...

Mostrando entradas con la etiqueta Haiti. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Haiti. Mostrar todas las entradas

Aumentan a 210 los muertos y a 2.679 los afectados por cólera en Haití

Puerto Príncipe, 23 oct (EFE).- Las autoridades sanitarias de Haití informaron hoy que 210 personas fallecieron y 2.679 están hospitalizadas a causa del cólera desatado esta semana en el país, pero negaron que la enfermedad se haya propagado a la capital como indicaron algunos medios locales.

El director general del ministerio de Salud Pública y de población, Gabriel Timothée, dijo en una rueda de prensa que 194 de las víctimas fallecieron en Artibonite (norte), donde hay además 2.394 personas hospitalizadas.
Mientras que en Mirebalais y Las Cahobas, en el departamento de Plateau Central, en el este, hay 14 muertos y 280 internados.

Entre los fallecidos en Mirebalais hay tres prisioneros, según dijo Timothée, quien precisó que medio centenar de reos de esa localidad también está afectado por la enfermedad, por lo que anunció que se tomarán medidas especiales en la prisión.

Asimismo, el funcionario anunció que en Arcahaie (oeste), a unos 30 kilómetros del Puerto Príncipe, detectaron dos muertes y cinco casos sospechosos de cólera, los cuales están en observación.
El galeno aclaró, sin embargo, que no se ha reportado algún caso de la mortal enfermedad en la capital haitiana ni en la isla de Lago Nave, en la costa oeste del país, como habían informado algunos medios locales.


El director general del ministerio de Salud Pública y de población dijo que no ha habido un aumento “extraordinario” de casos en las últimas horas pero tampoco un descenso.

Argumentó que el ritmo de muertos en los hospitales está disminuyendo aunque aclaró que “es demasiado temprano para establecer una tendencia”.


Según testimonios, hay un desbordamiento en los centros hospitalarios del departamento de Artibonite (norte), la zona más afectada por el brote de cólera.

También se informó de una escasez de medicamentos para atender a los cientos de afectados, aunque las autoridades oficiales insisten en que hay suficientes productos médicos.


Ante esta situación, Timothée anunció que para “liberar” un poco los hospitales estudian atender a los afectados en carpas fuera de los centros médicos.
Las carpas se instalarán en Drouin, Marchand Dessalines y Saint Margot, en Artibonite, dijo.
“La situación está bajo control pero estamos en alerta”, aseguró.
El brote de cólera desatado en Haití podría estar relacionado con un río contaminado que se encuentra muy cerca de Artibonite, según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef)
Unas 150.000 personas viven en las zonas afectadas a lo largo del río, de acuerdo con un comunicado difundido ayer por el organismo. EFE

Evangélicos arremeten en pleno culto de vudú en Puerto Príncipe




Una turba de evangélicos atacó a un grupo de practicantes del vudú el martes en un barrio marginado por la pobreza de Puerto Príncipe, arrojándoles piedras y boicoteando una ceremonia en homenaje a las víctimas del terremoto del mes pasado.
Los seguidores del vudú se reunieron en el barrio de Cite Soleil donde miles de supervivientes del terremoto viven en carpas y dependen de la ayuda alimentaria internacional.
El grupo oró y cantó mientras trataba de conjurar a los espíritus para guiar a las almas perdidas cuando un grupo de evangélicos comenzó a gritar. Algunos arrojaron piedras y otros orinaron sobre los símbolos vudú, la policía estaba presente y cuando se marchó la multitud destruyó los altares y las ofrendas que los practicantes de vudú habían colocado para implorar por alimento y licor.
“Nos estábamos preparando para una oración cuando ellos llegaron y ocuparon el lugar”, dijo Sante Joseph, un creyente evangélico que se unió a la turba que atacó a los practicantes de vudú en un centro cívico al aíre libre.
La tensión religiosa también ha ido en aumento pues en la isla hay bautistas, católicos, testigos de Jehová, cienciólogos, mormones y otros tipos de misioneros, todos con el interés de ayudar a las víctimas del terremoto, alimentar a las personas sin hogar y quizá convertir a algunos, al grado que algunos practicantes del vudú empiezan a convertirse al cristianismo por temor a dejar de recibir ayuda o ante la creencia de que el sismo fue una advertencia de Dios.
“Parece como si la tierra se estremeciera todo el tiempo desde el mes pasado”, dijo Ermithe Josephe, de 48 años, que sigue durmiendo en una carpa junto a los escombros de su casa. “No podemos dormir con todas esas réplicas y estamos demasiado asustados para ir a trabajar”.
Las inquietudes han ido en aumento desde el sismo del 12 de enero, donde han muerto más de 200 mil personas y dejó a más de un millón de haitianos sin hogar. El lunes, 150 hombres armados con machetes atacaron un convoy del Programa Mundial de Alimentos en la carretera entre Cap Haitien, la segunda mayor ciudad del país, y Puerto Príncipe. No hubo heridos en el incidente pero los cascos azules chilenos que iban en los vehículos no pudieron impedir que el grupo se robara los alimentos, dijo el vocero de la ONU, Michel Bonnardeaux.

El papel central de la religión en Haití, con catolicismo, protestantismo y vudú


La religión ocupa un lugar preponderante en la vida de los haitianos y desde el sismo que devastó al país los fieles católicos, protestantes o del culto vudú se reúnen para rezar y agradecerle a Dios haber sobrevivido, con una mezcla de fervor y fatalismo. Numerosas iglesias e incluso la catedral de Puerto Príncipe fueron destruidas por el terremoto, pero los creyentes siguen cantando y rezando juntos en las calles, donde algunos, para explicar la catástrofe acaecida hace una semana, no dudan en hablar del Apocalipsis.
El sismo también se llevó la vida de numerosos responsables religiosos. "Hay cosas difíciles de entender si no se tiene fe", explicaba el domingo en la capital haitiana el sacerdote Henry Marie Landasse, mientras preparaba la misa en una calle lateral a la catedral, de la que sólo quedó la fachada.
El lugar preponderante de la religión en Haití procede de la historia, es decir, de los misioneros que llegaron con los conquistadores, y de la situación contemporánea, en la cual la creencia en el más allá permite afrontar la miseria cotidiana.
Y ello a un punto tal que en 1990, los haitianos eligieron a un cura salesiano, Jean Bertrand Aristide, como presidente. Obligado al exilio, Aristide fue reelegido en 2001 y luego acusado de 'deriva mafiosa'. En 2004, fue apartado del poder y se exilió en Sudáfrica. Defensor de la teología de la liberación, Aristide, el cura de las villas miserias, se apoyaba en un amplio movimiento popular opuesto a la jerarquía católica.
"A falta de datos estadísticos fiables, se considera que en Haití hay un 80% de católicos, un 40% de protestantes y un 90% de vuduistas", dijo en broma el sacerdote francés Gilles Dauroc, que vivió 20 años en Haití, en una entrevista al diario francés La Croix para ilustrar el alcance del culto vudú. "Esas cifras hay que tomarlas más en serio de lo que parece", agrega el religioso antes de explicar que los haitianos fabrican su propia religión tomando elementos de varios orígenes. Y explica: "Durante mucho tiempo, la Iglesia católica ejerció un cierto monopolio pero sigue vinculada con la colonización" y ello explica el desarrollo del vudú, "una religión que integra diferentes formas de religiones tradicionales del oeste de África" tras la independencia del país de Francia, en 1804, .
Para el sociólogo especialista en religiones Sebastien Fath, en Haití hay un 50% de católicos y un 45% de protestantes, "con tasas de práctica religiosa muy superiores a las que se observan en Europa".
El protestantismo y los pentecostales en particular, han ganado terreno en los últimos 30 años, hasta pisarle los talones al catolicismo.
Edouard Paultre, secretario general de la federación protestante de Haití explicó en el semanario Reforme que "en los años 70, el peso de las Iglesias protestantes creció, en particular debido a la oposición al catolicismo de la familia Duvalier", época durante la cual "se llevó a cabo una importante evangelización".
El experto universitario canadiense André Corten considera que la Iglesia pentecostal se "desarrolla sobre el carisma de los pastores procedentes del mismo medio que sus fieles y porque no están separados de ellos por largos estudios en seminario".
"Principalmente son las clases populares de las villas miserias las que son el vivero de esas iglesias, designadas, erróneamente, como 'sectas protestantes'", explicó.
El catolicismo llegó a Haití de la mano de Cristóbal Colón. El protestantismo llegó en 1804, casi cuatro siglos más tarde y el culto vudú forma parte de la cultura de los esclavos africanos llevados a Haití en los siglos XVI y XVII.
Sus seguidores se relacionan con los espíritus sobrenaturales que los protegen y los vinculan con un mundo invisible. AFP
411F3DD5    294e7ce74be7d8ad1f8b4074e9e6ba07

Pat Robertson: “Terremoto en Haití se debe que este país pactó su independencia con el diablo”


Ellos hicieron un pacto con el diablo. Te serviremos si nos quitas de encima a los franceses. ¡Es una historia auténtica! El diablo les dijo: Ok, denlo por hecho. Se deshicieron de los franceses, pero fueron maldecidos. Esa isla fue partida en dos. De un lado Haití y del otro República Dominicana. La República Dominicana es próspera, sana, llena de balnearios. Haití es desesperadamente pobre. La misma isla”.
Estados Unidos | Viernes 15 de Enero, 2010 | Por Nínro Ruíz Peña


Pat Robertson, predicador, evangelista y líder del Club 700, hizo un análisis a la tragedia ocurrida en Haití este miércoles en el canal de televisión Cristian Broadcasting Network (CBN), en Estados Unidos, refiriéndose que Haití el terremoto fue producto de un pacto con el diablo.
“Algo sucedió hace mucho tiempo en Haití y la gente no quiere hablar de ello. Los haitianos vivían bajo la bota de los franceses. Napoleón estaba ahí. Ellos hicieron un pacto con el diablo. “Te serviremos si nos quitas de encima a los franceses”. ¡Es una historia auténtica! El diablo les dijo: “Ok, denlo por hecho”.
“Se deshicieron de los franceses, pero fueron maldecidos. Esa isla fue partida en dos. De un lado Haití y del otro República Dominicana. La República Dominicana es próspera, sana, llena de balnearios. Haití es desesperadamente pobre. La misma isla”.
Robertson, dijo que desde que hicieron este pacto con el diablo, Haití ha sido “una cosa tras otra”, ya que Satanás aceptó el trato y los liberó de los franceses. Aseguró esto llevó a Haití, desde 1804 a grandes desastres naturales.
El ministro Robertson, instó a que los haitianos que terminen sus desgracias: “Ellos deben encontrar a Dios y nosotros debemos orar por ellos. Soy optimista, algo bueno debe surgir de esta tragedia”, motivó el evangelista.



Mostrando entradas con la etiqueta Haiti. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Haiti. Mostrar todas las entradas

Aumentan a 210 los muertos y a 2.679 los afectados por cólera en Haití

Puerto Príncipe, 23 oct (EFE).- Las autoridades sanitarias de Haití informaron hoy que 210 personas fallecieron y 2.679 están hospitalizadas a causa del cólera desatado esta semana en el país, pero negaron que la enfermedad se haya propagado a la capital como indicaron algunos medios locales.

El director general del ministerio de Salud Pública y de población, Gabriel Timothée, dijo en una rueda de prensa que 194 de las víctimas fallecieron en Artibonite (norte), donde hay además 2.394 personas hospitalizadas.
Mientras que en Mirebalais y Las Cahobas, en el departamento de Plateau Central, en el este, hay 14 muertos y 280 internados.

Entre los fallecidos en Mirebalais hay tres prisioneros, según dijo Timothée, quien precisó que medio centenar de reos de esa localidad también está afectado por la enfermedad, por lo que anunció que se tomarán medidas especiales en la prisión.

Asimismo, el funcionario anunció que en Arcahaie (oeste), a unos 30 kilómetros del Puerto Príncipe, detectaron dos muertes y cinco casos sospechosos de cólera, los cuales están en observación.
El galeno aclaró, sin embargo, que no se ha reportado algún caso de la mortal enfermedad en la capital haitiana ni en la isla de Lago Nave, en la costa oeste del país, como habían informado algunos medios locales.


El director general del ministerio de Salud Pública y de población dijo que no ha habido un aumento “extraordinario” de casos en las últimas horas pero tampoco un descenso.

Argumentó que el ritmo de muertos en los hospitales está disminuyendo aunque aclaró que “es demasiado temprano para establecer una tendencia”.


Según testimonios, hay un desbordamiento en los centros hospitalarios del departamento de Artibonite (norte), la zona más afectada por el brote de cólera.

También se informó de una escasez de medicamentos para atender a los cientos de afectados, aunque las autoridades oficiales insisten en que hay suficientes productos médicos.


Ante esta situación, Timothée anunció que para “liberar” un poco los hospitales estudian atender a los afectados en carpas fuera de los centros médicos.
Las carpas se instalarán en Drouin, Marchand Dessalines y Saint Margot, en Artibonite, dijo.
“La situación está bajo control pero estamos en alerta”, aseguró.
El brote de cólera desatado en Haití podría estar relacionado con un río contaminado que se encuentra muy cerca de Artibonite, según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef)
Unas 150.000 personas viven en las zonas afectadas a lo largo del río, de acuerdo con un comunicado difundido ayer por el organismo. EFE

Evangélicos arremeten en pleno culto de vudú en Puerto Príncipe




Una turba de evangélicos atacó a un grupo de practicantes del vudú el martes en un barrio marginado por la pobreza de Puerto Príncipe, arrojándoles piedras y boicoteando una ceremonia en homenaje a las víctimas del terremoto del mes pasado.
Los seguidores del vudú se reunieron en el barrio de Cite Soleil donde miles de supervivientes del terremoto viven en carpas y dependen de la ayuda alimentaria internacional.
El grupo oró y cantó mientras trataba de conjurar a los espíritus para guiar a las almas perdidas cuando un grupo de evangélicos comenzó a gritar. Algunos arrojaron piedras y otros orinaron sobre los símbolos vudú, la policía estaba presente y cuando se marchó la multitud destruyó los altares y las ofrendas que los practicantes de vudú habían colocado para implorar por alimento y licor.
“Nos estábamos preparando para una oración cuando ellos llegaron y ocuparon el lugar”, dijo Sante Joseph, un creyente evangélico que se unió a la turba que atacó a los practicantes de vudú en un centro cívico al aíre libre.
La tensión religiosa también ha ido en aumento pues en la isla hay bautistas, católicos, testigos de Jehová, cienciólogos, mormones y otros tipos de misioneros, todos con el interés de ayudar a las víctimas del terremoto, alimentar a las personas sin hogar y quizá convertir a algunos, al grado que algunos practicantes del vudú empiezan a convertirse al cristianismo por temor a dejar de recibir ayuda o ante la creencia de que el sismo fue una advertencia de Dios.
“Parece como si la tierra se estremeciera todo el tiempo desde el mes pasado”, dijo Ermithe Josephe, de 48 años, que sigue durmiendo en una carpa junto a los escombros de su casa. “No podemos dormir con todas esas réplicas y estamos demasiado asustados para ir a trabajar”.
Las inquietudes han ido en aumento desde el sismo del 12 de enero, donde han muerto más de 200 mil personas y dejó a más de un millón de haitianos sin hogar. El lunes, 150 hombres armados con machetes atacaron un convoy del Programa Mundial de Alimentos en la carretera entre Cap Haitien, la segunda mayor ciudad del país, y Puerto Príncipe. No hubo heridos en el incidente pero los cascos azules chilenos que iban en los vehículos no pudieron impedir que el grupo se robara los alimentos, dijo el vocero de la ONU, Michel Bonnardeaux.

El papel central de la religión en Haití, con catolicismo, protestantismo y vudú


La religión ocupa un lugar preponderante en la vida de los haitianos y desde el sismo que devastó al país los fieles católicos, protestantes o del culto vudú se reúnen para rezar y agradecerle a Dios haber sobrevivido, con una mezcla de fervor y fatalismo. Numerosas iglesias e incluso la catedral de Puerto Príncipe fueron destruidas por el terremoto, pero los creyentes siguen cantando y rezando juntos en las calles, donde algunos, para explicar la catástrofe acaecida hace una semana, no dudan en hablar del Apocalipsis.
El sismo también se llevó la vida de numerosos responsables religiosos. "Hay cosas difíciles de entender si no se tiene fe", explicaba el domingo en la capital haitiana el sacerdote Henry Marie Landasse, mientras preparaba la misa en una calle lateral a la catedral, de la que sólo quedó la fachada.
El lugar preponderante de la religión en Haití procede de la historia, es decir, de los misioneros que llegaron con los conquistadores, y de la situación contemporánea, en la cual la creencia en el más allá permite afrontar la miseria cotidiana.
Y ello a un punto tal que en 1990, los haitianos eligieron a un cura salesiano, Jean Bertrand Aristide, como presidente. Obligado al exilio, Aristide fue reelegido en 2001 y luego acusado de 'deriva mafiosa'. En 2004, fue apartado del poder y se exilió en Sudáfrica. Defensor de la teología de la liberación, Aristide, el cura de las villas miserias, se apoyaba en un amplio movimiento popular opuesto a la jerarquía católica.
"A falta de datos estadísticos fiables, se considera que en Haití hay un 80% de católicos, un 40% de protestantes y un 90% de vuduistas", dijo en broma el sacerdote francés Gilles Dauroc, que vivió 20 años en Haití, en una entrevista al diario francés La Croix para ilustrar el alcance del culto vudú. "Esas cifras hay que tomarlas más en serio de lo que parece", agrega el religioso antes de explicar que los haitianos fabrican su propia religión tomando elementos de varios orígenes. Y explica: "Durante mucho tiempo, la Iglesia católica ejerció un cierto monopolio pero sigue vinculada con la colonización" y ello explica el desarrollo del vudú, "una religión que integra diferentes formas de religiones tradicionales del oeste de África" tras la independencia del país de Francia, en 1804, .
Para el sociólogo especialista en religiones Sebastien Fath, en Haití hay un 50% de católicos y un 45% de protestantes, "con tasas de práctica religiosa muy superiores a las que se observan en Europa".
El protestantismo y los pentecostales en particular, han ganado terreno en los últimos 30 años, hasta pisarle los talones al catolicismo.
Edouard Paultre, secretario general de la federación protestante de Haití explicó en el semanario Reforme que "en los años 70, el peso de las Iglesias protestantes creció, en particular debido a la oposición al catolicismo de la familia Duvalier", época durante la cual "se llevó a cabo una importante evangelización".
El experto universitario canadiense André Corten considera que la Iglesia pentecostal se "desarrolla sobre el carisma de los pastores procedentes del mismo medio que sus fieles y porque no están separados de ellos por largos estudios en seminario".
"Principalmente son las clases populares de las villas miserias las que son el vivero de esas iglesias, designadas, erróneamente, como 'sectas protestantes'", explicó.
El catolicismo llegó a Haití de la mano de Cristóbal Colón. El protestantismo llegó en 1804, casi cuatro siglos más tarde y el culto vudú forma parte de la cultura de los esclavos africanos llevados a Haití en los siglos XVI y XVII.
Sus seguidores se relacionan con los espíritus sobrenaturales que los protegen y los vinculan con un mundo invisible. AFP
411F3DD5    294e7ce74be7d8ad1f8b4074e9e6ba07

Pat Robertson: “Terremoto en Haití se debe que este país pactó su independencia con el diablo”


Ellos hicieron un pacto con el diablo. Te serviremos si nos quitas de encima a los franceses. ¡Es una historia auténtica! El diablo les dijo: Ok, denlo por hecho. Se deshicieron de los franceses, pero fueron maldecidos. Esa isla fue partida en dos. De un lado Haití y del otro República Dominicana. La República Dominicana es próspera, sana, llena de balnearios. Haití es desesperadamente pobre. La misma isla”.
Estados Unidos | Viernes 15 de Enero, 2010 | Por Nínro Ruíz Peña


Pat Robertson, predicador, evangelista y líder del Club 700, hizo un análisis a la tragedia ocurrida en Haití este miércoles en el canal de televisión Cristian Broadcasting Network (CBN), en Estados Unidos, refiriéndose que Haití el terremoto fue producto de un pacto con el diablo.
“Algo sucedió hace mucho tiempo en Haití y la gente no quiere hablar de ello. Los haitianos vivían bajo la bota de los franceses. Napoleón estaba ahí. Ellos hicieron un pacto con el diablo. “Te serviremos si nos quitas de encima a los franceses”. ¡Es una historia auténtica! El diablo les dijo: “Ok, denlo por hecho”.
“Se deshicieron de los franceses, pero fueron maldecidos. Esa isla fue partida en dos. De un lado Haití y del otro República Dominicana. La República Dominicana es próspera, sana, llena de balnearios. Haití es desesperadamente pobre. La misma isla”.
Robertson, dijo que desde que hicieron este pacto con el diablo, Haití ha sido “una cosa tras otra”, ya que Satanás aceptó el trato y los liberó de los franceses. Aseguró esto llevó a Haití, desde 1804 a grandes desastres naturales.
El ministro Robertson, instó a que los haitianos que terminen sus desgracias: “Ellos deben encontrar a Dios y nosotros debemos orar por ellos. Soy optimista, algo bueno debe surgir de esta tragedia”, motivó el evangelista.



TAGS

666 Aborto ACTUALIDAD africa ALELUYA ALEMANIA anticristo APOCALIPSIS APOSTASIA Argentina Arqueologia ARREBATAMIENTO ASAMBLEAS DE DIOS Ateismo Avivamiento BAUTISTAS Benny Hinn BIBLIA Billy Graham binladen Biografia de Luis Jordan BIOGRAFÍAS BIOGRAFÍAS DE GRANDES CRISTIANOS Bolivia Brasil Calvino Canada CANAIMA CARACAS Carlos Jimenes chile China CIELO CIENCIA CINE COCA COLA colombia CONVERCION corea del norte Corrupcion Creacion CREACONISMO Creciendo en Gracia CUBA Culto a la muerte Danny Berrios DANTE GEBEL DAVID DIAMON David Wilkerson DEPORTES DIEZMOS DIVORCIO DOCTRINA DOLAR DROGAS Ecuador ecumenismo EGIPTO El Salvador EMIGRACION EMISORA EVANGELICA EPIDEMIA ES ESPAÑA ESPIRITU SANTO ESTADO ISLAMICO Estados ESTADOS UNIDOS ESTUDIO ESTUDIOS BIBLICOS europa eutanasia EVANGELISMO EVANGELISTA: JOHN SOTO. EXPOLIT extremismo religioso Facebook FALCON Falsas doctrinas FAMILIA Felix Llera. fema FEMA EN USA FERNANDO CLAURE Fernel Monroy francia Franklin Graham G12 GAZA genocidio gripe porcina GUATEMALA GUAYANA Haiti Halloween Hamas Hambre Herejía HISTORIA homosexualismo honduras HOTELES idolatria IGLESIA IGLESIA BAUTISTA Iglesia Católica IGLESIA DE DIOS INDONESIA INDUSTRIA infidelidad Inglaterra INMIGRACION internet Iran ISLAM Israel italia JAIME PUERTAS JESUS JORGE RASHSKE Justicia KAKA LA BIBLIA LA IGLESIA METODISTA LA IGLESIA PRESBITERIANA LA VENIDA DE CRISTO Lilly Goodman LOS MENONITAS Luis Jordan Luis Palau Luna luteranos LUTERO LUZ DEL MINDO LUZ DEL MUNDO PERU YOUTUBE Maranatha MARCAS MARCIANO DURAN MARCOS WITT MATRIMONIO MEDIO ORIENTE MENSAJES MEXICO Michael Jackson Microchip MISIONES MONEDA UNICA MUNDIAL MORMONES MOVIMIENTO MISIONERO MUNDIAL MUERTE MUNDO CURIOSO Muro de Berlin MUSICA MUSICA CRISTIANA narcotrafico NEGOCIOS nicaragua Nicky Cruz NOEMI AVILA NOTICIAS Noticias Alfa y Omega NUEVO ORDEN MUNDIAL Obama Obama e Israel OBESIDAD OCULTISMO ONU Oracion OVNIS Padre Alberto Palestina PANAMA PAPA paraguay PAREJA PASTOR pastores PENTECOSTALISMO persecusion PERU PORNOGRAFIA PREMIOS ARPA Profecia PUERTO RICO racismo Radio cristiana Reforma religion RELIGIONES REPUBLICA DOMINICANA Restauracion Rick Warren Roberto Moll RUMBO A SODOMA rumores de guerra Rusia SALTO ANGEL SALUD SALVACION SANDY OTAÑO SANIDAD SANTERIA Santo Domingo SATANISMO SECTAS Y HEREJIAS sexo sida Siria SODOMA Y GOMORRA SURAFRICA TABACO tecnologia Templo Judio Tercer templo Tercera guerra Mundial TERREMOTOS TERRORISMO Testigos de Jehova Tiempo Final Tommy Moya TRIBULACION TURISMO TV CRISTIANA UNIÓN EUROPEA Uruguay USA VATICANO Venezuela Venida de Cristo Verichip 666 Vida Cristiana VIDEOS VIOLENCIA Wayne Simien Wilmer Liendo YIYE AVILA Yiye Avile YOUTUBE YOUYUBE YURI