, continúan intactos. Aseguran que en las familias existe una escasa formación en afectividad y sexualidad “que se hace más evidente entre los adolescentes”.
En función del género, varía el tipo de vínculo al que aspiran los adolescentes. Para los chicos, las relaciones “de una noche” son más divertidas e interesantes, mientras que para las chicas las relaciones son más satisfactorias cuando son más duraderas. Los estereotipos también se aplican a las relaciones sexuales. Algunos comentarios de chicas resultan muy elocuentes cuando mantienen que “a los chicos os gustan muy …  de esas que se la … a cualquiera” y los chicos reproducen discursos sobre evitar el compromiso afectivo.
Tener pareja en la adolescencia o ligar y tener éxito es algo que proporciona estatus a los adolescentes y les permite ser populares. Lo habitual es que no tengan contactos sexuales completos, aunque siempre surgen comentarios sobre algunas que “ya lo han hecho“. Normalmente, se refieren a parejas que llevan tiempo juntas y que han alcanzado un elevado grado de confianza. Por otra parte, determinadas chicas reconocen la complejidad de oponerse a una relación sexual completa cuando el chico “te importa“. Según explican, si la relación afectiva es estrecha y “le quieres mucho” algunas chicas sienten “que tienen que hacerlo“.
Los adolescentes tienden a reducir las relaciones sexuales a la penetración y, en ocasiones, manifiestan comentarios estereotipados al respecto, rayanas en el mito. “Las chicas lo tienen más fácil que nosotros para llegar a un orgasmo, ellas lo pueden hacer con un consolador y todo”, indican. A partir de los 15 años, las relaciones sexuales son más habituales y las chicas señalan que a esa edad, “los chicos están muy salidos”. Al ser consultados al respecto, el estudio detalla que los adolescentes definen las relaciones sexuales como “un acto serio, que requiere que las dos personas estén totalmente de acuerdo y seguras de lo que van a hacer y que deben usarse métodos anticonceptivos para evitar la transmisión de enfermedades y los embarazos no deseados”.
Sexualidad en familia. A los niños y adolescentes les cuesta mucho hablar con la familia de todos aquellos temas relacionados con aspectos íntimos, como cuando les gusta una persona de clase o la sexualidad. Las dificultades que tienen para tratar estos asuntos se relaciona con el pudor y la vergüenza, por lo que aseguran que les gustaría que sus padres y madres se dieran cuenta, a través de las indirectas que les lanzan cuando un asunto de este tipo les preocupa, de la situación sin necesidad de tener que abordarlos directamente.
Tampoco resulta sencillo para los padres hablar con sus hijos de estos temas porque iniciar un diálogo que llegue a buen puerto reclama tiempo y esfuerzo. “Para que tu hijo de siete años te diga algo interesante para ti tienes que tirarte mucho tiempo escuchando cosas que te parecen una chorrada”, apuntan. Y si se dan problemas a los siete años, a mayor edad mayores dificultades de comunicación. El cúlmen de la complejidad llega cuando los niños se convierten en adolescentes.
En esta etapa, resulta muy difícil tratar las intimidades con padres y madres. En primer lugar, porque los adultos les continúan viendo como a niños y porque los adolescentes creen que sus padres y madres no entenderán el problema. Otro factor que entorpece la comunicación es que los progenitores tampoco suelen valorar adecuadamente la magnitud de los problemas de sus hijos.

Pastor asegura que la masturbación es una forma de homosexualidad masculina


Pastor asegura que la masturbación es una forma de homosexualidad masculina
El pastor Driscoll, no condena la masturbación cuando esta se hace en presencia de su esposa o con su participación directa, según él esto es un comportamiento homosexual. También es aceptable que se masturbe el marido cuando está de viaje...
Mark Driscoll, quien es co-fundador y pastor de la iglesia Mars Hill Church en los Estados Unidos, asegura que la masturbación es una forma de homosexualidad masculina, porque no hay contacto con una mujer”.
“Si un hombre se masturba al mismo tiempo que mantiene otras formas de intimidad sexual con su esposa no sería así, sin embargo, cualquier hombre que lo haga sin su esposa en la habitación está bordeando la actividad homosexual, especialmente si mientras tanto se mira en un espejo y se excita con su propio cuerpo”, argumenta Driscoll en el capítulo 5 de su libro Porn-Again Christian: A Frank Discussion on Pornography & Masturbation for God’s Men, dedicado al tema de la masturbación y a sugerir consejos “prácticos y teológicos” para evitar masturbarse así mismo.

Sin embargo, el pastor Driscoll, no condena la masturbación cuando esta se hace en presencia de su esposa o con su participación directa, según él esto es un comportamiento homosexual. También es aceptable que se masturbe el marido cuando está de viaje, si este utiliza una foto o una imagen de su esposa, pero si utiliza otra imagen de otra persona, eso es una traición.
El libro “Porno-una vez más cristiano: Un franco debate sobre la pornografía y masturbación para hombres de Dios”, se vende a EE.UU. a 7, 98 dólares en la tienda Amazon.
En la revista “Preaching”, Driscoll, fue seleccionado entre los “25 pastores más influyentes en los últimos 25 años” Y sus sermones en iTunes, se han vuelto muy populares.

TAGS

666 Aborto ACTUALIDAD africa ALELUYA ALEMANIA anticristo APOCALIPSIS APOSTASIA Argentina Arqueologia ARREBATAMIENTO ASAMBLEAS DE DIOS Ateismo Avivamiento BAUTISTAS Benny Hinn BIBLIA Billy Graham binladen Biografia de Luis Jordan BIOGRAFÍAS BIOGRAFÍAS DE GRANDES CRISTIANOS Bolivia Brasil Calvino Canada CANAIMA CARACAS Carlos Jimenes chile China CIELO CIENCIA CINE COCA COLA colombia CONVERCION corea del norte Corrupcion Creacion CREACONISMO Creciendo en Gracia CUBA Culto a la muerte Danny Berrios DANTE GEBEL DAVID DIAMON David Wilkerson DEPORTES DIEZMOS DIVORCIO DOCTRINA DOLAR DROGAS Ecuador ecumenismo EGIPTO El Salvador EMIGRACION EMISORA EVANGELICA EPIDEMIA ES ESPAÑA ESPIRITU SANTO ESTADO ISLAMICO Estados ESTADOS UNIDOS ESTUDIO ESTUDIOS BIBLICOS europa eutanasia EVANGELISMO EVANGELISTA: JOHN SOTO. EXPOLIT extremismo religioso Facebook FALCON Falsas doctrinas FAMILIA Felix Llera. fema FEMA EN USA FERNANDO CLAURE Fernel Monroy francia Franklin Graham G12 GAZA genocidio gripe porcina GUATEMALA GUAYANA Haiti Halloween Hamas Hambre Herejía HISTORIA homosexualismo honduras HOTELES idolatria IGLESIA IGLESIA BAUTISTA Iglesia Católica IGLESIA DE DIOS INDONESIA INDUSTRIA infidelidad Inglaterra INMIGRACION internet Iran ISLAM Israel italia JAIME PUERTAS JESUS JORGE RASHSKE Justicia KAKA LA BIBLIA LA IGLESIA METODISTA LA IGLESIA PRESBITERIANA LA VENIDA DE CRISTO Lilly Goodman LOS MENONITAS Luis Jordan Luis Palau Luna luteranos LUTERO LUZ DEL MINDO LUZ DEL MUNDO PERU YOUTUBE Maranatha MARCAS MARCIANO DURAN MARCOS WITT MATRIMONIO MEDIO ORIENTE MENSAJES MEXICO Michael Jackson Microchip MISIONES MONEDA UNICA MUNDIAL MORMONES MOVIMIENTO MISIONERO MUNDIAL MUERTE MUNDO CURIOSO Muro de Berlin MUSICA MUSICA CRISTIANA narcotrafico NEGOCIOS nicaragua Nicky Cruz NOEMI AVILA NOTICIAS Noticias Alfa y Omega NUEVO ORDEN MUNDIAL Obama Obama e Israel OBESIDAD OCULTISMO ONU Oracion OVNIS Padre Alberto Palestina PANAMA PAPA paraguay PAREJA PASTOR pastores PENTECOSTALISMO persecusion PERU PORNOGRAFIA PREMIOS ARPA Profecia PUERTO RICO racismo Radio cristiana Reforma religion RELIGIONES REPUBLICA DOMINICANA Restauracion Rick Warren Roberto Moll RUMBO A SODOMA rumores de guerra Rusia SALTO ANGEL SALUD SALVACION SANDY OTAÑO SANIDAD SANTERIA Santo Domingo SATANISMO SECTAS Y HEREJIAS sexo sida Siria SODOMA Y GOMORRA SURAFRICA TABACO tecnologia Templo Judio Tercer templo Tercera guerra Mundial TERREMOTOS TERRORISMO Testigos de Jehova Tiempo Final Tommy Moya TRIBULACION TURISMO TV CRISTIANA UNIÓN EUROPEA Uruguay USA VATICANO Venezuela Venida de Cristo Verichip 666 Vida Cristiana VIDEOS VIOLENCIA Wayne Simien Wilmer Liendo YIYE AVILA Yiye Avile YOUTUBE YOUYUBE YURI